LA ESTRELLA PÚRPURA DE
LA SOBERANÍA


stern


El creador del símbolo Nacional-Anarquista, Michael Lujan, escogió el color púrpura deliberadamente a causa de sus connotaciones reales y aristocráticas,  en el que vió un significado del principio de soberanía en general, personificado en la figura del anarquismo. Se trata también de una síntesis de los colores rojo (el calor, el fuego, el sol) y el azul (el frío, el hielo, la luna), representando el eje sobre el cual operan estas dos polaridades. La estrella es, por supuesto, un símbolo tradicional del hombre, pero sobretodo es también un símbolo de los movimientos antiimperialistas y revolucionarios del mundo entero.


-------------------------





EL NACIONALANARQUISMO

17 CUESTIONES FRECUENTEMENTE PLANTEADAS



1.¿QUÉ ES EL ANARQUISMO? ¿ES EL ANARQUISMO UN CULTO AL CAOS, LA VIOLENCIA Y LA CONFUSIÓN?

ANARQUIA es la asuencia de todo gobierno. Es la denegación y el rechazo de toda jerarquía. La renegación y menospreció a la autoridad y a todo orden basado en la fuerza y la coerción.  Es la condición de una sociedad regulada a partir de la participación voluntaria y la ayuda mutua en contraposición a la que se rige en base una  autoridad.


ANARQUISMO es una filosofía de un nuevo carácter social basado en una libertad no limitada por leyes creadas por el hombre. Este considera que toda forma de gobierno se basa en el uso de la biolencia, y por lo tanto se muestra contrario a él por considerarlo cosa dañina y contraproducente. El anarquismo también implica una adhesión a los principios fundamentales de democracia directa, autogestión y autodeterminación.


ANARQUISTA es el adepto del anarquismo. Es aquél y aquélla que se opone a toda forma de autoridad que invad y sea coercitiva, a toda forma de Estado regulador, a toda forma de jerarquía. Es un partidario de la Anarquía, o ausencia de gobierno,  como ideal de libertad político y de armonía social.


Todo aquel que crea que anarquía implica “caos”, “confusión”, “violencia” o “la ley del mas fuerte” está completamente confundido.


JERARQUÍA es el desorden de la coacción.

ANARQUIA es el orden de la LIBERTAD.

¡La ANARQUIA es la MÁS ALTA EXPRESIÓN DE LA ARMONÍA!


2.¿Qué es el Nacional-Anarquismo?

La respuesta a esta cuestión necesita un desarrollo algo extenso.

Las palabras que describen ideologías políticas no poseen un significado único y fijo. Por ejemplo, la “igualdad” puede significar la  “igualdad de oportunidades” del neoliberalismo, la “igualdad de condicion social” del socialismo, la “igualdad ante Dios” de las religiones, la igualdad ante la ley, etc. Del mismo modo los “derechos” pueden ser derechos humanos, derechos morales, derechos legales, etc. Lo mismo sucede con el concepto de “democracia”, que puede ser una democracia directa, una democracia semidirecta, una democracia parlamentaria indirecta, una democracia popular, etc etc. además, casi todos los déspotas del mundo han sido siempre faborables a la “libertad”, la cuestión sería en qué idea de libertad tendrían muchos de ellos... quizás la propia. En cada uno de estos casos tenemos una palabra de encomiables connotaciones, pero a las que distintas cosmovisiones otorgan un significado distinto y, a veces, contrapuesto.



Sería presuntuoso caer en el extremo de proponer una sola definición a lo que es el Nacional-Anarquismo. Este hecho fue destacado por uno de los fundadores de esta ideología, Troy Southgate, que lo definió más como una “tendencia” que como una “ideología”. Al leer los escritos de los nacinalanarquistas, sin embargo, es posible encontrar una serie de fuertes ideas que constituyen su núcleo. En un artículo titulado “por la definitva ruptura con otros movimientos identitarios y nacinalistas”, surguieron los siguientes puntos como eje central del Nacional-Anarquismo:

1.     El hecho de que haya un gobierno mundial, que sea  “oficial” y apoyado en fundamentos jurídicos o  que se presente en forma de superestado global imuesto de facto como consecuencia de una fase avanzada de la universalización, es algo que debe comabirse con todos los medios posibles.

2.     El hecho de que el imperialismo y el neoimperialismo sean manifestaciones dañinas a las cuales conviene oponerse de forma radical.

3.     El hecho de que la creación de pequeñas comunidades o espacios mas o menos independientes es una alternativa deseable a la globalización, al imperialismo y al neoimperialismo. Y que un mundo contruido sobre la base de esas comunidades seriá una proyección positiva.

4.     El hecho de que la distinción política tradicional entre “izquierda” y “derecha” es una noción simplista y pasada que no lleva a nada ante los desafios actuales.

5.      El hecho de que en un mundo tan fuertemente globalizado como el actual, que cada vez mas se muestra como una suerte de Super-Estado global, es una distinción mucho mas pertinente aquella que distingue entre “el Sistema” y sus enemigos, de “el Antisistema”.

6.     Debido a que el Sistema es una institución mundialista e imperialista, se trata de una entidad dañina a la cual conviene oponerse.

7.     Que hasta cierto punto, el establecimiento de alianzas y colaboraciones circunstanciales entre enemigos del Sistema puede ser beneficioso para el bien común.





3.¿Es el Nacional-Anarquismo una forma de nacionalismo?

No apoyamos el nacionalismo en aquel punto en el que esto significara que apoyamos el concepto de Estado-Nación. Desde un punto bien realista, por el contrario, los de entre nosotros que viven en Europa tienen raíces etnoculturales indoeuropeas, y por lo tanto son depositarios de una herencia etnocultural mucho mas amplia, que no incluye únicamente a Europa, sino también algunos otros paises como la India, Irán y otros. En efecto, el componente “nacional” en la palabra Nacional-Anarquismo puede interpretarse en términos mucho más genrales, y  ciertamente no en la acepción estrecha que reivindicaron las doctrinas imperialistas del siglo XIX. Por lo tanto cuando hablamos de nacionalidad, nos referimos a sus implicaciones tribales y/o orgánicas. Nuestra concepción de la palabra “nacional”, pues, no se produce en relación a un territorio, sino a una identidad etnocultural naturalmente inherente a cada  pueblo, así como a la propia de cada uno de los  individuos que lo compone.

Nuestra idea de nación no se refiere a una entidad política (estatal) sino  a una entidad CULTURAL (o etnocultural).

El Nacional-Anarquismo puede ser adoptado por  pueblos de distintas razas del Mundo sin problema. En cambio, si creemos que las comunidades multirraciales  pueden funcionar correctamente en el anarquismo, no podrán ser éstas consideradas nunca como “nacionales” en un sentido verdaderamente orgánico.



4.¿Sois partidarios del Superestado Euroasiático?

No. Nosotros creemos en la total descentralización política, social y económica. En otros términos, deseamos la  aparición de una fase de descomoposición positiva, al término de la cual todos los coneptos burocráticos como la ONU, OTAN, CEE, Banco Mundial  o, del mismo modo,  Estados-Nación com Francia, Gran Bretaña o Alemania se erradicarán y quedarán substituidos por comunidades autónomas (regiones, pequeñas ciudades, pueblos y comunas). Dicho esto, habida cuenta del hecho de que las comunidades Nacional-Anarquistas serán siempre vigiladas por el Sistema como una suerte de “quinta columna” y que, con casi total seguridad, las infiltraría y aplastaría, podría ser necesario emigrar hacia espacios que estuvieran completamente fuera de la jurisdicción Occidental. Por otra parte, tenemos muy claro  que es necesario acelerar el hundimiento del mundo occidental y por lo tanto nos situamos al margen de esta sociedad. Para recuperar las palabras de Nietzsche: “Sobretodo no se debe salvar lo que ya se hunde, bien al contrario, hay que empujarlo. “ Entretanto, según los términos de Bakunnin, podemos seguir aquello de que “destruir puede ser  también un impulso creativo”.



5.¿Sois los nacionalanarquistas racistas?

Ciertamente no. Nuestra visión  proviene de un compromiso en pro de nuestros similares y de un sincero respeto hacia los demás. Esta posición se situa completamente en las antípodas del odio racial, y se basa fundamentalmente  en las realidades del principio de autodeterminación para todos los pueblos. Además, no aceptamos de ningún modo las doctrinas supremacistas, tampoco deseamos imponer nuestra visión de las cosas a nadie. No existen razas “superiores” ni razas “inferiores”. Desde nuestro punto de vista, el factor racial no determina el valor de un individuo y esto se ve claramente en que consideramos que algunos negros son más estimables que algunos blancos (Mandela, por ejemplo, es mas estimable que Bush, Clinton, Blair, o Chirac). Los nacionalanarquistas son separatistas etnoculturales, pero desean crear vínculos de afinidades con otros movimientos e individuos, cualquiera que sea su origen racial o étnico. Consideramos sin embargo que el mestizaje a gran escala es una amenaza grave que pone en peligro la diversidad del género humano, uniformándolo poco a poco, de la misma forma que la caza o la contaminación amenazan al mundo animal y al medio ambiente. En definitiva, pretendemos defender nuestra identidad fundamental frente a  los devastadores efectos del desarraigo cosmopolita.


6.¿Proyectais prohibir o condenar las relaciones interraciales?

En absoluto. Esas son elecciones que  pertenecen únicamente a  los individuos y a las comunidades interesadas, aunque conviene recordar que el multietnicismo/multiculturalismo y el Nacional-Anarquismo son incompatibles.


7.¿Pero qué pasará con la gente que desapruebe vuestras ideas?

Buena custión. Esto no nos plantea ningún problema siempre y cuando no nos impidan que ocupemos nuestro propio espacio, un lugar en el que podamos vivir a partir de nuestros propios principios e ideales. En cambio,  las injerencias en nuestro modo de vida o los impedimentos contra nuestras comunidades anarquistas las incluiríamos entre las actitudes fascistas y autoritarias y las combatiríamos como tal. Nuestro objetivo no es perseguir a nadie u obligar a otros a seguir nuestro camino. Pero si nuestros adversarios no se muestran dispuestos a respetar nuestra libertad o cualquiera de nuestras comunidades, nos defenderemos en consecuencia. Dicho esto, nosotros somos individuos de espíritu libre, y como tal apoyamos  las aspiraciones de todos los pueblos de la Tierra en su amor a la libertad.


8.¿Animais a la gente  a cometer actos ilegales o terroristas?

No. Generalmente, en el mundo actual, el precio a pagar por un acto ilegal es mucho mayor que el beneficio que este pueda reportar. Las fuerzas del orden, especialmente en el mundo occidental, disponen de un poder y de unos medios tecnológicos aterradores. Si alguien sugiriera cometer actos ilegales en Occidente en nombre del Nacional-Anaquismo, puede tratarse de un pobre idiota o, la mayoria de las veces, de un agente provocador, un agente del gobierno inflitrado tal y como ya ha ocurrido en otras ocasiones –y asi lograr el pretexto para eliminar grupos incómodos–. Por lo tanto, no animamos a nadie a cometer actos ilegales, y no solo eso, sino que ademas recomendamos que se sea cauteloso con aquellos que animen a otros a cometer actos violentos o irresponsables.


9.¿De qué modo pretende el Nacional-Anarquismo alcanzar sus objetivos?

El Capitalismo internacional depende de la constante adquisición de nuevos recursos para así garantizar y perpeturar su propia supervivencia. En los proximos años, sin embargo, comenzará a desintegrarse lentamente de un modo similar al Imperio Romano en el pasado, el cual también se especializó en el expansionismo y en el control de las periferias, y que finalmente acabó hundiéndose bajo el peso de sus desmedidas ambiciones. Por lo tanto, consideramos que debemos acelerar esta inevitable caida fomentando la revolución en la periferia y privando a los centros ubranos de los recursos esenciales para proceder en esa periferia. Después de ayudar a los habitantes del Tercer Mundo a tomar el poder de sus paises, podremos finalmente cortar los tentáculos del capitalismo hasta que el corazón del poder económico y político quede completamente erradicado. Destruir desde el interior y crear a partir de la nada: esta es la esencia profunda del Nacional-Anarquismo.


10.Pero los centros de poder se situan básicamente en  Norteamérica y Europa, ¿Qué será pues del Mundo Occidental?

¿Qué importancia tiene éso? El concepto en sí de “Civilización Occidental” está forjado sobre la avidez y la explotación. Además,  este es un proceso histórico que  apartó al hombre de su condición primordial, y que condujo al enriquecimiento de unos pocos a costa de muchos.


11.Pero, 
¿no conduciría este proceso hacia una regresión tecnológica?

Bien seguro. Los nacionalanarquistas no se oponen a la tecnología en si, al menos mientras ésta no signifique una amenaza ecológica. Pero cuando el sistema internacionalista comience a desaparecer, mucha gente volverá al  método de vida natural, en armonía con el entorno. Muchas fábricas se volverán inactivas y muchos de los artículos de lujo perderán su utilidad. La gente se verá obligada a vivir sin supermercados, sin fast-food, sin teléfonos móviles, etc. Esto  llevará a un modo de vida más tranquilo, simplemente porque un cazador-recolector sólo necesitará trabajar dos horas al dia, lo fundamental  para sacar su vida adelante. Pero sería falso a partir de esto suponer que el Nacinoal-Anarquismo predica deliberadamente un métido de vida mas “primitivo”. Nosotros simplemente predecimos que el colapso de nuestro actual sistema es inevitable y consideramos que la gente debe prepararse. Actualmente sólo que ver hasta dónde llegará este proceso de desintegración del capitalismo.



12.¿Cuáles son los proyectos a corto plazo del Nacional-Anarquismo?

Seguir creando vínculos con otros enemigos de la globalización con la esperanza de convertirnos, finalmente,  en uno de los protagonistas del movimiento anticapitalista que se desarrolla. En consecuencia y con este fin, tendemos la mano de la amistad y la cooperación a todos los grupos que sean cercanos anosotros, tanto en Europa como en el resto del Mundo. La gente debe olvidar sus prejuicios, tomar posiciones y unirse a nosotros, como aliados o como integrantes, en nuestra búsqueda de justicia y liberación.


13.¿Sois vosotros, los del NA francés, una  facción disidente de la internacional Nacional-Anarquista?

No. Uno de los aspectos mas interesantes del Nacional-Anarquismo reside en el hecho de que puede  reunir a gente de ideas muy distintas. Uno puede ser un anarcosocialista, un anarcoindividualista, un regionalista, un autonomista, un ecologista radical, un pagano, un ateo, un agnóstico o cualquier otra cosa, siempre y cuando reconozca las ideas centrales del Nacional-Anarquismo: La oposición a la jerarquía, la oposición a los Estados y a la autoridad, la oposición al “Nuevo Orden Mundial”, la oposición al SuperEstado mundial (ya sea oficial o de facto) y la creencia en un mundo formado por pequeñas comunidades relativamente independientes, cada una conduciendo sus propios asuntos desde sus particularidades. Esto es ideal para la construcción de alianzas. Por supuesto, nacionalanarquistas distintos expresarán idas distintas. Pero eso no es un problema: es una fortaleza. Algunos sitios en internet del NA centran su  interés en movimientos no anarquistas, o   basados en enseñanzas de filósofos particulares. Este sitio tiende a considerar tales centros de interes como “periféricos y se concentra en las ideas centrales. Tiene así como objetivo el completar el trabajo realizado en otros lugares.



14.  Si aprecio vuestras ideas, ¿cómo puedo adherirme a vuestro movimiento?

No te puedes “adherir”, no existe ninguna “organización” a la que puedas adherirte. Y hay muy buenas razones para que esto sea así.

En primer lugar, las organizaciones, tanto si se declaran “anarquistas” o “libertarias”, implican la imposición de una idea común de libertad, y tienden incluso a reconstruir algunas formas de jerarquía... ¡Y esto es absolutamente  incompatible con los ideales anarquistas, la jerarquía es la total antítesis de la Anarquía! Las organizaciones que disponen de cualquier tipo de autoridad central, incluso cuando se autodefinen “antiautoritarias”, son siempre sospechosas. La única fórmula aceptable para un auténtico anarquista es la asociación libre y voluntaria, basada en el libro acuerdo entre individuos y en el principio federativo de redes interdependientes.

En segundo lugar, existe demasiada gente que se cree que con adherirse a alguna organización y sentarse a esperar a que se arreglen las cosas, ya es suficiente. Nuestra opinión es que este planteamiento es inútil. Si se quiere hacer realmente algo, entonces tiene que ser uno mismo el que vaya a la brecha y no quedarse sentado mientras se paga una cuota a alguna organzación para que la labor la hagan ellos. Y si no desean actuar seriamente, entonces que no vengan a aburrir y a hacer perder el tiempo de aquellos que sí están trabajando. Fomentamos un espíritu de “lobo solitario”, de activismo individual. Se pueden encontrar sugerencias de lo que se puede hacer desde esa posición en los distintos textos de NA que existen. Por supuesto, la colaboración entre distintos militantes NA es algo imprescindible, pero no debe substituirse ese espíritu de activismo individual que, en la actual fase, es el mejor modo de obtener resultados concretos. Aquí no hay organizaciones, aquí hay una suma de activismos individuales interrelacionados. Este aspecto del Nacional-Anarquismo puede ser  algo muy poco atractivo a los ojos de los revolucionarios de salón,  pero no nos importa porque ellos suelen ser los que bloquean y paralizan la mayoría de movimientos radicales. Contrariamente, esto atrae mas bien a gente seria, inteligente y audaz.

En tercer lugar, las organizaciones pueden ser fácilmente abortadas por el Sistema. Los servicios secretos de los Estados actuales tienen unas capacidades tecnológicas y de inteligencia que realmente no conocemos en su verdadera magnitud y, al igual que otros enemigos, son entusiastas adeptos de la infitración y la subversión desde dentro de las organizaciones constituidas. A veces crean divisiones entre líderes o miembros, otras veces intercetpan cartas y correos electrónicos que los miembros creen confidenciales o se sirven de otras tácticas para crear la imagen de una organización “inútil”. A veces, hasta logran infiltrarse en la propia dirección de una organización para hacerla ineficaz. También ha habido casos conocidos de incitación a los miembros de una organización a cometer actos ilegales para justificar así la represión y encarcelamiento de sus miembros. Estos métodos,  se verían inútiles frente a un movimiento sin ninguna estructura organizativa. Cada vez mas, el Sistema es un verdadero experto en el arte de neutralizar y destruir organizaciones que se oponen a él. En cambio, el Sistema se vuelve completamente impotente ante un grupo sin ninguna estructura organizativa a la que atacar.



15. Pero entonces, ¿qué puedo hacer?

Muchísimas cosas. Como ya hemos dicho, en general fomentamos el planteamiento del “lobo solitario”. Debes tener en cuenta tu situación personal, tus recursos y tu grado de compromiso. A continuación, fijarte unos objetivos realizables en un período de tiempo determinado. Más allá de eso, debes usar tu propia imaginación. Desarrollar tus propias ideas a partir de los diversos consejos que puedas encontrar dirigiéndote siempre a aquellos grupos que desees ayudar, desde la recomendación, el consejo o la concienciación sincera pero nunca desde la imposición o la violencia. El Nacional-Anarquismo no desea imponer un sistema o una organización a ninguna sociedad, sino proponer un modo de vida alternativo a partir de unos principios distintos.



16. ¿Cuales son vuestras estrategias?

Éstas son relativamente simples.

Primera fase: promover las ideas. Por el momento las ideas NA tienen muy poca implantación, por lo tanto la prioridad actual es darlas a  conocer. Esta fase deberá prolongarse durante algunos años  antes de que la segunda fase pueda abordarse. Pero incluso cuando la fase dos ya se haya iniciado, la primera deberá prolongarse todavía.


Fase dos:  crear comunas o espacios autónomos (autosuficientes).   Esto solo será posible cuando  un importante número de individuos de gran calidad, dotados con las capacidades y los recursos necesarios, haya decidido aplicar concretamente los principios NA de crear comunidades con un nivel máximo de independencia y autarquía.


Fase tres:
la selección natural. Las comunidades más eficaces y prósperas resultarán atractivas y más personas tenderán a unirse a ellas. También, si las condiciones de vida en el mundo exterior se deterioraran, es razonable creer que un número cada vez  mayor de gente desee unirse a las comunidades. De este modo, estas comunidades ataerán los recursos y las personas más competentes y asi podrán ofrecer un mayor nivel de bienestar y seguridad a sus integrantes. Las comunidades con menor fortuna podrán tomar ejemplo de las que funcionan mejor,  e imitarlas con el fin de corregir sus errores. Con el tiempo y la experiencia se cometerá cada vez un menor número de errores. En cuanto a las comunidades ineficaces, mal ubicadas, no atractivas o mal dirigidas, declinarán y tenderán a desaparecer uniéndose sus integrantes a otos grupos mejor organizados.

Fase cuatro: un nuevo mundo. Como el mundo neoliberal que los norteamericanos y sus aliados están creando se disgregará en un inmenso caos, como el crimen y la corrupción se generalizarán y como al mismo tiempo las comunidades prósperas se habrán multiplicado por la superficie del globo, la vida en tales comunidades y según sus principios Nacional-Anarquistas se convertirá en la norma deseada por la mayoría –los tiranos tendrán cada vez menos gente a la que explotar, porque ésta se irá retirando  hacia los espacios autogestionados, donde reinará una mejor armonía y libertad.

Este proceso no requiere la dominación de ninguna persona por encima de otra. No requiere ninguna revolución de tipo violento. Tampoco requiere participar en el sucio juego democrático. Todo lo que requiere, son hombres y mujeres de buena voluntad, con deseos de construir un futuro mejor a partir de sus propias vidas, volviendo la espalda definitivamente al “Nuevo Orden Mundial” imperialista, al pseudosocialismo oficial y liberticida y al capitalismo liberal, apátrida, plutocrático y negador de la dignidad de las personas.





1