Apuntad Alto!

Breve informe de la Asamblea 2006

Buho Terco

 

Una nueva Asamblea se ha realizado y ha concluido. Siempre es muy difícil interpretar qué es lo que quieren decir los asambleístas (en su conjunto) cuando manifiestan su voto, esto es algo que debemos tener en cuenta al momento de cualquier análisis, pero permite advertirnos a nosotros mismos que es sólo una lectura de determinados hechos, una puntuación, pero no LA Verdad, que por definiciónes imposible de acceder a ella. 

La previa: 

            La previa de la Asamblea fue nuevamente complicada, con una especie de pregonar apocalíptico en algunos medios internéticos serios, y otros poco serios.

Una serie de hechos marcaron la posibilidad de un “clima hostil” para la Asamblea: 

  • La aparición cobarde (como de costumbre) del grupo de personas autodenominados “Mafalda González”, con una lista de amenazas y denuncias a las que nos tienen acostumbrados
  • El robo de una de las banderas de la ex USCA, al mejor estilo operativo comando. Con sólo ver la foto en la que se publica al lado de uno diario, hace recordar a algunas imágenes de grupos terroristas que uno ha visto en televisión, solamente faltan los encapuchados señalando con el dedo la bandera.  Contrariamente a lo planeado por el “grupo comando”, y por lo charlado en los “pasillos” este hecho indignó a muchas personas las que cerraron más su posición a favor de la asociación.
  • El informe desfavorable de la CRC, entregado posteriormente a la realización de algunas Asambleas Distritales se había realizado y a 9 días de realizarse la Asamblea Nacional. Sumado a esto algunos problemas internos del Organismo por el que uno de los miembros presenta la renuncia.
  • Renuncias previas en los Organismos Nacionales.
  • La denuncia realizada a la Inspección General de Justicia por lo que la Asamblea contaría con una veedora de dicho Organismo.

Deta1les menores: 

            En los días previos a la Asamblea tuve que contestar mails de hermanos Scouts que me preguntaban si iba a renunciar, a los que por supuesto les dije que no, que salvo alguna circunstancia de mi vida personal (laboral, familiar, enfermedad, etc) iba a cumplir el mandato con el que me había investido la Asamblea dos años atrás.  Aún así, en el momento de la acreditación me encuentro con un hecho cómico que preferí no interpretar… por algún error no figuraba dentro de los miembros de la Asamblea Nacional (siendo Consejero Nacional); por suerte había un Consejero operado de las piernas que no había concurrido y pude ocupar la “casilla” del Libro de Actas que le correspondía, al menos en esta Asamblea no tuve que portar el número 13 (la yeta) como en la anterior ocasión. 

La frase célebre: 

            Bajo la mesa en la que se ubicaría el Consejo Directivo, se hallaba una frase que me resultó enigmática: “Los Scouts debemos hacer lo que sabemos hacer: ser scouts”… ¿qué se quería decir con esto? Realmente  no lo sé. Me esforcé en pensarlo y en realidad me taré, no pude responderme a mí mismo (o quizás no quise). 

Política de Juventud: 

            Inesperadamente, y teniendo en cuenta “la previa” se realiza la moción de que se pase a tratar la “Política de Juventud”; la cuestión era sumamente extraña ya que más allá de los argumentos esgrimidos por los delegados, en realidad no sabía si creer lo que se planteaba, o si en realidad era una maniobra dilatoria de los temas más urticantes de la Asamblea Nacional… segunda cuestión enigmática con la que me encuentro. 

            El Director de Juventud explica algunos lineamientos de la Política (la presenta) y al comenzar el tratamiento del tema, algunos jóvenes (y adultos) señalan que el documento no reflejaba lo que habían trabajado en el Foro de Jóvenes, y lo que habían presentado. 

            Desde mi punto de vista (y me hago cargo de mi opinión) la política de la Política presenta una importante dilución ideológica que también es ideológica, parece más una simple declaración de principios contenidos dentro del Proyecto Educativo que una Dirección Política… ¿cómo sería esto?. Cualquier Scout sabe que un mapa sin brújula no sirve de gran cosa, que hacer “Políticas marco” para contener casi todo no implica direccionalidad. Un ejemplo de direccionalidad sería sumarle a todo el blablabla de la política cinco ejes rectores como podrían ser: 

1)      El trabajo a favor de la justicia, contra la explotación del hombre

2)      El trabajo a favor de los Derechos Humanos y la dignidad, en contra de la opresión política

3)      El trabajo a favor de la solidaridad, en contra de la discriminación racial, sexual, etc

4)      El trabajo a favor de la ecología, en contra de la destrucción industrial del medio ambiente

5)      El trabajo a favor de la vida, contra el absurdo, la angustia y la desesperanza  

Direccionalidad que permite enmarcar Proyectos de los Jóvenes, y brindan justamente respuesta a las necesidades de los jóvenes y a las necesidades de nuestra sociedad (en la que participan los jóvenes) 

            Bien… se formó una comisión entre los jóvenes participantes, y posterior al informe la Asamblea decidió que compraba el mapa…  

Alineación y balanceo: 

            El tema del balance venía, para decirlo de alguna manera, “áspero”, teniendo en cuenta el informe tardío y negativo de la CRC. Sorprendió a todos la enorme capacidad pedagógica para presentar el balance y realizar las aclaraciones pertinentes del Director de Administración y Finanzas, quien a lo largo del tiempo que contestó preguntas demostró una enorme capacidad y apertura para el debate constructivo. No fue el único que sorprendió, el Asesor legal demostró no solo sus conocimientos, sino que en la pertinencia de sus intervenciones quedo más que claro - por si alguno lo dudaba – que es cierto que es el abogado de la Asociación y no como algunas personas prefieren hacer ver, el abogado del CD o del DE. Cabe destacar que como en el año anterior, se quiso nuevamente evitar que pudiera asesorar a la Asamblea, pero en este caso la moción no prosperó. 

            A esta altura, se comenzaba a observar que a diferencia de hace dos años en los que la ANO actuó casi como un masa desbordada; a diferencia del año anterior en el que la Asamblea fue dura pero ya no existió la reacción de masa; en este caso se comenzaba a vislumbrar cierta pacificación… como que no se quería hacer correr más sangre. Cuando digo pacificación no digo falta de debate, de expresión de posturas, ni siquiera falta de exabruptos… digo cierta racionalidad, no más que eso... 

            El único miembro de la CRC presente explicó el informe, se le hicieron preguntas de distinto tono, e inesperadamente (desde el punto de vista político – ideológico) un delegado solicitó la realización de un sumario administrativo a la CRC. La Asamblea fue muy clara… dijo no, esto lo interpreto personalmente como un signo de pacificación, “no más sangre”… se repite nuevamente en la apelación del Ex Presidente sancionado por la CNH 

El balance fue aprobado por amplia mayoría, seguramente muchos delegados haciendo uso de sus facultades, al considerar que  lo explicado cubría las expectativas y demostraba un trabajo serio, volcaron su voto a la aprobación. 

La gran ausente: 

            El tema de las propiedades comenzó a marcar el viraje de la Asamblea, a partir de ello se empezó a notar que la gran ausente en la Asamblea Nacional iba a ser la pertenencia asociativa.  

Pareciera que el Presidente mezcló de forma extraña  dos puntos de la Asamblea Nacional; el l) que trataba de “Análisis y aprobación de acciones a seguir ante la situación asociativa ante la situación derivada por la sentencia del Juicio Lavorano. Informe del asesor legal” y la n) “Autorización para la venta de la casa de Rivera Indarte y la casa de Libertad”. El Presidente luego de explicar las acciones realizadas, a mi humilde entender direccionó la Asamblea hacia la autorización de la venta de las casas, cuestión que finalmente fue aprobada… esto que generó cierta incomodidad en algunos asambleístas. Igualmente existieron muy pocas mociones de acciones a realizar, las que por suerte fueron tenidas en cuenta y para las que la Asamblea ordenó el armado de una comisión de trabajo. Cuando digo muy pocas es porque fueron muy pocas, creo que cinco sobre más de 100 asambleístas, lo que implica el grado de falta de conciencia y de interés por las cuestiones asociativas que no son ni más ni menos que las cuestiones de todos, porque perder las propiedades implica entre otras cosas, que en otro caso similar se avanzará sobre los terrenos de los grupos... a pocos asambleístas pareció importar. 

El avanzar sobre una Ley de protección para las Asociaciones Civiles y la comisión de organización de los proyectos de recaudación fueron las dos mociones aprobadas. Se armó una comisión inicial para los proyectos (a la que se puede sumar gente) con personas de distinta extracción ideológica, y se empezó a contactar a los “bogas” o estudiantes de derecho presentes para la redacción de un texto de Ley que pueda ser presentado junto a la mayor cantidad de ONGs posibles que trabajemos por la niñez y juventud, a los efectos de preservar el patrimonio de las ONGs y de ver la posibilidad de que se puedan lograr topes indemnizatorios para las Organizaciones voluntarias que cubrimos los espacios que el Estado ha abandonado. 

            La gran Ausente se notó en el presupuesto y posterior “cuota al boleo”. 

Según pedidos de Asambleas anteriores se realizó un presupuesto por objetivos que en realidad implicó muchísimas horas de esfuerzo y trabajo (que incluye el esfuerzo y trabajo voluntario) para que la propia Asamblea no lo tenga en cuenta. “Cuota al boleo”… aquí la parte más irracional de la Asamblea… entre una mezcla de tragedia y comedia, se sucedieron argumentos: sobre la pobreza (aún cuando anteriormente se había dicho que se podían becar chicos solidariamente, que se destinaba un 7% de lo recaudado extracuota para el sistema de becas); un ex consejero con acento serrano llegó a argumentar que dado el “elevado” valor de la cuota anterior, tenía más de doscientos chicos no afiliados en su distrito y dijo que con este valor de cuota se alentaba que la gente se vaya de la asociación – parece que no se da cuenta que cuando mas chicos no afilien más alta deberá ser la cuota-, otros simplemente porque les parecía mucho, etc.… en fin.. fue un “menefrega el presupuesto y lo que como asociación precisamos”… lo mas irracional es que mientras algunos asambleístas le pedían al Presidente que dentro de las mociones se incluya la del CD (41 pesos) dicha monto no aparecía en la pantalla, en un momento a pedido de un consejero apareció, después a pedido del Presidente desapareció, y finalmente apareció de nuevo. Esta situación insólita (que no figurara el pedido del CD) podía dar pie a cualquier tipo de interpretación; comenzando por pensar que el CD había aprobado un presupuesto inflado para lograr una cuota menor… hasta el extremo de pensar en se trataba de un acto demagógico para “quedar bien” con la Asamblea haciendo quedar mal a quienes habían trabajado concientemente y comprometidamente en la elaboración del presupuesto.  

            El valor elegido como cuota, es un indicador de pertenencia… y esto nos habla de que no estamos bien, por más que la Asamblea haya transcurrido con debates mas civilizados. 

Nota cómica: La gallina estaba clueca puso un huevo y dijo Eureka!: 

            Como nota de humor, cuando el Presidente hablaba un asambleísta imitaba una gallinita (¿sería de River?)... a esta altura llevábamos muchas horas de trabajo y debate y quien coordinaba la Asamblea Nacional “se puso la gorra”, y lo hizo pasar al frente para pedirle una sanción a la CNH… un asambleísta le solicitó que no lo tuviera en cuenta y que lo dejara pasar, el Presidente accedió, el asambleísta que quizás nunca leyó “Escultismo para muchachos” ni siquiera tuvo la amabilidad de pedir disculpas, parece que “Lo caliente quita lo cortés” 

Conclusión: 

            Que el Asamblea haya sido más racional, no implica necesariamente que estemos bien, creo que estamos mal y debemos todos reflexionar… personalmente no quiero una asociación homogénea, el crecimiento se da a partir de la diversidad pero esto es imposible si no existe sentido de pertenencia. Algunas personas, referentes de distintos sectores políticos asociativos, se sumaron no a trabajar por “una gestión” sino a trabajar en pos del salvataje económico institucional; más allá de las diferencias, me alegran y enorgullecen algunos socios que, ubicados en “distintas veredas” no tuvieron ningún problema en juntarse, hablar y decir… vamos a “hacer todo lo posible”; y cuando esto ocurre es porque, aunque se tengan distintas visiones de la asociación, o se discuta desde distintos lugares… “Tú y yo, somos de la misma sangre”… Si todos apostáramos a ello seguramente moveríamos las montañas. 

PD1: Gracias a la gente de San Nicolás de los Arroyos, enorme el esfuerzo que hicieron y maravillosa la cordialidad y hospitalidad recibida

PD2. No perdamos la capacidad de soñar, porque si lo podemos soñar, lo podemos hacer.

Buho Terco.     

           

          

 

Volver
1