Inicio
Adivinanzas
Buscadores
Citas
Piropos
Proverbios
Radios
Refranes
Signos
Wallpapers
Humor de
Abogados
Animales
Borrachos
Casados
Chistes
Colmos
Computadoras
Cortos
Crueles
Feministas
Jaimito
Ladrones
Leperos
Machistas
Médicos
Pícaros
Políticos
Profesionales
Religión
Sexo
Suegras
Varios
Viejitos

Boca Juniors

una completa pagina de wallpapers

Las mas hermosas

modelos

Para fanáticos

de Ferrari

Para fanáticos

de McLaren

Para fanáticos

de F 1

Para fanáticos de Kimi Raikkonen

los sitios oficiales mas importantes

Refranes

Quien no buscó amigos en la alegría, en la desgracia no los pida.
   
La memoria es como el mal amigo; cuando más falta te hace, te falla.
 
La probabilidad de hacer mal se encuentra cien veces al día; la de hacer bien una vez al año.
 
No entres donde no puedas pasar fácilmente la cabeza.
 
Cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora que eres yunque, ten paciencia.
 
Octubre vinatero, padre del buen cuero.
 
No hay forastero que venga de mala gente, ni viejo que no haya sido valiente.
 
Nunca es tarde para bien hacer; haz hoy lo que no hiciste ayer.
 
Mezcladas andan las cosas: junto a las ortigas nacen las rosas.
 
Ira de hermanos, ira de diablos.
 
A buen entendedor, pocas palabras bastan
 
A buen hambre no hay pan duro
 
A caballo regalado, no le mires el diente
 
A cada cerdo le llega su San Martín
 
A camino largo, paso corto
 
A Dios rogando y con el mazo dando
 
A enemigo que huye, puente de plata
 
A falta de pan buenas son tortas
 
A grandes males, grandes remedios.
 
A la larga el galgo a la liebre mata.
 
A la ocasión la pintan calva.
 
A la tercera va la vencida.
 
A la vejez, viruelas.
 
A lo hecho, pecho.
 
A mal tiempo, buena cara.
 
A palabras necias, oídos sordos.
 
A perro flaco todo son pulgas.
 
A perro viejo no hay tus tus.
 
A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos.
 
A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga.
 
A quien madruga, Dios le ayuda.
 
A rey muerto, rey puesto.
 
A río revuelto, ganancia de pescadores.
 
Abril, aguas mil.
 
Afortunado en el juego, desgraciado en amores.
 
Agosto, frío en rostro.
 
Agua pasada no mueve molinos.
 
Agua por mayo, pan para todo el año.
 
Agua por San Juan, quita vino y no da pan
 
Al burro muerto, cebada al rabo.
Al buen callar llaman Sancho.
 
Al buen pagador no le duelen prendas.
 
En cien años todos seremos calvos.
 
Al freír será al reír
 
Al pan, pan, y al vino, vino.
 
Al que al cielo escupe, en la cara le cae.
 
Alábate, cesto, que venderte quiero.
 
Algo tendrá el agua cuando la bendicen.
 
Allá van leyes do quieren reyes
 
Amigo reconciliado, enemigo doblado
 
Amor con amor se paga
 
Ande yo caliente ríase la gente
 
Antes que te cases, mira lo que haces
 
Año de nieves, año de bienes
 
Aramos, dijo la mosca al buey.
 
Aún no ensillamos y ya cabalgamos
 
Aunque la mona se vista de seda, mona se queda
 
Averígüelo Vargas.
 
Bicho malo nunca muere.
 
Bien está San Pedro en Roma
 
Cada cosa en su tiempo, y los nabos en adviento.
 
Cada loco con su tema.
 
Cada mochuelo a su olivo
 
Cada oveja con su pareja
 
Cada palo aguante su vela
 
Cada uno habla de la feria como le va en ella
 
Cada uno en su casa y Dios en la de todos
 
Cada uno sabe donde le aprieta el zapato
 
Casa con dos puertas, mala es de guardar
 
Casamiento y mortaja, del cielo baja
 
Cobra buena fama y échate a dormir
 
Como canta el abad, responde el sacristán
 
Comida hecha, compañía deshecha.
 
Con pan y vino se anda el camino
 
Contra el vicio de pedir hay la virtud de no dar
 
Cría cuervos y te sacarán los ojos
 
Criados, enemigos pagados.
 
Cuando el río suena, agua lleva.
 
Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, echa las tuyas a remojar.
 
Cuando marzo mayea, mayo marcea
 
Dame pan y llámame tonto.
 
De aquellos polvos vienen estos lodos.
 
De casta le viene al galgo el ser rabilargo.
 
De desagradecidos está el infierno lleno.
 
De dinero y calidad, la mitad de la mitad.
 
De fuera vendrá quien de casa te echará.
 
De la mano a la boca se pierde la sopa.
 
De la mar, el mero, y de la tierra, el carnero
 
De los cuarenta para arriba no te mojes la barriga.
 
De noche todos los gatos son pardos.
 
De tal palo, tal astilla.
 
Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me guardaré yo.
 
Del árbol caído todos hacen leña.
 
Del dicho al hecho hay mucho trecho.
 
Desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano
 
Después de la tempestad viene la calma.
 
Días de mucho, vísperas de nada.
 
Dijo la sartén al cazo: quítate allá, que me tiznas.
 
Dime con quien andas, y te diré quien eres.
 
Dinero llama dinero
 
Dios aprieta, pero no ahoga.
 
Dios los cría y ellos se juntan.
 
Donde hay patrón, no manda marinero.
 
Donde las dan, las toman
 
Donde menos se piensa, salta la liebre
 
Donde no hay harina, todo es mohína
 
Dondequiera que fueres, haz lo que vieres
 
El buen paño en el arca se vende.
 
El buey suelto bien se lame
 
El casado casa quiere
 
El comer y el rascar, todo es empezar
 
El diablo, harto de carne, se metió a fraile
 
El gozo en el pozo.
 
El hábito no hace al monje.
 
El hombre propone, y Dios dispone.
 
El huésped y el pez, a los tres días hieden.
 
El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras.
 
El maestro ciruela, que no sabe leer y pone escuela.
 
El melón y el casamiento han de ser acertamiento
 
El miedo guarda la viña.
 
El muerto al hoyo y el vivo al bollo.
 
El ojo del amo engorda el caballo.
 
El perro del hortelano, que no come las berzas ni las deja comer a su amo.
 
El pez grande se come al pequeño.
 
El que la sigue la consigue.
 
El que menos corre, vuela
 
El que no llora, no mama.
 
El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón
 
El que tuvo, retuvo, y guardó para la vejez
 
El saber no ocupa lugar.
 
En boca cerrada no entran moscas.
 
En cada casa cuecen habas, y en la nuestra a calderas
 
En casa del herrero, cuchillo de palo
 
En el país de los ciegos, el tuerto es rey
 
En los nidos de antaño no hay pájaros hogaño
 
En martes, ni te cases ni te embarques.
 
Entre col y col, lechuga.
 
Entre sastres no se pagan hechuras.
 
Entre todos la mataron y ella sola se murió.
 
Éramos pocos y parió mi abuela.
 

Powered by faighe Copyright  2002 Todos los derechos reservados

1