Entendiendo el Arte popular...

Arte realizado por el pueblo y para el pueblo, generalmente de una manera anónima con finalidad decorativa y con materiales simples y de escaso valor material. Corresponde a un pueblo y a una delimitación geográfica, pero no a un periodo histórico. El arte popular no tiene épocas y la continuidad de formas, colores, temas y procedimientos son características propias. No se identifica la persona del autor, pero puede clasificarse por escuelas o grupos locales.

Orígenes del arte popular

En Europa, la diferenciación entre arte popular y arte culto se remonta al Renacimiento cuando el artista se individualiza y crea obras de arte para el consumo de particulares. Por ese entonces el arte estaba destinado a pequeñas minorías, a los sectores de la alta sociedad y dueños del poder. Ellos eran los clientes potenciales del arte, que se concretaba con la pintura de caballete, el culto a la personalidad del artista, -quien firma sus obras y las individualiza-, y en el coleccionismo.

 La máxima separación entre el arte culto -influido más tarde por el enseñamiento accadémico- y el arte popular se encuentra en el siglo XVIII. Se hace visible entonces la doble vertiente de un arte popular de base tradicional y un arte popular producto de la corrupción del arte oficial o cortesano. Con la llegada del capitalismo y la Revolución Industrial con su producción masificada, la diferencia entre el arte culto y el popular se acentúa. La sociedad de consumo, caracterizada por el consumo masivo de bienes y servicios, propicia así el florecimiento del arte popular, el arte para las masas.

La influencia de la tecnología

Con la tecnología el arte popular crece cada vez más. Y es que las Nuevas Tecnologías facilitan la difusión de la obra y, a medida que evolucionan, potencian mucho más la generación y la intensidad de la producción artística. Más adelante, con el surgimiento de Internet como medio de comunicación las artes plásticas se democratizan, y es que la red es una herramienta que está al abasto de millones de personas y sirve para difundir la obra de una forma más rápida y global.

El arte y la sociedad

El arte popular por tanto, está íntimamente ligado con la sociedad ya que es su mercado alternativo potencial, así que es interesante fijarse en la influencia que ésta ejerce en el artista. Parece indudable la idea de que las obras de arte no son sólo la expresión de un artista individual, sino que reflejan también muchos aspectos de la época, de la sociedad, o de un grupo social o institución. Quien tiene la última palabra es el genio individual del artista, pero la penúltima puede estar dictada por aquellos que consumen el arte.

En la segunda mitad del siglo XX se hicieron algunos estudios para demostrar, analizando las características de un estilo, la relación que hay entre la estructura social y las características estilísticas, y para confirmar la hipótesis de que el arte es la expresión simbólica de los pensamientos y deseos de los miembros de la sociedad.

El concepto de arte popular está relacionado con el de arte pop ya que proviene del inglés Pop-Art, arte popular. Además, el arte pop subraya el valor iconográfico de la sociedad de consumo, la cual es a la vez el factor que propicia el arte popular.

Como autores de este estilo cabe señalar entre muchos otros a, Raúl Alesanco, santacruceño radicado  en Trelew desde 1970 con más de un millar de obras y al grupo del Atelier Patagonico, un taller de arte comunitario y solidario en un barrio de la periferia de la ciudad, en el ambito internacional algunos conocidos: Red Grooms, Keith Harring, Estéfano Viu, Allen Jones, Peter Max y Tom Wesseleman, entre muchisimos otros.

Para ver algunos cuadros de estos pintores patagonicos en el portal internacional siga el enlace y una vez en la página, utilize el buscador seleccionando estas palabras clave:

PINTURA -  ARGENTINA – POP ART

 ENTRAR AL PORTAL INTERNACIONAL:   

Para entrar al Sitio de la Red RADAR en Patagonia donde funciona el Atelier Patagónico y conocer más en detalle toda la obra, siga este otro enlace:

http://ar.oocities.com/redk_moderador/ArchivoUno/index.html

En la actualidad, el grupo trelew del Atelier Patagonico, se encuentra desarrollando Su Apuesta Productiva Local, consistente en un banco de 40 obras como muestra de Arte Popular destinado a la difusión y promoción de esta actividad social y cultural, mediante una Expo Itinerante dispuesta a viajar por todo el territorio buscando nuevos formadores dentro del marco del Comercio Justo Solidario, la Economía Social Solidaria y el Desarrollo Local Sustentable. Una apuesta desde la cultura popular.

Su Slogan es: COMERCIO JUSTO, buena gente, buenos productos, buenos negocios. HACEMOS EL ESFUERZO.

ESTRATEGIA PARA HACER QUE EL ARTE LLEGUE...

El verdadero capital social, son los contactos. Así alianzas informales con empresas y municipios (patrocinadores) fueron tejiendo una forma de hacer llegar el arte a todos y cada uno de los lugares, exposiciones montadas de cuarenta o treinta obras se ofrecen al público interesado de todos los niveles ya que se instrumentan de una manera ingeniosa. Se cobra el ingreso a la exposición una entrada accesible muy popular y cada visitante interviene de un sorteo que determina el órden para elegir el cuadro que quiere llevarse a casa gratis... de esta manera todas la obras quedan en poder de distintos ocasionales favorecidos, con excepción de cinco o seis obras emblematicas que acompañan siempre a todas las exposiciones y que no intervienen en el sorteo. El arte en la vereda, el Atelier expone durante primavera y verano en lugares publicos los cuadros, plazas y peatonales visitadas por turistas son parte de los escenarios donde exhibir arte popular fuera de las galerías tradicionales. Internet, la gran mega sala para el arte popular. De la mano de las tecnologías emergentes, el arte popular local dio un gran salto hacia fuera, la gran expansión de servicios complementarios de despacho tipo courier y de transferencias de dinero, contribuyen hoy tambien a hacer mas sostenible la actividad y mas trascendente el desafio de llegar a territorios distantes de todas las latitudes.

Apuesta Simple, sustanciosa y familiar.

Una mirada distinta para sobrevivir desde el arte, la economía tradicional de mercado.

Tal vez, la novedad, radique en toda esta obra, en definir primero la actitud para abordarla, el “como” (la cultura del como hacer) más que interesarse en el “que” y el “con que” acotando el problema resultante (la estrategia hacia donde apuntar el foco) a un espacio de resoluciones compartidas, ya que se inscribe cada cuadro en un ritual de charlas y debates, instrumentados con los singulares matebar del galpón y cafes tematicos virtuales. Resultando obras cuyos contenidos además de nutrirse de imagenes del entorno cercano del barrio (el nosotros), integra conceptos globales sobre medioambiente, equidad, trato justo, economía social solidaria entre otras capacitaciones y talleres cotidianos (a los otros). De la misma manera, el producto de todo esto, se ejecuta con material reciclado, insumos donados por patrocinadores voluntarios, y llega a incluir entre los materiales, tintas chinas de elaboración propia, tintes cocidos de raices, hojas o frutos, collages de papel en desuso, etc, en rara mezcla con las mas sofisticadas herramientas modernas, aerografos, proyectores, computadores y cámaras digitales, equipos de serigrafia, etc..

Es una forma de hacer, dicen. Pero, también de hacer hacer... de proponer.

De compartir y transmitir optimismo, garra y perseverancia, en otras palabras: Sostener la dignidad de artistas que nos es propia e indelegable como personas en desarrollo pleno, mas allá del desarrollo a secas como indicador de progreso individual que a cada uno le toque en suerte.

 

 

Contador

1