¡SOMOS CATÓLICOS!

 
ÍNDICE NOTICIAS ARCHIVOS GALERÍA
DE FOTOS
PREGUNTAS FRECUENTES
a
 

.

EL CARDENAL JAIME ORTEGA 

CARDENAL ORTEGA JUAN PABLO II ESTRECHANDO LAS MANOS MANCHADAS DE SANGRE
.

  La política de mano extendida del Vaticano y de altas figuras eclesiásticas hacia el tirano del Caribe, durante más de tres décadas, que se remonta a la época en que monseñor Agostino Casaroli, entonces secretario del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia, afirmó en visita a Cuba que los católicos de la isla eran felices. Los "pastores" van al encuentro del lobo y posteriormente lo elogian casi como si fuera un inocente Cordero

.

   El Cardenal Jaime Ortega, es un amigo del socialismo que promueve la Teología de la Liberación. Fue instruido en ella, por el entonces arzobispo Paulo Evaristo Arns, de Brasil. Quizás por ello, Ortega no ha sido nunca un obstáculo para los planes de infiltración en la iglesia católica ordenados por Fidel Castro. Más bien todo lo contrario. Parece ser que el Cardenal Ortega, en plano personal, jamás ha estado guiado por un mandato religioso (y por ende, nunca comprometido con las urgencias de sus fieles católicos), sino con las directivas que le llegan de la DGI (Dirección Central de Inteligencia). La tolerancia de Ortega hacia los opositores que frecuentan sus templos es directamente proporcional al pacifismo de las declaraciones que ellos hagan.

   Según esta nueva fuente, el Cardenal Ortega cuenta con al menos cuatro ayudantes cuya verdadera formación es la de guardaespaldas. Todos han sido formados en el MININT. Uno de ellos incluso, es un egresado de la Escuela Nacional de Guerra Antonio Maceo. El Cardenal Ortega rinde informes al organismo central de inteligencia de Castro y no sólo facilita datos sobre las actividades de los opositores, o las Damas de Blanco, sino que incluso ha llegado a revelar datos sobre la política exterior del Vaticano. Ortega tiene una relación muy especial y fluida con Ricardo Alarcón (casi familiar) y ambos utilizan alternativamente sus contactos en Miami para hacer llegar “sus” mensajes al exilio. Más, tanto Ortega como Alarcón le temen muchísimo a Raúl y al General Escalante.

   Oswaldo Payá Sardiñas es tolerado por Jaime Ortega. Incluso el nombre de Movimiento Cristiano de Liberación fue aprobado en un mitin político-religioso del cual Ortega estuvo constantemente informado por uno de los seguidores de Payá (Tengo el nombre, más, más tarde). En él, Payá se comprometió a no criticar al gobierno de Castro más que en materia de presos y según acuerdos y momentos pre-establecidos. Las Damas de Blanco son extremadamente molestas para el gobierno de Castro y para la Iglesia Católica, pero el primero se ha servido del segundo para moderar la opinión de sus voceras más divulgadas: Laura Pollán y Miriam Leyva. Desde entonces, ambas (que se sospecha pudieran haber aceptado chantajes del G-2) aclaran continuamente no ser una organización política.

   En otras palabras, muchos de los presos políticos de la Primavera Negra siguen presos, no sólo porque el gobierno los quiera triturar al máximo (aunque esto le trae inconvenientes de cara a los derechos humanos y a las organizaciones aliadas al régimen que se ocupan de ellos) sino porque a Castro le convienen muchas de las declaraciones que ellas realizan a la prensa extranjera. 

Carlos Wotzkowa
Agosto 7, 2006

   Nota al margen. El autor recibió toda esta información por vía de un teléfono móvil enviado a Cuba de manera temporal y a tales efectos. La mayor parte de esta conversación (interrumpida en 3 ocasiones por motivos de seguridad) giró, no obstante, alrededor de la credibilidad política de las Damas de Blanco. Este contacto me ha permitido ganar un gran respeto por la mayoría de sus activistas (verdaderas cubanas interesadas en la liberación de sus familiares), pero a su vez, ha incrementado la desconfianza que tenía sobre aquellas que controlan las declaraciones colectivas de esa organización.

   En un comunicado de la Iglesia Católica, el Cardenal Ortega (06.08.06) escribió: "Dios acompañe en su enfermedad al presidente Fidel Castro e ilumine a quienes han recibido provisionalmente las responsabilidades de Gobierno". En su mensaje, los obispos católicos de Cuba expresaron su "hondo deseo de paz y de fraterna convivencia entre todos los cubanos que no puedan ser perturbadas por ninguna situación externa o interna". Este mensaje fue leído durante la misa del domingo siguiente en todos los templos de la Isla.

   En una nota publicada por el Nuevo Herald con motivo del Premio Sajarov para las Damas de Blanco, el Cardenal Ortega admitió tolerarlas en la Iglesia de Santa Rita sólo porque “cuando van a la iglesia no han utilizado el templo como lugar de protesta”.

TEMAS RELACIONADOS:

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

.
1