ðHwww.oocities.org/ar/misionesbasquet/historiadelmini.htmlwww.oocities.org/ar/misionesbasquet/historiadelmini.htmlelayedx¨ZÕJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈ°½}¯5OKtext/html`3÷¯5ÿÿÿÿb‰.HSun, 16 Mar 2003 01:24:41 GMT Mozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *§ZÕJ¯5 MisionesBasquet

Información del 

Basquetbol en Misiones

Argentina

MISIONES BASQUET   laregion@jamerica.com.ar

 

      

HISTORIA DEL MINIBASQUET 

Un aporte de Ornella Scarano

Cincuenta y nueve años después que James Naismith inventara el básquet, otro gran educador colocaba en órbita al 'Biddy-Basket' (mini-básquet).

Jay Archer fue su idealizador.

Nacido en Scranton, Pensylvania, Estados Unidos, en 1912, era hijo de inmigrantes italianos; desde niño demostró gran interés por el básquetbol, llegando a ser a los 24 años uno de los veinte mejores jugadores de los Estados Unidos. En 1937 se diplomó en educación física y a continuación inició su trabajo con niños de escuelas primarias, percibiendo que eran muy pocos los deportes que estaban al alcance de los menores de 12 años.

En 1942, se retiró de las canchas en condición de jugador, a fin de dedicarse exclusivamente a la preparación física de deportistas y a actividades con niños.

A fines de 1950, tras otras experiencias, Jay Archer tuvo la idea de bajar la altura de los tableros oficiales (tal como se usa actualmente) y resolviendo también reducir las dimensiones y el peso de la pelota. El éxito fue total. Poco tiempo después, eran varias las canchas debidamente adaptadas existentes en Scranton. Cierto día, Pat Kennedy (uno de los mejores jueces de básquetbol) estaba en aquella ciudad dirigiendo juegos de los 'Globetrotters' y tuvo la oportunidad de conocer el trabajo que se estaba desarrollando con los niños. Entusiasmado, insistió ante Jay Archer, para que éste presentara el 'Biddy-Basket' a todos los norteamericanos por intermedio de un canal de T.V de Nueva York. La preentación se hizo y fue otro éxito. Hasta fue necesario registrar el juego y lo que era más importante, darle un nombre, 'bautizarlo'.

Algún tiempo después, teniendo en vista el extraordinario éxito que el 'Biddy-Basket' alcanzaba y los resultados positivos que se conseguía por su intermedio en la educación de los niños, el Departamento de Educación Física de los Estados Unidos, lo subvencionó para que se tornase posible una divulgación más amplia....

Difusión del juego

De los Estados Unidos, el 'Biddy-Basketball' fue hacia Canadá. Casi al mismo tiempo fue llevado a Puerto Rico donde, al principio, se lo practicó bajo la supervisión de la Federación Puertorriqueña. Jay Archer fue invitado a visitar Puerto Rico y colaborar con la difusión del juego, lo cual sucedió en Noviembre de 1955.

En 1957, por intermedio del Programa de Intercambio Educacional desarrollado por Estados Unidos, se realizaron demostraciones en Birmania, Taipeh y Formosa. Nuevamente, el éxito fue uno de los mayores.

Entre los meses de agosto y noviembre de 1959, Jay Archer recorrió varios países de América del Sur y Central, dirigiendo cursos y colaborando en la organización y la difusión del Biddy-Basketball. Fueron visitados todos los países de América Central, Venezuela, Perú, Uruguay y Chile; en este último país, el juego ya era practicado desde 1955, habiéndolo introducido Serger Molinari, Presidente de la Federación Chilena de Básquetbol. En Perú fue introducido en 1960, disputándose en el año siguiente, el Primer Campeonato Peruano.

Casi simultáneamente, el Biddy-Basketball fue aceptado en Australia, bajo la dirección de los señores Bruce y Johnson, y en Singapur, por intermedio del señor Charles Dailey.

En Europa el primer país que aceptó y difundió el Biddy Basketball fue España, lo cual ocurrió durante el año 1962, gracias a los trabajos desarrollados por el señor Vicente Zanon y por la revista 'Rebote' de Barcelona. Fue,también, en Barcelona que se modificó el nombre dej juego por Mini-Básquet, denominación que hoy es oficial y aceptada internacionalmente.

La Federación Española de Baloncesto, a la que se entregó la dirección del Mini-Básquet español en octubre de 1962, se lanzó al trabajo con fuerza total y publicó en un año 50.000 folletos de propaganda. Esto superó las mejores expectativas, y al final de la temporada 1968/69, existían en España; 113.000 jugadores, 6.687 instructores, 10.425 equipos, 1965 'amigos' (jueces de menor edad), siendo el juego practicado en 918 centros de preparación. distribuidos en 1.097 localidades.

El éxito del Mini-Básquet en España asombró a todos. Para algunos suscitó tan sólo curiosidad, pero, para muchos, animó y estimuló para una acción inmediata.

Y de ese modo, el Mini-Básquet continuó su ruta de amplia difusión en Europa, siendo aceptada a continuación, en Italia, Inglaterra, Rusia, Portugal y Alemania.

Actualmentes se puede afirmar que el Mini-Básquet es practicado en todos los países del mundo en que se juega Basquetbol.

Primer Congreso Mundial

En octubre de 1968, el Comité Internacional de Mini-Básket, reuncido en México, confirmó los acuerdos hechos en Alejandría, durante la XIV Conferencia Permanente de Europeas, en el sentido de que sería España la sede del Primer Congreso Mundial de Dirigentes de Mini-Básket.

Por ello la comisión ejecutiva del C.I.M, por intermedio de su presidente Anselmo López, promovió el citado aprendizaje en el período del 5 al 8 de mayo de 1970, en Madrid.

Se encontraron cerca de 120 representantes de 46 países y durante aquellos días, reunidos en la sede del Instituto Nacional de Educación Física, se realizaron varias sesiones plenarias y de comisiones tratando temas técnicos, de organización y de expansión del MIni-Básket. Paralelamente, se organizaron ciclos de discusiones y proyecciones cinematográficas, al igual que una exposición de material deportivo, fotografías, carteles, medallas, trofeos, etc..

El día 6 de mayo en el Palacio de los Deportes de Madrid se llevaron a cabo las conmemoraciones de VI Día Internacional del Mini-Básket, presentándose simultáneamente varios equipos.

La expansión vertiginosa del Mini-Básquet, su total aceptación en todas partes del mundo, las atenciones y cuidados que ese pre-deporte mereció de especialistas en Cs. pedagógicas, técnicas deportivas, psicología educacional y sociología, tornaron imprescindible su oficialización por la Federacíon Internacional de Básquet, con la creación de un Comité Internacional de Mini-Básket (C.I.M), dirigido por un comité ejecutivo.