$ 5 OFF on your first purchase

Página Principal Menú de libros Poesías Cuentos Biografías
Baile en Barcelona Postales Instrumentos musicales Partituras Contactos

       







Información al día:
Blog Hoy Concursos
Concursos Literarios, Convocatorias, premios.



Sol de bronce

de Doris Vásquez


Estás en este vacío de palabras
que mi enronquecida garganta
no puede pronunciar,
en las grietas de mis manos
en el madero carcomido que habito
y soy una vez más
la mujer que no quise ser,

sigue ...


Buscar por título o nombre del autor: Cuentos, Libros, Poesías, biografías ... lectura gratuita

Búsqueda personalizada

Escritor: Arthur Conan Doyle

 

Las aventuras de Sherlock Holmes


Aquí en Aventuras de Sherlock Holmes se nos narran, con ritmo más ágil y estilo más directo que en las primeras novelas, doce historias, doce casos detectivescos, conmovedores unos, trágicos otros, cómicos varios, pero todos rebosantes de ingenio, todos apasionantes

Previo a estos relatos, Conan Doyle había escrito dos novelas con el gran detective como protagonista (Estudio en Escarlata y El Signo de los Cuatro), pero si bien estas habían tenido cierto exito, fue a partir de la publicación de los cuentos cortos que Sherlock Holmes comenzó a tener dimensiones de mito y el autor pudo convertirse en un escritor a tiempo completo.

Sherlock Holmes C.

 Sherlock Holmes es un personaje ficticio, protagonista de una serie de 4 novelas y 56 relatos de ficción, reunidos en lo que se llama Canon holmesiano publicados en su mayoría en The Strand Magazine. Fue creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle.

Sherlock Holmes es el prototipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición. Aunque podemos considerar a Auguste Dupin, creado por Edgar Allan Poe, como un personaje predecesor muy similar, la genialidad excéntrica de éste no alcanzó la enorme popularidad que Holmes y su Autor alcanzaron en vida de este ("The Strand Magazine" publicaba las aventuras de Holmes a precios muy asequibles, y muchos "lectores comunales" de diversas industrias leían las obras de Doyle en voz alta como una suerte de "radio" Victoriana, práctica ya habitual con la obra de Charles Dickens).







Si no has encontrado lo que necesitabas, utiliza el siguiente buscador:

Búsqueda personalizada