** CONTEMPLACION **

 



 

 

Contemplación



Me hallé mirando
tu desnudez mojada; 
el agua por tu rostro,
el agua por tu pecho
intrépida bajaba.

Como si acaso fueras
por ella poseída
y un hálito indecible
me arrebatara vida.

Uní junto a la tuya,
mi desnudez ardiente;
el agua entonces fría,
acarició mi frente,

me acarició la carne
y el alma ardiente daba
consejos que a mis manos
fogosas ordenaba.


Vagué por tus perfiles,
vagaste por los míos,
sentimos deshacerse
nuestros profundos fríos.

Mientras que escurridiza
y cual testigo muda
el agua nos brindaba
su erotizante ayuda.



Francisco Argenteo 

 (Colombia, 1962)

 

 

 

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail:

 

 


 


 




@David Folsom

 

1