Rubinstein, José - Casas, Fernando
39 Campeonato Argentino (3ra ronda), Buenos Aires 1961
[Capanegra]












Rubinstein, José - Casas, Fernando
Defensa Siciliana [B34]
39 Campeonato Argentino (3ra ronda), Buenos Aires 1961
[Capanegra]

VERDADERA OBRA DE ARTE

La partida que obtuvo Rubinstein ante Casas.
Por Capanegra.

La iniciación del campeonato mundial de ajedrez -teóricamente, nuestra prueba máxima del tablero- ha sido muy favorable para los ajedrecistas del interior. En las primeras ruedas, Luis Chemes, de Sante Fe, le ganó una hermosa partida a Enrique Reinhardt, jugador consagrado de la Capital; José Rubinstein de Tucumán, derrotó en forma no menos bella al campeón metropolitano Fernando Casas, y Juan Carlos Obregoso, de Necochea, se impuso a Osvaldo Bazán, valor del ajedrez cordobés de actuación internacional.

El ajedrez de tierra adentro está, pues, de fiesta; y tan de fiesta, que el más caracterizado de los representantes de la ciudad de Buenos Aires, el gran maestro Héctor Rossetto, es bahiense....

AUSENCIAS

Sin que esto sea amenguar el mérito de los ajedrecístas provincianos, digamos sin embargo, que en este campeonato se advierten muchas ausencias: el actual campeón argentino, Najdorf, que se está preparando para el monumental torneo de Bled (Yugoslavia), en que deberá medirse con Botvinnik, Tal, Keres y Petrosian, entre otros; el gran maestro internacional Panno, dedicado a sus estudios; el maestro internacional y subcampeón argentino Julio Bolbochán, que deberá intervenir como uno de los dos representantes del país (el otro es Schweber) en el próximo torneo interzonal de CuraÇao, antesala del campeonato del mundo; el gran maestro internacional Carlos Guimard, que ha acompañado al joven Rubinetti al campeonato mundial para menores de veinte; el maestro internacional Raúl Sanguineti, igualmente consagrado a sus estudios como lo está Panno, etc. Pero con solo quienes no han rehusado la lucha, el presente campeonato no deja de ser sumamente interesante, interés acicateado ahora por estos éxitos de provincias.

LA MAS BONITA

En lo que va del torneo se ha jugado muchas buenas y brillantes (términos que no son equivalentes, porque no siempre la joya que brilla más es la más fina); pero, probablemte, la más bonita de todas las partidas ha sido la que le ganó el maestro tucumano a Fernando Casas. Ha sido una verdadera obra de arte, que firmaría sin sonrojarse el otro Rubinstein, el genial polaco Akiba Rubinstein, vencedor de Lasker en el torneo de San Petersburgo de 1909, y de Capablanca en el torneo de San Sebastián, 1911. Es que, con semejante apellido, el maestro tucumano no tiene más remedio que jugar muy bien al ajedrez... Insertamos a continuación esa hermosa partida y su magnífico remate.

1.e4 c5 La Defensa Siciliana, a la que es particularmente afecto el joven e ingenioso campeón metropolitano. Según lo hemos señalado varias veces, esta "defensa" -como muchas otras- no tiene de tal sino el nombre. Es un verdadero contraataque con el que Casas procura abrir la columna alfil dama para desde ella vulnerar el centro que presumiblemente se contruirán las blancas. El origen de la defensa siciliana se pierde, según la fórmula vulgar en "la noche de los tiempos", pero su primer análisis serio data del año 1594, practicado por el autor italiano Giulio Cesare Polerio, quién con mayor precisión la denominaba "Il giuoco siciliano". "Juego" no "defensa". 2.Cf3 Cc6 La jugada tradicional de las negras. Najdorf prefiere la "variante Najdorf", que empieza jugando ahora 2...d6, para reserva la ubicación del caballo negro a fin de situarlo después, sea en 'c6', sea en 'd7', según ulteriormente lo requieran los acontecimientos. 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6?! Casas adopta de intento esta jugada que la teoría clásica, la que se enseñaba a comienzos del siglo, cosideraba mala. El campeón metropolitano, siguiendo las huellas tortuosas y profundad de Nimzovich, cree, en cambio, que la jugada es buena, al extremo de que, según él, estaría dispuesto a practicarla "por contrato". Los clásicos, en cambio, no es que no adoptasen la "variante del dragón" (así llamaba a esta variante el doctor Tartakower porque, según él, en ella el alfil negro se guarece en el "fianchetto" para desde allir lanzar sus lenguas de fuego sobre el tablero), sino que la hacían preceder de la jugada 5...d6, precisamenta para evitar la continuación que se produjo en la presenta partida. De esta vieja manera jugó Lasker contra Schlechter en el match por el campeonato mundial de 1910 (1 a 1 y 8 tablas). 6.Cxc6 bxc6 Botvinnik contra Smyslov, en la 21va partida del match en que recuperó el campeonato mundial (Moscú 1958) tomó con el peón de la dama (6...dxc6), sin temor a la pérdida del enroque por el cambio de damas que habría de sobrevenir a continuación. Los hechos le dieron la razón ya que esa partida fue tablas en sólo 20 jugadas. 7.e5 La jugada que, según la teoría clásica, concede ventaja a las blancas, porque como el caballo negro no tiene ninguna otra casilla buena a donde ir, debe retroceder a su casilla de origen. "Preparando las piezas para la partida siguiente", diría despectivamente Alekhine. 7...Cg8 Esta jugada horrorizaba a los maestros que hicieron el principio de desarrollo ("sacad las piezas") la razón de ser de todas las aperturas. A Nimzovich le importaba poco jugar así, y, a lo que parece, Casas comparte la misma opinión. 8.Ac4 Ag7 9.Df3 Las blancas amenazan mate, es decir, atacan en la forma habitual de esta continuación clásica. 9...f5 Una discutible novedad del campeón metropolitano. Lo acostumbrado en la posición del texto es 9...e6. 10.Af4 e6 11.0-0-0 Dc7 Para evitar la captura del peón rey, que las blancas estaban amenazando. 12.Ab3

Sacrificando un peón.12...Tb8 [ Es claro que las negras no hubieran podido tomar el peón que se les brindaba indefenso, que que a 12...Axe5 hubiera seguido 13.Axe5 Dxe5 14.Axe6! y el alfin blanco no podría tomarse ni con el peón 14...dxe6 ( ni con la dama 14...Dxe6 por 15.The1 ganando la dama) 15.Dxc6+ ganando la torre.] 13.The1 Ch6 14.h4 Cf7 15.Dg3 Tg8 16.f3 c5? Un error que permite al señor Rubinstein iniciar el desarrllo de su magnífica combinación. [ Según el maestro Julio Bolbochán, las mejores posibilidades para las negras hubiera radicado ahora en el siguiente sacrificio de la calidad: 16...Tb4 17.Rb1 Txf4 De aquí en adelante la combinación de Rubinstein es inexorable.] 17.Cd5! Dc6 [ Es evidente que no se podía tomar este caballo 17...exd5 por 18.e6 ganando.] 18.Cf6+ Axf6 19.exf6 Tb6 20.Ad5 Db5 21.b3 Db4 22.Rb1 Rf8 23.Axe6!

Primera jugada de una bonita combinación de mate. Las blancas sacrifican uno de sus alfiles a fin de dar movilidad a su torre dama.23...dxe6 24.Ah6+!! Y, de inmediato las blancas sacrifican el alfil restante para abrir cancha a su dama, más concretamente, para ubicarla en 'c7' con posición de mate inevitable. Las negras abandonaron. 1-0

Justificada decisión. He aquí como, de otro modo, hubiera podido seguir la partiada, bien que muy brevemente: 24.Ah6+ Re8 ( 24...Cxh6 25.Dc7 amenazando mate con la dama y mate con la torre 25...Ad7 26.Dd8+ seguida de De7#) 25.Dc7 la clave del triunfo en todos los casos. 25...Tb7 ( 25...c4 26.Dxc8+ Cd8 27.Dd7# ) 26.Dxc8+ Cd8 27.Txd8+ Rf7 28.Tf8+ Txf8 29.Dxf8#

En síntesis: un brillante tucumano de muy buena calidad. Probablemente procede de la cordillera del Aconquija.

¡LASTIMA!

El joven Rubinstein aún no ha cumplido los 20 años, es decir, hubiera podido representar a la Argentina, en lugar de Rubinetti, en el campeonato mundial para jóvenes que actualmente se esta disputando en La Haya. Lamentablemente, no intervino en la selección organizada por la Federación Argentina de Ajedrez. De otro modo, quizá, nuestro país hubiera agreagado a Panno y Bielicki un campeón mundial juvenil más.(Nota de Redacción: En realidad, Rubinstein, al momento de jugarse el torneo, ya había cumplido los 21 años. Había nacido el 21 de enero de 1940)

CAPANEGRA

Campeonato Argentino de Ajedrez 1961 - Tabla de posiciones finales

Torneo Zonal del Noroeste 1961 - Tabla de posiciones finales

Torneo Mayor de la F.T.A. 1961 - Tabla de posiciones finales

1