Las elecciones a Presidente de la Nación deben 

realizarse el 30 de marzo de 2003.


“Los parásitos pretenden prolongar su estadía donde no 
les corresponde. Es una necesidad del pueblo desplazarlos 
definitivamente”.


                Las especulaciones, que circulan en las esferas del gobierno sobre la posibilidad de no respetar 
la fecha de  convocatoria impuesta por el Poder Ejecutivo Nacional, implicará una nueva ruptura de las 
reglas de la democracia, retrotraerá nuestra historia a las épocas en las que a través de un golpe de 
mando se burlaba la voluntad popular y situará a la Argentina como un país incapaz de someterse
al funcionamiento de instituciones constitucionales.

             El origen actual del problema nos remite a la crisis profunda del PJ. Crisis de identidad ideológica, 
de indefinición política, de desconcierto profundo respecto a sus banderas fundantes y crisis también, 
por la incapacidad de crear una alternativa superadora... Salta a la vista que solo ofrece mas de lo 
mismo. Es decir los responsables de la bancarrota nacional se ofrecen como solución  ofreciendo las 
mismas recetas.

           La justicia electoral comprendiendo el origen político de todos estos devaneos debe ratificar la 
fecha de convocatoria a elecciones a presidente y vice para el 30 de marzo. Y el Congreso Nacional 
deberia reafirmar la decisión de traspaso del poder presidencial para el día 25 de mayo de 2003.

           Si queremos ir recreando la confianza y las posibilidades de una Argentina viable, empecemos por 
respetar la palabra empeñada.

            
Observación:

          El dos de julio, un día antes de la gigantesca movilización en repudio por la masacre de Avellaneda, 
el senador Eduardo Duhalde en ejercicio de la presidencia por encargo de la Asamblea Legislativa 
reunida el primero de enero, lanzó el cronograma electoral: A.- Internas abiertas para el 24 de noviembre 
de 2002,.- B.- Elecciones  a presidente y vice el 30 de marzo de 2003, y -C.- Entrega del poder el 25 de 
mayo del 2003.

La primer fecha fue trasladada originalmente al 15 de diciembre. Luego a través de determinados ardides 
fue levantada también esa fecha. Hoy se está hablando de correr la fecha del 30 de marzo.

        Los  sectores del gobierno que con 5 meses de anticipación plantean correr la fecha 15 días, en 
realidad lo que no quieren es que haya elecciones. Viven como verdaderos parásitos insertos en las 
estructuras del Estado y quieren quedarse a vivir. No les importa pertenecer a un gobierno que derrumbó 
el salario, hizo llegar la pobreza a 20 millones de compatriotas, condenó al hambre a los jubilados y no 
pudo evitar los quebrantos  ruinosos de miles de pequeñas y medianas empresas.

        Los parásitos pretenden prolongar su estadía donde no les corresponde. Es una necesidad del 
pueblo desplazarlos definitivamente.

 

Buenos Aires, 9 de Noviembre de 2002

  

MARIO MAZZITELLI

Secretario General

Candidato a Presidente de la Nación

Partido Socialista Auténtico

 
VOLVER A LA PAGINA DEL PSA                          VOLVER A LA PAGINA DE MAZZITELLI

 

1