:: la zona crítica ::

 

Dirección: Sarah Polley.

Guión: Alice Munro (relato). Sarah Polley (guión).
País:
Canadá.
Año: 2006.
Duración: 110 min.

Genero: Drama.

Titulo Original: Away From Her.
Elenco: Julie Christie (Fiona Anderson), Olympia Dukakis (Marian), Gordon Pinsent (Grant Anderson), Michael Murphy (Aubrey), Kristen Thomson (Kristy), Wendy Crewson (Madeleine).

Producción: Daniel Iron, Simone Urdl y Jennifer Weiss.

Música: Jonathan Goldsmith.

 

Lejos de Ella

Por Maximiliano Curcio

 

      Sinopsis: Grant y Fiona Anderson han estado casados durante muchos años. Ahora jubilados, viven confortablemente en una casa en el campo, pero su felicidad se ve afectada por los problemas de deterioro de memoria de Fiona. Para no cargar a su marido con más trabajo y cuidados, ella insiste en ingresar en una residencia. A partir de ese momento, el universo de Grant también se desestabiliza, llevándole a una vida nueva en todos los sentidos.

 

 * * * / BUENA

 

De temática emotiva, abarcando el periodo otoñal en la vida de un matrimonio, el eje del film es el colapso en este vínculo que lleva décadas y cuyo traspié principal lo genera la enfermedad del Mal de Alzheimer que afecta a uno de ellos. En definitiva se trata de una historia de amor en la vejez, distinta a cualquier paradigma del género romántico de hoy en día. Con serenidad, sin grandilocuencias y con una marcada veta intimista Sarah Polley va delineando su estilo. Esta historia, según lo muestra la protagonista de “Mi Vida Sin Mí”, deja ver su costado más humano para mostrar la relevancia del amor de pareja  mas allá de los años transcurridos, aun en el ocaso de la vida.

Sin la previsibilidad ni el espíritu aleccionador de “Diarios de Pasión” hace algunos años, la talentosa actriz Sarah Polley realiza un correcto debut detrás de cámaras apostando a una historia que sin recurrir a lugares comunes emocionales da una lección de vida y esperanza, sin golpes bajos ni moralejas impuestas, por el contrario, abordando un tema delicado con respeto y atino. Sutil y sin importar las apariencias, Polley opta por contar la historia de modo más simbólico, aproximándose al costado más vulnerable de estos seres casi hasta tocar el tono poético y simbólico para mostrar el radical cambio que acaba por notarse en el vinculo de pareja y esos recuerdos en común que hoy comienzan a desvanecerse, pero que a la vez son el signo latente de ese amor construido y descubierto a lo largo de los años, y aun, pese a las cicatrices, perdurable. Con tono dramático, el relato se desliza de forma correcta en este sinuoso territorio que no peca de ser un melodrama que se compadece y regodea en sus protagonistas, ni se transforma en una comedia dramática que se parodia a sí misma. Nada de eso, con justa paridad indaga emociones y cuadros de relaciones humanas.

Vale destacar el aporte actoral de Julie Christie. Curiosamente, la emblemática actriz había estado alejada últimamente del cine y sus proyectos personales no incluían a la gran pantalla, a pesar de que siempre fue una actriz de hacerse oír ideológicamente. Dicho paréntesis duró hasta que se unió a Sarah Polley para interpretar a la madre de esta en “La Vida Secreta de las Palabras”. Sin embargo, es este rol en Lejos de Ella el que devuelve a Christie a los primeros planos actorales. La ganadora del Oscar cuatro décadas atrás por “Darling” construye un personaje de forma admirable y con rasgos de caracterización similares al de Norma Aleandro en “El Hijo de la Novia” otro film que tocaba el tópico del Mal de Alzehimer). A pesar de la dureza que dicha enfermedad traspone en la decadencia que experimenta quien la padece, Christie no solo luce en pantalla dejando ver su costado más frágil. A los 65 años, demuestra que su belleza, continua intacta.

 
 

:: DERECHOS RESERVADOS - LA ZONA CRITICA ::