FINAL POÉTICO





Tapa de "Final poético"




¿Quieres bajarte el e-book?
Haz click con el botón derecho aquí,
selecciona en el cuadro de diálogo
"Guardar destino como", ¡y disfrútalo!



Prólogo para Charpentier.

Mi amigo Echarper estuvo embarazado durante más de 9 meses, como solo lo pueden estar los hombres, los poetas o los borrachos...

Juntos caminamos bajo las lunas que hicieron crecer su cintura (como diría un poeta de trigales, de sesgos y de sol) y se rompió Echarper, cargado como una rama de olivares de Viznar (si existen...) en el viento de la noche porteña, velamen hinchado en melancolías males de amor... barquito de soledades no clasificado en su especie.

Ah! mi amigo Echarper.

Y tuvo un hijo más inteligente que él, más claro que él, (porque el poeta solo se ordena cuando escribe, no se si lo sabía ud. señor Jesucristo).

"Las muchachas que ya no me nada / portan panales pequeños en sus corpiños / y vierten sus primeras mieles escarlatas, / en el trono de un principe maldito".

(y ya habrá advertido el lector, que si espera de este prologuista algo más analítico, académico, más tipo UBA, va muerto; porque es un amigo el que está escribiendo).

Continúo.

En el bar "Pancho Talero" tomábamos en invierno sopa minestrón y vino blanco y como entradita y luego a los postres: "poesía"..."Que hagan patear de nuevo / los doce penales de acero / que atravesaron besaron ves Aron / como perdí por goleada / por salir a buscar el empate / la noche del eclipse del tiempo".

Y giraban nuestras charlas en como escaparle a la vehemencia, cuando es el corazón el que tomó para si para su ceremonia de estrella de cinco puntas, a la birome medium. Y nos preguntábamos como no escribir siempre desde lo burgués, como acercarnos con nuestros desgarros lo más rápído posible a Doña Rosa, la vecina universal que no pudo hacerse nunca un lifitng... "me trajeron un banco y ahora llego al techo / ahora podré atar la sábana sucia al techo / al techo que es lo más cerca del cielo que puedo estar".

Yo te recuerdo amigo, subido a un taburete con el megáfono en la mano en la Contraferia del Libro, poseído por tus ancestros galos y Baskos, gritando la vena en el cuello: "los poetas son todos putos! los poetas son todos...!" y "hoy firma en el stand "George Trakl es argentino": don Paulo Cohecho! venga ud. señor! que ha salido del mega-shopping con la bolsa vacía, sin ningun libro que poder comprar...! venga! ".

Yo te recuerdo amigo embarazado de Dios. Virgen Marío. Micrófono en mano encomendándote al comfer para leer la poesía del mundo, la más bella, la más cruel, la más ebria, vos... espíritu de "La Isle de la Cité, vos apóstol del desperdicio, vos microhondas con asiento de cuero, alternativamente hombre, mono, barrilete lo que sea. Piedra, papel o tijera. Lo que sea".

Lo que mierda seamos en nombre de la palabra escrita, "de lo que extraigamos en amarillas tintas, "verbo", marejada triste en las hojas del coliandro". "La receta furtiva del que escribe".

Barquito de bellezas, no clasificado en la especie.

Oh! Echarper!: "Ahí vienen con sus hojas que contienen poesía / mis amigos de las horas perdidas / limpios como columnas de silicio". Si! Ahí vamos...! Nunca vas a estar solo.

Nunca!

Y acá estamos leyendo. Diciendo a tu hijo. Hasta el final poético, de los tiempos...

Héctor Urruspuru.

 

 

INDICE

1 LAS PISADAS DEL ALMA
2 LA BALADA DE MI AMIGO ASESINO
3 LAS MUCHACHAS QUE YA NO
4 AMOR FRANCÉS
5 GATEANDO EN LA ALFOMBRA
6 ENSARTE DEL TORO ADORMECIDO
7 LA LUNA ENROJECIDA
8 ROMANCE DE LA LUNA Y EL TORO
9 MALDITA GINEBRA
10 JAQUECA AL MATE
11 SONETO DEL AMOR EN SUBTE
12 LA CULTURA DEL MALESTAR
13 EL AMOR EN LOS TIEMPOS CON LIRA
14 PARÍS - PARÍS
15 DIENTE POR DIENTE
16 VAS CONMIGO A .....
17 DE PRIMERA
18 NUMEROS
19 ES COMO SI NO MIRARAS
20 Y EL VERBO ERA DIOS
21 TENEDOR LIBRE CORAZÓN ESCLAVO
22 NO ! CHE NO!
23 RE RE ELECCIÓN
24 ARMA MORTAL 5
25 RAMAS DEL SAUCE
26 FUISTE, TE LO PERDISTE
27 TRES
28 TACUARENVO TACUARENYO
29 QUE BIEN SE TE VE
30 TRIBUTO A CHOPIN
31 ACROBACIAS

 

 

 

LAS PISADAS DEL ALMA

Y entonces, qué extrajeron de ti las amarillas tintas ?
Acaso fueron otra vez, la piel de amores extraños,
la marejada triste en las hojas del coliandro,
o la receta furtiva del que aún te escribe.

Ah!, dulce esquirla, trompo enamorado,
pesca alborozada del alma.
Qué doblez de la mañana acarrea desde el tiempo,
los mensajes que Morfeo escribió en sus pestañas?

No te olvides que fue el viento quien me trajo tu mirada,
paisaje furtivo, de paredes sin líquenes, rosadas,
en el límite entre lo divino y la nada.

Mientras la fútil vanalidad, desaparece como la lluvia
en las sombras que deja la venganza,
las decisiones de caballo blanco que mis sienes destilan,
tienen tanto que ver con tus párpados, de satén cálido.
Y mi corazón que es un girasol rojo
vuelve desde tu encuentro herido en las mangas.

Me fue prohibido besar en tu cuerpo,
las olas celestes del invierno esquivo;
y las puertas que te ven la espalda.
La armadura blanca, me espanta de tu cornisa,
junto con las palomas de mármol de carrara.

Voy a encender en los jardines de tu rostro,
lámparas chinas de papel de seda colorada
y del hilito de sangre del que pendían
tus ilusiones inapropiadas,
amarraré mi árbol de hastío traicionero.

Antes de que regreses en Otoño,
deberías asegurarte previamente
que mi último canto no haya sido aún oído.




LA BALADA DE MI AMIGO ASESINO

La mataste de una forma cruel
esa que solo parecen conocer los hombres
y que callo cómplice de tales resquicios
La mataste cuando el amor era aún una dulce intriga
una mezcla disonante de fluidos acuosos
un menester inversamente proporcional
a lo solitario del cuerpo
Animal infame del crimen artero
calaste en su simiente blanca vacío de inocencias
calumniador reincidente
en la triste marginación de la malicia.
La mataste profanando coplas amorosas
pergeñando ilustres mensajes tibios
Criminal indecente y lascivo
elucubrador de ritos y celebraciones
eludiste su mirada de perdones
su fría transparencia de endibia
en el estandarte de los victoriosos
Y ella volaba hacia tus sienes
con la boca cargada de membrillos
para darte el mayor de los placeres, míos
La mataste porque nunca conociste
otra manera de decir te quiero
porque su sangre enamorada
era de un dulzor infinito
y tu sed una estúpida proeza de caballero impío
La mataste y aún era una niña
y era mujer y era vieja
la mataste tantas veces
que de tanto matarla
su cadáver volátil se meció en el viento
y vuela de rama en rama
de cuerpo en cuerpo para siempre, tan lejos
La mataste y tu crimen se esparció en mi delirio
porque sabías como yo y lo olvidaste
que la amaba profundamente, y la mataste, amigo mío.




LAS MUCHACHAS QUE YA NO

Las muchachas que ya no puedo amar
llevan enjambres de peces alborotados en sus mochilas,
tiñen sus cabellos del color de las hojas del ciruelo,
vuelcan collares de almendras en sus camisas,
desvirgan sus orejas
con setas y caracoles hundidos.

Las muchachas que ya no me miran
vuelan con alas de seda de bautismos,
toman lo que quieren de los escaparates
elevándose en un vuelo infinito,
llevan guirnaldas encendidas en la frente,
y una cajita de música por vestido.

Las muchachas que ya no me aman,
me dicen, señor me da permiso?
tienen un aire tan elemental, tan Blancanieves,
que piden desvestirse con la luz encendida
y muerden las manzanas de a poquito.
Las muchachas que ya no me nada
portan panales pequeños en sus corpiños
y vierten sus primeras mieles escarlatas,
en el trono de un príncipe maldito.

Las muchachas que digo, que ya no conmigo,
llevan entre sus piernas
perlas y animalitos.
Dicen que sí tantas veces,
que enamoran hasta a los grillos
y lanzan por las ventanas
sus desnudos cristalinos.

Las muchachas que ya ni mirar puedo
se sacan el corazón para exhibirlo,
tienen dientes de risa nacarada,
pies de mariposa albina,
boca de azúcar y membrillo.

Las muchachas que ya no puedo amar, ni me aman ,
que ya no me miran, ni miro,
las muchachas que ya no me nada,
que ya no conmigo,
traen la muerte blanca en sus caricias
y yo les acerco la mejilla
en una suerte de suicidio.




AMor FRancés

Sí, que tus ojos sigan siendo verdes,
y que negro tu pelo elabore en sí
un dejo del aroma de mi cuerpo.
Que lleves entre dientes
sabor azufre de mis versos ciegos
que vuelvas y que vuelvas una vez más a los espejos
que te rías, y rías,
que colmes con tus carcajadas
el techo, las paredes y los cielos.
Que tu piel a mi piel aplaste,
que aún adivine en susurros,
el lenguaje divino de tu sexo.
Que te raspe mi barba mientras
en catarata caigo por tu vello,
que tu mirada siga a la mía
cuando vuelve desde el deseo,
que enciendan esas luces
cuando esta armonía se eternice, y
me abraces hasta que te deje el miedo.
Que estés bien, bien,
acurrucándote en mi pecho,
que gritos enjaulados de mi alma,
se liberen, penetren en tus sueños.
Que me entiendas, que entiendas el porqué,
tus ojos y tu pelo,
tus dientes, tu risa, tu piel, tu sexo,
tu vello, tu deseo, miedo y tus sueños,
están aquí conmigo este momento.




GATEANDO EN LA ALFOMBRA

Dos sombras furtivas al acecho,
esperan ante el sol agazapadas,
el momento oportuno de ensimismarse, aparearse,
como las páginas de un libro mojado.
Se superponen , entremezclan, se injertan,
como un bonsai japonés, que sueña con ser árbol.
Entreveradas en el baile del pecado
derraman sus angustias ebrias,
con apacible ternura y desencanto.
Sombras cristalinas, sabrosa miel,
vendaval de pájaros,
sin confundirse, sin pisarse, ni mojarse,
sombras de un amor vedado.
Son de silencio, no gimen, no gritan en vano
gatean sobre la alfombra un sueño loco y fantástico.
Lisas y agrisadas, calientes como un puño levantado
de arena, de piedra, de piel, de pasto.
Dos sombras agotadas se despiden,
explosivas de pasión y furia
a la sombra de un durazno.
Se separan, se desconocen, se niegan tres veces,
se alejan, contando minuciosamente cada paso;
se pierden, se iluminan difuminan, y vuelven sin vida
hacia esa blanca pintura de los rutinarios.




ENSARTE DEL TORO ADORMECIDO

Porque tus manos
en mi sexo, ardientes,
cortan la cadena de frío...
nieve adentro.
Y en mi cuerpo bailan,
el vello y la bestia
... un dulce minueto
Qué tanto puedo desear
como mujer en cielo,
la recta final de tu jadeo ?
A dentelladas calientes,
un tropezón, otropezón,
que es caída de mieles
en insondable goteo en tus cimientos
Un poco más y la meta
Triunfa lo carnal, tu falo de carne,
estandarte de piel que elevo,
hasta mis pómulos blancos e infinitos.
El espejo me devuelve
una imagen sin pechos , lisa...,
con espalda de hombre percutando el techo.
Cuando me voy contigo,
cuando acá...vamos juntos,
Oigan mortales el gemido sagrado
ah...ah...ah...
Te escucho en silencio de pez,
te laten los huesos, los huesos... molidos
y te cuesta un hueso y la mitad del otro
decirme ... "amor, te quiero"
Aunque ya los capitanes de tu alma
navegan enceguecidos en mis cuencas
La luna en cuerno ensartó al toro adormecido.




LA LUNA ENROJECIDA

Porqué quiero empezar a sembrarte,
deshojarte, desflecarte ? ¿porqué te quiero?...
¿Por qué mirar como mueves tu capa rojo permanente?
Hiervo de ganas, ganas de ahuecarte
y volcar mis aguas incandescentes,
en tus cavidades congeladas.
No me acuses de serpiente,
si sueño compartir tu oráculo de vidrio esmerilado,
y encontrar las respuestas
que como yo, tantos en ti han buscado.
Saber por ejemplo,
¿qué ves en el techo cuando me amas?
Prende en mi boca los botones de tu pecho.
Déjame explorar tus mares, alunarte, encaracolarte.
Y si mi lengua castellana,
llega hasta las más profundas cuencas
de tu cuerpo celeste enardecido,
conviértete como siempre,
en ameba angelical de mi estandarte...
y ábrete, ciérrate, ábrete, ciérrate,
álzame, bájame, atórate con mi sabia viva,
móntame a pelo, trótame, galópame, bandirelléame,
ensarta mi alma, con tus crespones negros.
Grita, grita.... me enferma que grites,
que aúlles, que gimas,
que me pidas que golpee con mis huesos,
la bahía de los suspiros y el monte divino.
Eres hembra, cebra, hebra, maldita ginebra.
Desde el sesenta y nueve,
te han poseído otros hombres,
te han recorrido, recogido, pisado,
y tu sigues en la ronda, como si nada te menguara
....¡Mujer te deseo! Busca en los silencios
la respuesta al enigma eterno.
¿Aman los hombres ?
Brilla, brilla, Luna ensangrentada,
el toro te ha penetrado, cornada tras cornada.




ROMANCE DE LA LUNA Y EL TORO

Luna que descendiste a este desierto
tan cargada de hielo, fuego y agua
en la arena acechante está despierto
el toro caliente que en la fragua

te mira con ojos locos, muerto
siguiéndote la suave y roja enagua,
que agitas inclemente desde un puerto
al que el enfoguecido animal magua

y sus pasiones más huracanadas
cráter y cuerno encarnan en el cielo
la lucha de almas ensangrentadas

mirándolo bailar derrite el hielo
Un toro adormecido en la mañana
quiere ensartar la Luna más gitana.




MALDITA GINEBRA

La ginebra esa bebida de hombres
Anselmo Arenas

Eres caballo convertido en cebra
preso de historias, loco endemoniado
Sueño de soledad caliente quiebra
tu etérea condición de iluminado

Esta trama que la vidurria enhebra
empina el codo y busca el siete en dado
manceba herida, maldita ginebra
amargas piedras, grito inacabado

Fugitivo e inocente ayer te vi
blandiendo tus victorias frente al pobre
puliendo corazones al rubí

Barba de cien días, uñas de cobre
baile de penas y estrellas los fasos
Tomados hasta el alma de los vasos.




JAQUECA AL MATE

Caigo como las carcajadas frente al miedo
y en la belleza de los momentos últimos
trato de recordar las preguntas que me has hecho
Por que me amas?
Que dije, que contesté? Lo siento,
No se en que barcos navega mi mente
y las velas amplias cierran el cielo
para que un telón embandere las cejas
Que parezca entonces que te digo
que hay razones para los arpegios
que un canto gregoriano es el silencio
que maduran las uvas se ensombrecen
Querés saber el nombre de los vientos
el porqué de las formas de las nubes
no se no se no entiendo
las manos acariciadas
trazan dibujos en el agua
me hago al río con el arca herida
y en abrazo marino
desleal a la mariposa de níquel
puedo emprender nuevas alquimias
deshonrar dunas negras pájaros muertos
enverdecer las tintas lentamente
para contestarte desde el alma
Que te amo porque con vos no defino el amor
y antes siempre lo he hecho
eres la página en blanco
que serás lo que de mi aún no he dicho




SONETO DEL AMOR EN SUBTE

Desciendo una vez más en lo profundo
como un Dante perdido en los noventa
con un gesto invisible se presenta
la mujer más hermosa de este mundo

Me acechará la culpa por desearte
en los estribos hamacás tu mano
intento con los ojos avisarte
solamente por hoy bajo en Medrano

Te mando una mirada a otro vagón
me devuelves un pájaro instantáneo
una caricia de aire subterráneo

despiertas mi dormido corazón
De que tango no sé salió un silbido
Angustia de este amor que será olvido




LA CULTURA DEL MALESTAR

Porqué negar que estoy molesto
Mente que molesta Cultural
Demente en la cultura que detesto
Malestar que no cura el uvasal

Negar la cultura un manifiesto
Cultura renegada en un ritual
Culturalmente me rebelo al resto
La rebelión Encuentro Universal
Universo rebelde que soporta
Lo culto sin razón ni convergencia
Razonamiento cultural que aborta
La rebeldía que colmó tu esencia
Tu esencial y macabro despertar
La Cultura un constante Malestar




EL AMOR EN LOS TIEMPOS CON LIRA

Quiero compartir contigo
el aliento a uva macerada en tu espalda
y escudriñar celestes obeliscos de tiempo
mojarme los labios con tu espejo de lágrimas
sosegar tu iluminado corazón de muñeca esclava
apagar por un instante el miedo a las vísperas
y entregarme violento a la paz de tus ojos
Sin duda emergerán algunos versos
que harán de los sombreros primaveras
y de nuestras manos gaviotas liberadas.




PARÍS - PARÍS

Yo te saludo París,
cuando una rebelión de gárgolas
ebrias levanta el vuelo,
llevándose la catedral a los barrios pérfidos,
donde los jorobados por la vida,
ven cumplirse sus sueños jodidos de locura.
Y una tormenta venérea,
ahuyenta las baladas de los inválidos
que encendieron sus barcazas
en la Isle de la Cité,
para morirse putrefactos o buenos.
Ahí va, toma la ballesta, apunta,
el ángel de los pelos rubios
vuela con los dos corazones galos
y el mismo hábito de ausencia, macabro,
y otra vez errás el disparo,
que mata al gorrión parisino,
que escupe miserias en el pont d’alma.
Y otros también disparan,
con poderosos flashes amarillos
al ángel, a las gárgolas, a los títeres de los claustros,
a los miserables que ahora, roban el pan.
Y mientras corro por las calles
mirando como vuela Notredam,
con sus alas de oro, dorado,
una mujer me patea un penal con una estrella,
en el arco donde se escondió tantas veces el sol
y que le da el tanto del triunfo
entre mis piernas agotadas por el espanto.
Yo te saludo París,
porque tu belleza tiene hedores del infierno,
porque tanta sangre ha corrido por el Sena,
porque eres el alma enamorada de un pintor enano,
porque cobijas a Chopin y hueles a cebolla,
porque de allí vinieron mis ancestros
sin saber que además traían el tango.
Y porque mi corazón sagrado,
volverá un día en una cigüeña negra,
a devolverte aquél pan que me traje,
y así me condenes para siempre a tu milagro.




DIENTE POR DIENTE

Anai por Anai


El cínico médico clínico
porta entre sus petates
los ojos mojados sin rostro
que le desprendió con su bisturí de bolsillo
al obrero plomero
que acaba de caer del piso noventa y nueve
de las Menem Towers en la Quinta Avenida y Clinton
obviamente Anillaco City ex NewYork
Cuidadoso de su tesoro compra hielo seco
al ex combatiente de Vietnam
que vende helados con forma de misiles
y crack en corazones envueltos en celofán rosado
En la clínica antisísmica, hoy es día de abortos
pero también de transplantes clandestinos
cirugías de penes y otras excrecencias.
María Concha de las Guadalupes Sierra
hija del último traidor cubano, aguarda en el quirófano "C"
Ella nunca pudo ver con libertad
la cara de su padre que no la ha reconocido
y que observa la cirugía detrás de un vidrio espejado
acostumbrado a tales rituales.
Cuidado, algo grave ocurre
los ojos no son compatibles con ella
mucho hambre, muchas lágrimas, mucha sangre,
En realidad a María Concha de las Guadalupes Sierra
nunca le interesó ver la cara de nadie
Entonces para qué ? Y con el botín, que harán con él?
El traidor se relame los labios
extraña el sabor humano, manjares en Manhatan,
los médicos se apiadan, se vuelven piadosos, se misericordian
y el instrumentador ciego,
ciego como todos los asistentes a estas operaciones
está a un costado de la camilla, silente, y recibirá el obsequio,
no da crédito a lo que no ven sus ojos
Será  sencillo le dice, le dice el cirujano
firmarás aquí y allá, ahora, ya, y después, después te diremos.
Unos días más tarde, el día de acción de gracias y pavos rellenos
el operado se retira portando sus nuevos lentes negros
Tener solo un riñón no es importante, le explicaron, mearás menos.
La primera plana del diario La Habana
anuncia la muerte del último traidor cubano
cuando intentaban transplantarle el riñón
sin poder impedir que se lo deglutiera de un bocado.
Se ríe el soldado cuando escucha al canillita
y mientras tanto vende un corazón y otro y otro y otro
y a veces vende un helado.




VAS CONMIGO A .....

a Héctor Urruspuru

Pájaro, pájaro de alas como hebras
antes de entrar en el viento
con tu fuego de víceras neutras
reasume tu plenitud de barrilete apedreado
Que el espanta palabras de los cielos
taladre tu pequeño corazón de carta de poker
tu aliento débil de canción de cama
Habitante de los campos esmeralda
con los brazos despegados del miedo
pinta las paredes de celeste y ya sabes para qué
se tira, se estrella contra ella y rebota hasta el techo
exhausto y suicidado hasta el día siguiente
Una tristeza totalmente porteña
que ahora te es ajena despeina tus canas
Alguien se bebió un vaso de glicerina roja
y dice que conoció a un Dios que le dijo que
La luna es esa moneda de plata
que cayó del bolsillo de un ciego
el día en que bebió y bebió hasta ver las estrellas
El domingo te vestirás con un traje
del color de los ojos de la virgen
peregrinarás por las calles del pueblo de Dudignac
iras a la laguna por unas tarariras
y replegarás las alas, descenderás de cuerpo entero
y en un grito desgarrado hacia adentro
proclamaras tu lúdica voluntad de vivir
un día más, al menos.




DE PRIMERA

Que marche un telebin
para ver la posición de tu mirada
cuando sin prejuicios y sin marcas
dejaste caer el bretel izquierdo
de tu vestido perla con la mano blanca
y desde lo alto de tu hombro de ángel
despuntó un sol inocente jamás vislumbrado
Que pasen el riplei en ultra moushon
cuando tus ojos de mariposa
volaron por las ventanas del paraíso
hasta embestir mis deseos de piraña
y surcaron para siempre mi aorta
obstruida de equinoccios
Que hagan patear de nuevo
los doce penales de acero
que atravesaron besaron ves Aron
como perdí por goleada
por salir a buscar el empate
la noche del eclipse del tiempo
Del Vieytes nos aplauden, viva¡ viva¡
y un ángel y un soldado y una niña
se tocan en la esquina del Colón
En tiempo de descuento de esta vida aletargada
meteré dos cambios impensados
la golondrina de una veleta rota
por la canción de un anarquista enfermo
y una bolsa de arpillera de sueños y poemas
por tres botellas de whisky nacional berreta
Te reís pero solo vos me oís
a la luna la atropellaron en Callao
por pedir la hora la hora referí
Al terminar te cambio tu camiseta musculosa
por mi ballenera verde
Y camino a los vestuarios
así medio ebrios medio narcotizados
le hago respiración a la luna por un cráter
y con su sangre arremolinada
escribo un grafiti en el asfalto
"quereme así piantao, piantao, piantao".




NÚMEROS

Los fragmentos del último papa asesinado,
Y van... treinta y tres
son expuestos simultáneamente
en 66 paises del nuevo mundo
La quincoagésima feria nacional del hambre
ha tenido su máxima asistencia
Ya se agregó el quinto carril
de la ruta de acero
que conduce a la Antártida
La consulta popular
por el color de la bandera del MERCASUR
dio como resultado
un 82% ganador el negro, 11% el gris plomo,
5 impugnados, 2 ausentes,
no hubo votos en blanco
Quedan 2 calles en Nueva York
donde está permitido fumar, de 2 a 7 y de 19 a 21.
La tasa de analfabetismo ha bajado 15 puntos
después de la decimo séptima guerra
virus-informática
Son 6 los mandamientos vigentes
según la encíclica "qui carajum hacemus III"
Se ha inscripto en el libro de los guiness,
el hallazgo de un nuevo poeta sobreviviente
a la matanza paracultural del año 2010
En Brasil ha llovido 349 días el año pasado
y ya no producen palmitos
El mundial del 2079 se hará en Rosario
El clásico entre los dos máximos equipos de primera
Jumbo y Carrefur,
congregó a sus 26 millones de empleados
y hubo solo 7.500 muertos y 65.000 heridos
gracias a las panteras negras vigilantes.
El partido terminó por expulsión del referí.
La nueva ley de matrimonio
permite hasta 23 uniones por siglo
y el número de hijos extramatrimoniales fue elevado a 16.
Los rolin llenaron nuevamente la plaza de mayo
y los desaparecidos siguen siendo 30.000
mi hijo de 2 años sabe de biofísica
un médico se recibió en 9 años
Ayer lloré todo el día, y no sé cuánto.




ES COMO SI NO MIRARAS

Es como si no miraras, no mearas, no me amaras,
Como si no patearas, no pitaras, no putearas,
Como si no cupieras, no comieras, no cogieras,
Como si no temblaras, no temieses, no tomaras,
Es como si no te hundieses, no hurgaras, no huyeras,
Como si no pudieras, no pidieras, no pudrieras,
Como si no cambiases, no cargaras, no cagaras,
Como si no mintieras, no montaras, no menstruaras,

Es como si no fluyeses, no flaquearas, no fungieras,
Como si no escucharas, no escuchillos, no escaparas,
Como si no subieras, no silbaras, no supieses,

Como si no durmieras, no domaras, no dolieses,

Es como si no tiraras, no tragaras, no transaras,
Como si no gustases, no gestases, no gozaras,
Como si no perdieras, no pedrearas, no porfiaras,
Como si no te calentaras, no te cansaras, no te cayeras,

Es como si no vistieras, no me vieses, no vinieras,
Como si no pasaras, no pagaras, no pensases,
Como si no desearas, no dijeras, no dejaras,
Como si no metieses, no matearas, no mataras,

Es como si no buscaras, no bucearas, no besaras,
Como si no exclamases, no excluyeras, no extrañaras,
Como si no escarbaras, no escupieses, no escribieras,
Como si no temieses, no turbaras, no tumbaras,

Así es amarte, desde el martes, en la muerte.




Y EL VERBO ERA DIOS

El viento sopla de donde quiere, Juan
y oyes su sonido;
pero no sabes de dónde viene ni a dónde va,
así son los que han nacido del espíritu
Todo lo que sé lo he escrito
sin ser maestro ni señor ni jardinero
no es más que lo que habita mi alma
tal vez la escuchen hoy
que hemos sacado a volar las estrellas
y el dolor flamea sereno
con una mancha celeste
A quién buscan Juan
si el vino fluye
y no hay copas por llenar
sino manos gastadas de labradores
Si me creen, si aún están escuchando
y es una tristeza común
la que flota en la calma y nos une
explícales que lo que no les he dicho
vendrá un día de algún lado con mi nombre
Un día Juan, nos lavaremos los pies,
y nos juntaremos a mirarnos los dedos
pintando de color nuestras locuras
Para que todos sepan hermano
lo que ha pasado por nuestro camino
y tal vez nos acompañen
a la casa del viento
donde se quedan a vivir las dunas.




TENEDOR LIBRE CORAZÓN ESCLAVO

Siempre en el mes de julio
tengo los huevos poché
y escarpines de grasa negra
insertados en el piso
Descubro que la palabra piorrea
no ha sido usada aún en un poema
¿Será que duele?
Con la alegría de los fuegos encendidos de invierno
vendo mis pesadillas de carrozas rotas
por tres medallas de pasta
Las notas rojas de un clavicordio frío
que se nos cae encima demoliéndonos
gritan con sus tonos violentos
que no hay nada nuevo todavía
y celebro con ostias negras
la ausencia impar de la alegría momentánea
Desde esta mano que ahora es tu caricia
un torbellino de fósforos alocados
incendian catedrales de cera oscura
un pájaro enfermo finge ser estrella
los milagros sufren un recargo del 10%
le deletreo a un oficial la palabra sueño
y me pide que yo la escriba
Una basura en mi ojo izquierdo
provocó la sonrisa de tres callejeras cansadas
Pensar que alguna vez un vino
nos hizo quedar inconscientes
y casi acabamos cediendo
juramentándonos clemencia
El día en que terminen de inundarnos
sabrán que en el arca esta vez
viajarán los que hoy son tratados como bestias
Tenedor libre, Corazón esclavo
No nos dejes caer en la tentación
abríganos el alma, también, también.




NO ! CHE NO!

A las tres de la mañana
en la esquina de Corrientes y Pasteur
me tendiste una emboscada
de nubes negras y moscas borrachas
Las ventanas se cerraban
débilmente pese al frío
y un mal sueño
se acobijaba en tu papada tibia
En un baño impenetrable
nos besamos el cuero
y con mi varita mágica
transformaste una escollera imaginaria
en un vendaval de cuervos rojos
Con un terror indescriptible miré al cielo
mientras jugaban tus besos acrobáticos
sobre un andamio de lunas negras
jugaban tus besos acrobáticos
sobre un andamio de lunas muertas
y las prostitutas compraban
galeras de terciopelo
y cigarros bolivianos en cajas de porcelana
Tres serpientes deambulaban en tu espalda
con ritmo de escobas disecadas
No, no, basta!,
Hasta mi sombra está enferma
un jabón verde se cae de mis manos
mientras salís cantando del cuarto
una milonga rara
Corrientes y Pasteur siguen despiertas
La persiana se desangra de naranjas
Los idiotas se siguen muriendo en las calles
con sus frazadas agujereadas.
Dale a la vida, dale,
dale para que tenga, dale!, hasta matarla.




RE RE ELECCIÓN

Vuelven a traernos sopa
Pan no porque es lunes
y las tostadas las comen los guardias
con manteca fresca que le roban al lechero
Piedra papel o tijera
Me cuelgo con la sábana sucia
Caen los párpados al sueño
aunque siento las uñas despiertas
y lágrimas de ron que transpiran las canas
Piedra papel o tijera
a veces me acuerdo de ella dibujé su cara en la pared
al lado de un poema Girondo
que repite cosas que solo pasan afuera
Te acordás Raquel?
Piedra papel o tijera
también trajeron sopa el martes
será porque creen que es parecida a la muerte
y las tostadas con manteca son la vida misma
no volveré a fumar prometeré algo
Piedra papel o tijera
hoy no salimos al patio porque llueve
acaso creen que no nos gusta el agua en la ropa sucia
y el olor a humedad que también da suerte
me cuelgo con la sábana sucia
mañana me traen papel y el viernes un lápiz
Piedra papel o tijera
miércoles y jueves polenta la charla de dos curas putos
y dos horas completas de radio cultura
¿Cuando pondrán un tango?
acaso creen que tenemos nostalgias
o ganas de teñirnos los pelos con sangres
Piedra papel o tijera
Acá no hay abrazos solo epidemias,
mugres, y otras excrecencias
religiones abstractas, ritos rotos
llantos y plegarias a nadie por las noches
Ayer después del asado de los guardias
nos dieron lápices en lugar de comer
Piedra papel o tijera
Te escribí una carta con un poco de miedo
me trajeron un banco y ahora llego al techo
ahora podré atar la sábana sucia al techo
al techo que es lo más cerca del cielo que puedo estar
Ahora sí tendré que elegir
Piedra papel o tijera
y te pido perdón sea lo que sea.




ARMA MORTAL 5

Llamamos por cobrar dice una voz tenue
desde la base misilística Supremo Riojano
en Aniyaco en el norte cuyano
Sorri Bill yerrar es humano,
como decía el General,
pero a ese Bora Milutinovich
lo tenía entre patilla y patilla
desde que dirigía San Lorenzo
Argumenta sollozando el presidente que más ha leído a Socrates
y por eso ha sido tan buen Riojano
aunque haya lanzado el misil
"querido hermano" que el mismo Bill le yegalara
para su último cumpleaños
Cállate pelotudo, era Milocevich, Milocevich otro yugoeslavo
destruiste la escuela de señoritas de hardbard
mi refugio secreto en Guashinton
para que te metes en los conflictos de afuera
donde nadie te ha invitado
dice el presidente que más ha leído a Yekspier
y que ahora amenaza con hacer mierda Aniyaco
Un dos tres probando, un dos tres probando
Mientras tanto un grupo de empresarios exportadores de aceitunas
realizan una colecta, un bingo, una yaspadita, un desfile en ATC,
para poner una red gigante que frene la amenaza de los misiles americanos.
Bill busca el botón celeste y blanco
pero no lo alcanza, no desocupa sus manos
un dos tres probando, un dos tres probando
Caaarlos se hace confeccionar un casco de cuero
que le diseñó Yiordano
y le dice a Mariju que se quedarán sin nidito de amor
que terminarán alquilando.
Bill traga saliva, aprieta los dientes, gime, se enrosca
en su capa de Superman mientras se sigue oyendo
un dos tres probando, un dos tres probando
Caaarlos extraña a Zulemita, la 99, tiene miedo porque ella
su arma secreta, ya está en Guashinton.
Bill por fin termina, yira y yira en su sillón oval sin descanso
Zulemita sos mi mejor pasante dice y que lindo vestido azul te hizo Seyano
Finalmente Bill una vez más enamorado,
decide yerrar nuevamente el disparo
bombardeando el Vaticano.




RAMAS DEL SAUCE

Para Andrea

No conozco el camino de tu cuerpo alejándose
ni el sabor de tu adios imaginario,
porto una tristeza constante
y un alma desgarrada en el pecho.
En vano te buscarán mis versos.
Mis besos escondidos se suicidan.
Desde que el viento y yo estamos solos
hemos conjurado una amistad involuntaria
dolorosa como la sequía.
Nos arrastran las horas de vigilia
y la incertidumbre de los devaneos.
¿Puede una ola que golpea contra las heridas
derramar mi vuelo?
Por un lóbrego desierto deambulan grises nuestros sueños.
¿Y el sol? Qué eclipse temerario aplaca su fuego,
desde qué tormenta, detrás de qué cristales,
las lágrimas postreras recuerdan un baile sin zapatos
y unos brazos anidándote incompletos.
Cansancio.
El sauce se ríe de la lluvia
y se adormece en sus deseos.
La vida es el amor, dice,
la vida es el amor y allí te espero.




FUISTE, TE LO PERDISTE

En cierto sentido te has ido,
con la parábola azul en tu bolsillo
y unas muescas claves
en el tacón de tu zapato izquierdo
De tu ausencia no hay noticias
me quedó solo una pasión etílica
que en realidad no sé si te pertenece.
Para ser más explícito
ayer de tu lado de la cama
dormían 19 moscas
en seis vasos del juego durax
con fonditos de escabio,
que si son para toda la vida
Nunca fue el vacío, nada ha cambiado
La nota que dejaste
decía que volverías por algunas cosas
eso es inútil y vano
tu ropa la usé para sacar el agua
el día que se inundó el baño
y tenía tal olor a humedad
que me daba asco y la quemé
los libros que fingías leer
mientras yo veía los goles
los canjee por el último eternauta
en la librería de la esquina
que cierra por cambio de rubro
Eso sí, tu álbum de fotos
lo tengo conmigo
lo miro y miro cada día
cuando tomo café con leche y piza fría
me trae recuerdos profundos
de cuando yo buscaba trabajo en los clasificados
y vos golpeabas el piso histéricamente
con el tacón de tu zapato izquierdo.




TRES

Tres caracoles de tierra
trepan por la medianera de vidrio
como un anagrama de réplica a tu desaire
tristemente reiterado en mítica metonimia
Pensaré entonces que tal vez
solo unas palabras dispersas
ahogadas en whisky, solo mis palabras,
te devolverán al remitente
desde donde vuelan aún serpentinas de llanto.
Te vi la última vez
después del recital de Moris
Y llevabas por todo vestido
un pañuelo rojo
cuando te desperezabas
gesticulaste como un nogal
acariciado por el viento
A partir de ese instante
quebraste mis banderas
que ya tenían su mástil partido
y no nos miramos más
ya no lo hicimos
porque de nada hubiera valido
repetir ese encuentro.
Sidra y uvas le pediste al conserje del Hotel
> eso si lo puedo volver a vivir
aunque la sidra,
la sidra no le gusta a los hombres.




TACUARENVO TACUARENYO

A mitad del camino de esta vida,
te Dan, te Dan,
pases de la selva oscura
piedras que crecen en la calle
a un tanto la docena
una muestra gratis,
te Dan te Dan,
un vídeo con la versión apócrifa
de la Ilíada y la Odisea
y le explicás a tu analista
que no son lanchas de offshore
Un mundo feliz,
feliz para unos pocos
Los Winners no pasan de grado por buchones
arroban. compran cursos de learjet,
telemarketing del vicio
95 ventanas 97 ventanas 98 ventanas
sien ventanas con gatillo
Miradas y amores con plásticos negros
Tenes que ser coherente
tenés que madurar,
tenés paciencia, me das?
Cuida las firmas, consolidarte,
que no es consolarte
que no es con sol arte
es tu buen sueño de poeta herido.
SOS un apóstol del desperdicio en vías de crecimiento
un verdadero idiota con sueños congelados
y microHondas con asiento de cuero
Bebés del amor en píldoras,
estás siempre a régimen de visitas,
No soportas los gasoleros
las zapatillas con níquel
los estragos largos
Tenés que juntar millaje para alcanzarla,
volverte hombre, mono, barrilete o lo que sea
para que tus ojos disfruten la salida del sol
la entrada del sol, sus ojos de almendra
Muchacha ojos de papel
no vuelvas más, que el fuego,
el fuego está a punto de encenderme.
Tacuarenvo, Tacuarenyo, vida, te tengo.




QUE BIEN SE TV

pasó la mano por su cabello tibio

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer en tanto mi ilusión se derrama como un vaso de vino por sus cejas

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer en tanto mi ilusión se derrama como un vaso de vino por sus cejas que son una cornisa y luego el tobogán que desemboca en sus ojos

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer en tanto mi ilusión se derrama como un vaso de vino por sus cejas que son una cornisa y luego el tobogán que desemboca en sus ojos habrán pasado segundos lo siento cuando vuelvo a acercarme

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer en tanto mi ilusión se derrama como un vaso de vino por sus cejas que son una cornisa y luego el tobogán que desemboca en sus ojos habrán pasado segundos lo siento cuando vuelvo a acercarme hasta tocar su imagen magnetizada

pasó la mano por su cabello tibio la mano izquierda asomó un lunar en su mejilla de caracola la sonrisa era como un glaciar empapado en sol y el gesto de su inocencia un manto de seda negra recién lutado sus labios brillantes como un caramelo envuelto y a medio comer en tanto mi ilusión se derrama como un vaso de vino por sus cejas que son una cornisa y luego el tobogán que desemboca en sus ojos habrán pasado segundos lo siento cuando vuelvo a acercarme hasta tocar su imagen magnetizada y rebobino una vez más la misma escena del video de nuestro casamiento para que no te me mueras nunca más.





TRIBUTO A CHOPIN

A Hugo Charpentier

Desde el alma de tus manos tristes suenan
Con la mirada herida de mañanas
Cándidos sones que por las ventanas
En tu cartuja amada, vuelan, vuelan.

¿Te atrapó el dolor, entre qué arenas?
Ciclones azotaron tus montañas
La polca te replica en las entrañas
Tembloroso de inviernos te cercenas

Prodigioso precoz apasionado,
Por tu escollera de marfil y ébano
Las olas van y vienen de tu mano.

Te duermes en París acobijado
Bailando primaveras en tu Edén,
Como pájaro eras del viento Chopin.




ACROBACIAS

Detrás de ti vuelan todos los pájaros
No los cuervos,
No
ellos te temen.
Permanecen en los sauces
con sus lágrimas de mimbre.
Y detrás de ti yo también
soy pájaro a veces
con la mirada acostumbrada a tus alas
que prodigan una luz ambigua
que torna inexactas mis palabras.
A veces yo también te temo,
vuelas con caricias de murciélago
para que mi alegría se mude de árbol,
recorres las estelas de mis heridas
a la hora del cansancio
que te es inevitable.
Y cuando con la boca llena de mandarinas
te ofrezco la semilla de un viejo fuego,
cantas una melodía de nubes
que espanta a la bandada
pero no a los cuervos.
Ellos esperan quietos, serenos.
Siempre es mejor que llueva
cuando está por morir un cisne
para que al caer su cuello en serpentina
como un palo de agua melodioso,
las migajas de pan del lago,
exploten en mil colores flotantes.
Recogeré las alas en picada.
Sería un error, lo sé,
alcanzarte en el cielo.




Ahí vienen con sus hojas que contienen poesía
mis amigos de las horas perdidas
limpios como columnas de silicio....




1