:: la zona crítica ::

 

Dirección: Leopoldo Torre Nilsson.

Guión: Ricardo Rojas (libro). Leopoldo Torre Nilsson y Ulyses Petit de Murat (adaptación). Beatriz Guido y Luis Pico Estrada (guión).
País:
 Argentina.
Año: 1970.

Genero: Drama.
Duración: 120 min.
Titulo Original: El Santo de la Espada.

Elenco: Alfredo Alcón (Gen. José de San Martín), Evangelina Salazar (Remedios Escalada de San Martín), Lautaro Murúa (Gen. Bernardo O'Higgins), Ana María Picchio (Mulata), Alfredo Iglesias (Gen. Manuel Belgrano), Héctor Alterio (Gen. Simón Bolívar), Héctor Pellegrini (Eusebio Soto).

Producción: Marcelo Simonetti y Leopoldo Torre Nilsson .

Música: Ariel Ramírez.



 






 

El Santo de la Espada

Por Guido Barsi

 

     Sinopsis: Recreación de la vida del General San Martín a partir de 1812, a su regreso de España. La creación del Cuerpo de Granaderos, su casamiento con Remedios de Escalada, la campaña libertadora que lo llevará hasta el Perú y su posterior exilio en Francia.
       

 

 Si algo tenia de bueno nuestro cine de hace años es que se realizaban producciones históricas, tomar algún personaje o hecho de la historia y llevarlo a la pantalla. Claro, no hace falta ver una película para enterarse de un hecho histórico pero siempre sirven para informar a la gente, atraerlas y contarles un poco de la historia de su país. Dentro de esa idea se centraron dos películas de Leopoldo Torre Nilsson cuando realizo “El Santo de la Espada” y “Güemes – La Tierra en Armas” sobre José de San Martín y Martín Güemes, ambos interpretados por el multifacético Alfredo Alcón.

La historia empieza cuando San Martín parte para Europa cuando empezaba la guerra interna argentina entre federales y unitarios, San Martín no deseaba pelear contra sus compatriotas y se instala en Europa. El punto de partida es ese para volver hacia atrás y mostrar a San Martín cuando llega al país al empezar la independencia. Seguimos por la batalla de San Lorenzo, la reunión con Belgrano (para que San Martín tome el mando del ejército y Belgrano vaya a juicio en Buenos Aires para responder por sus derrotas), el cruce de los Andes, la liberación de Chile y la de Perú, la reunión con Bolívar donde San Martín le deja su ejército y volvemos donde empezamos. Todo esto abarca la historia “argentina” de San Martín, cuando pelea por la liberación nacional y de Latinoamérica para rechazar al ejército español y que no vuelva. La historia está bien contada, tiene la tarea de resumir mucha historia en dos horas de película, abarcando muchos temas como la enfermedad de San Martín y de su esposa, las diversas dificultades que tenia San Martín para ejecutar el plan de liberación, etc. No es historia fácil todo lo que la película abarca pero lo hace bien. Si, por momentos marea un poco y si no estamos muy familiados con la historia en sí de San Martin se nos va a complicar un poco más. La clave radica en tratar de “chupar” todos los hechos que nos narra sino apreciar la lucha de un hombre por el sueño de todo un continente, apreciar cuando se hizo fuerte y que nunca se dejo vencer ante la enfermedad y ante la inactividad de un gobierno débil y con poca ganas de ayudarlo, apreciar la grandeza de uno de los hombres que ayudo a construir un país. Apreciar el sacrificio y la grandeza de un gran hombre.

Un tema aparte es la dirección de Nilsson en la recreación de las batallas y de la época historia, excelentemente llevada a cabo ambas. Si bien las batallas se nota el poco presupuesto (en comparación a las producciones de EE.UU.) es un ejemplo perfecto de cómo se pueden hacer bien las cosas si hay ganas, planos cortos, sonidos bien colocados sirven para dar una buena batalla histórica.

Alfredo Alcón es el San Martín perfecto, parecido físicamente se desenvuelve con completa naturaleza en un papel difícil de hacer por la historia del personaje y por todo lo que conlleva San Martín. Papeles como estos son difíciles de hacer pero Alcón supo hacerlo y lo hizo perfecto. Evangelina Salazar también da su cuota como acompañante del héroe pero que no podemos disfrutar del todo por la participación escaza y pausada de la esposa del libertador. Lautaro Maúra, Héctor Alterio y Alfredo Iglesias representan muy bien a diversos protagonistas de la historia en una especie de homenajes a los grandes héroes ya que su paso es fugaz por la historia pero que algunos de ellos cumplen un rol importante en San Martín.

El Santo de la Espada” es una película entretenida, bien contada, muy abarcativa (a veces demasiado) y que sirve muy bien para contar la vida de San Martín y que la misma sirva para interesarse de la historia y admirar mas a los verdaderos héroes de la patria.

 

Puntaje: 07/10.

:: DERECHOS RESERVADOS - LA ZONA CRITICA ::