ENCANTAMIENTOS Y EMBRUJOS

CAÍDOS EN EN OLVIDO

 

 PARA ATRAER LA FORTUNA A NUESTRA CASA


 

Siete recipientes de barro o madera de boj.

 
Medio kilo de miel virgen de abeja.
 
Un puñado de menta.
 

Mezclar la miel y la menta y repartir entre los siete recipientes. Distribuirlos por toda la casa. Hacer esta operación el primer día del mes al comenzar el día. Puede hacerlo todo los meses del año con ello conseguirá evitar las malas vibraciones en su casa y le ayudara a mantener la armonía necesaria para tener buena fortuna.

 

 

   

 
PARA EL AMOR

Quemar sobre un carboncillo instantáneo un pellizco de ruda, siempre ante la foto de quién queremos atraer.
 

Esta operación se realiza durante quince días seguidos empezando en Luna Menguante.

    


 PARA ATRAER A LA PERSONA AMADA


Triturar hojas de parra, de verbena y de rosa repitiendo:.

 “Es por esta flor, por estas hojas, vendrás a mí como las abejas a la miel y no te apartaras jamás.

 

Mezclamos todo con un poco de nuestro perfume con el que veamos a la persona amada, nos ponemos siete gotitas de este compuesto.

  

 

    

 PARA TRAER ARMONÍA Y PAZ ESPIRITUAL
 

7 carboncillos autocombustibles.

 
Un puñado de mirra obra.
Un  puñado de sandalo citrino.

 
Un puñado de naranja amarga.
 
Un puñado de te de Roca (en polvo).
 
Una cazuela de barro.
 

Reservamos los carboncillos para quemar los uno cada día de la semana empezando por el lunes y terminando el domingo. Reunir en una masa homogénea los ingredientes y hacer siete montoncitos.

 

Cada noche antes de cenar queramos un montoncito sobre el carbón que habremos depositado en la cazuela de plato de barro cocido.

 

El aroma que desprenderá la mezcla, atraerá y nos facilitara un mejor estado espiritual.

 

Se recomienda realizarlo una vez al mes, aunque si nos vemos plenos de armonía, podemos espaciar la tomas.     

    

 ATRACCIÓN FUERTE

Comprar en un herbolario flor de hammamelis. Llenar la bañera y poner la esencia o los pétalos en el agua. Seguidamente tomar el baño pensando en la persona y la situación que se desea, sin luz eléctrica y con un número de velas impar; en luna llena prender además una varilla de incienso de rosa  o ámbar. Cuando se está inmerso/a en la bañera pronunciar las palabras mágicas

Para mi piel esplendor,
para mis ojos magnetismo,
para mi cabello la seda.
!En breve serás para mí
y yo para tí en sincera
pasión encuentro.


    

 RITUAL DE LA MACETA

Se recoge tierra del campo con las propias manos, pensando en la persona amada y se pone en una maceta de barro sin pintar, con la tierra se mezclan tres trozos de canela en rama. los pétalos de una rosa roja y el bulbo de una flor, que no sean lilas. Se pone en un platillo de barro; entre el platillo y el agujero de desagüe de la maceta se pondrá un papel con los nombres y apellidos (al menos uno) de las personas interesadas en amarse
Conforme crezca la planta crecerá el amor. Se debe cuidar con esmero y calor hablarle y decirle lo que se desea.
Si esa flor ni crece ni se embellece, sustituida por otra de otra especie rápidamente y cambiarla de sitio; si sigue sin crecer no insistir, ese amor no se realizará.
Para acabar una relación se hace lo mismo, solo que en lugar de flores plantaremos perejil con un trozo de corteza de limón, de esta manera no haremos daño a nadie y encontraremos nuestro cauce pacíficamente.

 

Los Elementales (también llamados Espíritus Elementales) considerados por la Magia son cuatro: Tierra, Aire, Agua y Fuego.

 

Los mismos son fuerzas cósmicas muy poderosas representadas por seres vivientes invisibles al ojo común y constituyen una verdadera fuente de poder. A estas entidades se les solicita ayuda en forma permanente y conviene con ellas entablar amistad, pues son muy sensibles y sutilmente vengativas con quienes causan daño a la naturaleza.

 

 

Elemento Tierra:

 Nombre de los Espíritus: Gnomos (o Enanos)

 

Los Gnomos atraen riquezas y se los convoca mediante polvos y sales.

Sienten afinidad con la sobriedad, la limpieza, la organización y el orden. Prestan su ayuda a las personas ordenadas, laboriosas, amantes de la naturaleza y del saber.

 

Una forma de congratularse con ellos es teniendo una planta en la casa, cuidándola y hablándole y enterrando una moneda en la tierra, pedirle que interceda ante los espíritus de la tierra a fines de atraer riqueza y prosperidad .

 

Invocación a los Elementales de la Tierra:

 

“Invoco a los Espíritus que habitan la madre Tierra.

Invoco a las fuerzas telúricas que sostienen

Nuestra humilde existencia.

Invoco a Gob, caudillo de los Gnomos.

Invoco a todos los elementales benéficos de la Tierra

Para que atraigan sobre mi persona bienestar y riquezas

Y alejen de mí la maldición de la carencia. “

 

 

Elemento Aire:

 Nombre de los Espíritus: Silfos (o Céfiros)

 

A estos espíritus los atraen los inciensos y los aceites. Se relacionan con la comunicación, los viajes y la inspiración. Son seres que viven en el aire, alegres y gentiles,  amantes de la luz del Sol y de la Luna.

Son muy convocados por los magos para desarrollar los poderes de videncia.

 

Invocación a los Elementales del Aire:

 

“Invoco a los Elementales del Aire y del viento.

Invoco a Paralda, caudillo de los Silfos.

Invoco la suave brisa que trae videncia e inspiración a la mente.

Invoco a estas fuerzas dadoras de inspiración, videncia e intuición.”

 

 

Elemento Agua:

  Nombre de los Espíritus: Ninfas (u Ondinas)

 

A estos Espíritus se los puede atraer con lavados y soluciones. Rigen a los vegetales y a los procesos de curación.

Estos seres, de gran belleza y aspecto angelical, viven en las profundidades acuáticas. Tienen que ver con el amor, con la armonía, los placeres sanos, la salud física y psíquica.

 

Invocación a los Elementales del Agua:

 

“Invoco a los Elementales del Agua.

Invoco a Neckna, caudilla de las Ninfas.

Invoco a las dulces fuerzas pacíficas pero poderosas de la savia vital.

Invoco a la belleza oculta pero generosa del fluido viviente.

Invoco a todas estas fuerzas para que traigan

salud, bienestar y amor a mi vida.”

 

 

Elemento Fuego:

  Nombre de los Espíritus: Salamandras

 

A estos Espíritus los atraen el fuego y el incienso. Administran cambio y libertad.

 

Habitan en el fuego y se encargan de destruir todas las fuerzas negativas, maleficios y conjuros que exista sobre una persona.

 

Limpian y purifican de bajas pasiones y vicios y además nos permiten cambiar para mejorar aquello que traba nuestro desarrollo.

 

Invocación a los Elementales del Fuego:

 

“Invoco a los Elementales del Fuego.

Invoco a Djin, caudillo de las Salamandras.

Invoco a los poderes del cambio y de la luz.

Invoco al fuego que consume las mezquindades,

vicios y bajas pasiones.

Invoco a estas fuerzas para que me concedan

fortaleza para cambiar,

y me liberen

de todos aquellos conjuros,

maleficios y negatividades

ejercidas sobre mi persona. “                    Conjuro para invocar a los espíritus elementales juntos

 

¡Espíritus Elementales, acérquense a mí!

Gnomos, compartan su humor conmigo.

Ondinas, jueguen en mi presencia.

Silfos, que la brisa me acaricie.

Salamandras, muévanse en las llamas de las velas.

¡Espíritus Elementales, Gracias por venir!

 

 

Nota: Recordar dar las Gracias cada vez que se convoque a los Elementales.

 

AMULETOS

 

Amuleto de protección para la casa:

Comprar un espantapájaros y colocarlo en la puerta principal de modo que cualquiera que entre en la casa lo tenga enfrente. Es una forma de espantar lo malo que venga de afuera. Ninguna otra persona debe tocarlo. Una vez a la semana pasalo por una ducha de agua fría bajo el grifo del fregadero. Volvé a ponerlo en el mismo sitio.


Amuleto del dinero para la casa:

Hay que comprar una baraja de cartas españolas. Separar el seis de oros del mazo y, a continuación, preparar un incienso del dinero. Pasa la carta entre los humos y colocala a la entrada de la casa sobre cualquier mueble, de forma que la carta esté al derecho según se entre desde fuera hacia dentro.


Amuleto de amor:

Toma dos agujas de coser y ponelas una al lado de la otra de modo que la punta de la primera toque el ojo de la segunda. Envolvelo en una hoja verde de cualquier planta recién arrancada y rodea el paquetito con hilo de lana roja. Pone el amuleto dentro de una bola roja y colgátelo al cuello cuando sepas que vas a encontrarte con la chica que te gusta. Dicen que si rocias el amuleto con tres gotas de whisky el efecto se duplica.


Amuleto de protección:

Escribe en un papel blanco el motivo por el cual quieres estar protegido, corta con unas tijeras alrededor del escrito y corta de forma que quede en círculo. Pone el nombre del protegido en el centro del círculo y encima del texto. Echa encima un par de gotas de aceite de protección y mete el escrito en una bolsita pequeña a modo de escapulario. Llevala encima siempre y si se pierde hacela de nuevo.

Amuleto para cumpir un deseo:

Escribe en un papel verde el deseo que deseas que se realice y acto seguido introduce el papel en el objeto del deseo.
Por ejemplo: si quieres una moto, compra una de juguete lo más parecida a la moto que deseas e introduce el papel dentro de la moto.
No olvides especificar exactamente el deseo que quieres.

 Polvos Flú a la Biblioteca

1