coccidio

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA COCCIDIOSIS

- ¿Qué son los coccidios?-

- Los coccidios son parásitos muy pequeños, imposibles de ver a simple vista, que viven en el intestino de, en este caso, los palomos.-

- ¿Y cómo llegan al intestino?-

- Los coccidios tienen un ciclo de desarrollo cuyo conocimiento nos es útil, precisamente, para saber cuáles son las posibles vías de transmisión y también las posibilidades de prevención de la enfermedad. Pero vamos directamente  al ciclo.  Los palomos con coccidiosis eliminan, con los excrementos, unos elementos microscópicos y ovoides llamados ooquistes. Estos ooquistes recientemente eliminados, son inmaduros. ¿Qué significa inmaduros?. Significa que no son infestantes, que no tienen capacidad de contagiar. Para que puedan contagiar a un palomo que los ingiere, los ooquistes deben sufrir una  previa maduración. -

- ¿Y dónde sucede  esta maduración?-

- En el mismo sitio donde depositan sus excrementos: el palomar, las canastas, etc. Y esta maduración tiene lugar entre  treinta y seis horas  a  tres o cuatro días, dependiendo de las condiciones de humedad  y calor: cuanto más elevados son estos valores, más rápida es la maduración a ooquiste maduro capaz de contagiar la enfermedad.-

-  ¿ Y cuál es la forma de contagio?-

-  Los palomos se contagian por ingestión directa de excrementos con ooquistes maduros, como sucede cuando picotean el suelo, ya sea en el propio palomar o en cualquier sitio extraño en que se posen. O en forma indirecta, a través de agua o alimento contaminados con excrementos con dichos ooquistes. Y hay que tener en cuenta que los palomos en sus patas y plumas,  e incluso nosotros mismos en nuestro calzado,  podemos transportar mecánicamente excrementos con ooquistes de un lugar a otro. Y no sólo nuestros palomos pueden eliminar ooquistes; las palomas silvestres constituyen  una importante fuente de contagio.-

-  ¿Y qué hacen estos ooquistes maduros en el intestino?-

- Simplificando, para no entrar en tediosos detalles, cada ooquiste  maduro que ingieren los palomos libera varias estructuras, llamadas esporozoítos. Cada esporozoíto penetra en una célula del intestino. Dentro de ella se multiplica y da varios hijos llamados merozoítos que provocan la destrucción de dicha célula.  A su vez, cada uno de estos merozoítos, salidos de la célula rota , entran en otra célula, en la que a su vez se multiplican hasta romperla y liberar otros tantos merozoítos, cada uno de los cuales, a su vez, invade otras tantas células y así sucesivamente durante numerosas generaciones.-

- Y ¿cuántos ooquistes puede llegar a ingerir un palomo?-

- Muchísimos. Basta con saber que palomos con coccidiosis pueden llegar a eliminar más de 100.000 ooquistes por gramo de excremento.-

-  Con tanta ingestión de ooquistes maduros, y tan formidable capacidad de multiplicación, la destrucción de células intestinales es muy grande.-

- La multiplicación descripta, se denomina “asexuada”, porque se produce simplemente por la división del parásito en varias partes (merozoítos). Pero también, en cierto momento, hay una multiplicación “sexuada”. Se forman machos y hembras que dan lugar a los ooquistes inmaduros que son eliminados, entonces, con los excrementos...-

- ...Y estos ooquistes maduran con el calor y la humedad, son ingeridos por otros palomos  en los que se multiplican y destruyen células y a su vez estos palomos comienzan a eliminar ooquistes con la bosteada. -

- O son ingeridos por los mismos palomos. Porque los mismos palomos que eliminaron los ooquistes pueden ingerirlos cuando ya están maduros, realimentando así su infestación. De esta forma puede aumentar el número de coccidios en un palomar  sin necesidad de contaminación externa.-

- ¿ Y una vez  que maduran, duran mucho los ooquistes en el ambiente?-

-  Lamentablemente sí. Con calor y humedad, condiciones que no son difíciles de encontrar en los palomares, los ooquistes maduros pueden permanecer viables, o sea, infestantes, durante meses. Así, el piso, el agua o el alimento contaminados con excrementos con ooquistes, se convierten en verdaderas fuentes de contagio.-

- Si destruyen las células del intestino y se multiplican tanto, ¿por qué se escucha decir muchas veces que los palomos pueden tener coccidios  sin mostrarse afectados?-

- Sucede que son muchos los factores que influyen  en el desarrollo o no de enfermedad, es decir, en la aparición o no de síntomas: el nivel de coccidios intestinales, el número de ooquistes que se va ingiriendo, la edad de los palomos, su estado general, presencia de otras enfermedades, estados de exigencia y stress, baja de defensas. En general, los palomos adultos son bastante resistentes a los coccidios. Esto es así porque a lo largo de su vida han podido desarrollar una cierta defensa local que hace que puedan vivir en equilibrio con un moderado número de coccidios en su intestino. Pero frente a factores  como enfermedades debilitantes, stress, mala nutrición, y/o ingestión persistente de gran número de ooquistes maduros,  se produce una pérdida de este equilibrio. Aparece entonces la enfermedad en forma de disminución de la vitalidad, pérdida del apetito, adelgazamiento, quizá diarrea. Aunque la mayoría de las veces, los síntomas son solapados y sólo notamos una falta de estado y forma de los palomos y rendimiento deportivo por debajo de lo esperado.-

- ¿Y qué sucede con los pichones? -

- Los pichones no han adquirido aun ese grado de inmunidad que tienen los adultos y son muy sensibles a los coccidios; pueden enfermarse con cantidades que los palomos adultos pueden tolerar. En ellos, los coccidios se multiplican libremente en el intestino y provocan gran destrucción. Los pichones comen poco, adelgazan, pierden vitalidad, su plumaje se deteriora, están débiles, postrados. La destrucción intestinal produce diarrea que puede llegar a ser sanguinolenta. Y, peor aun, las lesiones en el intestino permiten la entrada de bacterias contaminantes secundarias. Los pichones pueden morir en relativamente corto plazo, de días.-

- No necesariamente mueren, pueden recuperarse, ¿verdad? –

- Pueden recuperarse, a veces total y otras parcialmente, quedando debilitados , en este último caso, de por vida. Todo depende del grado de destrucción intestinal, de la presencia o no de bacterias contaminantes secundarias, del estado de los animales. Es por esto que resultan tan importantes la prevención y el diagnóstico precoz de la enfermedad-

- ¿Y cuál es el tratamiento?-

- Es imprescindible combatir los coccidios con medicamentos específicos contra ellos (sulfas y otros). Para evitar que el número de coccidios en el intestino aumente a tal punto que comience a provocar síntomas y a dañar la salud de los palomos, y de no poder concurrir a consulta veterinaria para analizar el nivel de ooquistes en los excrementos, conviene efectuar  tratamientos anti-coccidios de rutina cada 3 a 4 semanas.

En caso de que esté instalada la enfermedad en los palomos, con síntomas manifiestos, conviene administrar un polivitamínico y un elevador de las defensas. El polivitamínico aporta, básicamente, vitamina A , que ayuda a la reparación del intestino dañado, vitamina K para evitar las posibles hemorragias, vitamina C que es antiinfecciosa y ayuda a las defensas  y  vitaminas del grupo B que fortalecen al animal. Cabe aclarar que en el caso de usar sulfas como tratamiento específico, no se debe administrar vitaminas del grupo B hasta finalizar el tratamiento, pues antagonizan la acción de las sulfas. Si hay también  infección bacteriana secundaria, es recomendable además la administración de productos antibacterianos.-

- ¿Hay algo más que más podamos hacer para ayudar a la prevención de la coccidiosis?-

- La limpieza del palomar o del hábitat de los palomos es fundamental, a fin de disminuír la permanente ingestión de ooquistes. Si los palomos están sobre el piso, es conveniente la limpieza diaria. De este modo, eliminamos los ooquistes antes de que lleguen a madurar.-

-¿Y si los palomos están sobre piso enrejado?-

- En este caso, la frecuencia de la limpieza puede ser menor,  pues los palomos no están en contacto con los excrementos. Pero aun así, debe hacerse día por medio, o a lo sumo cada dos días, pues  los excrementos acumulados desprenden amoníaco y otros vapores que son nocivos para los animales. Debemos recordar, también, la importancia de la desinfección, que debe realizarse cada dos semanas, y también toda vez que se finalice un tratamiento, ya sea contra coccidios o contra cualquier otra enfermedad.-

- ¿Y qué sucede en la época reproductiva?-

- Se debe tratar a los padres antes de enyuntarlos. La consigna es que los reproductores lleguen perfectamente sanos al apareamiento para evitar que transmitan enfermedades a los futuros pichones. Para lograr este propósito, es recomendable realizar tratamientos completos (curativos) contra los patógenos habituales, como coccidios, parásitos nematodes, paratifosis, trichomonas, hongos. Y no olvidarse de eliminar los parásitos externos.-

- Podríamos concluír que un buen manejo higiénico-sanitario es fundamental para disminuír el riesgo de coccidiosis en nuestros palomos.-

- Por supuesto. Como para cualquier enfermedad, la prevención, el diagnóstico precoz y los  tratamientos efectivos son las herramientas con que contamos para mantener la salud de  nuestros palomos.-

Liliana G. Ramayo  

  Médica Veterinaria

  Especialidad en Palomas y específicos para su  sanidad

  Tel: (011)4469-1274   e-mail: lramayo@ciudad.com.ar  

 

1