por más indiscreciones, CLICKEA ACÁ

Los diputados provinciales neuquinos sancionaron el jueves 13 de julio de 2000 la ley del Régimen de Regularización de Obligaciones Fiscales, más conocida como moratoria, mediante la cual el gobierno aspiraba a recaudar unos doce millones en un año. No sabemos cuánto terminó recaudando, pero eso es lo de menos...

Corresponde a la Comisión de Hidrocarburos, Energía y Comunicaciones, que preside el Oscar Horacio González (Alianza, Las Lajas) dictaminar sobre todo asunto o proyecto relativo a concesiones y explotación de minas, sobre policía minera y de hidrocarburos, explotación, investigación, producción y transmisión de las diferentes formas de energía convencional, no convencional (hidráulica, térmica, eólica, solar, geotérmica, nuclear) y lo relativo a las comunicaciones en sus diferentes formas.

Resulta que durante el tratamiento en Comisión del proyecto de moratoria, entre los tributos a incluir en la norma, el pícaro minerito lajeño sugirió "pongan el canon minero" a lo que los salames y/o corruptos de sus colegas legisladores accedieron sin chistar. Bueno, esto implicó un beneficio cercano al millón de pesos para González, quien ha sido sindicado enlos últimos días como uno de los promotores de la pueblada zapalina. Allí lo tienen, piqueteros zapalinos: de los cinco millones que le piden a la provincia, uno lo puede poner vuestro amiguito el Gonza, con sólo pagar los impuesto que debe en su condición de propietario de muchas de las minas de esta provincia.

Algunos certeros analistas cercanos a Intrusos, quisieron atribuir la "moratoria" privada de González a una concesión hecha por los impresentables Radonich y Villar al de Las Lajas, quien desde el comienzo de la gestión de la actual Legislatura desafió la conducción transa del frentegrandista y el radical. Para Radonich y Botón, González ha sido considerado "diputado kelper" por su condición de hombre del interior, algo que ni González ni -por caso- Rita Santarelli, han estado dispuesto a tolerar dentro del más sobischista que Sobisch bloque de la Alianza.

Entonces, el alineamiento de González a la ominosa conducción de su bloque costó la módica suma de un millón...un millón que -naturalmente- pagó usted, amigo contribuyente.

¡¡¡ Qué se le va a hacer!!! Cosas de la política.

Las Lajas, 5 de setiembre de 2001
1