Cartas: Euskadi, nuevo ciclo (junio '99)
Antonio (Sevilla)
 
Compañeros:

Tras la lectura atenta del artículo "Euskadi, de la esperanza a la frustración", aparecido en el nº 1 de A LUCHAR, me he decidido a escribiros y plantearos las siguientes consideraciones, por si tenéis a bien publicarlas.

Si se abandona por momentos el análisis “infantil”, mecanicista, desbrozado a golpes de recetario, es difícil no reconocerle a la tregua de ETA la virtualidad estratégica de haber descompuesto las bases políticas, discursivas e institucionales del frente españolista. 

Durante años, los términos del problema gravitaron en el interior del triedro “Estatuto-operaciones (para)policiales-consenso antiterrorista”. La propia arquitectura abertzale (soberanía de las acciones etarras sobre las condiciones políticas) impedía traspasar la naturaleza del debate desde el terrorismo a la violencia, de la independencia a la autodeterminación, de lo nacionalista a lo abertzale, de lo constitucional a lo democrático, de lo institucional a lo político. 

Con el paso de los años, la naturaleza de las acciones de ETA habían erosionado su credibilidad y su prestigio militar, su potencia evocadora del conflicto político, su carácter vanguardista y su ligazón con la izquierda ideológica. Cada vez en mayor medida, su continuidad era acreedora de la situación de los presos, del caudal militante del MLNV y de la consistente conciencia política de miles de vascos. 

La tregua inaugura un nuevo ciclo histórico en la lucha. Reconoce la imposibilidad de ninguna clase de victoria militar, de ningún escenario rupturista posible en la dinámica anterior, cronificada y llena de muertos sin sepultura y desata la preeminencia de lo político. 

En pocos meses, el MLNV pasa a la ofensiva. Se le parte el espinazo al frente españolista y estatutario (Ajuria Enea), terriblemente sólido durante años, y brota hacia el espacio del debate todo el conjunto de problemas políticos que laten en el fondo del conflicto. Lizarra, Estella, la Asamblea de Municipios Vascos, inauguran un escenario alternativo y con carácter constituyente. 

De nuevo, emerge la idea del conflicto político y, además, se consigue desmembrar al PNV, a EA y a EB-IU de cualquier polo antiETA, reconstruyéndose una cohesión en torno al denominado “ámbito vasco de decisión”. 

La reciente Huelga General muestra incluso las virtudes movilizadoras de la tregua, que consigue avanzar más allá de lo político, hasta lo social. Este es el momento actual, avanzado políticamente respecto de la situación anterior, no frustrante y en el que el discurso españolista y constitucional, amparado en la coartada de la lucha contra la “banda terrorista”, cede terreno, sobre el que ahora desfila una nueva correlación de fuerzas en pos de la soberanía, a favor del retorno de refugiados y de la excarcelación de los presos, permitiendo el protagonismo de las fuerzas políticas, sindicales y sociales. Nada más y nada menos.

 
 
Quienes somos | Nuestras ideas | Publicaciones | Actividades | Teoría marxista | Historia | Situación Internacional | JRE | Enlaces | Home 
 
Subir
 
  Izquierda Revolucionaria 
Apdo. de Correos 3041 Sevilla 41080  
Teléfono: 649 22 01 69  Fax: 95 438 43 57  
Email: izqrev@oocities.com 
 
  1