- -~ . ~- -

 

 
   

Este manga, en sí, es otro más de los elementos que acompañan el revivir de Saint Seiya en Japón y en todo el mundo durante todo este último tiempo. Pero a diferencia del manga original, este, se publica en la revista Champion Red de la editorial Akita Shoten; revista que no era tan popular que digamos hasta ahora.

En esta oportunidad, Kurumada estará encargado del Guión de la historia, dejando a Megumu Okada (autor de Shadow Kill) para la parte ilustrativa.

Esta nueva historia se sitúa 13 años antes del primer capítulo de la serie de TV y del manga de Saint Seiya. O sea, cuando Athena era apenas una bebita recién nacida, y cuando Saga, como patriarca, intenta asesinarla, interviniendo Aioros oportunamente (desafortunadamente...) para salvarla y llevársela de allí.

En sí, esta es la historia que cuentan las 10 primeras páginas a color; después, pegamos un salto hacia un tiempo después de la muerte de Aioros, teniendo a Aioria como protagonísta principal de la historia. De aquí en más, la acción se situará a 7 años antes de la serie original de Kurumada.

El León fue enviado por el Santuario a cumplir una misión en la Isla Three Miles, en EEUU; escoltado por John Black. El objetivo en cuestión, es eliminar a un caballero exiliado del Santuario que estuvo causando líos en la central nuclear. John muere intentando salvar a Aioria.

Después de esto, Leo, regresa al Santuario. Poco a poco, irán haciendo su aparición el resto de los Dorados, de los cuales, algunos de ellos le guardan un cierto rencor al león, por ser hermano del "traidor".

Aioria es enviado a una nueva misión en cuestión, detener a un gigante de piedra que aparece por las noches, y destroza todo pueblo que tenga delante. En sí, la misión es fácil, sin embargo, una niño, de nombre Lithos, aparece frente a Aioria y le cuenta la historia del gigante de piedra, quién no es otro que el padre del pequeño; que aún estando muerto, intenta proteger a su hijo.

Así, Aioria deberá demostrar que en verdad posee un cosmos sincero, capaz de brindarle la paz al espíritu del hombre.

Luego de esto, da comienzo, lo que en mí opinión, en la parte más interesante del manga hasta el momento.

Por ejemplo, descubriremos con algo de humor que Lithos no es CHICO, sino CHICA! Y vaya la forma en la que Aioria se dará cuenta de ello ñ_ñU Poco a poco, irán apareciendo nuevos personajes, por ejemplo, Garan, el escudero de Aioria, que posee un brazo metálico y un ojo tuerto (pobre... todas las pálidas juntas!), y que de alguna forma, vendría a ser para Aioria, como la voz sabia y consejero del Santo de Leo. n_n

También tendremos oportunidad de ver a Saga obrar como Patriarca! Y sus misteriosas reuniones con un misterioso ser, cuyo nombre se conocerá un poco más adelante. También se relatará la historia del secreto que oculta la imponente estatua de Athena en su cabeza; secreto para nada pequeñito, si me permiten decir n_n

Uno de los primeros acontecimientos que se darán en la historia, es la reunión de los Caballeros Dorados, toda una ceremonia, en donde veremos aparecer uno a uno a nuestros muchachos. Por supuesto que en un principio, Aioria, dándoselas de chico rebelde, no irá; pero impulsado por Lithos, se verá obligado a asistir.

Justo en ese momento, hace su aparición en el Santuario, un enorme carruaje oscuro, tirado por un ser encapuchado. Al mismo tiempo, el Patriarca se presenta en la reunión de los Dorados para explicarles quién es el intruso, y a qué viene.

Saga nos relata la historia desde el principio del mundo, en donde solo existía Gea, personificación de la Tierra. Gea engendró a Urano (el cielo) y se casó con él (pobre, no tenía opción...) Juntos dieron a luz a los Hecantoquiros, los cíclopes y los titanes. Sin embargo, Urano odiaba los Hecantoquiros y los cíclopes, así que los encerró en el tártaro; mientras que a los titanes simplemente los desterró.

Gea, vengativa como toda mujer, convenció a los Titanes de preparar una venganza. Chronos, el menor de los Titanes, fue el único que aceptó la misión.

Y así, Chronos, utilizando el arma que su madre le concedió, el Megas Drepanon, castró (por no decir que se la cortó) a su viejo y se convierte automáticamente en Rey.

Sin embargo, haciendo honor al dicho "de tal palo, tal astilla" Chronos resultó ser un flor de forro como su padre; el cual, antes de 'morir' por así decirlo, le predijo a su hijo que él también sería destronado por un primogénito.

Y Chronos, sin troche ni moche, optó por devorar los hijos que su hermana y esposa, Rea, daba a luz.

Rea, desesperada, pidió ayuda a Gea y Urano; y cuando nació el pequeño Zeus, lo escondió de su esposo, y a este le entregó una piedra envuelta en pañales, la cual Chronos se morfó sin sospechar nada n_nU (los griegos tenían un pedo en la cabeza...)

Así, el Dios del Trueno, cumpliendo con la profesía, creció y ya adulto, destronó a su padre y se convirtió en el nuevo Rey de los Dioses.

Hasta acá llega el relato de Saga.

El Patriarca, les informa a los Caballeros de Oro, que el sello impuesto por Zeus sobre los titanes, se está rompiendo poco a poco, y que estos planean revivir nuevamente a Chronos y recuperar el control.

Y ahora, la joda bien jodida, es quién enfrenta al Dios que está haciendo volar por los aires a los soldados del Santuario! Y bueno, Aioria es quién se ofrece con la condición de que perdonen a Lythos por haber interrumpido la reunión de los Dorados.

Así, Aioria sale al enfrentamiento con el Dios intruso. Quién durante toda la pelea mantiene en secreto su nombre y demuestra su gran superioridad de poder frente al Dorado.

Sin embargo, el Santo de Leo hace posible lo imposible, ya estando casi en las últimas logra romper parte de la armadura del Dios (quién no es otro que uno de los Dioses Titanes, Hiperión de la Oscuridad ) con solo dos golpes.

Luego de esto, Hiperión se retira del Santuario, y Aioria cae inconsciente.

Al instante, aparecen unos soldados de Chronos con la intención de atacar al león y a Lithos, pero estos son salvados por Marín, quién hace su espectacular aparición noqueando a unos cuantos soldados con unas pocas patadas (hay que decir que se necesita urgentemente de un llamado a la solidaridad para la donación de alimentos para el Santuario, en especial para Marín, porque está re-ANORÉXICA!!! Pero bue', eso lo dejaremos para un informe sobre los nuevo diseños)

Luego nos pegamos un paseíto por el Santuario de Chronos, en donde vemos llegar a Hiperión. Éste pasa al recinto en donde se encuentra el espíritu de su Rey, quién, según el Titán, sufre eternamente por el sello impuesto sobre él por Zeus.

En ese momento, llega el misterioso ser que veíamos hacía un par de capítulos, hablando con Saga. Y en esta oportunidad descubriremos que su nombre es Pontos, y que de alguna manera él está vinculado a Chronos y los Titanes.

Mientras tanto, Aioria, acompañado de Lythos y Aldebarán (?) viaja a Jamir, en busca de la única persona capaz de reparar su armadura o cloth, destrozado durante la batalla con Hiperión.

Al igual que en la serie como sucedió con Shiryu, Aioria también tendrá que pasar por el cementerio de esqueletos de Santos que intentaron llegar a Jamir para arreglar sus cloths.

Aioria lucha con ellos, y los derrota sin mayor dificultad, llegando hacia la torre de Mu, en donde son recibidos por éste último.

El Santo de Leo y el de Aries simulan una pequeña batalla, hasta que ven el momento indicado de incitar al cosmos intruso a manifestarse.

Así, el segundo Dios Titán hace su aparición, Jápeto de la Dimensión (sin comentarios...) que, a primera vista (y a segunda, tercera, cuarta...) te da a pensar que es una mujer... pero después de examinarlo cuidadosamente, se llega a deducir que es hombre.................. creo xD

En fin, dejando de lado mis perjuicios sobre la identidad sexual de este titán, solo diré que en un principio, es Aioria quién se dispone a pelear con él (a este le encanta meterse en líos!) sin embargo, Mu se interpone, y anuncia que será él quien enfrente al intruso.

En unos instantes, Mu se coloca el cloth de Aries y ya está preparadito y listo para luchar.

La pelea entre Jápeto y Mu, no es igual a la de Aioria e Hiperión; en esta ocasión, el Santo de Aries le da sus buenos problemas a Dios, y la batalla se muestra bastante ceñida.

Sin embargo, en el momento en el que Mu tal vez lograría hacerle algún daño importante al titán, aparece el espíritu de Chronos!

El Dios le ordena a Jápeto que regrese, y le predice a Aioria que él será quien rompa su sello. (CHAN!)

Luego de la retirada del Titán, Mu queda medio 3/4 muerto, sin embargo invoca sus instrumentos y de un martillazo hace revivir el colmillo de la armadura de leo.

Mientras, en el Santuario de Chronos, éste está dispuesto a darle un castigo a Jápeto por haber ido a enfrentar a los dorados sin su permiso. Pero Hiperión interviene. Ante las argumentaciones de Hiperión, Chronos se encabrona y revive a los Gigantes! (linda forma de encabronarse che...)

En los capítulos siguientes, veremos cómo los gigantes atacan el Santuario y se van enfrentando a los distintos Dorados.

El primero es Lava Roja, quién en un principio se enfrenta a Marín, siendo sustituida más tarde por Aioria, quién derrota sin mucha dificultad al Gigante.

El segundo Gigante, es Prox de Kyanos, quién es descubierto infiltrándose en el Santuario por Shaka. Ambos comienzan a pelear, pero en medio de la pelea, la voz de Death-Mask los detiene!

El Santo de Cáncer le ordena a Shaka que le permita al Gigante pasar hasta su templo, ya que si Aries, Tauro y Géminis, están vacíos, es él quién tiene que enfrentar al intruso.

Shaka accede, y se va a la mierda, permitiéndole al gigante avanzar hasta el Templo de Cáncer.

Allí, el Dios Gigante se espanta al ver el lugar decorado con las "felices" caritas con las que Masky suele decorar su casa xD

El Gigante y Death-Mask comienzan a pelar, Prox no deja de echarle en cara al Santo, que está loco y que es un demente (pobre... se ve que el cerebro no le funka mucho xD)

Mientras tanto, Pontos se encuentra en una zona interna del palacio de Chronos, rodeado de truenos y varios pedestales en donde posan las 12 armas de los titanes. Por supuesto, los pedestales con el nombre de Chronos, Hiperión y Jápeto están vacíos.

Un ser encapuchado se abre paso hacia donde está Pontos, esquivando las cadenas de trueno creadas por Zeus.

Luego de una breve charla entre Pontos y el recién llegado. En donde nuestro encapuchado, o sea Hiperión, se quita la capucha con un movimiento que parece propaganda de Sedal xDDD

Da inicio una breve charla, en la que nos enteramos que Pontos es el hermano de Urano O.o y uno de los 4 grandes Dioses (los cuales son Eros [personificación del amor, no es el cupido de Afrodita!] Gea [la tierra] Urano [el firmamento, para algún imbécil que no conoce sinónimos, el cielo] y Pontos [el mar])

Hiperión le aconseja, o más bien le exige a Pontos que reviva cuanto antes al resto de los Titanes, ya que la batalla ha comenzado y los gigantes están siendo despachados uno a uno.

Pontos le asegura que no debe preocuparse, que, a pesar de que el sello le está dando bastante trabajo logrará romperlo. También le pide que confíe en él, preguntándole "Voy a poder romperlo, solo confiá en mí. O es que acaso... No podés hacerlo, Hiperión?" A lo que éste responde "Para ser sincero, sospecho de vos. Porqué uno de los cuatro grandes Dioses se convierte en nuestro compañero y rompe mi sello...?" Pontos pregunta "No podés... Confiar en mí?" "Todavía... No" (ya después escribiré algo sobre esto... xD)

En fin, ambos se quedan mirando la caldera, en donde se puede ver la pelea entre Death Mask y el gigante.

Volviendo a la Casa de Cáncer, Masky parece tener algunos inconvenientes con el Dios Gigante, sin embargo, dejan que éste último diga todas sus boludeces de una vez, y cuando calla, es su turno para hablar... y obrar.

El Santo de Cáncer emplea su técnica más poderosa, el "Hades Wave Cadaverus Gas" Con el cual logra separar el alma del Gigante de su cuerpo; luego ésta, es expulsada del Templo de Cáncer por los espíritus de los rostros que la adornan, y se destruye.

Todo esto es observado por Pontos, quién admite haberse confiado y le anuncia que por fin ha roto el tercer sello. Con una sonrisa un tanto burlona y a modo de venganza, Pontos le dice a Hiperión “Ahora vas a tener que confiar en mí”

En las dos páginas siguientes, vemos resucitar al tercer Dios Titán, Ceo de la Luz.

Luego de un fraterno recibimiento por parte de Hiperión a "su mejor amigo y hermano" (puaj... x_x)

Mientras tanto, Aioria es enviado a la Isla de Creta con la misión de desentrañar el misterio que ha hecho desaparecer a siete chicos y siete chicas de sus casas. El misterio, tiene una pista, y esa es una carta llegada al gobierno griego, firmada por el Rey Minos.

Al llegar a las ruinas de Cnossos, se encuentra con el fantasma del difunto gobernante de Creta y pionero de la civilización minoica, alias, Minos. Este fantasma, utiliza guerreros que usan como escudo a los chicos desaparecidos, para atacar a Aioria.

Sin embargo, haciendo uso del Lighting Fang Leo los derrota y ataca al fantasma. Éste se desvanece revelándole al Santo de Oro que ha revivido gracias al cosmos de los Titanes, que tiene la propiedad de traer de regreso al mundo de los humanos a monstruos de la era mitológica que le guardan rencor a Grecia, aún en contra de la voluntad de los mismos Titanes.

Cuando Leo se dispone a volar en mil pedazos el laberinto para salir de allí, Garan lo detiene y revela el contenido del cofre que el Santuario envió junto con las instrucciones de la misión.

El cofre contiene el Hilo de Ariadne, (el mismo que la princesa Ariadne le dio al héroe Teseo para salir del laberinto luego de matar al Minotauro) este hilo recuerda todos los caminos del laberinto y los guiará hacia la salida.

Pero justo en ese momento, el fantasma de Minos reaparece e invoca a su hijo, el Minotauro. No es una gran pelea, es más, Aioria lo derrota utilizando el Lighting Bolt...

En el siguiente capítulo, tenemos a Aioria en China, con la misión de eliminar al misterioso monstruo que asesinó a un Santo de Plata.

Allí, Aioria se encuentra con el discípulo del difunto Noesis e Triángulo, Retsu del Lince. El chico lo pone al tanto de la situación: Por alguna razón, se cortaron las comunicaciones de las aldeas cercanas. Cuando fueron a investigar, nadie regresó. Este "dragón", puede convertir a la gente en piedra.

Leo no le revela su identidad como Santo de Oro hasta el final del capítulo. Y altera las órdenes del Santuario, diciéndole que la misión de eliminar la monstruo ha sido designada a Retsu.

Ambos van a la cueva y lo primero que ven es el cuerpo de Noesis petrificado, decapitado. Lo único que queda de su cuerpo son su pierna y brazo derechos, éste último aún permanece en alto como cuando ejecutó su último ataque.

En ese momento, el misterioso monstruo aparece. La técnica de Noesis aún sigue funcionando y gracias a la luz de la misma, se revela la identidad del monstruo: Euryale! Una de las tres Gorgonas.

Finalmente, Retsu toma coraje y derrota a la Gorgona. En ese momento, Aioria da a conocer su identidad como Santo de Oro ante el sorprendido chico.

Retomando ya un poquito la trama de los Titanes. Aioria es enviado a la India a proteger a Shaka, quién estará orando en el Templo de Buda, elevando su cosmos al máximo para sellar a los monstruos malignos resucitados por el cosmos de los Titanes.

En ese momento, Ceo hace acto de presencia como el asesino enviado por Chronos para eliminar a Shaka.

Aioria, por supuesto se interpone y comienza la lucha contra el Titán.

Tal como sucede con Hiperión, Aioria tiene sus buenos problemas con este Titán.

La pelea es observada atentamente por Hiperión y Pontos desde el Santuario de Chronos. En un momento dado, por alguna extraña razón, Aioria no deja de recibir los sucesivos ataques de Ceo, sin molestarse en recibirlo. Esto es por una razón. E Hiperión la dedujo al escuchar esto de Pontos.

Lo que Aioria en realidad hacía, era prepararse para ejecutar su técnica sellada. Animado por los recuerdos de su hermano y el espíritu de éste, ejecuta el "Photon Brust" que derrota por completo a Ceo.

Y lo hubiera matado, de no ser porque Hiperión llega justo a tiempo y lo salva. (Fuck!... ¬¬)

Mientras tanto, en el Santuario, Saga se encuentra hablando con Death Mask a cara descubierta. El Santo de Cáncer no parece muy escandalizado por la idea de que el verdadero Patriarca fue asesinado y sustituido por el Santo de Géminis.

Es más, está dispuesto a jurarle lealtad.

Luego de la pelea contra Ceo. Aioria queda, (por así decirlo) para el tacho de basura... Pero ni caerse muerto puede! Porque llegan dos nuevos gigantes a ultimarlo.

Anemos de Leucotes y Bronte de Meras, son los que han llegado en esta oportunidad para matarlo.

Pero en ese momento, el cosmos de Shaka explota, repeliéndolos y sellando a todos los seres mitológicos que le guardan rencor a Grecia.

El Santo de Virgo sale del templo y salva a Leo.

Y sin soltarlo, derrota a los dos Gigantes con su Tenma Koufuku. Ah, antes también abre los ojos haciendo explotar su cosmos, repeliendo el ataque de los Dioses. (xD)

Luego de la desaparición de este par de fracasados (porque lo son...) llega Garan a recoger lo que quedó de su amo.

Shaka se lo entrega y le deja un mensaje a Aioria para cuando despierte.

A todo esto, mientras tanto, vemos a un guerrero destrozando una infinidad de tanques de guerra. Sus vestimentas son de un soldado de la antigüedad.

Pontos se presenta ante este guerrero, que no es otro que Héctor, el héroe troyano asesinado por Aquiles en la Guerra de Troya.

Pontos le dice que los héroes de la actualidad que busca, están en Grecia...

De regreso con Aioria, vemos un flash back del pasado, cuando Aioria ingresa al Templo de Sagitario, el de su hermano, y lo único que ve es una camilla cubierta por una sábana blanca, que ocultaba un cuerpo humano. Y a su lado, la armadura de Sagitario armada.

Todo es obra de un sueño, del que Aioria despierta y se da cuenta de que se encuentran en una casa y Lythos ha estado cuidando de él. (la casa, no es otra cosa que el cementerio de una aldea pequeña x_x)

Luego llega Garan y comienza a pelar manzanas mientras le transmite el mensaje de Shaka.

Un fastidiado Milo se hace presente porque le han ordenado hacer de guardián de Leo.

Una breve discusión se da entre los dos guerreros en donde el escorpión le hecha en cara que se mete en problemas, queda herido y ahora lo mandan a él a cuidarlo xD Aioria le dice que él no le pide que haga nada por él, etc, etc xD

Milo se va para afuera a vigilar, mientras Leo se queda comiendo manzanas con Lythos (a quién despertó por tanto griterío) y Garan xD

En eso, llega Héctor, todo armado con lanza y escudo; y comienza la lucha.

En mi opinión, es una lucha bastante interesante, plagada de opiniones contrarias. Un guerrero que tenía la protección de los Dioses y que sin embargo fue derrotado; que ha vuelto del Tártaro para recuperar el honor perdido y reescribir su historia. Y un guerrero del presente que le hace ver que su derrota y sus hazañas no serán olvidadas, que de esa formará parte del presente.

En fin, Héctor entra en razón gracias al dolor que experimenta al recibir las catorce agujas del Scarlet Needle y le pide a Milo que acabe con él. Cosa que hace utilizando el Antares.

En eso llega a Aioria a ver qué había pasado. Ambos concuerdan en un pensamiento a pesar de que Milo admite que no se lleva bien con él.

Mientras tanto, en el Santuario de los Titanes, tenemos a Ceo recuperado gracias a la sangre que Hiperión donó por él (... ¬¬) y en eso, llega Pontos, anunciando que ya rompió el sello de las armas Souma restantes.

Con esto, vemos resurgir de las cenizas la fortaleza de los Dioses, el Laberinto de Chronos con los once palacios de los Titanes.

Pero el renacer de tan magnífica estructura no viene solo! Con ella, el despertar de los once Dioses-Titanes está completo! Y con ellos, en el cielo del laberinto, se ha dibujado el Teos Sehma el símbolo del los Titanes con el cual se completan los preparativos para recibir al Rey y jurarle lealtad.

Pero el sello no está completo, la porción de Chronos aún esta vacía. Cuando él resucite, el sello se completará.

En Greneva, Grecia, Shura se encuentra derrotando a los soldados de los Dioses que han sido enviados con el objetivo de recuperar el arma del Rey Chronos.

En eso, llega otro Gigante más, Paios de Spathi que parte en dos a un grupo de soldados que intentaban huir. Un Gigante que posee dos cuchillas en la mano y compite con Shura a ver cual de las dos espadas es más filosa...

Vamos a ser honestos, los Gigantes no sirven para un reverendo joraca -_- Y decir que la pelea con Shura fue espectacular es quitarle mérito al pobre Shura.

La pelea en sí, fue una pavada xD Es más, cuando Shura está por ultimarlo, llega el verdadero cabecilla de la comparsa! Un Dios-Titán! Crío de los Astros, quién se encarga de ultimar al Gigante por Shura xD (Em... Nadie le recordó a Crío que mató a un hermano suyo? xD)

Comienza la pelea entre el Dios y el Santo. Una pelea bien reñida en donde Excalibur se enfrenta al Astel Blade (que es una especie de látigo cortante)

En eso llega Aioria de metiche, y se dispone a enfrentar al Dios (alguien que le haga juicio a Leo por querer llevarse a todos los machos y no dejar uno solo, loko! ¬¬U)

Pero Shura, hace a un lado al pendejo y le dice que él peleará contra Crío. Y así sucede...

Al final de la pelea, Shura está exactamente igual que Aioria después de pelear con Ceo (pa' el tacho!). Afortunadamente, Crío reconoce a los Santos de Oro como dignos adversarios y se las toma! xD

Pero quién dijo que había paz! Claro que no! El mismísimo Chronos hace acto de presencia frente a la estatua de Athena con intenciones de recuperar personalmente su arma!

Pero no contaba con que Saga le saldría al encuentro desde dentro mismo de la estatua!

Ambos pelean, y en un último recurso, Saga utiliza la daga dorada con la que intentó matar a Athena bebé.

Esta parte es medio confusa, pero Saga dice algo así como que Chronos mismo le dio la clave para derrotarlo, ya que él le dio la daga dorada para que mate a Athena y ahora él la usa en contra de él xD

Luego de esto la parte maligna de Saga vuelve a tomar el control antes de que éste pueda asestarle el golpe de gracia al Titán, Saga desaparece y reaparece en su trono de Patriarca diciendo que se odia a sí mismo.

Aioria hace su aparición y se enfrenta a Chronos... Y como dicho y hecho, Leo lanza un ataque contra el Rey de los Titanes y éste resucita! (boludo! ¬¬ Te dijeron que no lo hagás, eh!)

Pero algo, que hasta el día de hoy se desconoce (xD), salió mal. Y Chornos adoptó la forma de un niño! o.o Y lo peor! No tiene memoria!

En fin, Chronos revive como Gea lo trajo al mundo xD (alias, desnudo! Pero no se ilusionen chicas, tiene cuerpo de pendex...)

En ese momento hacen acto de presencia las seis Titánides en un carro conducido por Temis. Ésta última pelea con Shura, en una lucha bastante interesante. Justo cuando la Diosa está por ultimar a Leo y Capricornio con su Balanza del Juicio, llega Aldebarán.

Las Titánides agarran a Chronos y se largan. Pero antes, Rea utiliza su ataque Ge Phyton, el cual hace surgir de la tierra una infinidad de serpientes que suben hasta la balanza de Temis y se petrifica, haciéndola caer.

Aldebarán se enfrenta a las serpientes y las derrota, salvando a sus compañeros.

Mientras, en el Laberinto de Chronos, el sello se completa y Chornos viste su Souma, el Megas Drepanon. Pero no como armadura, sino como túnica común y corriente. Sin mencionar que no sabe quién es ni donde corno está...

Los Titanes deciden preguntar a Pontos sobre el fenómeno que afecta a su rey. Pero Pontos ha desaparecido!

A todo esto, Chronos, desmemoriado y todo convoca un enorme reloj de arena llamado Adamas Psammos; mientras, Shaina y Retsu se encontraban en EGIPTO, derrotando a unos tigres diente de sable que atacaban a unos exploradores.

Ambos observan una enorme SELVA creciendo alrededor de las prirámides. (Re bizarro)

Pontos se encuentra en un lugar desconocido hablando con la mismísima GEA! La llama "amo" y hablan de que los Santos de Athena son la luz que arrasará con la oscuridad de los Titanes (contradictorio no? Sobretodo viniendo de quién se tomó el laburo de revivirlos)

En Gravena, unos soldados se encuentran en el lugar de la pelea entre Shura y Crío, recogiendo los pedazos del arma del Titán. En eso, Océano se hace presente.

El Titán es interceptado por Camus. Y la lucha comienza. Las enormes olas de agua de Océano contra el cero absoluto de Camus!

Y Camus logra congelar los brazos de su adversario luego de una ardua lucha. El Titán se retira.

Como último dato tenemos un giro inesperado de trama. De la nada, Jápeto aparece y SECUESTRA a LYTHOS!!! Con qué objetivo? Para atraer a Leo al Laberinto de Chronos! Obvio! Qué se creen?!

Pero no, esto no es porque las Titánides tan' calientes con Leo, no... El objetivo de los Titanes ahora, es que los cosmos de Aioria y Leo tengan un nuevo contacto; con esto- según Mnemósine que parece ser la que más sabe acá- Chronos recuperará sus recuerdos.

Leo enfurecido a más no poder, pasa por el portal que dejó abierto Crío y marcha hacia el mundo de los Titanes. Allí lo esperan una gran cantidad de soldados que le están dando sus buenas dificultades. Hiperión se hace presente, portando una máscara y lucha nuevamente con Leo, esta vez, gracias a su nueva técnica, el titán tiene la ventaja absoluta, sin embargo no lo mata (lo deja ahí, nomás xD), sino que lo desafía a atravesar los 11 palacios de los Titanes para llegar hasta Chronos y luego se las toma.

En eso, antes de los soldados hagan boleta a Aioria por décimo cuarta vez, llega el personaje menos pensado al rescate! Afrodita de Piscis! xD Quién recibió órdenes del Patriarca de crear un camino de rosas y espinas del Santuario al territorio de los Titanes

.

Afrodita se enfrenta a los soldados sin muchos problemas haciendo uso de sus rosas y hasta de los tallos con espinas de éstas! (esto no se vio en el anime ni en el manga original o.ou Sino saben como hubiera terminado Shun? xD) La cuestión es que ni pelota le da Aioria, no le interesa en lo más mínimo que le reproche que está matando a soldados inocentes. Afro sigue adelante con su tarea y ante la aparición de un nuevo gigante, se lanza a la lucha mientras Aioria va a rescatar a Lythos.

Éste último se encuentra con Pontos, en el primer templo y comienza la lucha, pero como es obvio, Leo no es rival ni soñando para un Dios primordial xD Esta lucha no pasa desaperecibida por Temis y Mnemósine, quienes también sospechan de Pontos...

En esta pelea, Aioria es revoleado de acá para allá como feta de fiambre. Cuando Pontos está por acabar con Leo- por enésima vez- la imagen del rejuvenecido Dohko de Libra se hace presente!!! Pero, no es real, es una ilusión creada por Mu desde Jamir! La ilusión no viene sola (y, no...), sino que la armadura de Libra llega para auxiliar al dorado; cosa que no sirve ni para chuparse el dedo porque Pontos sigue dele que dele sin ningún drama.

En eso, Mu teletransporta hacia el mundo de los Titanes a: Aldeberán! Milo! Shaka! Camus y Shura! (LOS BACKSTREET BOYS!!!)

Pero mucho tiempo para charlar no pueden ya que, aunque Pontos se haya retirado, en el mundo de los Titanes no te agachés porque te hacen el teto! xD Y bueno, Jápeto vuelve a la carga por TERCERA VEZ! (La tercera es la vencida dice el dicho) y arremete contra Leo, pero no lo hace solo, Temis también parece tener alguna participación en la pelea, desde su trono flotante en el aire (No coments...)

Aún no sé bien como es la cosa, pero unos cíclopes gigantes surgen de las dimensiones y empuñan unas espadas gigantes generadas por el Titán. Cuando los cíclopes atacan, éstos son derrotados por Shaka.

   
  • Para afiliarme:

Otros banners

 

1