EL SITIO WEB DEL AJEDREZ TUCUMANO

INICIO

QUIENES SOMOS

NOTAS

BIOGRAFÍAS

FOTOS

CAMPEONATOS
TUCUMANOS

CAMPEONATOS
ARGENTINOS

LOS GRANDES TORNEOS

Federación Tucumana de Ajedrez


TUCUMÁN APARECE EN LA ESCENA NACIONAL

En enero de 1948, un inexperto equipo norteño, integrado por René Taddeo, Juan Carlos Leiva, Adolfo Elinger y Julio Martensen, recorrió 2.000 kilómetros, a fin de hacerse presente en Bahía Blanca y poder participar del Xº Campeonato Argentino por Equipos. Representaban a la Federación Tucumana de Ajedrez, fundada un año y medio atrás, que, de esta manera, hacía su primera incursión en el ámbito nacional.

El equipo tucumano: Juan Carlos Leiva, S. Quiles (delegado),
René Taddeo, Adolfo Elinger, Francisco Benko (Capital Federal) y Julio Martensen

A pesar de su juventud, Taddeo y Leiva eran desde principio de la década del 40 los mejores valores tucumanos. Cada uno tenía su estilo. Así los definía el santiagueño Carlos Federico Juárez, excelente ajedrecista y periodista, quien vivió varios años en Tucumán hasta que finalmente se radicó en Buenos Aires, para continuar su carrera como ajedrecista pero, sobretodo, como periodista:

"Es muy difícil ganarle a Leiva, pero también lo es el perder. No arriesga. Acumula ventajas, pequeñas ventajas mejor dicho, de posición, "apretando" hasta ahogar a su rival."..."Por su parte Taddeo no se anda con vueltas y prefiere sacudir el tablero con alguna entrega de piezas, para acabar con cualquier resistencia."

Ambos eran estudiantes de ingeniería y a causa de las exigencias de los estudios no pudieron prepararse adecuadamente para un torneo de esta magnitud. En el caso particular de Taddeo hacía casi cuatro años que no participaba de una competencia seria. "Cuando ingresé en el Ejército, cumpliendo con la Ley de Servicio Militar Obligatorio, abandoné casi por completo el deporte-ciencia. Y al salir de baja, cuando pensaba recuperar el tiempo que pasara sin practicar el juego de mi predilección, hube de abocarme de lleno a los estudios y de tal manera se prolongó mi alejamiento del tablero." comentaba Taddeo a un diario de Bahía Blanca durante el torneo.

El desarrollo del torneo

"No pretendemos ganar el torneo, sólo aspiramos ofrecer la mayor resistencia" manifestaba prudentemente, Leiva. Es que los tucumanos no estaban acostumbrados a jugar contra los jugadores de primera línea del país. La enorme distancia que separa Tucumán de Buenos Aires y la falta de una sólida organización local eran obstáculos para que los grandes maestros no frecuentaran nuestra provincia, por lo cual, la actividad de nuestros jugadores se reducía a los campeonatos internos y a matches contra las provincias vecinas.

Leiva, Benko, Taddeo y Carlos Federico Juárez
en la redacción de un diario porteño

Y lo cierto era que el torneo no iba a ser fácil. A pesar de la poca cantidad de equipos inscriptos (solamente seis) la calidad lo compensaba sobradamente. En primer lugar, habría que destacar al equipo de Capital Federal, con Héctor Rossetto a la cabeza, quien recientemente se acababa de consagrar campeón argentino por tercera vez (las dos anteriores fueron en 1941 y 1944), secundado con jugadores de la talla de Renato Sanguinetti y Francisco Benko. La Plata, liderado por el ex campeón argentino Carlos Maderna (quien luego, en 1950, volvería a consagrarse campeón) y con el aporte del maestro Juan Iliesco figuraba como uno de los favoritos para conquistar el título. Y también, la representación de Quilmes, donde sobresalían Pedro Martín, Alfredo Espósito y Bernardo Wexler (campeón argentino en 1959). A su vez, en el equipo entrerriano debutaba su joven campeón y futuro campeón argentino Raúl Sanguinetti (siete veces campeón argentino, sólo superado por Najdorf, con ochos conquistas del título nacional).

La primera ronda no resultó favorable para el representativo tucumano. El equipo de La Plata lo venció por un contundente 4 a 0. El cansancio del viaje parecía haber influido en el marcador. Taddeo, luego de una elogiable tarea, desperdició una buena posición contra Maderna. "Anoche tuve la oportunidad de conquistar una gran victoria, pero me vi apremiado por el reloj y casi a último momento cometí un error muy grave, lo cual significó la pérdida de la partida", se lamentaría después el primer tablero tucumano. Algo parecido ocurrió en el tercer tablero, en el cual, Elinger no pudo completar una buena labor frente al platense García Balado.

La inmortal tucumana

Tucumán fue la noticia de la segunda ronda. Enfrentaba al poderoso equipo de Capital Federal, contra el cual, no se le daba ninguna chance. Después de unos pocos movimientos de comenzadas las partidas, el público empezó a notar que algo extraño pasaba en el primer tablero. Héctor Rossetto, que tenía la costumbre de levantarse a mirar las otras partidas, esta vez estaba fijo en su silla con aire de preocupación. Para la sorpresa de todos, el campeón había caído en grandes dificultades contra el joven desconocido René Taddeo. Luchó algunos movimientos más, esperando algún error de su inexperto rival, el que nunca llegó, por lo cual, ya en posición de mate, no tuvo otra posibilidad más que extender su mano y abandonar la partida. - Lo felicito, amigo maestro- fueron sus palabras.

Taddeo enfrenta a Rossetto.
El campeón acaba de realizar su jugada 2...Cc6.

En sólo 17 movimientos el campeón argentino Rossetto había sido derrotado.  Taddeo, con un juego enérgico y preciso, castigó en forma rotunda una imprecisa y temeraria apertura del campeón.
"...Rossetto planteó la defensa Chigorín, considerada, según me dijeron después, inferior para las negras. Por otra parte, yo apenas la conocía de nombre"- relata Taddeo. "...jugué lo mejor y aproveché la debilidad que creaba su movida C3AD en el gambito de dama. Lo 'agarré' bien, y no lo dejé respirar". "Estimo que Rossetto no estuvo a la altura de sus antecedentes, y tal vez... se confió un poquito", concluyó con humildad. (haga click aquí para ver la partida)

A pesar de la derrota final en el match por 3 a 1, el triunfo de Taddeo copó las notas de los diarios sobre el torneo y significó para Tucumán el reconocimiento y respeto por la calidad de su juego.

Tucumán termino en el último lugar en el torneo, que fue ganado por Capital Federal. Perdió cuatro matches y solamente ganó uno frente a Entre Ríos por 3 a 1. Pese a ello, el joven equipo logró darse a conocer a nivel nacional, demostrando que en nuestra provincia se desarrollaba un buen ajedrez, capaz de enfrentarse a los maestros del país y dar más de una sorpresa.

Equipo               Pts

-------------------------

1.Capital Federal    14½

2.La Plata           14

3.Quilmes            12½

4.Bahía Blanca        8

5.Entre Ríos          6

6.Tucumán             5

-Vinimos a aprender; logramos ponernos en contacto con muchos maestros y adquirimos una experiencia que nos será muy provechosa. Comprobamos eso sí, que con un poco de estudio y "afinando" la puntería podremos competir de igual a igual con los mejores.- termina de concluir Taddeo.

  1