Carta de lectores

  LA FUGA DE CAPITALES Y EL CORRALITO

tera-byte.com         Actualiza el antivirus

Si  deseas poner un Link a tu URL  Mándanos uncon los datos  es GRATIS 

                                       
LA FUGA DE CAPITALES Y EL CORRALITO
Por el Dr. Dr. Alberto D.R. Salinas-Goytia

Sumarios:

1.- Puede estimarse que  lo que tienen los latinoamericanos tienen depositado fuera de sus países  la cifra de 2.850 mil millones. Esto representa, por un lado, el equivalente a más de diez veces la deuda soberana total de Argentina. Por el otro lado, significa que Argentina, con una dosis relativamente pequeña de sentido común, de cordura y honestidad básica, tiene o puede tener resueltos todos o la mayoría de sus problemas, sin mendigar a los EEUU o a el FMI u otros organismos internacionales. Solo necesita, crear las condiciones internas necesarias para atraer esos capitales eficiente y efectivamente. Eso no está demasiado lejos de lo viable. El país solo necesita líderes capaces de entender la realidad del mundo.


Los argentinos hemos acumulado inversiones y capitales fuera del país, cercanos a los 3.000 mil millones, conservadoramente hablando. Más abajo, con la información obtenida del programa de economía de Padilla en CNN, la cifra asciende a 2.400 mil millones. Pero, bueno, la diferencia, para nosotros, es una minucia. Y, como todo esto es extremadamente conservador, seguro que la realidad es mucho mayor. Y, lo mejor de todo, es que esta acumulación sigue creciendo, mientras que, al mismo tiempo, nuestros depredadores habituales, en lugar de crear condiciones para que esos capitales vuelvan, se esfuerzan denodadamente, y consiguen, efectiva y eficientemente, que las condiciones propicien cada vez más la fuga creciente y sostenida de esos capitales. No me estrañaría que, ante la deseable negativa del FMI y del Gobierno de los EEUU de seguir alimentando de recursos para que nuestros depredadores sigan llevando sus capitales al exterior y dejando las deudas con nosotros, estos señores de la depredación, pronto nos impongan más políticas populistas, de control de precios, de cerrazones y no de aperturas, de controles de cambio, de controles del comercio exterior, etc. etc. etc.

En el programa sobre economia de Alberto Padilla en Cnnenespanol del 1o. de marzo del 2002, surgió un importante dato acerca de las saludables y salvadoras fugas de capitales en América Latina.

La estimación hecha en ese programa, es de que en los países latinoamericanos hay un total de 190 mil millonarios, con una fortuna promedio de 15 millones cada uno de ellos. Mientras que en los EEUU hay alrededor de 2.5 millones de millonarios, con una fortuna promedio de menos de 3 millones por cada uno de ellos. Conclusion, los millonarios latinoamericanos son menos, pero notoriamente más "forrados" de millones.

Ahora bien, ¿dónde tienen los latinoamericanos millonarios sus fortunas, invertidas y depositadas, mayormente? Como todos nos lo podemos imaginar, las tienen en los EEUU y otros países más confiables del planeta, no en sus respectivos países. En estos últimos, mantienen lo que tienen invertidos en "nichos" de privilegio, en los que obtienen retornos que jamás podrían obtener en otras partes, y en los que, por lo tanto, pueden recuperar sus capitales en cortísimos plazos. ¿Qué hacen con esas pingües ganancias y rápidas recuperarciones de inversiones? También muy sencillo. Si se agotan las oportunidades en esos "nichos" de privilegio, eas ganancias y estas recupeaciones de dineros invertidos, vuelven a los paraisos fiscales o a los países que, aunque no brinden altas tasas de retornos, brindan altas tasas de seriedad y consecuentemente niveles aceptables de riesgo.

¿Cuánto es entonces lo que tienen los latinoamericanos fuera de sus países? Puede estimarse que esto ronda la cifra de 2.850 mil millones. Y, de ésta cifra, ¿cuanto puede estimarse corresponde a nacionales argentinos, acumulados desde las últimas décadas? Pues bien, sin riesgo de equivocarnos, alrededor del 85% de esta cifra, directa o indirectamente, proviene de las incesate sucesión de crisis argentinas. Esto es que, los argentinos, tenemos en el exterior, conservadoramente, arriba de 2.400 mil millones fuera de Argentina.

¿Qué representa esa cifra? Representa, por un lado, el equivalente a más de diez veces la deuda soberana total de Argentina. Por el otro lado, significa que Argentina, con una dosis relativamente pequeña de sentido común, de cordura y honestidad básica, tiene o puede tener resueltos todos o la mayoría de sus problemas, sin mendigar a los EEUU o a el FMI u otros organismos internacionales. Solo necesita, crear las condiciones internas necesarias para atraer esos capitales eficiente y efectivamente. Eso no está demasiado lejos de lo viable. El país solo necesita líderes capaces de entender la realidad del mundo. Esto es, líderes que no vivan en las sombras de las "ideoloquias" trasnochadas y perimidas de los "socialistoidismos," de los "nacionalistoidismos," o series de otros "...oidismos" a los que somos tan afectos los que vivimos todavía, antes y siempre, la "cultura" de los "lamentos tangueros", y, por supuesto, la "predación" de nuestras "mafias político-sindicales corporativas." Los miembros de estas mafias, concientes de esta realidad, saben que si abren esas oportunidades, quienes vengan, con esos recursos, son menos proclives a ser engañados por elloos. Ante eso, prefieren que no vengan y que ellos, puedan seguir depredando a los que no están suficientemente informados y formados como para saber lo que ellos les hacen. Y, en el proceso, esos miembros de las mafias políticos sindical corporativas, más sus familiares y amigotes, tambiénllevan el producto de sus depredaciones a los paraisos fiscales y a los países más serios y confiables.

¿Qué opinan los que analizan estas fugas de capitales? ¿Es ésto bueno o malo? La respuesta, por supuesto, no es definitivamente una y única. Puede responderse desde el punto de vista de la ética, de la economía, de la realidad, o desde cualquier punto de vista. Pero si podemos y debemos respondernos tambien desde la perspectiva de lo inviable y de lo viable. La gente, por más que esté bien o mal, si tiene que defenderse se defenderá y seguirá llevándose todo lo que pueda, si no le dan las condiciones para que no se lo lleve. Se defendrán de las irracionalidades y de las depredaciones de los miembros de la mafia politico sindical corporativa, mientras lo puedan hacer. Esto es innegable y, más allá de cualquier otra consideración, lo seguirán haciendo y, desde el exterior, los seguirán apoyando y facilitándoles la tarea para que lo hagan más efectiva y eficientemente. Para los miembros de la mafia político sindical corporativa, de cualquier forma, quedará, como su campo de caza privado, los recursos de los menos informados y formados.

Allí esté en Argentina, claramente la posición del "desdecidor" estrella del país, Eduadro Duhadle, quien contrariando aviesamente la vieja ley de Gresham, dijo, defendiendo su política de depredación, que la "dolarización" es interés de los poderosos. Es mentira. Según la ley de Gresham, probada en todas partes y principalmente en Argentina, el dólar es la buena moneda y el peso es la mala. La buena moneda, queda con los poderosos y la mala con los menos privilegiados. Dolarizar, por lo tanto, si ocurriera, llevaría el dólar al pueblo, a los menos privilegiados. La no dolarización, permite que el pueblo se quede con los pesos, con la "mala mondea", y euq ellos, los políticos y sus amigotes, se queden con el dólar, "la buena moneda."

Otra perspectiva de esto mismo. En el caso de los países del sudeste asiático, donde la irresponsabilidad de sus políticos y sindicalistas no era tanta como en nuestra querida Argentina, había pocos capitales de los nacionales de esas naciones fuera de sus países. Por lo tanto, ante la última crisis, el empobrecimiento interno fue algo o mucho más parejo que en Argentina y resto del mundo. Por lo tanto, se recuperaron tal vez más rápido, ya que sus nacionales y políticos, no podían seguir enriqueciéndose sin enriquecer a sus países. El comentarista en el programa de Padilla, sin embargo, adujo que en nuestros paisesz, y yo diría en Argentina, la recuperación de cualquier crisis, puede ser más rápida, porque sus nacionales pueden financiarse sin necesidad de ayuda externa alguna, con sus propias acreencias en el exterior. Pero, el error, estriba en que, para que esto sea posible o viable, a los políticos del país tiene que convenirlos esto mismo. Y, esa conveniencia se expresa solamentea través de crear las condiciones para que esos capítales vuelvan y se desenvuelvan en el país, generan riquezas y empleos dentro de sus fronteras.

Pero esto no ocurre. Estos politicos y sindicalistas depredadors, saben que "en río revuelto ganancia de pescadores." Y, por lo tanto, como podemos ver y sufrir, las condiciones deplorables de Argentina, cada vez se acentúan y profundizan más.

¿A dónde vamos? ¿Qué sobrevendrá de todo ésto? ¿Volveremos a una .....? B

Una pregunta final de los varios millones ¿cuántos de los 190 mil millonarios latinoamericanos son al mismo tiempo argentinos y miembros o allegados cercanos a los distintos gobiernos de turno que sufriera el pueblo argentino en los últimos 40 o 50 años, desde 1951, y tal vez desde antes, esto es, desde el advenimiento de Yrigoyen en 1917?

 

Alberto Salinas

Dr. Alberto D.R. Salinas-Goytia

Consultor y Conferencista Internacional

 

  pagina de Inicio

    Visitante