www· Jhonny Pienso ·tk

En este imperio, los sueños sobran...
[versión 4] 2007 - Corrientes


anuncios



webs

VidaDeEstudiante.com.ar
Buho21
Nomak WebPage
Club Cuatro Torres
Abandonia
Mis Dos Centavos
Ok - Upas
La vida de Kaeru!
Fabio WebLog
Ananga Ranga
KoRn Unleashed
Laviga en la paja ajena
Esta todo bien
Radio Blog Club
El-Mundo Traductor
Terra letras de canciones
Avril Corrientes .tk
Chessbase
Caricaturas Liniers
Segu-Info
Letter James
Google Mapas
...ver más


foro

Puedes opinar sobre cualquier tema que se te ocurra, con sugerencias, comentarios, ayuda, y mucho más.
Para ingresar debes hacer click aquí


misceláneo

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com
Contador



blog

Ernesto Sabato


Martes, 24 de Junio del 2008

Eternal Sunshine of the Spotless Mind


Jueves, 13 de Febrero del 2008

Seul contre tous


Director: Gaspar Noe
"Solo contra todos" (Seul contre tous)
Martes, 19 de Febrero del 2008

Estrellas cercanas

Llevábamos largo rato acostados sobre el césped del patio situado detrás de la cabaña de mis padres, bajo una luna inmensa rodeada de millones de luces doradas brillando sólo para nosotros, como porciones esparcidos de un plato roto. Después de habernos quedado callados, con mi cabeza descansando sobre mis brazos cruzados, le pregunto a Mabel sin mirarla:
- ¿Has visto las estrellas, Mabel? Parece como si pudieran alcanzarse con los dedos.
Para mi gran sorpresa, apenas terminé de decirlo, cuando con mis brazos intentaba, sin mayor fuerza, haciendo de cuenta que las alcanzaba, la sensibilidad de mis dedos se enfriaron al acariciar una de ellas. La sostuve entre mis manos para observarla con detenimiento y volteo para mostrárselo a Mabel diciéndole boquiabierto:
- ¡Mira! ¡Si se puede!
Pero cuando miro su rostro y su cuerpo que aún seguía inmóvil, acostada sobre el césped frío y húmedo, noté que sus ojos la habían encerrado al distraído mundo de los sueños.
En voz baja sólo para confirmar su letargo, digo:
- ¿Mabel? Te has dormido...
Coloco de nuevo la estrella en el oscuro cosmos y vuelvo a observar a Mabel detenidamente. Sentado en el suelo apoyando mi cabeza sobre mis rodillas dobladas, la miro y sonrío.
- Que bonita eres, Mabel... Tu rostro débilmente iluminado por las caricias suaves de lámparas diminutas en constelaciones altísimas. Tus labios, dos gotas gordas de rubí, que unidas entre pequeñas piedritas blancas me enceguecen cuando sonríes. Tu breve nariz que cae endeble por entre los párpados de tus ojos abandonados a los sueños, donde miles de líneas negras que forman tus pestañas se abrazan para consumar los bellos retoques y finuras de tu rostro. Tus ligeros cabellos que parecen caer copiosamente en cascada hacia el manantial de tus hombros desnudos.
Sus manos empiezan a moverse lentamente mientras de su boca salta un largo bostezo. Sonrío ante la inocencia de la escena. Después de que miraba a su alrededor refregando sus ojos con los dedos índices doblados, me dijo asombrada:
- ¿Me he dormido?
- Si.
Aún conmovida por el lacónico descanso, miró a los cielos asombrada dejándome ver la cándida piel de su cuello y sin bajar su mirada preguntó:
- ¿Has visto las estrellas, Luciano?
Me acerqué a su cuerpo y la abracé sin yo poder dejar de verla. Me miró con esos ojos llenos de esmeraldas brillantes y con el candor sublime de sus labios dijo:
- Parece como si pudieran ser alcanzadas...
Mientras observaba sus ojos que parecían ser irradiados por estrellas fugaces respondí:
- Se puede...

Domingo, 13 de Enero del 2008

Mi inconsciente, el asesino

He escuchado alguna vez por ahí que hay más gente inocente en la cárcel que culpables en libertad, y eso que sabemos la enorme cantidad de personas que merecen estar encerradas entre estos gruesos barrotes de hierro que ahora impiden mi libre albedrío.
Si, un claro ejemplo de esas inocentes criaturas es el mismo autor de las líneas que ahora estás leyendo. Sólo te pido, antes de que lances este manuscrito a algún tacho de basura intentando no manchar tu honrada candidez con las grotescas historias de abominables seres del bajo fondo, que intentes darme una sola oportunidad para que descubras, tú y el mundo de allá afuera, las injusticias que originan la ignorancia de esas fuerzas místicas que en ocasiones dominan a la razón humana.
Me detuvo la policía en mi propia casa y no ofrecí resistencia. Tenía en claro cuáles eran mis responsabilidades y supuse que el señor juez, luego de rever los hechos, iba a comprender mi inocencia y dejarme en libertad, libre de culpa y cargo. Pero, como ya ves, supuse mal. Veo que sobreestimé el raciocinio del hombre.
Es por eso que ahora escribo esta carta para que entiendas mi situación y trates de hacer justicia sacándome de este infernal pozo de infelices seres.
Supongo que como mínimo querrás saber los hechos que me llevaron a estar encerrado aquí, saciando con ese prejuicio que tenemos todos los seres humanos guiados por las circunstancias, por las meras apariencias físicas, y te lo diré porque es la única manera de que me comprendas.
El sol, de un día cualquiera de verano, hervía la carne de cualquiera que atreviese a caminar sobre las infernales calles. Iba tranquilamente caminando, mientras pensaba en cualquier cosa, en cualquier hecho azaroso que te venga a la mente, así de irrelevante eran mis meditaciones en ese momento. Cuando intento cruzar los cuatro carriles de una ancha avenida, por inocencia o ineficacia mía, uno de los carriles lo atravieso sin tomar los recaudos necesarios por la proximidad de algún automóvil o algo. Cuando ya casi llegaba a la vereda final de enfrente, con la cabeza gacha inundada de lejanas reflexiones, escucho el freno brusco de una bicicleta que estaba a punto de atropellarme sino fuera por la gran habilidad del conductor. Me detengo sorprendido y lo miro, mientras caía velozmente a la realidad tratando de entender lo que sucedió. El muchacho de la bicicleta, sin bajarse completamente de su vehículo porque se sostenía con un pie, me mira y levanta su mano derecha erguida hasta la altura del pecho y juntando sus cinco dedos hacia arriba me dice:
-¿¡Pero por qué mierda no mirás tu camino puto de mierda!? ¡La reverenda concha de tu madre!
Cuando por fin me deshago completamente de mis intensas cavilaciones lo seguí mirando sin decir una palabra, levantando mis cejas y mis hombros en señal de disculpas. Como no creí de gran importancia el acto, bajé de nuevo mi cabeza tratando de recordar lo que estaba pensando y me encaminé otra vez sobre mi rumbo. De costado, vi que el muchacho volvió a subir a su bicicleta para seguir por donde venía, pero sin antes gritarme nuevamente:
-¡Pedazo de idiota! ¡Sorete mal cagado! ¡La próxima vez que te crucés por mi camino me bajo y te recontra cago a trompadas! ¡Pelotudo!
Los gritos e insultos me impedían recordar mis anteriores pensamientos, hasta que empecé a caminar cada vez más lento por la extraña sensación de sentir que la sangre me empezaba a bullir en alguna parte de mis venas y recorría todos los rincones de mi cuerpo. Fue extraño ya que me sentía en mis completos cabales y no sentí el menor malestar por esos gritos, pero por alguna extraña razón me enfurecí y volteé mi cara hacia él rápidamente. Me sorprendió que continuaba hablando o gritando o insultando porque no escuchaba ningún sonido, ni de él ni de nada.
-¿Qué me miras la concha de tu madre? ¿Te haces el guapo? ¡Gil! -logré escuchar de su boca después de un rato.
Bajó rápidamente de su bicicleta dejándola tirada mientras se acercaba con una actitud amenazante que no me acobardó en lo más mínimo, cosa bastante extraña porque siempre he sido una persona muy tímida, callada y sumisa. En otro momento me hubiera puesto rojo mientras salía a correr despavorido. Creo que heredé ese avergonzarte comportamiento de parte de mi padre.
Yo seguía sin entender qué era lo que me estaba sucediendo, miré mis manos temblorosas y sentía cada vez más odio, repugnancia y malestares indescriptibles. Sentía que en cualquier momento la presión de mi mandíbula haría estallar mis dientes.
Cuando el desagradable muchacho se encontraba a pocos metros de mí, insultando y acercándose para golpearme, recordé que en mi mochila tenia un revólver calibre 32. Algo increíble y terrorífico porque jamás toque un arma, jamás pensé en tener una, jamás la puse en mi mochila y jamás de los jamases se me cruzó por la cabeza matar a alguien.
Pero, como estoy tratando de hacerte entender, ya mi cuerpo parecía el de otra persona, mis movimientos ya no seguían mis verdaderos pensamientos, es como ver una película de terror y mis ojos y mi cuerpo era el televisor.
Antes de que se acerque lo suficiente a mí, me quito la mochila de la espalda con una lentitud desesperante, la abro, saco el revólver que ya estaba cargado y sin seguro y lo apunto con una precisión casi profesional, o por lo menos eso creí. El muchacho detuvo estrepitosamente su marcha directa y puso ojos gigantes atajando todos los gritos que hasta ése momento venía haciendo. Dentro de mi mente también puse los mismos ojos y el mismo rostro que él, pero sé que no era ésa la cara que en realidad tenía afuera . Cuando el muchacho quiso volver corriendo a su bicicleta para huir, mi dedo índice se dobló, apretando el gatillo, cuatro veces.
El primer disparo le rompió algunas costillas; el segundo terminó en el hombro; el tercero, cuando ya estaba caído y empezaba a arrastrarse, se dirigió a su espalda a la altura del estómago y el cuarto terminó impactando en su cuello, cerca de la cabeza. La sangre parecía explotarle y pintar toda su ropa y las baldosas.
Fue en ese mismo instante en que volví realmente en mí, ese verdadero ser o espíritu maldito, que hasta hace un rato invadió y dominó por completo mi cuerpo y mis movimientos, desapareció.
Desesperadamente volví corriendo a mi casa dejando el arma, mi mochila y, por supuesto, el cadáver ensangrentado de ese pobre muchacho tirados en esa horrible esquina.
Ya habrás notado que en nada participé de ese terrible y cruento asesinato cometido sólo por los movimientos atroces de mi cuerpo, poseído por los demonios del inconsciente, pero no por mi razón que es por el que en verdad debería ser juzgado y del que estoy completamente seguro de mi inocencia.
(Tal vez continuará)
Miercoles, 09 de Enero del 2008

Lo que me costó el amor de Laura

Alejandro Dolina
"Lo que me costó el amor de Laura"
-opereta criolla-

6 - Hay algo que usted tiene que saber

LAURA
Hay algo que usted tiene que saber:
mi amor no se consigue así nomás.
Tendrá que demostrar su determinación
metiéndose en el barrio del dolor.

Después tendrá, mi vida, que encontrar
la calle de la desesperación.
Alli conseguirá la llave del amor
que dicen que abre cualquier corazón.

De alli no se regresa nunca más.

MANUEL
Hay que vencer el miedo y el horror.
Y si el precio es morir,
tan caro no será.
La vida vale menos que el amor.

LAURA
Hay algo que usted tiene que saber
mi amor no se consigue asi nomas.

LOCUTOR
Instrucciones para la obtención y el uso de la llave del amor: Según dicen algunos, hay una llave que permite a su poseedor conseguir el amor de cualquier persona. No está claro si se trata de un objeto de fabricación celestial o infernal. Se sabe, eso sí, que está guardada en algún lugar del Barrio del Dolor, un distrito siniestro del que nadie ha regresado jamás. La Calle de la Desesperación, un corredor de neblina, atraviesa el barrio. En cada una de sus esquinas espera un vecino monstruoso. Estas horribles criaturas dan noticia de la llave a cualquiera. Pero cobran muy cara su ayuda. El que consulta ha de pagar con aos de su vida. Cuanto más sabe uno, más cerca está de la muerte.

LAURA
No vuelva sin la llave corazón
yo mientras voy a ir a otro lugar
en donde debo hacerme homenajear
por un señor.

Descargar Opereta "Lo que me costo el amor de Laura" - Dolina Alejandro
Martes, 08 de Enero del 2008

Desgracias

Se suele pensar, sin temor a equivocarse, que las desgracias ocurren cuando uno menos se lo espera y dependiendo del grado de esa desagradable sorpresa es la medida con la que lo estropea a uno el alma.
Esta breve y sencilla historia (verídica o no, a nadie le importa) se relata a partir de dos jóvenes adolescentes, inocentes a tal punto de concretar con agudeza encuentros furtivos, visitas fugaces y besos clandestinos, y esa inocencia hace más cruel la tragedia.
Paolo era un muchacho torpe, propenso a las desgracias, pero con vocación primeriza a la galantería. Por suerte para él, Verónica aceptaba con beneplácito todo esbozo de cortejo de su enamorado. Claro que para lograrlo, nuestro Paolo tuvo primero que recorrer los desdichados caminos de otras mujeres que no lo amaron, o que lo engañaron, o que se dejaron amar sin desenfreno sólo para alimentarse de golosinas en los recreos, o esos tantos otros artilugios sanguinarios que ya conocemos bien.
Hasta aquí, como verá, la historia peca de corriente, pero pasemos ahora a lo interesante.
Los demonios andaban cerca y lamentablemente para nuestro Paolo, lo tomaron por sorpresa y descuidando la retaguardia.
En una gris y misteriosa tarde del 29 de diciembre del 2007 (Paolo lo recuerda bien), Verónica, temblorosa, levanta el tubo del teléfono y disca un número arto conocido. Del otro lado se oye la voz de su amado:
-Hola mi amor, tengo una mala noticia que darte. -dijo Verónica sin rodeos. -Mañana a primera hora viajo a Estados Unidos y no sé cuándo voy a volver.
Algunos cuentan que segundos después de que el trágico momento se nos presenta, suelen venir a la memoria las fotografías del pasado.
-Me muero si me dejas. -respondió Paolo luego de un rato.
-Le ofrecieron trabajo a mi papá allá, ya reservaron los pasajes del avión.
A Paolo poco le importaban estos datos, sólo pensaba en el secuestrador de su suegro. Se lamentó de muchas cosas, de no ser adulto con trabajo y llevar a su amada a aposentos dignos a su belleza.
Otra de las perversas característica de las desgracias es quedar con el cerebro paralizado. Los recuerdos invaden cada sinapsis en nuestro cerebro imposibilitándonos decir algo coherente o buscar alguna solución.
-Te quiero ver Paolo. -dijo casi llorando luego de un largo silencio de ambos. -Mañana anda al aeropuerto, media hora antes de que me vaya. El avión sale a las 1 de la mañana.
Faltaban apenas horas para la despedida. Sí que lo agarraron de sorpresa a Paolo.
Más de un ñato estará refunfuñando alegando que, al menos, Paolo tuvo una despedida con su amada, pero sabemos que las desgracias no vienen solas.
Se baja presuroso del taxi, mira su reloj: 00:13 am del día domingo 30. Contento, corre y ve el cartel "Estados Unidos - 01 am", todo normal.
Busca, mira, observa, relojea.
-Ya son y treinta y ocho. -piensa. -¿Por qué tardaran tanto?
Los hechos azarosos (o no, dependiendo de qué religión seas), a veces van en contra de toda estadística. Ser ese Uno en un millón no siempre es bueno, sólo cuando tenemos un billete de lotería en la mano, nada más.
Se sienta en un banco, mira su reloj por quinta vez: 00:48 am.
La poca gente en el aeropuerto hacía que se escuche con más nitidez una televisión encendida, voltea y mira las noticias, y lo ve, el universo todo cae sobre su alma con todo el peso de la tristeza, los ojos tan abiertos como se puedan tener:
Un domingo, 30 de Diciembre del 2007, se adelantaron sesenta minutos a la hora oficial, para aprovechar la luz solar y ahorrar electricidad.
Paolo no lo sabía pero en realidad había llegado tarde. Y lamentó haber votado a Cristina.

Viernes, 04 de Enero del 2008

Abandonado

Me dijo que se iba y que me abandonaba para siempre. Volteó su hermoso cuerpo vestida a la francesa y la vi alejarse entre la multitud de gente que yo no conocía. Parado en el mismo lugar que ella me había dejado hace instantes, esperé un rato por si se arrepentía. Cuando supe que ya no volvería a verla, desilusionado, me senté en un banco azulado de la plaza, erguido y con mis manos sobre mis rodillas, con la mirada perdida en un algún punto fijo en el suelo, como exánime.
De repente, las sombras de los árboles empezaron a moverse, a estirarse muy lentamente y vi al sol arrastrarse pesadamente sobre el horizonte. Poco a poco empezaban a encenderse, uno a uno, los faroles de la plaza y la gente lentamente desaparecía de las calles. Los grillos empezaron a cantar y algunas hojas apenas bailaban al ras del suelo sin ir muy lejos. Después de un largo rato, mientras seguía pensando en ella, las paredes de los edificios empezaron a iluminarse y las luces y grillos, que ya estaban de más, empezaron a apagarse. La gente empezaba a salir de sus casas nuevamente, como hormigas, cada vez más. El sol, con lento circular, ya estaba ahora sobre mi cabeza haciendo desaparecer las sombras, después las agrandaba otra vez mientras se ocultaba detrás de unos edificios. Los faroles y la noche aparecieron nuevamente, pronto llegó el alba, luego el atardecer e inmediatamente el sol se escondió apresurado a lo lejos, después oí los grillos en una noche oscura. A veces, caían sobre mí algunas gotas de lluvia de un cielo gris pero que rápidamente eran secadas por un sol de primavera. Los faroles se encendían y se apagaban a ritmos presurosos. El sol estallaba desde mi espalda y se ocultaba delante de mí en un segundo. Las sombras se alargaban y se encogían como péndulos negros. Los grillos cantaban y enmudecían como asustados por la gente que salía y entraba a sus hogares. Las hojas de los árboles se volvían amarillas hasta caer vencidas e, inmediatamente después que desaparecían por un viento frío, volvían a nacer verdes y llenas de vida, al mismo tiempo que la gente se abrigaba y desabrigaba.
Y yo seguía ahí, lánguido. Pero un día, sin querer, la olvidé, y olvidé también qué hacía en ese lugar, así que me levanté y el universo se detuvo fugazmente, retornando todo a su velocidad normal y el sol se estancó justo sobre mi cabeza. Miré mis lentas manos, la piel, rugosa y fina, dejaba ver mis verdes y gruesas venas. Los pocos pelos de mi cabeza se habían emblanquecido.
Me había costado mucho levantarme, ya que mis huesos se habían desgastado irreversiblemente, era claro que ya no podía caminar más, así que volví a sentarme, pesadamente, sobre el mismo banco.
Con una nostálgica mirada a mi alrededor, que parecía tan diferente, tan impío, tan falaz, a lo que recordaba, decidí morir acostado sobre el banco y pensé en esperar hasta que caiga la noche para que nadie se espante ante mi letal decisión. Pero ahora el día no parecía continuar, el sol se había detenido para siempre sobre mí y la gente ni sospechaba mi desconsuelo.

Jueves, 03 de Enero del 2008

Más alla del bien y del mal

"Bienaventurados los olvidadizos, pues digeriran incluso sus propios errores"
Friedrich Nietzsche

Se sentaron en ese rincón frío y oscuro que tiene la mente, donde se guardan los recuerdos que esperan ser olvidados, con una pequeña caja que autoridades superiores ordenaron cuidarla hasta que un día, con suerte, el mundo vuelva a necesitarla.
- La espera interminable nos hará oscuridades. –dijo la pequeña.
El otro, que la estaba mirando hasta ese instante, apartó la vista en un gesto resignado. El silencio siguió.
- Sólo la muerte. –suspiró la pequeña, con sus ojos en dirección a la caja, con esos ojos que parecen estar observando un punto fijo pero que en realidad están proyectando sus recuerdos, y su alma y su cuerpo y su voz están moviéndose muy lejos de ese lugar y atrás en el tiempo.
- Nos espera una noche larga y espesa. – dijo el otro con voz grave pero algo temblorosa.
- Infinita... – respondió la pequeña sin apartar su mirada de la caja, como hipnotizada a sus encantos.

Viernes, 21 de Noviembre del 2007

El séptimo arte en las manos de Gabys

Sueño 47 (ONIRICO)

Videoarte.

Trailer de un cortometraje que se esta rodando.

Banda: 70 BALCONES NINGUNA FLOR
Titulo: Descalza.
Miercoles, 28 de Noviembre del 2007

La maldición de humillar nuestra creación literaria

El escritor vive constantemente esa angustiosa obligación de plasmar todos esos gritos y sueños que luchan dentro de su alma, pero, lamentablemente, la mayoría cae en ese monstruoso error de desprestigiar su creación.
No existe más trágica ingenuidad que la del artista que desprecia ferozmente su propia obra, a esa expresión pura que tiene el alma y ajena a todo poder consciente de su autor. Una ilegalidad moral que se comete y que se transformó en un grotesco ritual en conocidas reuniones literarias.
Bien nos señalaba Sabato de que “la condición más preciosa del creador es el fanatismo. Se debe tener una obsesión fanática, nada debe anteponerse a su creación, debe sacrificar cualquier cosa a ella. Sin ese fanatismo no se puede hacer nada importante”.
Ése debe ser el objetivo principal del escritor bisoño, que empieza a sentir esas oscuras fuerzas del alma que obligan al hombre a escribir universos imaginarios y personajes que cometen los hechos más impensados.
Pero el problema es mucho más complejo que eso, sabemos que mediante el fascinante arte de escribir descubrimos los secretos más profundos de nuestras obsesiones y pasiones, los sentimientos más íntimos, ocultos e inconscientes de nuestro ser, y entonces ¿cómo podríamos dictaminar sobre él los peores y más horrendos adjetivos?. Irónicamente ése es el motivo, ya que una vez concluida su obra (o por lo menos publicada, porque generalmente nunca creemos completa una obra), el autor empieza a sentir esa humillante sensación de desnudez, sobre todo cuando sus más oscuros y misteriosos sentimientos se ven revelados, y provocan la furia y hasta la más intensa decepción, por lo que no están castigando su obra, como tratan de aparentar, sino su propia alma. Intentan tomar venganza de esa materialización de su ser, pero su obra ya nada tiene que ver con ellos. Es como culpabilizar al desdichado hijo de los crímenes de su padre.
En segunda orden existen también los que se frustran de su obra al ver que no trasciende o son incomprendidas, para entonces empezar a maltratarla antes de que críticos desconocidos lo hagan por nosotros. Si supieran los tormentos que tuvieron que pasar ilustres escritores en sus comienzos. Es sólo cuestión de leer sus diarios, sus memorias o sus correspondencias, para alentar nuestros sufridos sueños de escritores. El poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán Goethe, escritor de la famosa obra Fausto, comentó: “Apenas apareció Las desventuras del joven Werther, lo censuraron tanto que si hubiese borrado todos los pasajes criticados no habría quedado una sola línea.”.
Debemos respetar nuestra obra, no dejemos huérfanos a nuestros libros que con tanta fiebre fueron creados. Seamos fanáticos incorruptibles de nuestra obra.
Martes, 27 de Noviembre del 2007

Instantaneas memorables

Imágenes aterradoras de un cuerpo sin vida. Informes de la Autopsia: Altos niveles etílicos en sangre. Conducto rectal dilatado que presuntamente conllevo a la muerte del n/n. Vemos cómo la víctima ya presentaba síntomas de descomposición horas antes del desfallecimiento.
Fotografía sacada con una cámara oculta por uno de los agentes en secreto a una de las sospechosa del cruento acto. Segunda sospechosa del asesinato en el momento justo donde planificaban el hecho.
7th Orgy Fest in the Centro Garden. El mismo Orgy Fest, esta vez mostrando los instumentos que se utilizaron en la fiesta.

Sábado, 29 de Septiembre del 2007

Diálogos, Arquitecto y Neo

Arquitecto:Hola Neo.
Neo:¿Quién es usted?
Arquitecto:Yo soy el arquitecto. Soy el creador de la Matrix. Te estaba esperando. Tienes muchas preguntas y aunque el proceso ha alterado tu conciencia, sigues siendo indefectiblemente humano, ergo, habrá respuestas que comprendas y habrá otras que no.
De igual modo, aunque tu primera pregunta tal vez sea la más pertinente, es posible que seas consciente de que también es la más irrelevante.
Neo:¿Por qué estoy aquí?
Arquitecto:Tu vida sólo es la suma del resto de una ecuación no balanceada, inherente a la programación de matrix. Eres el producto eventual de una anomalía, que a pesar de mis denodados esfuerzos no he sido capaz de suprimir de esta... armonía de precisión matemática.
Aunque sigue siendo una incomodidad que evito con frecuencia, es previsible y no escapa a unas medidas de control que te han conducido inexorablemente… hasta aquí.
Neo:No ha respondido mi pregunta.
Arquitecto:Muy Cierto.
Interesante, eres más rápido que los otros.
Neos en los monitores:¿Otros? ¿Qué otros? ¡Quiero salir! ¡Quiero salir! ¿Otros?
Arquitecto:Matrix es más antiguo de lo que crees. Yo prefiero datarlo desde que aparece una anomalía integral hasta que surge la siguiente. En cuyo caso esta sería la sexta versión.
Neos en los monitores:Cinco. ¡Eso son bobadas! Tres. Una. Dos. Cuatro.
Neo:Sólo hay dos posibles explicaciones. O nadie me lo dijo, -La cámara se introduce en uno de los monitores- o es que nadie lo sabe.
Arquitecto:Exacto. Como sin duda estarás deduciéndolo, la anomalía es sistémica, y por eso crea fluctuaciones hasta en las ecuaciones más simplistas.
Neos en los monitores:¡¡Estás muerto!! ¡No puedes obligarme a nada! ¡Voy a hacerte pedazos! ¡Aaaah! ¡¡No pueden controlarme!! ¡Dios ha muerto! ¡Hago lo que quiero! ¡¡No puedes controlarme!! ¡Viejo estúpido! –La cámara se introduce en uno de los monitores-
Neo:Elección. El problema es la elección.-Aquí se introduce la secuencia de Trinity luchando con el agente-
Arquitecto:El primer matrix que diseñé era casi perfecto, una obra de arte. Preciso. Sublime. Un éxito solo equiparable a su monumental... fallo.
Su inevitable fracaso se me antoja ahora como una consecuencia de la imperfección inherente a todos los humanos. Por eso lo rediseñé, y lo basé en vuestra historia, para reflejar con exactitud las extravagancias de vuestra naturaleza.
A pesar de ello tuve que afrontar otro fracaso. Entonces comprendí que la respuesta se me escapaba porque requería una mente inferior o por lo menos no tan limitada por los parámetros de la perfección. Quien dio con la respuesta de un modo fortuito, fue otro programa intuitivo que yo había creado, en principio, para investigar ciertos aspectos de la psique humana. Si yo soy el padre de matrix; ella es sin duda alguna su madre.
Neo:El Oráculo.
Arquitecto:Por favor. Como decía, descubrió una solución según la cual el 99% de los individuos aceptaba el programa mientras pudieran elegir aunque únicamente lo percibieran en un nivel casi inconsciente.
Aunque esta solución funcionó presentaba un importante defecto de base, con lo cual generaba una contradictoria anomalía sistémica que de no regularse podría poner en peligro el propio sistema. Ergo, si no se regulaba a aquellos que no aceptaban el programa, aunque fueran una minoría constituirían una creciente probabilidad de desastre.
Neo:Se está refiriendo... a bobadas .
Arquitecto:Has venido aquí porque Zion está a punto de ser destruida. Todos sus habitantes serán exterminados y se erradicará toda señal de vida.
Neo:Bobadas.
Neos en los monitores:¡Bobadaaaas!
Arquitecto:Negación, la respuesta humana más predecible. Pero estate tranquilo; con esta serán seis las ocasiones que la hemos destruido. Y nos hemos vuelto extremadamente eficientes en esa tarea. -Escena de Trinity luchando con el agente.-
Tu función ahora como elegido es volver a la Fuente, para hacer una diseminación temporal del código que portas y reintroducirlo en el programa principal. Después se te pedirá que elijas en Matrix a los 23 individuos; 16 mujeres y 7 hombres que reconstruirán Zion.
Si no se completara este proceso, se produciría un error catastrófico en el sistema que aniquilaría a los que están conectados a Matrix, lo que unido a la exterminación de Zion nos llevaría en última instancia a la extinción de toda la especie humana.
Neo:No puede permitir que eso ocurra. Necesita a los humanos para vivir.
Arquitecto:Hay niveles de supervivencia que estamos dispuestos a aceptar.
No obstante, lo relevante aquí es si estás dispuesto a asumir la responsabilidad de la muerte de los seres humanos de este mundo. –Se activan los monitores con imágenes de humanos-
Es interesante ver tus reacciones.
Tus cinco predecesores poseían deliberadamente tus mismos principios, unas atribuciones destinadas a generar un estrecho vínculo con el resto de sus congéneres, lo que facilitaba la función del elegido. Mientras que los otros lo sentían de un modo muy general, tu estás experimentando una sensación mucho más... intima de... amor. -Aparecen imágenes en el monitor del sueño de Neo, en el que Trinity lucha con agentes-
Neo:¡Trinity!
Arquitecto:Por cierto, ha entrado en Matrix para salvar tu vida a costa de la suya.
Neo:No!!
Arquitecto:Lo que nos lleva, por fin, al momento de la verdad, en el que se manifiesta ese fundamental defecto de base y se revela la anomalía al mismo tiempo como principio… y como fin.
Hay dos puertas. La de la derecha te lleva a la Fuente y a la salvación de Zion. La de la izquierda te lleva a Matrix, a Trinity y a la extinción de tu especie.
Como bien has dicho, el problema es la elección. -Pequeña pausa- Pero ambos ya sabemos qué vas a hacer, ¿verdad?. -Pequeña pausa-
Puedo notar ese proceso en cadena…
Esas reacciones químicas que provocan la aparición de una emoción, diseñada específicamente para escapar a toda lógica… una emoción que ya te está impidiendo ver la verdad más obvia y sencilla: Esa chica va a morir y tú no podrás hacer nada para impedirlo. -Pausa para reflexión y Neo va hacia la puerta de su izquierda-
Arquitecto:Esperanza, la quinta esencia del engaño humano. Que es al tiempo la fuente de vuestro mayor poder y vuestra mayor debilidad.
Neo:Yo que usted, esperaría no volver a vernos.
Arquitecto:Y así será.
Lunes, 05 de Septiembre del 2007

Teorías paupérrimas de reflexiones austeras

Todo se volvió espantosa y grotescamente delicioso, transmutándose en podridas gotas del más delicado néctar jamás fabricado. Mis brazos se pegotean entre líquidos empalagosos que se resisten a deshacerse, mis piernas se hunden en la pasta viscosa y melosa de azucaradas pulpas de jalea.
El aire, intoxicado por el aroma de millones de placeres exquisitos que sucumben mis pulmones hasta desgarrarlos, estalla en inmensos e incontables colores brillosos que explotan en mis ojos.
Arlequínes policromatizados vomitan, desde sus encarnadas gargantas mal curadas, jolgorios despavoridos a las penumbras, irradiando los horrendos rincones de mis venas con sonidos escalofriantemente armónicos que se agitan en mi mente.
Con la lentitud monstruosa de un animal fantasmal a punto de ser verdugo, me encuentro transfigurándome a la nada. En la inerte e inmunda nada, incognoscible. En el hermético e inexplorado micromundo de la placidez. Me han dicho que nadie jamás salió con vida de aquí. La ironía inmunda deambula por entre las letras de este texto dejándonos sin más remedio que yacer bajo sus narcóticos influjos.

Anoche me crucé con dos destacados estudiantes, de no me acuerdo cuál universidad, y al reconocerme, me felicitaron por el nuevo aspecto de la página. Eran un poco tímidos, pero al final se dejaron fotografiar, el momento justo cuando le pregunte que tal le parecía el nuevo diseño:

Muy dicharacheros estos dos personajes, me dieron su correo electrónico y quedamos en compartir un par de cervezas más luego.
Bueno creo que eso es todo, los quiero mucho, y agradezcan este post. Chau.
Sábado, 01 de Septiembre del 2007

Soy Pro, Pro anti loco arts, viteh...

Para los que todavía no se han percatado de mi rechazo por ciertas animaciones que está muy de moda por estos tiempos, espero que con esto se aviven:
Únete a la legión por mejores argumentos en las historias... No puedo creer que algo como eso se pudo volver una moda, porque no es más que una triste moda implementada para jóvenes internautas sedientos de luces de colores con patas, que parpadeen en el monitor, de habla hispana y con chistes fáciles. Con pequeñísimos detalles de marketing (nombres pegadizos, caricaturas extrafalarias, gags característicos de cada personaje, etc) y con argumentos tan sencillos (historias que hasta mi perro Lunar se le ocurrirían argumentos mejores, espéren que le enseñe a hablar nomás y seré millonario, no tanto por las historias si no porque puede hablar! ¿cuántos perros han visto hablar? Claramente tengo mente de empresario), LocoArts se pudo aprovechar de las jóvenes mentes subdesarrolladas, volviéndolos adictos a la espera de una nueva actualización para ir corriendo a la casa de su amigo diciéndole "Che Huguito, ¿viste el último de Alejo y Valentina?"... díganme si eso no es una moda.
Y si con esto no logro abrir sus destruidas e inanimadas mentes, espero que con esto se desconecten de la Matriz:

Después de gritos al monitor, estrés post-traumático, muchos cafés, dolores de cabeza, mouses sucios y muchos impedimentos más, salió este engendro, algo parecido a una animación Flash. Ni se imaginan lo que me costó hacerlo, pero teniendo en cuenta que empecé desde cero, sin conocimientos previos ni nada, estoy bastante conforme con el resultado.
Obviamente le agregaría más cosas, cambiaría otras, mejoraría esto, empeoraría aquello (?), pero el cansancio psicológico que me causó esta animación de menos de medio minuto (estuve aproximadamente como tres días haciendolo) fue increíble y no me dieron ganas de seguir trabajándolo. Pero prometo hacer algo más largo, más ¿gracioso?, y con más detalles. Ya estoy en un proyecto con un amigo pero no les quiero adelantar nada para no quemarlo ni manipularlos como lo haría cualquier otra animación del medio (...). Bueno, espero que les haya gustado viteh...
Miércoles, 30 de Noviembre del 2005

El día en que el Mal sí ganó

Sentimientos de dolor han sido re abiertos en una conversación por Chat hace muy poco tiempo.
Todo se debió a que un día vi en el avatar de un contacto la imagen de mi más preferido personaje en mis épocas gloriosas de niño: el fabuloso Mazinger Z. Si señores, era un fanático mal de la serie, que tantos momentos de alegría y congojo han sido reposados en el estante de los más preciados tesoros que tuve en la vida, mi corazón.
El más grande entre los grandes...Ustedes se preguntarán en sus hogares: "Pero entonces, ¿por qué ese recuerdo tan feliz en la vida del gran Jhonny Pienso trae tanta angustia consigo?". Pues, queridos conciudadanos, déjenme responder a esa duda relatándole la triste historia que tuvo que vivir este pobre individuo:
Todo empieza en un barrio alejado del conurbano, corría el año 1992 aproximadamente, el olor de la chocolatada caliente era tan agradable como el olor primaveral que recorría las almas felices de los chicos que jugaban imitando a los superhéroes de moda que les ofrecía la televisión, los padres iban en sus bicicletas con sus sombreros y claras camisas cuadriculadas saludando a todos los vecinos del barrio, las esposas, que luciendo sus inflados vestidos con algún que otro adorno de rosas que nunca faltaban, sacaban a pasear a sus perros y los precios de las naranjas nunca sobrepasaban los cincuenta centavos cualquiera que sea la cantidad que necesitabas (si es que no eras amigo del frutero y te los regalaba). Épocas felices si los había. Pero esa noche, al pequeño Jhonny, le esperaba lo peor.
Luego de haber terminado de resolver algunos ejercicios matemáticos que les dejó la señorita (no maestra como los llaman los insolentes pre-adolescentes de ahora) preguntó a su madre (con ojos tan brillosos que arrodillaría al mismísimo gatito de Shrek 2) si podía ir a la vereda a jugar con el mejor regalos de cumpleaños que jamás recibiría: su preciado Mazinger Z. La mamá, mientras cortaba unas zanahorias para la cena, lo afirmo con un simple movimiento de cabeza.
Jhonny salió corriendo con su juguete en la mano sin sospechar siquiera, que lo peor lo esperaba ahí afuera con los brazos abiertos.
La ciudad empezaba a bostezar pero él, sumido en su imaginación, reportaba a su juguete las instrucciones: el objetivo esta vez de Mazinger Z era destruir de una vez por todas al peor mal que acechaba a todo el planeta tierra: el Señor Plumero Gigante, que con sus sucios pelos hacía estornudar por última vez a la gente y luego moría. Luego de una ardua lucha entre ellos, en un salto casi imposible, Mazinger Z decide dar fin a la contienda lanzando su tan famoso puño volador que pegaría en la cabeza de Plumero Gigante, pero no fué así. Ni la joven y ágil vista del pequeño fue capaz de seguir el recorrido del puño de Mazinger Z, tal así era la fuerza de mi juguetito. El pequeño buscó entre los arbustos, entre sus otros juguetes, pero la esperanza se derretía con cada lugar que buscaba sin encontrarlo. Las lágrimas empezaban a brotar como flores negras del rencor. La oscuridad de la noche le jugaba en contra. Nunca más lo encontró. Esta vez, el maligno Señor Plumero Gigante había ganado.
Ya nada fue igual después de ese día. Cuando jugaba con sus otros juguetes (y echaba un vistazo inconsciente hacia lugares ocultos si encontraba el dichoso puño) volteaba a ver a su Mazinger Z, y lo veía ahí, sentado en el rincón de la caja de juguetes, solo, ya sin más increíbles misiones de salvar el mundo. Triste historia para un juguete y para el pobre de Jhonny.
En las noches de melancolía, el ahora adulto Jhonny, sigue preguntándose qué será del puño de Mazinger Z. ¿Algún afortunado niño lo habrá encontrado? ¿Estará dos metros bajo tierra bailando con los gusanos? El día que explote el planeta ¿a dónde irá a parar? Pero lo que sí estoy seguro es que, cuando algún horrible mutante trate de dominar el planeta, lo hará sin problemas ya que mi estropeado Mazinger Z reposa en la esquina de la caja de mis juguetes esperando encontrar su preciado puño mortal...
Por Jhonny Pienso
Lunes, 28 de Noviembre del 2005

Las aventuras y desventuras

Sábado, 22 de Octubre del 2005
La mala noticia para mucha gente es que sí, llegue a Itatí. Como mucha gente no lo creyó, no tuvieron fé en mí, y demás herejías hacia mi persona, ahora se estarán revolcándo en su tumba. En la tumba de mi desprecio rencoroso y eterno. A pedido de ustedes, queridísimos lectores de mi prestigiosa página, preparé un pequeño informe de toda la travesía, para quien quiera leerla tienen que hacer click aquí. Traté de ser bastante ilustrativo de cómo me sentía en cada etapa de la peregrinación y en la descripción del bello paisaje que nos regalaba la madre naturaleza que trataba de apasiguar nuestros dolores físicos. Debo recalcar que, a pesar de todo los inconvenientes que se puedan imaginar, fue muy entretenido ir con Luis y Gonzalo a través de los más de 1000 pasos que conforman los 80 kilometros que separan de esta ciudad y la otra. A pesar de la promesa que hice al llegar ("Itatí... mírame por última vez ya que nunca más me verás" y seguidas de una par de palabrotas no aptas para menores de 30 años...) debo reconocer que lo haría de nuevo. Es una experiencia bastante interesante, ponés a prueba tu cuerpo, hablás de temas que nunca pensaste hablar, aprecias de un singular paisaje, y muchas cosas más que no te las pienso contar...

Historia de Rock

Pappo se fue al cielo, cuando llegó le dijo a San Pedro: "Disculpame, ¿Dónde enchufo la viola?". San Pedro le dijo que le preguntara a un negrito que andaba dando vueltas por ahí y que se la pasaba tocando. Pappo se quedó charlando una eternidad con el negrito, resulto que se llamaba JIMI, era zurdo y tocaba bastante bien, charlaron con Pappo de blues, de drogas, de minas, del éxito. Y en eso, cuando empezaron a embocar los primeros acordes de una zapada informal, se agrego un tano, uno peladito que quería cantar un par de canciones con ellos, el tano conocía la tierra del carpo, había estado viviendo un tiempo ahí y se acordaba de una banda rara que había formado, "SUMO", el tano era LUCA y con una ginebra de por medio se puso a cantar unos temas de por medio con el carpo y con Jimi, ahí se les acerco un tipo que decía que esas canciones eran de el, que las cantaba con su banda en EEUU., THE DOORS se llamaba la banda, y con más alcohol de por medio, JIM se puso a cantar en dueto con Luca, mientras de fondo sonaba el duelo de guitarras. De la nada aparecieron más acordes, el que tocaba era otro zurdo, rubio con ideologías medio punks y notas revolucionarias, KURT se llamaba el rubio, era de la tierra de Jim y de Jimi. Y también apareció otro negro, de un lugar muy distinto al de Kurt y con otras ideas, veneraba la naturaleza y le decía "hermano" a todo el mundo, BOB se llamaba, de apellido: MARLEY, y se prendió en la movida porque Luca también cantaba un par de temas suyos. A todo esto se sumo una armónica a la base de blues de las violas, era un tal BRIAN que decía que había formado una banda en la Tierra que se llamaba THE ROLLING STONES, pero que no pudo disfrutar mucho de la fama que estaban ganando. Cuando se estaban cansando de ensayar, El CARPO, HENDRIX, PRODAN, MORRISON, COBAIN, MARLEY y JONES, decidieron armar un recital, la primera vez que tocaron fue ante 193 pibes que habían ido a ver otra banda, pero como se suspendido el show y estaban de paso por el cielo se quedaron a escuchar. Habían ido a un recital de Callejeros, pero no lo escucharon por culpa de otra gente que seguro, no va a ir al cielo. A todo esto nosotros seguimos en la Tierra lamentando la partida de toda esa gente y de esos músicos que cada día recordamos en algunas de sus canciones, algún día seremos parte de ese público allá en el cielo, que tal vez no merece estar allí, pero que está y crece día a día. Hasta que podamos escuchar las canciones que esos fenómenos están escribiendo allá arriba, nos conformamos con escuchar los discos que tenemos a mano.
* LOS PIBES DE CROMAÑON PRESENTES, AHORA Y SIEMPRE... *
"...Los invisibles agitarán rocanroles irresistibles... desde algún lugar del infinito... porque desde el 30 de diciembre el cielo tiene más estrellas en la noche... y esos luceros son nuestros pibes que solo quieren descansar en paz..."
Extraído de un mail en cadena
Viernes, 17 de Junio del 2005

Los nerds son los nuevos "Sex-symbols"


Estoy recibiendo casi 100 mensajes electrónicos por día que me envían lectores de mi tira cómica "Dilbert". La mayoría son de la clase de personas que son trabajadores de oficina descontentos, psicópatas, cazadores al acecho, seguidores de las tiras cómicas, etc. Pero un numero creciente de los mensajes provienen de mujeres que escriben diciendo que Dilbert es sexy. Algunas dicen que ya están casadas con un Dilbert y que no podrían estar mas felices. Si no esta familiarizado con Dilbert, le contamos que el es un ingeniero eléctrico que invierte la mayor parte de su tiempo con su computadora. Si bien es una persona agradable no es exactamente Kevin Costner. Pues bien, Dilbert es cortes, honesto, tiene un trabajo y es educado. Y pasa su tiempo en casa. Si bien estas son buenas condiciones, no explican el porque del increíble "sex appeal". Entonces, que es lo que resulta atractivo? Creo que es un caso "darwiniano". Nos sentimos atraídos por personas que tiene la mejor habilidad para sobrevivir o luchar. En los viejos tiempos era importante estar en condiciones de matar a un antílope de un solo golpe en la frente, pero esta habilidad se fue convirtiendo en algo menos importante durante el transcurso del tiempo. Ahora todo lo que importa es si usted puede instalar una tarjeta Ethernet por su propia cuenta, sin tener que llamar al soporte técnico. Es obvio que el mundo tiene tres clases distintas de personas, cada una con su propio destino de evolución:
* Usuarios de computadoras con excelentes conocimientos, los cuales evolucionaran hasta convertirse en seres no corpóreos que dominaran el universo.
* Propietarios de computadoras, que trataran de parecer conocedores, pero que secretamente utilizan una calculadora de mano para agregar totales a sus planillas de calculo Excel.
* Usuarios que no utilizan la computadora, a quienes les crecerán colas y los encontraremos en zoológicos, donde los visitaran los turistas.
Obviamente que, si usted es una mujer y esta tratando de decidir que camino de evolución querrá para sus hijos, se detendrá bien a elegir cual de los tres tipos anteriores le gusta mas. Usted deseara un usuario conocedor que utilice la computadora y que tenga un potencial de evolución. Y además, las mujeres prefieren a los hombres que sepan escuchar. Los usuarios de computadoras son excelentes oyentes, ya que pueden mirar por un largo periodo sin decir una palabra. En realidad, es mejor que una persona hable al comienzo de una relación. Pero luego de seis meses, los hombres agotan todas las historias que puedan haber tenido. Si una mujer se caso con un hombre que es, digamos, un comerciante, se dará cuenta que las historias comenzaran a repetirse al séptimo mes y así de por vida. Si esta casada con un ingeniero, será un gran oyente por los próximos 70 años. Además, con la capa de ozono que tiende a evaporarse, es una buena estrategia ser compañera de un hombre que tenga un entretenimiento hogareño. Los hombres con actividades al aire libre se aplican loción bronceadora, pero a los 30 años ya parecen ajíes resecos vestidos con pantalones. Compárelo con el aspecto "saludable" de un hombre que invierte 12 horas del día frente a una pantalla de video. Henry Kissinger dijo que el poder es el principal afrodisíaco. Y Bill Clinton dijo que el conocimiento es poder. Por lo tanto y con lógica, de acuerdo al gobierno de los EEUU, el conocimiento de las computadoras es el principal afrodisíaco. Si bien usted podrá discutir conmigo esta idea ya que soy un simple dibujante, será difícil de discutir con el gobierno. En los tiempos en que las personas eran mas ignorantes, la mejor forma de impresionarlas era con un auto espectacular. Pero las mujeres se hicieron "mas inteligentes" y se dieron cuenta que es mejor comprar sus propios autos espectaculares, evitando de esta forma pasear como tontos. La tecnología ha reemplazado a los autos espectaculares como el nuevo símbolo de la hombría robusta. Los hombres saben que a menos que se consigan una línea digital a Internet, ninguna mujer gastara una segunda mirada en ellos. Finalmente, aparece el tema de la iluminación según es estado de animo. Nada es mas sexy que un hombre que esta iluminado por un monitor SVGA de 15 pulgadas. Si esta de acuerdo que esta es la escena soñada por todas las mujeres, pienso que también podemos estar de acuerdo que es mejor si el hombre conoce como utilizar la computadora.
(Escrito por Scoot Adams, que es el creador de la tira cómica Dilbert que aparece en periódicos y libros, y también en el Dilbert Screen Saver de la firma Derina)
Viernes, 08 de Abril del 2005



1