EL TERCER TRIUNVIRATO

Convengamos algo. Cuando a la clase dirigente se le agotan las ideas, es necesario usar el hemisferio creativo del cerebro. A veces, los problemas se resuelven por reducción al absurdo. Esto es, curiosamente, lo que está haciendo Menem. El turco sabe que llevar a Maradona como vicepresidente no es una propuesta seria. Pero claro, si Chacho pudo ser vicepresidente, por qué no puede serlo el 10? Y el Diego, astuto como es, se animó a redoblar la apuesta y proponer un Triunvirato: Menem- Diego- Charly (García).

Frente al páramo de ideas, el universal aburrimiento de De la Rúa, a la crueldad de Cavallo y la abulia crónica de radicales y frepasistas, el Tercer Triunvirato es una idea magnífica. Los tres tienen varias cosas en común: están más allá del bien y del mal, son los tipos más creativos de la Argentina, son poderosos, no son hipócritas. Menem representa el poder, Diego representa al pueblo, Charly es la locura que salva. ĦQuién podría enfrentar con algo de suerte a esta santísima trinidad de los argentinos?

Dirán los atildados expertos de siempre que Diego y Charly no saben nada de política. Pero sabe algo De la Rúa, sabe algo Massei, sabe algo el Chacho? No. De política no saben nada, saben sí, y mucho, de cómo se rosquea el corto camino a un cargo. Pero de política no tienen ni la más pálida idea. Otra cosa une a la Trinidad: todos han sido perseguidos, todos pueden exhibir algún día de cárcel en sus legajos. Menem, Diego y Charly son expresión de la tragicomedia nacional. Nadie, ningún otro, se ha ganado al amor/odio de los argentinos.

Lo que Menem le está diciendo al país con esta idea brillante es que del barro se sale con decisión, creatividad y desenfado. Menem se caga en los tibios, Diego vomita sobre los ortivas, buchones y caretas, Charly vuela desde el noveno piso, muere y resucita mil veces. La Trinidad está viva, la quisieron matar mil veces, y resucitó. Su eternidad tiene un corolario espeluznante: los demás, los pedestres argentinos somos muertos vivientes. La fórmula M-D-C resume, en cambio, el secreto de la eterna juventud, y del eterno retorno. Ellos son utopías de la destrucción y de la restauración. Son infinitamente preferibles al limbo aliancista o al fascismo de Ruckauf.

PARA PENSAR EN EL INODORO

Se acuerdan de que Intrusos advirtió que el fracaso de la Alianza le está dando alas a los fachos como Seineldín? Se acuerdan de que Julio Nudler opinaba parecido en Página 12? Pues bien. Vieron quién ganó en El Gran Cuñado? Sí, ganó Aldo Rico. Los teleciudadanos votaron la expulsión de De la Rúa y consagraron al milico como dueño absoluto de la Casa Cerrada. żAlguien se lo puede tomar en chiste? No señores: la votación en El Gran Cuñado es más verosímil que la truchada del 14 de octubre. Cabe pensar que los millones de votos no válidos de ese día habrían ido a la ultraderecha en caso de que ésta hubiese tenido candidato nacional. Da como para empezar a temblar. La realidad siempre supera a la ficción.

VOLVER A LA HOME PAGE INTRUSA

1