JORNADAS DE TRABAJO

INICIO

JORNADAS DE TRABAJO
La jornada de trabajo y su complemento temporal, el descanso, son dos de los institutos vitales del derecho individual del trabajo y es-tán ligados a las más caras reivindicaciones del hombre que trabaja en relación de dependencia.-
Desde la división primaria del día calendario, le hombre podría llegar a requerir 8 horas de labor, 8 horas de interrelaciones sociales y finalmente 8 horas de reposo.-
Para el derecho laboral, de neto corte tuitivo, las 24 horas son parte de un todo, que conforma el marco vital del trabajador, y dentro de el hay secuencias segmentarias de tiempo, signadas a cada función esencial.-
Antecedentes
El término descanso proviene del latín quies que significa tregua o de la expresión laxamentum que hace referencia a un momento de reposo frente a la fatiga. Intervalum era un sinónimo de quies, que se empleaba con el alcance de la expresión moderna "asueto". Quit em capere se utilizaba para significar que se tenía alivio. Y quitem capere a laboribus era el reposo después del trabajo.
Labor fatigoris era la fatiga del trabajo; fatigatio labores pegali significaba la fatiga deben la tarea o trabajo de la navegación.
El término tempus tuvo muy diversas aplicaciones pero entre ellos no consideraba al trabajo, salvo en lo relativo a la posible pérdida o inutilidad del tiempo ocioso: temporis sine mora.
Los días conmemorativos de algún evento militar, o los consa-grados a los dioses, eran denominados indistintamente: festivitas, so-llemnitas, celebritas.
Hebdomás significaba semana y era también el descanso del sép-timo día; se utilizaba también para referir el descanso de los enfermos.
Todas estas expresiones tienen alguna relación con nuestro te-ma. Sin embargo, la palabra DIES DIEI es la que más vinculación tu-vo con el tiempo dedicado al trabajo, inclusive, con el tiempo de des-canso (quies)
Fundamentos de la limitación de la jornada y de los descansos
Pueden clasificarse entre las causas de la limitación: laborales, sociales, económicas, productivas, biológicas, políticas, sicològicas, cul-turales, educativas, de esparcimiento y de previsión.
Causas laborales
Está acabadamente demostrado que la actividad laboral tiene un desarrollo más o menos variable de ejecutividad, si se trata de una ac-tividad eminentemente intelectual, o si es específicamente física. O sea que el rendimiento alcanza su pico máximo entre las 5 ö 6 horas, des-ciende entre las 6 y 7 hs, asciende entre las 8 y 9 y luego desciende sin detenerse.-
Causas sociales
El trabajo influye directa o indirectamente en el ámbito social, tanto en lo relativo a su contexto interpesonal como en el tiempo libre que resulte disponible, ya sea para otras actividades o para el reposo o para la dedicación indispensable a la familia. El empleador no puede ni debe interferir en la vida social del trabajador dependiente; pero sin perjuicio de ello puede brindar las condiciones para que exista la posi-bilidad que el trabajador pueda disponer de su tiempo libre, entre otras alternativas con el marco social.-
Causas económicas
La organización y distribución del día parte de la premisa de que 8 horas son aplicadas al trabajo dependiente, y que la retribución por esa actividad resulta suficiente para satisfacer las necesidades del tra-bajador y su grupo familiar (Art. 116 L.C.T.)
Causas de naturaleza productiva
Durante la revolución industrial se pudo comprobar desde los in-numerables abusos cometidos, que las tareas extenuantes minaban de tal modo la salud y resistencia de los trabajadores que el resultado global y la producción en particular se reducían con el progreso de los días, mientras que en jornadas limitadas y con adecuado reposo para reponer energías, la productividad se incrementaba.-
Causas biológicas
El cuerpo humano tiene un cierto grado de resistencia a la tarea física o intelectual.La fatiga es, en términos globales, el límite físico o biológico de la actividad. En general , se puede establecer, además, que existen también periodos de actividad e inactividad dentro de la jornada que alternan la fatiga con el descanso, este último repara o recupera el desgaste y permite la continuidad laboral.-
Seguridad
El descanso, la jornada limitada son aliados de la implementación de las medidas de higiene y seguridad laborales.-
Evolución y antecedentes históricos
En la antigüedad el trabajo humano fue considerado una suerte de castigo para el hombre libre, quien a la vez se servía de los escla-vos para la ejecución de cualquier tarea común o productiva.-
En la Edad Media se mitigó el régimen de la esclavitud. Prospera-ron institutos que reemplazaron al esclavo, el colono, el siervo o el vi-llano, y, finalmente, el pequeño artesano y las corporaciones. La in-fluencia de la Iglesia fue decisiva en esta transformación cuando des-tacó que todos los hombres son iguales ante Dios. En esta etapa se hallan numerosas referencias a la jornada "de sol a sol" en las tareas de campo, y la consagración del día domingo al descanso por la singu-lar influencia de la Iglesia católica.
En los tiempos modernos no se registran en nuestro derecho normas vinculadas al descanso y la jornada hasta comienzos del siglo XX.-
CONCEPTO DE JORNADA
Según JULIAN ARTURO DE DIEGO en su libro "Jornadas de Tra-bajo y Descansos" (de. Depalma, edición abril de 1986, pág. 35 y sgte.) dice que:
"Denominamos jornada de trabajo al tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del empleador con el fin de poner en acción su fuerza de trabajo, sin que pueda utilizar ese lapso en beneficio propio, tiempo que esta comprendido en-tre el momento del arribo al establecimiento y el de salida de éste"
La L.C.T.: en el Art. 196 expresa que: "La extensión de la jor-nada de trabajo es uniforme para toda la Nación y se regirá por la ley 11544, con exclusión de toda disposición provincial en contrario, salvo en los aspectos que en el presente título se modifiquen o aclaren"
Análisis de la norma
1º) Excluye la posibilidad que las legislaciones provinciales esta-blezcan pautas distintas contarías a lo aquí dispuesto, superando así las discordancias que existieron siempre al delegarse la cuestión a la legislación local;
2º) Se afirma la competencia exclusiva de la Nación en el tema y al remitirse a la ley 11544 se confirma el principio general de la mis-ma: la duración máxima es de 8 horas diarias o de 48 horas semana-les. Por lo que aunque el trabajo diario exceda las 8 horas de labor no habrá violación del límite horario previsto en la ley 11544 mientras no se supere las 48 horas semanales;
3º) Surge de aquí que lo relacionado con las jornadas de trabajo deberá regirse no sólo con lo establecido en la L.C.T. y la ley 11544 (que constituyen la regulación básica del instituto), sino también por:
a) los diversos estatutos profesionales (p. ej. personal ban-cario y de seguros con jornadas diarias de 7 horas y 30 minutos, per-sonal periodístico 6 horas y 30 minutos)
b) reglamentos dictados para determinadas actividades;
c) Las convenciones colectivas de trabajo que pueden me-jorar las disposiciones legales vigentes.-
Tiempo de trabajo
A los efectos de determinar el tiempo de trabajo, es posible dis-tinguir el tiempo efectivo del tiempo nominal y del legal:
a) legal o reglamentario: Es el fijado por la ley, el contrato colec-tivo o el Reglamento de empresa;
b) nominal: Es el tiempo en que el trabajador se encuentra en el establecimiento a disposición de su empleador;
c) efectivo: Es el tiempo de trabajo realmente prestado donde se descontaron las pausas laborales por cualquier concepto y;
d) a disposición incluyendo el tiempo "in itinere" utilizado por el trabajador desde que sale de su domicilio hasta que regresa al
"La determinación de la jornada de trabajo y su re-tribución se relaciona con la esencia del contrato de trabajo, por lo que constituye materia propia de la legislación nacional" (CSN, 5/12/55, D.T., 1955-713)
El Descanso semanal
Es el descanso de 35 horas que se produce con frecuencia sema-nal, y tiene por fin permitir el reposo reparativo del trabajador depen-diente entre las 13 hs. del sábado y las 24 hs. del domingo.-
Pueden distinguirse los siguientes tipos de descansos semanales, a saber:
Ordinario: Es el que comprende generalmente dos días, sábado y domingo, o el que corresponde a parte del sábado y el día domingo;
Legal: Se extiende desde las 13 hs. del sábado hasta las 24 hs. del domingo (Art. 204 L.C.T.) y el compensatorio cuando se trabaja durante el descanso hebdomadario (Art. 207 L.C.T.);
Por equipos: el descanso se obtiene como resultado de la distri-bución de un promedio semanal de 48 hs. , en tres semanas sobre un total de 144 hs. (en las 3 semanas), y con un tope semanal de 54 hs. ;
Regímenes Especiales: restaurantes, confiterías, bares, comercio de venta al público, supermercados, comercios mayoristas, camareras de avión, rematadores, etc.;
Descanso semanal analógico: es aquel que si bien no se ajusta a la legislación vigente, reproduce la duración y efectos del descanso, en forma y periodicidad análoga al enunciado legal y;
Descanso alternativo: El 24 por 48, es decir un día de descanso por 2 jornadas diarias laborales; el 24 por 24, es decir, un día de tra-bajo por un día de descanso.-
Extensión y características del descanso en la L.C.T.-
El Art. 204 de la L.C.T. establece que el descanso deberá reunir las siguientes características:
1º) se extenderá por 35 horas;
2º) será ininterrumpido;
3º) deberá coincidir con el periodo comprendido entre las 13 del sábado hasta las 24 del domingo;
4º) la prohibición de ocupar al trabajador es relativa, ya que ad-mite numerosas excepciones;
5º) el trabajo durante parte o la totalidad del descanso hebdo-madario se deberá suplir con un descanso compensatorio de extensión análoga;
6º) en principio no se podrá otorgar regularmente el descanso hebdomadario en d´
días distintos al sábado y domingo, con excepción de los sistemas o mecanismos que la legislación admita como el trabajo por equipos;
7º) el descanso hebdomadario es periódico, de modo que la obli-gación se renueva semanalmente;
8º) como la oportunidad de descanso semanal es cada 5 días y fracción, si se alterara la concesión del beneficio se deberá otorgar la compensación con razonable proximidad con el fin de que no se viole el fin perseguido por la norma legal;
9º) el otorgamiento de sucedáneos del descanso semanal tiene algunas pautas de admisión cuando se establezca un descanso que iguala o mejora al régimen hebdomadario de la ley, y la modalidad de prestación exija un sistema distinto y;
10º) la periodicidad de 5 días y medio y 35 horas de descanso no puede ser alterada en el régimen general, ni se puede acumular des-cansos semanales para gozarlos conjuntamente al cabo de varias se-manas sin descanso.-
Descanso compensatorio
Es aquél que suple en forma oportuna la pérdida parcial o total del descanso hebdomadario, tanto el que se otorga normalmente du-rante el sábado o domingo, como aquél que se produce en cualquiera de los días de la semana.-

Los orígenes de la expresión HEBDOMADARIO
El descanso semanal suele ser denominado también "descanso hebdomadario".
Etimológicamente, el término "hebdomadario" tiene raíz latina -hebdómada- y una expresión griega semejante -Hebdomás-, ambos con idéntica acepción; la frecuencia temporal de siete periodos, sin que se prevea si éstos son días u otro periodo de tiempo.
En el Antiguo testamento se hace numerosas referencias al nú-mero 7, que tiene relevancia desde el Génesis, en el momento de la Creación, cuando Dios divide el acto creador en siete etapas, luego, interpretadas como días o jornadas. Sin embargo la expresión hebdo-madario solo se utiliza para hacer referencias a periodos anuales, como por ejemplo "las setenta hebdómada de Daniel". -
En la actualidad la expresión refiere genéricamente un periodo de siete días calendarios, de lunes a domingo.-

INICIO

1