Los Diezmos y la Iglesia Adventista - Robert K. Sanders
Signos de dólar

LOS DIEZMOS Y

LA IGLESIA ADVENTISTA

Robert K. Sanders

Tomado de Truth or Fables 



¿ES VERDAD QUE EL QUE NO DIEZMA
ESTÁ CONDENADO AL INFIERNO?

Sí, dice Ellen G. White, la profetisa Adventista del Séptimo Día. "El diezmo es del Señor, y los que interfieran con él serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial, a menos que se arrepientan. ... Dios no ha cambiado; el diezmo todavía debe ser usado para el sostenimiento del ministerio. 9T 249-250.

¿En qué parte apoya la Biblia a EGW cuando dice que los cristianos que no diezman "serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial"? Esta advertencia de EGW debería asustar a cualquier ASD para que entregue sus diezmos. Ellen White tuerce las Escrituras al decir que "el diezmo todavía debe ser usado para el sostenimiento del ministerio". La Biblia nos dice que el diezmo es para los sacerdotes levitas. ¿Cuándo cambió Dios la ley del diezmo para incluir a los ministros del evangelio?

Los dirigentes de la iglesia cristiana a menudo usan los ejemplos de Abraham y de Jacob para lograr que sus miembros diezmen. Si miramos el registro, veremos que no había una ley del diezmo ordenada por Dios antes de Sinaí. ¿Por qué, entonces, diezmaron Abraham y Jacob?

POR QUÉ DIEZMÓ ABRAHAM

En el capítulo catorce de Génesis, leemos de una guerra entre los reyes de Sodoma y Gomorra, y tres reyes aliados, por una parte, y Quedorlaomer y otros tres reyes, por la otra. Los primeros fueron derrotados, y los vencedores se apoderaron de la posesiones de los reyes de Sodoma y Gomorra, y se llevaron cautivos a Lot, a las mujeres, y a los niños. Cuando Abraham se enteró de esto, él y sus hombres salieron tras ellos y derrotaron a los reyes. Luego, Abraham trajo de vuelta a Lot y todas las posesiones, así como a las mujeres y a otras personas. Véase Génesis 14:16.

Gén. 14:18-20: "Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó a tus enemigos en tu mano. Y le dio Abraham los diezmos del todo".

Nota: La razón de que Abraham diera el diezmo es que Dios le había librado de sus enemigos. Nosotros llamaríamos a este diezmo "una ofrenda de gracias". Abraham no entregó diezmos a Melquisedec de sus posesiones personales, sino de los despojos de la guerra después de rescatar a Lot. Vemos, por lo tanto, que Abraham no estaba obedeciendo una ley de diezmo no escrita cuando entregó el diezmo al rey de Salem.

No hay registro, ni antes ni después del incidente con el rey de Salem, de que Abraham, un hombre muy rico, entregara diezmos alguna vez a nadie de sus posesiones personales. "Y Abraham era riquísimo en ganado, en plata y en oro". (Gén. 13:2).

POR QUÉ DIEZMÓ JACOB

(Gén. 28:20-22). "E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti".

Nota: Jacob no diezmó a causa de una ley del diezmo. Su diezmo se basaba en sus propias condiciones, no en las de Dios. Jacob daría a Dios un diezmo bajo ciertas condiciones. Entregaría el diezmo sólo si Dios le proporcionaba alimento y vestido, le protegía en su viaje, y le devolvía sano y salvo a la casa de su padre. Jacob no estaba obedeciendo ninguna ley obligatoria del diezmo, sino imponiéndole a Dios sus propias condiciones. La ley del diezmo debía ser cumplida sin ninguna condición. ¡Jacob quería simplemente pagarle a Dios por bendecirle con seguridad y prosperidad!

En el Antiguo Testamento había tres diferentes clases de leyes de diezmo, y todas las tres serán examinadas a continuación.

LA PRIMERA LEY DEL DIEZMO

La primera ley del diezmo fue promulgada por Dios en Sinaí y dirigida sólo a Israel. Dios escribió los Diez Mandamientos en tablas de piedra con su dedo, y estas tablas fueron colocadas dentro del arca. Deut. 10:1-3. Moisés escribió el libro de la Ley, y este libro fue colocado al lado del arca del pacto. Deut. 31:24-26. Estas eran las leyes del antiguo pacto que terminó en la cruz. Jesús es el autor del nuevo pacto.

¿QUIÉN DEBE RECIBIR EL DIEZMO?

Los sacerdotes levitas que ministran en el santuario. (Núm. 18:21, 23-24). "He aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión". "Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad".

Nota: Los diezmos debían ser entregados sólo a los sacerdotes levitas que servían en el santuario. La ley del diezmo jamás ha incluido a los ministros del evangelio. ¿Son los ministros del evangelio sacerdotes levitas que ministran en el santuario bajo el antiguo pacto? Es asombroso cómo los dirigentes de la iglesia tuercen las Escrituras para forrar sus bolsillos y esquilmar a los miembros ocultándose detrás de las tonterías de Ellen White.

¿ACEPTA DIOS EL DIEZMO EN FORMA DE DINERO?

¡No! El diezmo debe tener la forma de granos, frutas, y animales. (Lev. 27:30-34). "Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová. Y si alguno quisiere rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo será consagrado a Jehová. No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados. Estos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para los hijos de Israel, en el monte Sinaí".

Nota: No se permitía dinero, como plata, oro, talentos, o shekels para entregar el diezmo. Así que, si usted entrega el diezmo en forma de dinero, está violando la ley del diezmo. Los diezmadores tienen que seleccionar cada décimo animal que pasa bajo la vara, y entregar ese animal como diezmo. Así que, cuando el pastor de su iglesia le pide que entregue el diezmo, creo que usted va a tener que dejar caer muchas ovejas o vacas, mucha fruta y mucho grano, en el platillo en la iglesia para obedecer la ley del diezmo. ¡Caramba!

LA SEGUNDA LEY DEL DIEZMO

¿Qué es el diezmo anual? Es el que Israel come y bebe durante una reunión para reverenciar a Dios.

(Deut. 14:22-29): "Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días. Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de tí el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren".

Nota: El diezmo anual ha de ser comido  por los judíos. El diezmo anual puede ser convertido en plata si se tiene un gran rebaño y queda lejos la población adonde hay que llevar los animales. Si éste es el caso, se puede intercambiar los animales por plata, y luego comprar vino u otras bebidas fermentadas que pueden tomar usted, los de su casa, y los levitas en un lugar establecido por el Señor.

¿Le ha perrmitido alguna vez su iglesia usar su diezmo para tener una fiestecita y tomar bebidas fermentadas? ¡Usted podría  llamar la atención de su pastor sobre esto, que a usted le gustaría tener una fiestecita con su diezmo como lo manda la Biblia! Y no se olvide de los levitas que viven en su pueblo. ¡Sus pastores no están invitados, pues ellos no son parte de esta ley! Por supuesto, usted tampoco está invitado, porque esto es sólo para Israel, no para los cristianos del Nuevo Testamento.

LA TERCERA LEY DEL DIEZMO

¿Cuál es la ley del diezmo del tercer año? El diezmo del tercer año debía ser comido por los levitas, los huérfanos, los extranjeros, y las viudas.

(Deut. 14:28, 29). "Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de todos tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren".

Nota: ¿Por qué no obedece su iglesia la ley del diezmo del tercer año y hace una fiesta para esta gente con el producto traído y guardado en las ciudades? ¡Los dirigentes de la iglesia no quieren ni siquiera alimentar a esta gente con el dinero del diezmo!

EGW tiene un verdadero problema con esta ley del diezmo. Ella rechaza la ley de Dios al no querer alimentar a los pobres con los diezmos. EGW: "El diezmo se aparta para un uso especial. No debe ser considerado como fondo para los pobres". Counsels on Stewardship [Consejos sobre Mayordomía], p. 103 R & H Supplement, Dic. 1, 1896.

¿Dónde debe guardarse el diezmo? El diezmo debe ser guardado en una "bodega" especial.

(Neh. 10:37-39). "Traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitas; y que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro. Porque a las cámaras del tesoro han de llevar los hijos de Israel y los hijos de Leví la ofrenda del grano, del vino y del aceite; y allí estarán los utensilios del santuario, y los sacerdotes que ministran, los porteros y los cantores; y no abandonaremos la casa de nuestro Dios".

Nota: Usted tiene que entregar a los sacerdotes las primicias de su grano molido, sus frutos, su vino y su aceite, sus cosechas, y a los levitas el décimo de sus cosechas. Y los levitas deben entregar un diezmo de ello y llevarlo a la bodega donde se guardan los artículos del santuario. ¡Si usted no obedece este programa, entonces no está diezmando! Como usted puede ver, las oficinas de la Conferencia no son la bodega bíblica, pues no hay sacerdotes que ministren, ni porteros, ni cantores que vivan allí.

¿Quién está robando a Dios? Malaquías se dirigía a Israel, no a la iglesia cristiana.

(Mal. 3:8-9). "¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijísteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado".

Nota: ¿Cuán a menudo ha oído usted esto desde el púlpito, que usted está robando a Dios al no devolver el diezmo con fidelidad? Usted lo ve en el "sobre del diezmo". Malaquías es el texto más usado por los pastores de la iglesia para despojar a los cristianos de su dinero, porque no tienen ningún apoyo en el Nuevo Testamento para el diezmo. A los miembros de la iglesia se les hace creer que, si no devuelven el diezmo, no van al cielo, porque son ladrones. Los dirigentes de la iglesia que les dicen esto son los ladrones. Están negando que Cristo ha puesto fin a las antiguas leyes del Antiguo Testamento. Son los dirigentes de la iglesia los que están pecando al hacerle creer a usted que el diezmo es obligatorio para los cristianos. Al hacerlo, están negando la obra terminada de Cristo en la cruz.

Jesús Anuló las Leyes del Antiguo Pacto. (Col. 2:14). "... anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz".

(Efesios 2:15). "... aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas".

Nota: Pablo está hablando de las leyes del Antiguo Pacto que Dios hizo con Israel. Este pacto incluye leyes civiles, leyes dietéticas sobre alimentos puros e impuros, leyes que trataban del servicio en el santuario, y leyes de los diezmos para el sostenimiento de los sacerdotes levitas. El momento en que el código escrito fue cancelado fue cuando Jesús murió en la cruz. (Marcos 15:38). "Entonces el velo del templo se rasgó, de arriba abajo".

Jesús no enseñó el diezmo a los cristianos. (Mat. 23:23). "¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia, y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello".

Nota: Aquí Jesús no aboga por que los cristianos diezmen, sino que reprende a los fariseos por no practicar la justicia y la misericordia, mientras son exactos en sus diezmos. Los fariseos obedecían la ley levítica de los diezmos y al mismo tiempo desobedecían la parte más importante de la ley, la justicia y la fidelidad. Aquí Jesús habla a los fariseos, no a la iglesia cristiana. Si los cristianos insisten en obedecer la ley levítica, tendrían que encontrar sacerdotes levitas que sirvieran en el templo para entregarles a ellos sus diezmos de los animales, los frutos, y otros productos (menta, eneldo, y comino). ¿Cuándo fue la última vez que usted puso algo de esto en al platillo?

El ministro del evangelio debe ser pagado. (1 Cor. 9:13). "¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan?"

(1 Cor.9:14). "Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio".

Nota: Algunos interpretan las palabras "así también" en el sentido de que el diezmo ahora debe ser entregado a los ministros del evangelio. Pablo explica que el obrero es digno de que se le pague por su trabajo, y contrasta al obrero del templo que obtiene su alimento del altar con el predicador del evangelio que vive del evangelio. No se menciona el diezmo como el medio de pago, o que el ministro del evangelio debe comer del altar.

Si esto hubiera de ser una aplicación literal de que los obreros del evangelio "deben comer del altar", tendrían que comer su alimento como se registra en Levítico. Yo no creo que ningún ministro adventista del evangelio obedezca esto, especialmente si es vegetariano.

Comiendo del Altar: Lev. 7:1-7. "Asimismo esta es la ley del sacrificio por la culpa; es cosa muy santa. En el lugar donde degüellan el holocausto, degollarán la víctima por la culpa; y rociará su sangre alrededor sobre el altar. Y de ella ofrecerá toda su grosura, la cola, y la grosura que cubre los intestinos, los dos riñones, la grosura que está sobre ellos, y la que está sobre los ijares; y con los riñones quitará la grosura de sobre el hígado. Y el sacerdote lo hará arder sobre el altar, ofrenda encendida a Jehová; es expiación de la culpa. Todo varón de entre los sacerdotes la comerá; será comida en lugar santo; es cosa muy santa. Como el sacrificio por el pecado, así es el sacrificio por la culpa; una misma ley tendrán; será del sacerdote que hiciere la expiación con ella".

Nota: Dios nos dice que los ministros y obreros del evangelio merecen que se les pague por su trabajo. Aquí está el programa de Dios.

(1 Tim. 5:17). "Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar".

(1 Tim. 5:18). "Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario".

Nota: Pablo nunca les dijo a los miembros de la iglesia cristiana que entregaran sus diezmos a los ministros del evangelio en vez de a los levitas. Si éste hubiese sido el caso, los judíos habrían declarado la guerra a Pablo. En su lugar, la Biblia guarda silencio sobre si el diezmo ha de ser desviado hacia la iglesia cristiana o no. También, con la entrada de conversos gentiles a la iglesia, éstos necesitarían instrucciones sobre cómo diezmar, del mismo modo que los dirigentes adventistas enseñan a sus nuevos conversos a diezmar.

Instrucciones bíblicas para dar.

(2 Cor. 9:6). "Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará".

(2 Cor. 9:7). "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre".

Nota: El cristiano es libre de decidir la cantidad de ofrenda que dará a Dios. Si la ofrenda es mayor o menor que el diezmo (el diez por ciento), la ofrenda es aceptable a Dios, si es de corazón, sin coacción. Le toca también al individuo decidir a dónde van sus ofrendas. También, le toca a usted decidir si está dando frugalmente o generosamente. Esto no debe ser decidido por la iglesia en nombre suyo. La Biblia no autoriza a la iglesia a decirle a usted cómo debe ser gastado su dinero.

ELLEN G. WHITE CAMBIA LA LEY DEL DIEZMO

A las mujeres debe pagárseles con los diezmos.

EGW: El diezmo debería ir a las manos de los que laboran en palabra y en doctrina, sean hombres o mujeres. Evangelism, página 492, Manuscript 149, 1899.

Nota: ¿Nos dice la Biblia que a las mujeres se les deben entregar diezmos? A Ellen simplemente no le salían bien las cosas. Eran solamente los sacerdotes levitas los que debían recibir los diezmos. ¿Hay tal cosa como una sacerdotisa levita?

Los cristianos deben entregar diezmos, y traer ofrendas por el pecado, ofrendas de agradecimiento, y ofrendas expiatorias.

EGW: "Los reclamos de Dios son obligantes para él, no sólo para que dé su porción de acuerdo con el sistema del diezmo, sino para que presente a Dios su ofrenda por el pecado y sus ofrendas de agradecimiento". Testimonies, vol. 4, p. 467. "Lo mejor que usted puede hacer es traer una ofrenda expiatoria al altar del Señor, y él le aceptará y le perdonará". Special Testimonies to Ministers and Workers, p. 339.

Nota: EGW estaba tan enredada en las leyes del Antiguo Testamento que dijo que los cristianos no sólo deben entregar diezmos, sino que, para ser perdonados por Dios, deben traer ofrendas por el pecado, ofrendas de agradecimiento, y ofrendas expiatorias. ¿Dónde se encuentra esto en la iglesia del Nuevo Testamento? La Biblia enseña que somos perdonados por medio de la fe, no por las obras de las leyes del antiguo pacto.

No existe ninguna ley del diezmo ni ley sabática en el NT.

EGW: El diezmo de nuestros ingresos es "santo al Señor". El Nuevo Testamento no re-promulga la ley del diezmo, ni la ley del sábado, porque la validez de ambas se presupone. The Faith I Live By, página 244.

Nota: EGW ADMITE que no hay leyes ni del diezmo ni del sábado en el NT. Para validar estas leyes, usted tiene que suponer que existen para los cristianos. ¿Suponemos también que debemos lapidar a los violadores del sábado porque esto no fue "re-promulgado" en el NT? Para que una ley sea válida para los cristianos, debemos tener un "así ha dicho el Señor".

Es también contra la voluntad de Dios orar por los enfermos si éstos retienen el diezmo.
EGW: 1021. Primero deberíamos averiguar si el enfermo ha estado reteniendo los diezmos o ha causado problemas en la iglesia. U.T.

Nota: ¿Usted y los miembros de su iglesia le preguntan primero a las personas si diezman antes de orar por ellos? ¡Tenga presente que esto viene de Ellen White, la mensajera del Señor!

La doctrina Adventista del Séptimo Día Sobre el diezmo.

Antes de que puedan ser bautizados en el nombre de Jesús y de que puedan ser aceptados en la iglesia por el voto de los miembros, es requisito que los candidatos bautismales acepten entregar sus diezmos. Esto es herejía. Véase el Manual de Iglesia ASD, 1981 p. 62.

El diezmo ha de ser usado para la obra del ministerio, la enseñanza de la Biblia, y la administración de la conferencia. El diezmo no debe ser usado para pagar deudas de la iglesia o institucionales, ni para construcción. Es requisito que los oficiales de iglesia sean diezmadores. Manual de Iglesia ASD, 1981, pp. 204, 205.

Los Adventistas del Séptimo Día han adoptado el modelo levítico para financiar el evangelio. Seventh-day Adventists Believe [Los Adventistas del Séptimo Día Creen], p. 271.

"Recordemos que, cuando la iglesia decide que entregar los diezmos debe ser requisito para cierto puesto, no está pensando si la persona será salva o no. No hay absolutamente ninguna duda de que los que roban a Dios en sus diezmos y sus ofrendas se perderán". Is Tithing a Requirement For All Church Officers? Carta del Pastor Bob Forss, noviembre de 1994.

Cómo llegó el diezmo a la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Antes de adoptar el diezmo, la iglesia usaba lo que se conocía como el Plan de Benevolencia Sistemática para financiar el salario de sus ministros. Este plan equivalía al uno por ciento del ingreso total de una persona.

James White rechazó el plan del diez por ciento. "Nosotros no aconsejamos el sistema israelita de diezmos como si abarcara todo el deber de los creyentes en el mensaje del tercer ángel.... Aquel sistema era necesario en el plan de Dios para el sacerdocio levítico, pero el mensaje final presenta un llamado mucho mayor en favor de algo de esta clase". R&H, April 9, 1861, p. 164.

Dudley M. Canright, en una serie de artículos escritos en 1876, subrayó a Malaquías 3:8-11 como "el plan bíblico para sostener el ministerio". Instó a los adventistas a adoptar este plan para glorificar a Dios...". R&H, February 17, 1876, pp. 50, 51. Véase también Spectrum 1986, El Diezmo Adventista - La Historia Que No Se Contó, p. 139.

Nota: Fue Canright quien en 1876 introdujo en la Iglesia ASD el sistema levítico de diezmos. EGW puso sobre este sistema su sello visionario de aprobación, y James White hizo un giro de 180 grados para cumplir con su esposa y adoptar una posición no bíblica. De allí en adelante, nada iba a detener a Ellen White de hacer sus propias leyes de diezmos. Ella legisló sobre cómo debe ser usado o no debe ser usado el diezmo, y estableció sus leyes para condenar a los que no las obedecían, como que perderían el tesoro celestial si desobedecían.

ROBÁNDOLE A LA FAMILIA EN NOMBRE DE DIOS

Los dirigentes adventistas viven del dinero duramente ganado que usted entrega como diezmo. Muchos viven mejor que usted, en excelentes residencias, y poseen lanchas y varios autos. Pueden darse el lujo de irse de vacaciones con sus familias. La mayoría de ellos pueden enviar a sus hijos a academias y universidades adventistas. También tendrán una buena jubilación con sus diezmos. Así que, ustedes, los que tienen bajos ingresos y viven del Seguro Social, piensen en las cosas de las cuales se están privando para proporcionar lujos a estos estafadores. Les están robando a usted y a su familia en nombre de Dios.

¿Sabe usted de qué otra manera se usan sus diezmos? Para pagar demandas, bien directamente o en forma de primas de seguros, para que su Conferencia General pueda demandar a sus hermanos y hermanas miembros de iglesia. La ASD gastó millones de sus dólares para que la demanda de David Dennis no llegara a juicio. Los dólares de sus diezmos se han gastado por millones en demandas relativas a marcas de fábrica, así como para defender a oficiales de iglesia corruptos.

En mis 37 años como diezmador en la Iglesia ASD, vi a muchas familias con niños retirarse de la iglesia porque tenían un salario reducido y no podían pagar sus cuentas y además entregar el diezmo. Creían que le estaban robando a Dios y que no irían al cielo. Algunos de ellos no sólo abandonaron la iglesia sino también a Jesús. Los ladrones que han torcido las Sagradas Escrituras tendrán mucho de qué responder por haber descarriado a la grey que Dios les confió.

CONCLUSIÓN

  1. Abraham y Jacob no diezmaron a causa de una ley del diezmo, ni entregaron dinero, ni plata, ni oro como diezmo.
  1. No hay registro bíblico de que la ley levítica del diezmo fuera parte del Nuevo Pacto.

  1. No hay registro bíblico de que ningún miembro de la iglesia cristiana entregara diezmos a los ministros del evangelio o a los dirigentes de la iglesia.  Al hacer obligatorio entregar diezmos para pagar los salarios del pastor y de los oficiales de la Conferencia en vez de a los sacerdotes levitas, los adventistas no obedecen la ley del diezmo dada por Dios.

  1. Los ministros cristianos no están autorizados por Dios para recibir el diezmo obligatorio para que de allí se les paguen sus salarios. Al hacerlo, están quebrantando el mandamiento del diezmo y pecando contra Dios. Además,  niegan que Jesús puso fin en la cruz a las leyes del antiguo pacto.

  1. Los cristianos que no diezman no están robando a Dios. No hay ningún mandamiento de Dios ordenando a los cristianos que diezmen. Donde no hay ley, no hay pecado.

  1. Los cristianos que no diezman no están condenandos al infierno. Los cristianos son redimidos por la sangre de Cristo, y no por medio de la plata o el oro. 1 Pedro 1:18.

  1. ¡Dios prohibe que nadie use dinero para entregar el diezmo obligatorio! Deben usarse animales, frutos, granos, etc.

  1. Los cristianos deben sostener al pastor de la iglesia mediante ofrendas voluntarias. Deben dar generosamente según su capacidad, y no de mala gana o por obligación. Dios ama al dador alegre. El entregar un diezmo obligatorio como ley es compulsión.

De vuelta arriba

Los diezmos

Index
1