- De Gira por el Sud-Oeste -

      > Segunda parte: Rolón - Rivera - Darregueira

"El atardecer de Rolón"

F o t o s :   F e d e   P a l l é s   y   M a r t í n   C o r n e j o

Entre acoples y desacoples, la noche caía inevitablemente sobre Rolón; pronto todo sería oscuridad. La luz de nuestra GR-12 ayudaba a visualizar las maniobras. En el andén, dos paisanos comentaban sobre la llegada de la locomotora y las maniobras. Así transcurría un atardecer de verano en un alejado pueblo del oeste. En las instalaciones de los silos no había nadie. Me arriesgaría a decir, que los paisanos del andén eran los únicos habitantes de este lugar.

Con Martín nos dispusimos a recorrer la playa, mientras seguían sucediéndose los acoples de tolvas. Aprovechamos las últimas horas de luz para sacar estas fotos. Pronto, todo quedaría a oscuras, y cuando digo a oscuras, lo digo en serio!.

El trabajo de los conductores era muy entretenido. La máquina debía empujar muy suavemente el corte, para estirar el gancho y acoplar. Lo que ocurría era que mientras empujaba, toda la tanda de vagones sueltos, salían disparados hacia atrás, y algunos tardaban en detenerse!!.

- El atardecer de Rolón -

El sol finalmente cayó detras del horizonte y se acabó todo. Yo estaba allí, en la playa, a la altura de la estación. La oscuridad era tal, que los dos lugareños no eran capaces de verme ahí parado, a escasos metros del andén. Al darme cuenta de esto, evité hacer ruidos para no darles un susto, ó no resultar herido al oficiar de ladrón.

El silencio se adueñó del predio, y apenas era opacado por el motor de la 6601 que hacía mover su generador para armar ese desbarajuste de vagones sueltos.

Presenciar este evento (para nosotros) fue más que gratificante. En esos momentos pensé lo poco significativo que debía ser para muchos esta tarde aquí en este paraje, mientras para nosotros era todo un show, y totalmente real. Esto no es ficción, es la realidad; estas cosas ocurren todos los días. Estar esa noche en Rolón fue como vivir un cuento en carne propia.


 

· De vuelta a la provincia ·

Los muchachos terminaron el trabajoso armado del corte y la locomotora ya estaba lista en los cambios "Este" de Rolón, esperando la autorización de uso de vía para partir hacia Empalme Rivera.

Para llegar a la locomotora, me fuí a pata palpando las "GG", por que no se veía nada en serio!. ¡¡No vaya a ser que el tren arranque y me quede abajo!!. Cuando subí a la 6601, Martín ya estaba allí y nos preparamos para salir, una vez que el Telémetro ya estaba colocado en el sitio correspondiente.

Como al mochilero Dios lo ayuda, nos tocó la mejor noche de verano que pudo haber existido. El clima era perfecto, hasta llevábamos las puertas de la cabina abiertas.

Ahora sí, exigiendo un poco más al generador de la 6601, partimos hacia las tierras de Adolfo Alsina con unas 30 tolvas cargadas, para tomar la vía del Bahía Blanca Nor Oeste. Todo el cereal que llevábamos detrás, era para exportación. Arriba al Pto. de Ing. White y sale en barco hacia el exterior.

Comenzamos el clásico ritual del mate en la cabina para hacer mas ameno el viaje, aunque yo ni siquiera era consciente que lo estaba tomando, estaba hipnotizado con esta travesía. Creo que haber entrado a uno de los ramales de La Pampa que se desprenden del BBNO, fue uno de mis sueños más anhelados en estas últimas épocas.

Cuando llegamos a Rivera, hicimos inversión de marcha y acoplamos el corte apuntando a Darrgueira. Salimos a todo trapo por la vía renovada. Ahora pudimos ir a unos 40 km/h.

En esta parte del viaje tomamos el mando del pesado convoy hasta llegar a nuestro querido pueblo. No me alcanzan las palabras para describir lo fabuloso que es asomarse por la ventana de la GR-12 y escuchar el escape a pleno bramar del motor diesel... en medio de la noche... con el cielo limpio y estrellado... es simplemente fantástico. Sinceramente  fue una de las mejores noches que puedo recordar... Ese día,  me felicité por  haber decidido ir a recorrer las pampas en busca de alguna travesía como la que estábamos viviendo.

Llegamos a Darregueira cerca de la medianoche. Para festejar nuestro viaje, fuimos a tomar algo al pueblo, que estaba lleno de chicas, ¡por todos lados!. Los amigos de FEPSA me habían advertido que las chicas darreguenses eran de lo mejor, y tengo qe decirles que tienen toda la razón del mundo!. Ni hablar de aquella rubia que vimos en Bordenave la vez pasada... mejor ni hablar!!.

Cerca de las 2 AM del nuevo día, regresamos a nuestro "hotel" a descansar. Y antes de acostarnos ya teníamos noticias... a la mañana estaba llegando un cargado desde Catriló que salía acoplado a nuestro corte de Rolón, pero también venía un vacío de 93 vagones con 4 GR-12!!!!!!!!!!.


> > > Sigue > > >

("De Gira por el Sud-Oeste" - Tercera parte)


 

`´

 

 

 

 

PRINCIPAL DEL SATÉLITE FERROVIARIO  /// CÚMULOS NIMBOS  /// E-MAIL
FEDE PALLÉS * SATÉLITE FERROVIARIO
Copyright © 2002 Cúmulos Nimbos. Reservados todos los derechos.
Revisado: 13 de Enero de 2004 .
1