Hackean INTRUSOS

POSIBLES RAZONES DE UNA CANALLADA

Por qué lo hicieron y por qué nos ocultamos

Cuesta creer que en su breve existencia -aparecimos el 7 de junio pasado- podamos haber desatado tantas iras.

Sin embargo, la abrupta desaparición de todos los archivos de nuestro espacio de Geocities, ocurrida el viernes 29 de junio a las 20.30, nos enfrenta a una realidad incontrastable: estamos haciendo daño.

Así nos lo han hecho saber -además- varios amigos y fieles visitantes y colaboradores del sitio (¡¡¡Gracias Fabián, Marcelo, Manu, "Rockambole", "Franquinho"!!!, por nombrar sólo a los más consecuentes), quienes por trabajar "en el ambiente" tienen contacto más o menos frecuente con nuestras "víctimas".

Lo cierto es que nada de lo que nos sucedió -y que lejos de hacer mella en nuestras persecutorias intenciones, nos alienta a seguir en la brecha- fue obra ni de APO, ni de la Iguana macho, ni de los amigos de La Plata, ni mucho menos de Walter Uviedo, juajuajua.

Fuentes más que cercanas al máximo órgano judicial de la provincia -el TSJ- informaron a INTRUSOS que María Julia -no Alsogaray, sino una mucho más cercana y más dañina- está que trina por las alusiones a su persona habidas en este modesto sitio de Internet. SOSPECHOSA Nº 1.

Es necesario recordar -también- el reciente convenio de choreo informático que el área de Turismo de la provincia suscribió con uno de los servidores locales para el diseño y hosting de Neuquentur. Este convenio significó muchos pesos al bolsillo de algunos pseudo "e-emprearios", funcionarios y pseudo periodistas. SOSPECHOSOS Nº 2.

Podrán decir que somos "difamadores". De hecho, lo dicen, pretendiendo que además de robar a manos llenas como lo hacen, los ciudadanos (perdón, digamos VECINOS o HABITANTES, para no parecernos a cierta chusma) honestos de esta provincia nos quedemos callados frente a tan impúdicos latrocinios.

Sobre el carácter "anónimo" de nuestro sitio hemos recibido muchas consultas. No damos ni pedimos identidad a nuestros colaboradores. Lo que sí garantizamos es que chequemos los datos -muchos, por cierto y gracias a Dios- que nos llegan. Es preferible decir las cosas, aunque sea desde el anonimato y para que se sepan, enj lugar de saberlas, comentarlas entre los amigos en los quinchos reservados o adentro de un baño o con la cabeza metida adentro del freezer. Eso es lo que hace uun grupúsculo de sujetos que presume de muy progresista y qué se yo qué más y que con su silencio -cómplice- permite que los delincuentes sigan currando.

Seguro que INTRUSOS no va a evitar el choreo, pero que muchos se ponen nerviosos, se ponen. Y ya se sabe que chorro nervioso tiene mucho más chance de hacer cagadas. ¿O no?

Amigos lectores: no descarten que nos vuelva a suceder lo dle viernes 29, pero no se hagan problema. Si nos borran todo de nuevo, ya habrá más letra para escribir. ¡¡¡Aguante INTRUSOS!!! ¡¡¡Aguante los que leen INTRUSOS!!!

Cutral Co, Domingo 1º de julio de 2001

¡¡¡Gracias, amigos lectores!!!
1