Sobre sospechoso en casa de ignota diputada

Si no fuera porque una calle de Neuquén lleva su apellido, hablar de la diputada Mirta Domene expone al riesgo de que a una le pregunten "¿lo quéeee?".

Militante acérrima del villarismo más acrítico (acrítico de Villar, y por lo tanrto acrítico de Sobisch) Domene no brilla por su gestión legislativa, tal vez queriendo honrar el apodo de "gallega" con el que la conocen algunos neuquinos nyc.

Quién iba a decir que Mirta Domene iba a ponerse a un pasito de obtener sus cinco minutejos (ya que 15 parecen demasiados) de gloria a través de un sobre anónimo que el personal del Correo Argentino depositaría en el buzón de su casa (cabe aclarar que el buzón de la casa de Domene sigue en el mismo lugar de siempre. El que la Alianza le vendió a los neuquinos en el ´99 era el de la casa del dogor Lugones).

Mirta Domene dijo hoy que la Policía actuó muy diligentemente cuando uno de sus cohabitantes dijo desconocer el origen de la carta que le había remitido un también desconocido remitente.

Ocvio, man. Ella creyó estar en presencia de antrax, que es a la salud de la población hoy por hoy lo que el partido de Domene viene siendo a la política y al gobierno de la Argentina desde el 10 de diciembre de 1999: un peligro letal.

Permaneceremos angustiados por la duda hasta que los criminólogos locales determinen si el sobre misterioso que recibió la diputada sensible contiene o no elementos bacteriológicos. Pero ella tuvo sus minutitos de radio esta mañana y seguro que mañana va a tener sus centimetritos en los diarios.

Pero cabe preguntarse si en lugar de antrax, los bacteroterroristas no tendráin que mandarles otro tipo de gérmenes a ciertas personas. Por ejemplo: a Radonich un poco de anilinas colibrí de color blanco, así se somete a un tratamiento del tipo Michel Jackson y se va preparando para cuando deje de ser ñoqui y la gente lo putee más fuerte por la calle.

A Villar le vendría de perillas un poco de tónico capilar, pero además un polvo para la verguenza, así deja de escribir esas espantosas cartas de excusas a los diarios.

A Violeta Sigel, la del MPN, le podráin mandar un polvillo, sí...pero de ese que los cobani usan para copiar huellas dactilares,,, como las que los hijos de la Sigel dejan en alguna de las casas que se chorean y en los elementos que la maddre transporta en el baúl de su auto.

Bueno, más tarde les cuento otras novedades. Por ahora ya tienen para entretanerse. Chau, che.

A.P.

[VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL INTRUSA] 1