Reyes de Asturias

A principios de siglo VII, los musulmanes invaden la Península y en unos pocos años, se hacen con el control de la zona. Uno de los núcleos de resistencia, aparece en la Cordillera Cantábrica; lo que en principio son un escaso grupo de lugareños descontentos con su nueva situación, se ha de convertir en el transcurso de los años, en un pequeño reino, el de Asturias. A la muerte de Alfonso III el Magno, con el traslado de la capital a León,se cierra un capítulo de la historia, que se recoge en este breve resumen.

D.Pelayo (718-737)   Mauregato (783-788)  
Favila (737-739)   Bermudo I (788-791)  
Alfonso I (739-756)   Alfonso II (791-842)  
Fruela I (757-768)   Ramiro I (842-850)  
Aurelio (768-774)   Ordoño I (850-866)  
Silo (774-783)   Alfonso III (866-912)  

D.Pelayo

Era nieto del rey Recesvinto e hijo del duque Favila. Reinando Vitiza, el duque Favila perdió el favor real y el propio Pelayo consideró oportuno alejarse de la corte por un tiempo. Una vez muerto el rey Vitiza, sube al trono don Rodrigo y Pelayo alcanza el cargo de conde en la corte. Tras la derrota del Guadalete, Pelayo se asienta en Toledo; cuando los invasores se van acercando a la antigua capital visigoda, el arzobispo Urbano, huye hacia el norte, entre sus acompañantes, se encuentra Pelayo. Más tarde, y ya asentado en Asturias el gobernador musulmásn Munuza, envía a Pelayo a Córdoba y en su ausencia, se casa con una hermana de Pelayo. A su retorno, Pelayo se ve obligado a refugiarse en los montes. Una expedición de castigo mandada por Alkama, sufre una "gran derrota" en la ya mítica batalla de Covadonga. Probablemente se trató de una pequeña escaramuza, aprovechada por los reyes posteriores para forjar la gran idea de la nueva nación, el caso es que "Pelayo es un rey nuevo y reina sobre un pueblo nuevo", en palabras de un autor musulmán. Luego conquistó León y la defendió del ataque de Abderrahamán. En su reinado hubo de guerrear continuamente, falleciendo en el año 737 y siendo sepultado en la iglesia de Santa Eulalia de Abamia ( concejo de Onís).Actualmente sus restos, junto a los de su esposa Gaudiosa, reposan en la gruta de Covadonga, desde el traslado en el reinado de Alfonso X el sabio. A este mítico rey, le cupo el honor de encabezar las escasas tropas rebeldes a los musulmanes, continuando la línea de independencia que cántabros y astures, entre otros habían mantenido, primero frente a los romanos y más tarde frente a los visigodos.

Favila

Se le recuerda sobretodo por su desgraciada muerte, entre las garras de un oso, cuando practicaba la caza. Durante su reinado, se edificó la capilla de la Santa Cruz ( en Contranquil, cerca de Cangas de Onís), en el año 737, sobre los restos de un dolmen del siglo V. Allí fue enterrado junto a su esposa Froilubia.

Alfonso I el Católico

Yerno de Pelayo, al casar con su hija Ermesinda, fue sucesor a la muerte de Favila.Extendió las fronteras de su reino, llegando a ciudades como Oporto, Braga, Salamanca, Ávila o Segovia.Hay que considerar que el número de musulmanes invasores no fue muy abundante, y en estas tierras seguían los moradores de antaño, ocupados en las tareas de difícil subsistencia de aquellos tiempos y unidos por lazos de vecindad y parentesco, sin que todavía se hubiera formado una sociedad feudal; esto facilitaba sobremanera las luchas y la organización del naciente reino. Además el clima mesetario no era tan agradable para los musulmanes como la deliciosa Bética, por lo que no oponían gran resistencia a la "reconquista", por entonces. Alfonso I murió en el año 757, rodeado de una aureola de santidad y sus restos reposan en la santa Cueva de Covadonga, junto a su mujer Ermesinda ( también Hermesinda u Ormesinda).

Fruela I

El hijo mayor de Alfonso I, valeroso en las armas y severo en el trato, continuó la tarea de su padre. Sofocó una sublevación de los vascones, de donde trajo como botín a Munia (Munina, para otros), de noble familia, con la que se casó y de la cual nació el que luego sería Alfonso II el Casto y doña Jimena, madre de Bernardo Carpio. Durante su reinado, se fundó la ciudad de Oviedo (Ovetao) por mediación del abad Máximo y su sobrino Fromestano y persistieron las nuevas y buenas relaciones entre la Iglesia astur y sus gobernantes. Fruela no tuvo buen fin de sus días; habiendo asesinado a su hermano Vimarano, y con los nobles descontentos, nombró sucesor a Bermudo, hijo del fallecido, pero una conjura acabó con su vida siendo asesinado en Cangas de Onís y subiendo al trono su primo Aurelio.Los cuerpos del rey Fruela y su esposa Munia, reposan en la catedral de Oviedo.

Aurelio

Amante de la paz, se afirma que pactó con los musulmanes comprometiéndose a un famoso tributo en "doncellas nobles", pero hoy día esta afirmación ha de interpretarse como hábiles negociaciones diplomáticas que a buen seguro no comprometían a personas del reino.Ello le permitió pacificar su reino, liberando a los siervos de alguans de las pesadas cargas que tenían. Falleció en el valle de Langreo y fue enterrado en la iglesia de San Martin. A este rey, debe su nombre uno de los más afamados concejos de Asturias : San Martin del Rey Aurelio.

Silo

Casado con Adosinda, hermana del rey Fruela, se dice que era hijo de musulmana y que por ello continuó sus relaciones pacíficas con el sur.En realidad debemos a este rey la pacificación de los rebeldes gallegos frente al nuevo poder astur-cántabro.Trasladó la corte a Pravia, abandonando Cangas de Onís y fundó la iglesia de Santianes, donde depositó los restos de santa Eulalia, que había traído desde Mérida.La célebre lápida con la inscripción Silo princeps fecit se ubicaba en Pravia.A su edad avanzada, adoptó a Alfonso, hijo del rey Fruela, como sucesor; pero al fallecer Silo, unos eran partidarios de Alfonso y otra parte de la corte apoyaba a Mauregato, hijo bastardo de Alfonso I con una mora cautiva.Los restos del rey Silo, fueron trasladados al monasterio de San Pelayo, en Oviedo.

Mauregato

La lucha por la sucesión de Silo, enfrentó a Mauregato con Alfonso. El primero pidió ayuda a Abderramán y consiguió el trono, huyendo Alfonso hacia Álava.Como contrapartida a la ayuda musulmana, Mauregato se comprometió "al tributo de las cien doncellas", que no pudo ser cumplido al oponerse nobles de la corte. Esto es una historia que parece distar mucho de la realidad. En tiempos de Mauregato, Asturias se pacificó aún más y hubo de tomar partido frente a la herejñia adopcionista (defendida por el obispo de Toledo, Elipando y el obispo de Urgel, Félix ) contando con el apoyo de Eterio y de Beato de Liébana. La Iglesia del Norte, se desmarcó de la hispano-mozárabe de Toledo. también parece se establecieron afinidades allende los Pirineos, pues el propio Beato se relacionó con Alcuino de York ( el fundador de la Escuela de Aquisgran, foco intelectual en tiempos de Carlomagno).Tras algo más de 5 años de reinado, falleció y fue sepultado en la iglesia de San Juan de Pravia.

Bermudo I el Diácono

Bermudo o Vermudo, era hijo de Fruela y hermano del rey Aurelio. Era diácono y de carácter pacífico. Casó con Ursenda, y tuvo por hijos a Ramiro y don García, mas luego se apartó de su esposa y guardó castidad el resto de sus días.Reinaba en Córdoba el bravo Hixam I, quein manda una expedición hacia el reino de Asturias; Bermudo se le enfrenta en la leonesa comarca del Bierzo y es derrotado. A la vista de los hechos, llama a su sobrino Alfonso, quien retorna desde Vizcaya y asume el trono.

Alfonso II el Casto

Gobernó durante medio siglo dando un decisivo empuje al pequeño reino.Comienza por trasladar la corte a Oviedo,lugar donde ya había habitado su padre Fruela. Allí se asienta con su esposa doña Berta, con la que según las crónicas castamente convivió.Hixam I, guerrero y piadoso, continuó su "guerra santa" contra el nuevo reino. Envía a Abd al-Malik y Abd al-Karim que llegan a saquear la capital (Oviedo),pero a su regreso hacia la meseta, son derrotados por las tropas de Alfonso II en el lugar de Lutos (se cree que corresponde al caserío de Los Lodos, cercano a Grado). Poco duró la paz, pues al año siguiente ( año 795) una nueva expedición musulmana, saquea Oviedo de nuevo. El rey decide buscar apoyo en Carlomango y entabla con él relaciones( posiblemente ya exisentes de reinados anteriores); por fortuna para Alfonso, Hixam I fallece en la primavera del año 796 y cesan los ataques contra Asturias. En su largo reinado, comienza a manifestarse el arte prerrománico, y corresponden las contrucciones de la Cámara Santa de Oviedo, la iglesia de San Tirso y la de San Julián de los Prados ( en honor de San Julián y su esposa Santa Basilisa).También acometió una traída de agua a la naciente ciudad de Oviedo, mediante un acueducto.Según cuenta la leyenda, a Alfonso II, se debe la fábrica de la Cruz de los Ángeles, emblema de la ciudad de Oviedo ( la leyenda relata como dos ángeles elaboraron la preciosa cruz). Finalmente, reseñar, que durante el reinado de Alfonso II, el Casto, tuvo lugar el hallazgo del sepulcro del apóstol Santiago, origen de la ciudad y del Camino que lleva su nombre.Con 85 años, falleció este rey piadoso y enérgico.

Ramiro I

Hijo de Bermudo el Diácono y de Usenda, sube al trono con 53 años y por su estado de viudedad, se dirige a catilla a contraer matrimonio con doña Paterna.En su ausencia el conde Nepociano (cuñado de Alfonso II ) subleva a los vascones para conseguir el trono, pero es derrotado cerca de Cornellana y tiene que huir.Dos de sus propios compañeros, los condes Sonna y Escipión, le traicionaron y entregaron al poder real. Ramiro I hizo que le vaciasen los ojos a Nepociano y lo encerró en un monasterio para el resto de su vida.En otro levantamiento posterior, los condes Androito y Piniolo, corrieron igual suerte de perder su vista y libertad. Pacificó el reino, limpiándolo de bandidos, adivinos y hechiceros, lo que le valió el sobrenombre de "Vara de justicia".Según las crónicas, durante su reinado, Asturias sufrió una invasión de los normandos, que fueron derrotados en la provincia de Coruña.Venció al os musulmanes en la famosa batalla de Clavijo (cerca de Albelda, Logroño) donde cuenta la tradición que el Apóstol Santiago animó a las tropas cristianas.Entre los años 842 y 850 ( los de su reinado ) tuvo lugar el mayor florecimiento del arte prerrománico asturiano ( conocido también como arte ramirense) con la construcción del palacio de Santa María del Naranco y la iglesia de San Miguel de Lillo ( o Liño) en las faldas del monte Naranco, en las afueras de Oviedo, y de la iglesia de Santa Cristina de Lena (cercana a Pola de Lena). A su muerte, el rey Ramiro fue sepultado en la capilla del Rey Casto de la catedral de Oviedo.

Ordoño I

Hijo de Ramiro I y doña Paterna, hubo de pacificar de nuevo a los vascones, a comienzos de su reinado. Luchó contra los musulmanes, sin grandes éxitos y reedificó ciudades como León, Astorga, etc.Falleció en Oviedo, siendo enterrado con su esposa Munia en la capilla del rey Casto.

Alfonso III el Magno

Primogénito de Ordoño I, su reinado duró también medio siglo. Hubo de hacer frente a algunas revueltas intestinas al comienzo de su reinado, y una vez pacificado, dirigió sus esfuerzos contra los musulmanes.Casó con la princesa navarra Jimena, buscando alianzas para su reino y luego hizo incursiones por Castilla, llegando a cruzar el Tajo.Repartió el reino entre sus 3 hijos : Galicia, para Ordoño, Asturias para Fruela y el resto de la meseta para su primogénito García. Habiendo conspirado contra él su propia esposa y cansado de luchar, abdicó para retirarse a la villa de Boides ( hoy Puelles, Villaviciosa, cerca de Valdediós).Alfonso III mandó elaborar la Cruz de la Victoria ( hoy en la bandera de Asturias) en el año 908 y 2 años después fallecía en Zamora.Con su muerte, García traslada la corte a León, finalizando así la dinastía de los Reyes asturianos.

 

Volver

1