NOAA 17

 

Inició su actividad un nuevo satélite meteorológico NOAA

 

 

NOAA 17 en el espacio iniciando las emisiones

Más imágenes  

El pasado 24 de junio de 2002, la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration EE.UU.) concretó la puesta  en órbita de un nuevo satélite meteorológico denominado hasta antes de su lanzamiento NOAA M y ya en su órbita NOAA 17. Horas después de su partida  comenzó a emitir hacia la tierra imágenes de los diferentes sistemas nubosos que envuelven el planeta.

Este satélite meteorológico es el más reciente de una serie que comenzó con el lanzamiento del primero de ellos en Abril de 1960. Desde entonces estas plataformas de teledetección no han cesado de fotografiar la tierra y el movimiento de las nubes, brindando precisión sobre el estado del tiempo. 

Además han contribuido en muchos casos a salvar vidas, dando cuenta exacta de la formación de tormentas, ciclones y huracanes. Todavía brindan numerosos servicios al hombre,  ya que la información procedente del instrumental que llevan a bordo, ha sido utilizada en diversas áreas del desarrollo humano.

Pero en la actualidad el NOAA 17, no es el único de estos satélites que se encuentra en funcionamiento. Todavía cuentan con vida útil, sus antecesores, NOAA 12, NOAA 14, NOAA 15 y NOAA16, este último puesto en órbita el año pasado, pero lamentablemente con irreparables fallas en su sistema APT (Automatic Picture Transmissions), que no han podido ser reparadas, emitiendo actualmente sólo por el canal (HRPT) (High Resolution Picture Transmision), accesible a sofisticadas estaciones terrestres. Esta falla motivó el adelanto de la puesta en órbita del NOAA 17, en la agenda de eventos programados por la NOAA.

El lanzamiento tuvo lugar entre las 18:22 y 18:32 del Lunes 24 de Junio 2002, desde la base de la fuerza aérea de Vandenberg y fue ubicado en una órbita circular a 833 kms. de altura, cerca de la zona polar con una inclinación de 98.7 grados, lo que genera como resultado un período de 101,4 minutos por cada circunvalación al planeta.

Sus frecuencias útiles de emisión para el sistema APT, son las de 137.500 y 137.620 Mhz. a través de las cuales durante varias semanas, enviará dos señales visibles (canales 1 y 2). Posteriormente en el mes de agosto pasará a la norma habitual de los satélites de esta serie, es decir: canal 2 (visible) canal 4 (infrarrojo) en sus pasadas diurnas, mientras que por las noches cambiará a los canales 3 y 4.

 

Zona Polar

 

Los satélites meteorológicos de órbita polar, proveen una visión global de la tierra, girando de polo a polo, con una inclinación de 98.7 grados respecto del Ecuador (la órbita polar verdadera tiene una inclinación de 90 grados), y operan sincronizados con el sol. Esto provee un mayor tiempo de iluminación solar para la observación de la tierra.  Además ésta sincronización permite que el satélite pase aproximadamente en la misma latitud a la misma hora cada día, en todas las estaciones del año.

A una altura de 833 kms.  la inclinación orbital es exactamente de 98.74 grados con un período de recorrido de 101.58 minutos, esto da como resultado 14 órbitas por día. Como la tierra rota aproximadamente 25.5 grados durante cada órbita, el satélite observa una porción diferente de la superficie durante su paso.

 

Visible

A través de este canal, las imágenes ofrecen una mayor definición de nubes, océanos y continente. La visibilidad que transmite el satélite es la luz del sol reflejada por la tierra. En este tipo de fotografía se pueden observar todas las nubes existentes en el área que abarca la toma y las mismas solamente se obtienen en las pasadas diurnas que realiza el satélite sobre determinada región.

Las formaciones de nubes aparecen blancas o en distintos tonos de grises, dependiendo del espesor que tengan las mismas. Las zonas nevadas también se presentan en color blanco. La tierra se observa de color gris, mientras que océanos, lagos y ríos se ven negros, debido a la ausencia de reflejos.

 

 

Infrarrojo

 

A través de este canal, las imágenes indican la temperatura de las superficies radiantes. Las nubes altas y cumbres de tormentas se observan más blancas que la superficie terrestre debido a que tienen menor temperatura. Nubes bajas, al igual que la tierra y mares, por sus temperaturas medias se ven en tonos grises. Las zonas de la tierra más calentadas por el sol y las corrientes oceánicas cálidas aparecen negras.

Las imágenes infrarrojo no necesitan del sol para ser obtenidas, por eso el satélite transmite las mismas durante las 24 horas.

Más imágenes

Ajustes finales en laboratorio antes de la partida

Encapsulado en el tramo del cohete que viajará al espacio

En el propulsor camino al montaje en la plataforma de lanzamiento.

Primera imagen captada por los alumnos del taller sobre satélites meteorológicos del Instituto Técnico Superior Nº178 - San Nicolás - Provincia de Buenos Aires - Argentina

25 de junio de 2002 11:55 Hs

Orbita Nº 11

Altura 823,2 Kms

Elevación 13 grados -Sentido Norte-Sur

La imagen corresponde a la segunda pasada del día. Abarca el borde oeste de Argentina y Chile. Dos vórtices (centros de baja presión) avanzan desde el Pacífico Sur. Aire muy frío se manifiesta detrás de ellos en forma de celulares abiertos (nubes cúmulos, torrecúmulus y Cumulunimbus). Por delante de estos sistemas pueden observarse estratocúmulus en forma de celulares cerrados propios del anticiclón del Pacífico.

Trabajo publicado por:

Alumnos del Taller Sobre Satélites Meteorológicos

Instituto Técnico Superior Nº 178

San Nicolás - Buenos Aires

Gabinete de Técnicas Computacionales

Han visto esta página  Contador 1