ðHar.geocities.com/RIVERPLATETUGRATONOMBRE/idolo16.htmlar.geocities.com/RIVERPLATETUGRATONOMBRE/idolo16.htmldelayedxB\ÕJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈ ø“\OKtext/html&ËÅK\ÿÿÿÿb‰.HThu, 06 Sep 2001 16:02:26 GMTJMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *B\ÕJ\ RIVER PLATE..."LUIS ARTIME"



Luis Artime

2-12-1938, Mendoza. Delantero.
Internacional con Argentina.
Ciclón de Palmira, Independiente de Junín, Atlanta (59-61), River (62-65), Independiente (66-68), Palmeiras (68-69), Nacional (69-71), Fluminense (1972), Nacional (73-74).
Máximo goleador de la liga argentina en 1962, 1963, 1966 y 1967.
Un campeonato Nacional con Independiente (67).
Tres ligas uruguayas con Nacional (69, 70 y 71).
Una Copa Libertadores con Nacional (71).
Máximo goleador de la liga uruguaya en 1969, 1970 y 1971.
Una Copa Intercontinental con Nacional (71).
Una Copa Gomes Pedrosa con Palmeiras (69).
Conocido como el Rey del área, Luis Artime dominó esa zona del campo como muy pocos futbolistas lo han hecho a lo largo de la historia. Desde sus comienzos mantuvo una relación muy fluida con el gol y en todos los equipos en los que militó fue el punto de referencia en las acciones de ataque, el encargado de culminar el trabajo de sus compañeros. Muy difícil de marcar, Artime hizo goles de todas las formas posibles, gracias a su habilidad, a su oportunismo, de cabeza o de fuerte disparo.
Demostró sus cualidades ya en el Ciclón de Palmira y en Independiente de Junín, los dos primeros conjuntos en los que militó, y Mallegni, hombre de confianza de Osvaldo Zubeldía, entonces técnico de Atlanta, no dudó en recomendar su contratación. A las órdenes de Zubeldía progresó notablemente y sus actuaciones no tardaron en despertar la atención de River, que vio en Artime una solución a sus problemas. Amortizó con goles los 15 millones de pesos pagados por él y en las dos primeras temporadas que vistió la camiseta franjirroja fue el máximo realizador del campeonato. Sin embargo, los éxitos individuales no se vieron acompañados por los del equipo y cuando abandonó el Monumental en 1965 aún no sabía lo que era dar una vuelta olímpica.
Independiente no dudó en pagar ocho millones de pesos para contratar a este goleador genial, pese a que un informe médico de los doctores de River consideraba que sus condiciones físicas no eran ideales para la práctica del fútbol. Artime se encargó de demostrar que aún le quedaban muchos años de carrera y en 1966 y 1967 volvió a salir máximo goleador del campeonato. Se despidió del rojo de Avellaneda ganando el Torneo Nacional y en 1968 decidió probar suerte en el extranjero y fichó por Palmeiras de Brasil. Tras dos años en el conjunto paulista cambió nuevamente de país y se incorporó a Nacional de Montevideo, con el que vivió algunos de los mejores momentos de su carrera y alcanzó la gloria deportiva, al ganar la Copa Libertadores y la Intercontinental.
Abandonó el club poco después y tras un breve paso por Fluminense, en 1973 regresó a Nacional. Un año más tarde puso fin a su brillante trayectoria, dejando para el recuerdo su último gol, logrado el 10 de febrero de 1974, en el estadio Centenario ante Olimpia de Asunción, en un partido de la Copa Libertadores.

1