Filtro de esponja para tu acuario

CONSTRUCCIÓN DE UN FILTRO DE ESPONJA

El filtro de esponja es uno de los filtros más sencillos y baratos que se pueden hacer, siendo perfectamente válido para acuarios pequeños. [Colocacion del filtro de esponja]

Es un excelente filtro físico y funciona bien como filtro biológico. Es muy usado para los acuarios de cría, ya que la débil corriente que produce no absorbe a los alevines. Otra interesante función es para acuarios de cuarentena u hospital, ya que su pequeño tamaño y diseño permite su fácil instalación y desinstalación; Es algo así como un filtro portátil. El filtro aquí diseñado es válido para acuarios de hasta 50 litros, para acuarios mayores este tipo de filtro no es adecuado.

Materiales

La construcción no es difícil ni costosa. Todo el material necesario lo podréis encontrar fácilmente en comercios de saneamiento.

Montaje

[Esquema del filtro de esponja]

Lo primero que debemos hacer es cortar el tubo de 30 mm de diámetro a la longitud adecuada. Esta dependerá de la profundidad de vuestro acuario, teniendo en cuenta que el filtro está situado en el fondo y el extremo superior ha de quedar unos cuatro cm por debajo de la superficie del agua. Este tubo servirá como "chimenea" para el filtro.

En este tubo mediremos la parte ocupada por la esponja, esta parte la perforaremos con todos los agujeros que podamos. Esto lo podemos hacer con un taladro. Si no disponemos de un taladro, podremos hacerle cortes con una sierra. La idea es que en esta sección del tubo pueda penetrar el agua con facilidad.

El siguiente paso consiste en hacer un orificio en el centro de la esponja, este deberá ser de un diámetro inferior a la chimenea. El orificio no ha de traspasar la esponja, ver el dibujo para hacerse una idea.

Finalmente unimos mediante el canutillo que nos sirve de conducción de aire la bomba de aire con la piedra difusora. Colocamos la piedra difusora en la parte inferior de la chimenea y colocamos la esponja en la parte inferior.

Instalación

Ahora solo queda instalar el invento en el acuario. Esto es una parte sencilla. Elegimos para ello una esquena del acuario, a ser posible que quede oculta por la decoración. La esponja debe estar apoyada en el fondo del acuario, la chimenea debe quedar sumergida a unos 4cm de la superficie.

Funcionamiento

El sistema de funcionamiento es muy simple. La bomba de aire envía aire a la piedra difusora, la cual produce finas burbujas en la parte inferior de la chimenea. Estas burbujas suben a la superficie, arrastrando el agua hacia arriba. De paso oxigenan el agua.

El resultado de este proceso es que el filtro absorbe agua por la esponja y la expulsa por la chimenea. Como vemos todo ello esta impulsado sólo por el aire. Podemos conectar el extremo de la chimenea a una bomba de agua o bien a la entrada de otro filtro, en ese caso sobraría la piedra difusora y la bomba de aire.

La función del filtrado la realiza la esponja. Esta retiene las partículas en suspensión y sirve como soporte para las bacterias que realizan el ciclo del nitrógeno.

Mantenimiento

El mantenimiento de este filtro es muy simple. Sólo necesita una limpieza periódica de la esponja a intervalos aproximados de un mes (depende mucho de la cantidad de suciedad en el acuario).

Aprovecharemos para limpiarlo durante un cambio de agua. Para ello retiramos parte del agua del acuario en un cubo. Sacamos el filtro del acuario y lo depositamos en este caldero. Estrujamos con la mano repetidas veces la esponja; veremos como el agua del cubo se ensucia y el filtro se va limpiando. Finalmente colocamos el filtro de nuevo en el acuario.

Sobra decir que el agua usada para la limpieza debe ser desechada, rellenando el acuario con agua nueva. Es aconsejable no limpiar todo el filtro al mismo tiempo. Un mes limpiar la parte inferior de la esponja, y al mes siguiente limpiar la parte superior.

[barra de piedrecitas]

Volver al índice
Actualizado el 3-oct-1999
1