- Armas indígenas americanas -

Arcos

Todos los pueblos de América conocían mucho y lo utilizaban en gran cantidad. Era una vara flexible de madera, a la cual se le ataba una cuerda de tiento o de fibras vegetales. Los pueblos de las selvas usaban fibras vegetales extraídas de las enredaderas o los arboles, pero los pueblos de las estepas (La pampa, llanura estadounidense) usaban tientos de los animales que cazaban, guanacos, búfalos, ciervos etc.

Los arcos eran conforme a la estatura de quien lo usaba, pero generalmente varían mucho de un pueblo a otro. También varían las formas de utilizarlos. Algunos pueblos amazónicos los utilizaban ayudándose con los pies, mientras la mayoría de los pueblos lo utilizaban en forma vertical u horizontal.

Las puntas de las flechas también varían. Los pueblos de las montañas y las cercanías de estas utilizaban piedra. Estas eran de obsidiana, sílex o pedernal, cuarzo, pizarra, calcedonia, ópalo, aguamarinas y hasta esmeraldas.. Los pueblos que vivían en las selvas o bosques utilizaban puntas de maderas aguzadas, lisas o arponadas. En cambio los pueblos que vivían en las costas marítimas usaban espinas de pescado o púas de rayas. En algunos casos, generalmente los indígenas de la selva, envenenaban sus puntas de flechas y cerbatanas con venenos muy potentes que mataban en segundos. Otra estrategia que utilizaban, era que las puntas de sus flechas se rompieran dentro de sus cuerpos para que no les sea fácil quitárselas. Las flechas estaban muy adornadas con plumas de diferentes colores, según las aves que vivían en las cercanías. Los indígenas se movían sigilosamente llevando un carcaj de flechas en la espalda, lo que hacia que con un rápido movimiento sacaban y disparaban hasta ocho flechas antes de que un español cargara su arcabuz.

El cronista Bernal Díaz del Castillo dice:

"Quiero tornar a decir qué seguidos que íbamos de los mejicanos, y de las flechas, varas y pedradas que con sus hondas nos tiraban, y cómo nos cercaban, dando siempre en nosotros, es cosa de espantar"

"Oh, que cosa era de ver esta tan temerosa y rompida batalla, cómo andábamos tan revueltos con ellos, pie con pie, y que cuchilladas y estocadas les dábamos, y con qué furia los perros peleaban, y qué herir y matar hacían en nosotros con sus lanzas y macanas y espadas de dos manos."

Tiraderas o Atlatl

Las tiraderas eran unas lanzas cortas con punta de piedra que gracias a un lanzador (una cuerda o una madera, según la zona geográfica) era arrojado con mucha más fuerza y velocidad que una lanza común. En Perú eran mas utilizados que los arcos, pero en México eran ambos utilizados por igual. También eran llamadas estolicas. Según los etnólogos es un arma más antigua que el arco. Tenían punta de obsidiana, piedra o madera endurecida con fuego. También había lanzas, similares a las lanzas europeas en cuanto a la altura, con puntas de obsidiana y piedra. Los pueblos mas selváticos, que no podían obtener estas piedras utilizaban puntas para sus lanzas de madera dura, de caña o de hueso.

Boleadoras

Las boleadoras eran un arma arrojadiza de caza aunque también en la guerra. Eran dos piedras enfundadas en cuero atadas con un lazo común. La función era de enredar las patas de los animales(también hombres y jinetes) y hacerlos caer para cazarlos. Se lanzaba con un movimiento de giro sobre la cabeza. Era un arma muy efectiva para la caza y la guerra. Con el uso del caballo entre los indígenas la caza mejoró ampliamente, ya que era mas fácil lanzar las boleadoras.

Escudos

El escudo no era utilizado por todos lo pueblos americanos, sino por los más desarrollados. Era una tabla de madera de forma redonda o rectangular con unas agarraderas en la parte trasera que servias para protegerse, aunque tenia una función decorativa, ya que estaba realizada con plumas de bellos colores y pieles de jaguares o cuguares. Además indicaban el rango y el nombre del guerrero. También se decoraban el cuerpo con plumas, collares y demás objetos.

Espadas o maquáhuilt

Los maquáhuilts eran armas de defensa y de ataque. Eran varas de madera dura, con una parte plana y con otra parte con incrustaciones de obsidiana o alguna otra piedra ya citadas anteriormente (estas tenían forma cuadrada, rectangular, redondeada o triangular). La obsidiana cortaba casi como el acero, pero su dureza era muy inferior, partiéndose ante el contacto con una superficie dura. Había toda una gama de cuchillos y puñales de obsidiana y piedra. Estas armas eran utilizadas por los pueblos nahuas y quichés, también los que lidiaban con ellos. Con la parte plana se les pegaban a los guerreros para capturarlos y sacrificarlos, en las guerras floridas; pero con la parte filosa se golpeaba para matar. En nahuatl significa madera hambrienta. Estas armas se blandían con una o dos manos, depende la preferencia. Había pueblos costeros que usaban la punta de los peces espada como arma de ataque.

Corazas

Las corazas indígenas eran de algodón trenzado y cosido fuertemente. Resistian bien a las flechas y eran muy livianas. Esto genero que los españoles las incorporaran en muchas refriegas con los americanos. También se les sumaban pieles de jaguar y otros animales, según su rango militar (Soldado, tequiua. Quachic, guerrero orden de águila o flecha o jaguar ( ordenes en la sociedad guerrera azteca)). Las corazas eran perforadas fácilmente por las balas de plomo y las espadas de acero por lo que no resultaban defensa ante el ataque europeo. También se colocaban tocados de plumas coloridas, especialmente de quetzal totótl. Los tocados de plumas marcaban el rango militar del guerrero y también tenían uso decorativo. Asimismo se usaban corazas de cuero atados lo que permitía alguna protección contra las flechas.

Otras armas

Existían y existen infinidad de armas, pero algunas de las mas importantes, sumando las ya citadas son: La cerbatana, que era un tubo largo donde se colocaban unas flechas más pequeñas con las puntas muy filosas y envenenadas. Las hachas y porras servían para golpear al enemigo o para cortar. Las hay de piedra y madera. Las hondas eran una tela tejida con una serie de cuerdas, que terminaba en forma casi cónica, con las cuales se lanzaban piedras de diferentes tamaños bastante lejos y con puntería. Esta era un arma muy importante en ciertos grupos de montañeses. En la zona andina sudamericana, sobre todo los incas tenían unas porras de metal que descargaban con gran fuerza y producían mortales heridas en el enemigo al que le era acertado el golpe.

 

Había en las sociedades de ese tiempo, sobre todo en México central y Guatemala (Quatemalan),la creencia de que los dioses para continuar la vida y seguir brindando favores a sus devotos, se necesitaba enviarles y ofrendarles cuerpos humanos, en los ritos que comúnmente se llamaban sacrificios humanos. Esto aborrecía a los españoles, que perdieron muchos compañeros de esta forma, aunque no logro entender como les repulsaba tanto esto teniendo entre ellos a la inquisición de la iglesia, que de una forma u otra "juzgaba" a brujos, indígenas, judíos y otros por herejes y los quemaban en la hoguera o ahorcaban.

Dada la constante necesidad de prisioneros se organizaban guerras floridas, que consistían en la puesta de acuerdo de dos o mas bandos para pelearse en un campo de batalla. Allí se reunían, y no utilizaban armas convencionales sino armas que no matasen. La cuestión es que luego aprisionaban cada bando una determinada cantidad de víctimas y los llevaban a sus respectivas ciudades para ser sacrificados a Huitzilopochtli, Tonatiuh, Tezcatlipoca etc. Así se producía este curioso acto.

Una de las causantes de la perdida guerrera durante la conquista fueron lo enemigos, que cuando no se producían la guerras floridas se veían azotados por buscadores de prisioneros. Entonces a la llegada de os españoles muchos grupos se les unieron, o por temor, conveniencia(?) o por enemistad. Así los totonacas y los texcaltecas se unieron a los españoles en la conquista de México, al igual que los slates africanos para la obtención de esclavos negros para las plantaciones de América. Pero luego de las conquistas los aliados indígenas fueron degradados y olvidados, pero a diferencia de antes viéndose prisioneros. Esta es una parte de la historia americana, de la cruel historia.

Nota: Si bien existía y existe una variada gama de armas, no todas han podido ser plasmadas en esta pagina.

Si queres comprar alguna replica de armas o que te mande fotos o información contáctate conmigo:

teddytzin@hotmail.com Buenos Aires - Argentina

Firmar el Libro de visitas Ver libro de visitas Contador
1