inicio> Nosotros los buitres

La Asociación Nosotros los buitres presenta aquí un informe sobre los buitres, ya que nos dimos cuenta que es una realidad que nos afecta todos los días pero nadie habla sobre el tema y no podemos seguir ignorandolo porque 'los buitres nos afectan a todos'.

NOSOTROS
LOS BUITRES.

 

 

"El buitre común se alimenta de carroñas de grandes ungulados domésticos y salvajes, aunque puede cebarse en animales más pequeños como perros, zorros, gansos, crías... Eligen las masas de carne y las vísceras, evitando competir con el buitre negro. Y, a diferencia de éste, busca el alimento en grupos más o menos laxos. Así, si un individuo descubre un cadáver, desciende en círculos para avisar al resto, que no tardan en concentrarse y bajar a comer. Los nidos se agrupan en colonias, donde las aves más inexpertas ocupan los lugares más expuestos a la metereología. El cortejo tiene lugar en vuelo: los machos planean sobre las hembras y bajan las patas hasta casi tocarlas."

 

Aquí encontramos la descripción del buitre (animal), por lo que se ve es semejante a como actúan algunos seres humanos hoy en día, pudiéndose encontrar este comportamiento en ambos sexos, pero generalmente en personas de sexo masculino.

Por lo que se sabe los buitres habitan en grupo, esto quiere decir que donde vemos un buitre hay por lo menos cinco que no vemos.

Al habitar en grupos se hace necesario la existencia de normas y reglas para una mejor convivencia entre los buitres, que es lo que hoy deseo exponer aquí.

Ahora pasare a enumerarlas:

 

 

·        El resto del ‘buitrerio’ no debe burlarse de un buitre que haya atacado una presa que sea un atentado contra la visión y éste debe reconocer su error y no desarrollar excusas como: ‘Tenía unas copitas de mas encima’ o ‘Era una morocha de ojos verdes’
Hacerle caso omiso a esta regla puede generar lo siguiente:

o       Que el buitre deje la manada.

o       Que cada vez que el buitre este en pedo vaya a preguntarle a sus compañeros buitres si la presa que desea atacar ‘esta buena’.

o       Que el buitre se canse y empiece a buscar carroña de cualquier tipo (véase bolitas, mujeres semejantes a travestis, travestis, etc)

 

·        Es muy común que luego de un par de copas el buitre sienta el instinto de atacar una presa de abundante carne o vulgarmente llamada ‘una gorda’, este comportamiento se ve mucho hoy en día, todavía no se a podido descifrar el porqué de este comportamiento tan característico de los buitres.
Al ser algo ya normal, las
‘gordas’ no entran en la categoría a la que hace referencia la primera regla, siendo así que ‘el buitrerio’ debe respetar al buitre sin importar que tan ancha haya sido su victima.

 

·        No criticar a las personas que tienen un estilo de vida distinto al estilo de vida ‘buitresco’ porque al fin y al cabo tienen una esperanza de vida mas larga que la nuestra.

 

·        Molestar a un buitre mientras que esta comiendo o trata de comer lo puede llegar a poner de mal humor, tratemos de alejarnos cuando se va en busca de carroña.

 

·        Se permite desarrollar una forma de medición o ranking para ver el grado de buitre de cada integrante de un grupo o sección, al que se le deberá dar el nombre de ‘ranking buitresco’ donde un grupo mayor o igual a dos integrantes deberán estar de acuerdo con el grado de buitre que le atribuirán a cada individuo para colocarlos en orden descendente según su grado.

 

·        Se debe exiliar de un grupo a aquellos buitres en cuyo vocabulario no existe la frase ‘no, no le doy’ y que se ve reemplazada por la frase ‘safa, safa’. Ya que esto es como es como una enfermedad que se propaga hasta alcanzar el alma del grupo y en cuyo caso lo destruye dejando solo no un grupo de buitres hambrientos sino un puñado de ‘garrapatas’ que se agarran de cualquiera con tal de sobrevivir.

 

·        Con el pasar del tiempo hemos notado la existencia de una clase de buitres que también disfrutan de la carne nueva y fresca. Sintiendo el deseo de atacar a pequeñas crías o cachorros indefensos. Este comportamiento se esta volviendo cada día mas habitual en los grupos de buitres, ya que también es una enfermedad propagada por un grupo menor de buitres, solamente que esta enfermedad no es del todo perjudicial para la colonia.
Si alguna vez se ve frente a un buitre de estas características, evite comentarios como:
‘X te roba la inocencia’ (donde X equivale a un nombre o apodo) Ya que dentro de todo es un buitre y merece nuestro respeto.

 

·        También esta la existencia de una clase de buitres de una característica mas bien ‘pajera’ o ‘fiacas’ los cuales no disfrutan de ir a atacar una presa sino que intentan atraer a su presa valiéndose de distintos recursos para no tener la necesidad de moverse. Generalmente utilizan frases para justificar su forma de actuar, por ejemplo: ‘Si le intereso que venga ella, yo no voy a ir a buscarla’ o ‘Si quiere salir que me llame y listo’

 

·        Existen también los ‘buitres con mochila’, en esta categoría encontramos aquellos buitres que por un motivo u otro no puede ‘buitrear’ con libertad, ya sea por novias o algún otro impedimento, pero todavía conservan el alma del buitre que tenían antes de ganarse esa ‘mochila’.
A estos buitres se los puede encontrar ‘buitreando’ siempre y cuando no aparezca por ahí su ‘mochila’ o le rompas su burbuja haciéndole acordar su existencia.
Estos buitres suelen defenderse diciendo:
‘no estoy buitreando, es buena mina y me cae bien, nada mas’.

 

·        Otra clase de buitres que se pueden encontrar por ahí son los buitres que ‘se hacen los boludos’, no se sabe mucho de estos buitres pero puede destacarse su comportamiento, donde el buitre se hace pasar por amigo de todas las chicas y así poder estarles encima todo el día sin levantar sospecha alguna sobre su conducta. Generalmente se los puede detectar en donde escuchemos a alguna señorita gritando: ‘Emi, me tocaste una goma’ (donde Emi equivale a un nombre o apodo) ‘Uh, perdoná solamente quería pegarte’ (pegarte en este caso equivale a una variable que puede llegar a ser abrazarte o cualquier otra excusa que se le ocurra al buitre en el momento). Luego al investigar a cuantas mujeres había tocado este buitre ‘sin querer’ nos damos cuenta de la cantidad asombrosa de señoritas que han caído bajo sus garras.

 

·        La lastima es una herramienta muy poderosa sobre la mayoría de las mujeres y los buitres los saben, pero no todos se rebajan a utilizarla, por eso considero que los buitres que la utilizan deberían ser nombrados como otra categoría.
Estos buitres son los mas fáciles de encontrar ya que uno se asombra al verlos y en muchos casos genera bronca en el resto de los grupos de buitres.
El problema de estos buitres es que generalmente nunca llegan a probar de la carne ya que llega un momento en el que se vuelven tan obvios que la presa se da cuenta y se aleja.

 

·        Luego encontramos otras categorías como ‘el buitre selectivo’  que se ven mas exquisitos y atacan presas de estándares que ya tienen determinados y al resto no le da bola.
Y
‘el buitre común’ que le da a todo lo que considera que ‘safa’.

 

 

A mi entender aquí aparecen todas o por lo menos la mayoría de las categorías de buitres que existen, explicando la naturaleza de cada uno de estos individuos y su manera de actuar.

La Asociación Nosotros los buitres no se hace responsable de cómo sea utilizado el material aquí expuesto.

 

 

 http://www.3hcs.4t.com