Golden Retriever: Características de esta Raza

ORIGEN

En el año 1858, sir Dudley Coutts Marjoribanks compro un grupo de perros a un circo ruso en Brighton (Inglaterra). Estos perros eran conocidos como Rastreadores Rusos, una antigua raza útil para cuidar del ganado. Tenia buen pelaje, median 76 centímetros a la cruz y su peso era de aproximadamente 45 kilogramos. En el primer diezmo los cruzó entre sí, pero luego a pedido de los cazadores del lugar lo hizo con otras razas, luego anoto estos datos en un libro que se conserva en el Kennel Club británico.En este documento figura la adquisición en el año 1864 de un ejemplar Retriever de la raza Wawy Coated Terrier, de pelaje amarillo y ondulado, sus padres eran de color negro. Su nombre era "Nous", en 1868 lord Tweedmouth (asi paso a llamarse sir Dudley Coutts Marjoribanks) lo cruzó con una hembra de Tweed Water Spaniel, "Selle", de pelo ondulado y color hígado, asi nacieron tres hembras y un macho, todos de color amarillo y buenos para el trabajo en el agua. El macho, de nombre "Crocus", quedó en poder de lord Tweedmouth II, su hijo; y una de las hembras, "Ada", le fue dada al sobrino de lord Tweedmouth, conde de Ilchester, quien al pintarse con ella dejo constancia de lo similar que era a los Golden de hoy en día. Lord Tweedmouth continuó haciendo cruces con otras razas como el Setter Irlandés rojo, dos Retriever de color negro, un Tweed Water Spaniel y un Bloodhound de color arena, dejando las bases del Golden Retrieve de la actualidad

STANDARD DEL GOLDEN RETRIEVER

CARÁCTER: siempre afable, tanto con los seres humanos como con otros animales, amable y manso.

CABEZA Y CRÁNEO: equilibrada y bien formada, parietal ancho, sin ser grueso, bien dispuesta sobre el cuello, morro fuerte, ancho y profundo. El morro es aproximadamente igual de largo que el cráneo, stop marcado y nariz negra. OJOS: marrón oscuro, muy separados, borde de los párpados oscuro. OREJAS: medianas, implantadas aproximadamente a la altura de los ojos.

DENTADURA: mandíbulas fuertes con dentadura en tijeras perfecta, regular y completa; es decir los incisivos superiores tocan los inferiores y están colocados en ángulo recto respecto a las mandíbulas. CUELLO: bastante largo, musculoso, sin papada.

EXTREMIDADES ANTERIORES: las patas delanteras son rectas y de huesos fuertes, los hombros echados hacia atrás, paletillas largas, de la misma longitud que el brazo, por eso bien colocados por debajo del tronco. Codos ceñidos. Vistos desde delante, las patas delanteras y el codo deben estar rectos, no vueltos hacia dentro ni hacia fuera. Las patas delanteras deben presentar huesos fuertes, que soporten el peso del perro con ligereza. El lomo debe trazar una línea recta desde la cruz hasta el nacimiento de la cola y no estar caído ni levantado.

CUARTOS TRASEROS: lomos y patas fuertes y musculosos. Piernas bastante largas, articulación de la rodilla bien arqueada. Corvejones bajos, vistos desde detrás son rectos y no están girados ni hacia dentro ni hacia fuera. Los corvejones de vaca son sumamente indeseables. La vigorosa musculatura de la región lumbar se convierte en unos cuartos traseros igualmente vigorosos. Los muslos son anchos y musculosos, las piernas largas y el hueso entre el corvejón y el pie corto. Pies redondos y cerrados, no demasiado grandes. Los dedos no son demasiado largos y están bien curvados. Las almohadillas plantares están bien desarrolladas y son fuertes. Pies de gato.

COLA: implantada y llevada a la altura de la línea del lomo, llega hasta los corvejones, sin curvarse en el extremo. El nacimiento de la cola traza una línea con el lomo. La cola se lleva recta, o bien a la altura del lomo o bien un poco por encima de éste, pero no claramente por encima del lomo ni caída entre las patas traseras. En su parte inferior debe estar bien empenachada.

MARCHA Y MOVIMIENTOS: marcha enérgica y con buen impulso. Recta y paralela en las extremidades anteriores y los cuartos traseros. Avance impetuoso y libre, sin signos de zapateo en las extremidades anteriores. En movimiento, el Golden Retriever debe presentar una marcha fluida y ganar terreno con un gran impulso de los cuartos traseros. El perro no debe levantar demasiado las patas delanteras, y los pies y el metacarpo no deben girarse hacia dentro ni hacia fuera. Las piernas se mueven en paralelo.

DEFECTOS: Toda desviación de los rasgos descritos en este estándar se considera un defecto y su valoración debe equivaler a su gravedad