E l   r e g r e s o   d e l    " G r a n   C a p i t á n "     

-Travesía mesopotámica-

(VII): Paso de los Libres


Este capitulo del viaje del Gran Capitán, empieza con un nuevo "punto de giro"... Paso de Los Libres. Este era el clímax que nos esperaba a pocos kilómetros. Llegar a esta ciudad era como el umbral hacia un nuevo territorio... No puedo explicar lo emotivo que me resultaba ese nombre. Era como pasar a otro país (y en realidad es el paso internacional al Brasil). Sin dudas, la línea a Posadas es la línea internacional por excelencia, que une cuatro países: Argentina, Uruguay (en Concordia), Brasil (en "Paso") y Paraguay (en Posadas).

El recibimiento de los "pasenses" empezó mucho antes de la ciudad: al mejor estilo "carrera de automovilismo", en la zona de quintas, ubicada al norte de la ciudad, la gente se había apostado a metros de la vía con sillas y catres, aguardando cómodamente la llegada del tren. La 7911 otra vez comenzó su serenata de bocinazos, previa a la entrada a la estación.

Nunca me voy a olvidar la imagen de un hombre que vio el cartel de "La Fraternidad" y dijo al respecto "que no lo vuelvan a sacar los que ahora prometen ponerlo". Cualquiera que sabe la historia de lo ocurrido aquel fatídico 10 de marzo de 1993, sabe a que se refiere (ver la nota: "10 de marzo de 1993").

· Paso De Los Libres ·

"Y sí...", como dirían los maquinistas de Ferroexpreso. Eran las 13:29 y llegamos a la estación soñada: Paso de los Libres, a 753,6 kilómetros de Lacroze.

"Le pido a Dios que vuelva" dijo María Davin, con lágrimas en su rostro, mientras paseaba a sus hijas por el congestionado andén. Una escena que ya había pasado a ser habitual en este viaje: el llanto, la alegría, la bienvenida, las banderas argentinas, el himno nacional de fondo, los gritos y aplausos... ¡Qué viaje, por Dios! Para mejor, los más jóvenes (y aún solteros) nos dimos el gusto de tomar teléfonos y e-mails de unas cuantas bellezas rubias y morochas que merodeaban el predio... ¡No saben qué bombones! Y hablando de chicas, en la playa de cargas había dos GE acopladas: la 6940 y la 6929, aún con el esquema emblema de los Ferrocarriles Argentinos.


Media hora después de haber llegado, retomamos la marcha en busca de nuevas emociones... ¡Y qué mejor que llegar a esas emociones a bordo de la estrella del viaje!.

Salimos "al 8" por la ciudad, y nosotros otra vez en la baranda de la 7911. La bocina ya rompía un poco las guindas a los que la veníamos escuchando hacía más de un día. Pero, bueno, ya que estábamos en el baile..., ¡bailemos!.

El Gran Capitán se empezó a mover con precaución a la salida de la estación, porque en el paso a nivel norte nos esperaba una multitud... Pero una vez atrás los aplausos y deseos de suerte, no había mas tiempo que perder...

El maquinista corrió la palanca del controller al punto 7 y el diesel empezó a bramar como loco... Salir a velocidad de Paso De Los Libres le dio mucha más emoción a esta parte del viaje. A bocinazo limpio, desfilamos frente a los últimos espectadores. El último tumulto de gente se agolpaba en un paso a nivel, en las afueras de la ciudad. Cuando por allí pasábamos, el maquinista pasó al glorioso punto 8, como para hacer estremecer a los locos que veníamos a bordo de la máquina... Y ahora sí, en medio de un campo despejado y ondulado, nos dirigimos en busca de nuevos pueblos del norte correntino.


> > > Sigue > > >

("Travesía Mesopotámica" - Octava parte)


 

`´

 

 

 

PRINCIPAL DEL SATÉLITE FERROVIARIO  /// CÚMULOS NIMBOS  /// E-MAIL
FEDE PALLÉS * SATÉLITE FERROVIARIO
Copyright © 2002 Cúmulos Nimbos. Reservados todos los derechos.
Revisado: 01 de Diciembre de 2003 .
1