Talentoso, ganador, seguro, ágil. Mammons no posee ninguna de estas características y es por eso que muchos se preguntan por qué ha ocupado la valla del equipo en tantas oportunidades. Dedicado por lo general a menesteres intelectuales, el uno jamás logró adueñarse definitivamente del puesto siendo reemplazado en numerosas ocasiones por otros guardamentas dignos de su categoría: se han comido casi tantos goles como Néstor. Quizá ese es el motivo por el cual las puertas del equipo están todavía abiertas para Mammons, porque no hay otro.

Sin embargo el golero parece haber abandonado definitivamente el equipo a mediados de los años noventa. Primero para preparar el discurso, el recital y el show de magia que ofreció en el acto de fin de curso. Luego fue profesor de inglés y pasó por Microsoft consolidándose como la mano derecha de Bill Gates. Esta función lo catapultó a la presidencia del Banco Nación, que abandonó recientemente para convertirse en gerente y principal accionista de la Diveo. Además ha dejado la vida nocturna, para asentarse en su relación de pareja. No se sabe demasiado sobre su vida últimamente, pues apenas se deja ver en público.

Como puede verse, al hablar de Mammons, de lo que menos se puede hablar es de fútbol. Su mejor actuación fue en el campeonato de 1996 en el Pío XII, torneo en el que finalizó con la valla invicta, por no haber jugado ningún partido.
"El Gato" es el jugador más luchador del equipo. Generoso e incanzable sabe como amedrentar a los rivales a hachazo limpio. Su máximo referente futbolísitico es Mike Tyson... creemos que esto basta para describir cuál es su actitud dentro del campo de juego.

Sus dudosas raíces brasileñas solo pueden hallarse en el gusto por el carnaval y las mulatas, pues futbolisticamente está mucho más cerca de Abelardo Vallejos que de Ronaldinho.

Sus admiradores afirman que ha talado a más de quinientos jugadores. Más allá de las exageraciones producto del desmedido fanatismo, reconocemos que ha participado de jugadas que lo pintan de cuerpo entero. El siempre recordado sanguchito a Quincho (ver nota sobre retiro de Quincho), la guadaña a una señorita en la Bristol y su brillante actuación contra el equipo de primer año en el último torneo del Pío XII, nos muestran a un Gato siempre dispuesto a administrar justicia, sin importar edad, sexo o amistad de los rivales.

Lamentablemente los excesos en su Brasil natal lo han dejado fuera del fútbol por problemas de salud. Aunque se encuentra ya casi recuperado y podría regresar en cualquier momento para implementar las habilidades adquiridas con el capoeira. El Hospital Pedro Fiorito, anticipándose al hecho, ha reforzado la guardia traumatológica, medida que consideramos completamente maliciosa e innecesaria.
Wally es uno de los grandes referentes de los Demonios. Amante del fútbol defensivo y admirador de "Perico Ojeda", Wally ha luchado constantemente por imponer su filosofía al juego del equipo. Sin poseer la calidad de su hermano gemelo seis años menor, sus proyecciones son el terror de los rivales, pero a lo que más temen es a sus despejes desesperados que pueden convertirse en verdaderos misiles contra sus porterías.

Vale mencionar que Wally posee el record de ser el jugador que ha convertido un gol desde mayor distancia. Sí, el 13 de septiembre de 1995 en la Asociación Cristiana de Jóvenes marcó un gol de arco a arco entrando en la historia grande del fútbol. Que el arquero vencido haya sido Jopi, es algo que apenas empaña la epopeya.

Wally ha ido modificando su puesto con el correr de los años. Aquel rápido y habilidoso defensor de los comienzos fue transformándose en un volante ofensivo con mucha llegada a situaciones de gol.

Además de brillar defiendo los colores de los Demonios se dedica a otras disciplinas deportivas como truco, poker, ruleta, turf y blackjack. Un dato que muchos desconocen es que Wally es el misterioso Dr. Wash, guitarrista invitado de Ermitaños.
Jorge Valdano opinando sobre los Demonios ha dicho: "Wally es el cerebro, el Gato, el puño y Quincho, el corazón". Creemos acertadas las palabras del futbolista santafecino, pues Quincho ha sido desde siempre el espíritu del equipo. Rudo y temperamental es el ejemplo del sacrificio y la actitud que debe tener el equipo. Su alejamiento de fútbol ha dejado un vacío imposible de llenar.

Tanto en su carrera deportiva como en su vida privada ha sufrido todo tipo de lesiones... desde las más comunes hasta las más insólitas. Cuentan que el guionista de "Estigma" basó su relato en las heridas sufridas por Quincho al caer en el mejoradito del Pío XII, durante la celebración de una competencia.

En cuanto a su performance deportiva, es justo decir que ha salvado más goles debajo del arco que el mismísimo Mammons. Su talento por el fútbol empezó mostrarse desde su más tierna edad, cuando finalizada una práctica de Racing a la cual Quincho había ido a ver, atajó un penal ejecutado por Néstor Fabbri. Más allá de la posible benevolencia de "La Tota" para patearle a un niño de diez años, el hecho fue de marcada importancia para su futura carrera futbolística.

En la actualidad aparece como el primer jugado jubilado de los Demonios, pero recientes rumores aseguran que podría volver al fútbol en cualquier momento.
Shido es el jugador más indisciplinado del equipo. Fue varias veces amonestado y es el único que ha sido expulsado. En numerosas oportunidades ha increpado violentamente a jugadores rivales. El duelo más recordado fue el que mantuvo con Olivetto durante todo el año 96.

Técnicamente es una pieza fundamental para el equipo. Le pega con ambas piernas (mal, pero con las dos igual) y hace el trabajo "invisible", pues arrastra marcas, obstruye arqueros, pincha balones y soborna árbitros. Es un volante con mucha llegada y sin demasiada marca, pero útil y efectivo para el equipo.

Polémico y excéntrico es el bajista de Ermitaños. Más allá de su faceta bizarra, es también conocido como "Poli" Armentano, el rey de la noche. En el año 1992 fue elegido el chico Wendy´s de Zona Sur por obtener el record en ingesta de hamburguesas.

También es muy reconocido por ser el dueño de una vasta colección de obras de arte. Entre sus más valiosas posesiones podemos citar una baldosa de la sala de video del Pío XII y un cuadro de San Martín de autor anónimo.
Mati se incorporó tardíamente a los Demonios. Inició su carrera jugando con los Chini Boys para luego abandonar el fútbol y dedicarse a la noche, las mujeres y la mononucleosis.

Posee el record absoluto de inasistencias en el secundario y de SAF en educación física. Muchos pensaron que esa falta de preparación atlética lo dejaría en desventajas con respecto al resto del plantel; pero pudo alcanzar rápidamente el nivel de los demás (muy posiblemente por las deplorables condiciones del resto).

Conocido también como "Fatiga" (no tiene ganis), Mati, a pesar de no estar diez puntos físicamente, se impone en la cancha a base de personalidad. Es temido por sus potentes remates bajos.

Recientemente, fuentes algo dudosas lo han involucrado en un escándalo que tuvo lugar en un local bailable en la zona de Recoleta. Según los testigos un sujeto con un impresionante parecido físico a Mati, salió del lugar sosteniéndose en sus amigos y emitiendo apenas simiescos sonidos guturales. El hecho fue negado públicamente por el temperamental volante y descontamos la falsedad del bochornoso rumor.
Perco es para alguno de sus compañeros "el mejor diez". Ha marcado muchos goles, siguiendo a Rafa en la tabla, aunque muchos de ellos han sido en contra. En su afan por evitarlos, se ha hecho dueño de esta triste estadística. Pretende ser ofensivo, pero fiel a los principios guayinistas del equipo, más de una vez se ha refugiado atrás y terminó colgado del travesaño.

En ataque es un torbellino. Es veloz, lo que hace que muchas veces se le termine la cancha. Sus gambetas confunden tanto a rivales como a compañeros... e incluso a él mismo. De todas formas es una pieza muy importante para el equipo y ha jugado incondicionalmente todo partido en el que el equipo a participado.
Miguelote es un crack, un fuera de serie. Es habilidoso hasta la médula y patea unos cañonazos de esos que dejan a los arqueros acariciándose las manos. No ha jugado campeonatos oficiales con los Demonios, por ser generalmente convocado por otros equipos.

El gordo mostaza transita la cancha tranquilamente y sin apuro, distribuyendo juego. Jugando y haciendo jugar con su aspecto descuidado y su melena rubia, es capaz de hacer jueguitos con una aceituna, comerla y hacer un gol con el carozo desde afuera del área.

Internauta perdido y fanático de los Piojos, ha conjugado sus dos pasiones en la creación su renombrada página (ver aquí). Su gusto por el rock lo ha llevado a recorrer numerosos antros del circuito under. Gracias a él nos han llegado las reliquias de Quincho, que ha sabido conservar desde tiempos remotos.

Luego de ochocientas treinta horas de práctica obtuvo el record absoluto en el FIFA 98 al vencer por 16 a 0 a Portugal, jugando con los suplentes de Islas Faroe, en partido de cuatro minutos y nivel internacional.
Delantero de gran presencia física, es seguramente el jugador que más ha evolucionado en el último tiempo, convirtiéndose en una revelación para varios expertos. Jopi, aunque sin demasiado talento a la hora de manejar la pelota, logra con esfuerzo lo que no consigue con fútbol. Sus primeros pasos en el fútbol fueron difíciles para él, pues solo se movía en cuatro direcciones. Luego de calibrar su joystick, incorporó las diagonales a su juego, aspecto que mejoró notablemente su juego.

Aventurero por naturaleza, Jopi ha experimentado las más diversas sensaciones. Se tiró a una pileta desde diez metros a cambio de un alfajor, desinfló la bicicleta del Moto Ratón, fue a San Antonio de Padua en colectivo, tomó la curva de Palaá de contramano y se coló a un recital de los Caballeros de la Quema en Cabo Polonio.

Su lateralidad es tan zurda como su ideología y además es el cantante de La Bartola. Es frecuentemente acosado por fanáticas por su parecido con Ivan Noble. La cervecería y maltería Quilmes ha incorporado su nombre a su Salón de la Fama por ser uno de sus principales clientes, aunque no le llega ni a los tobillos a su amigo, el Tenga.
Rafa es el capocangnoneri del equipo. Sus estadísticas son impresionantes: tiene un promedio de más de dos goles por partido jugado, más de una operación por cada rodilla y menos de una materia aprobada por año.

Los números no hacen más que reflejar la capacidad goleadora del número once. Su pierna izquierda es un arma mortífera. La potencia de sus remates es admirada por todos y sufrida sin excepción por los arqueros rivales. A pesar de no tener un gran manejo del balón, Rafa se las ha ingeniado para quedarse con el botín de oro de cada competencia en la que participó.

Otro punto importante a su favor es la resistencia física del delantero. Dicen que en las clases de educación física ha llegado a sacar hasta ochenta y tres vueltas de ventaja a Pablo Casanova. Toda esa aptitud física traslada al ciclismo ha hecho proezas aun mayores. Rafa es como las pilas Energizer: anda... y anda... y anda.

En la actualidad se ha retirado a la vecina provincia de Ranelagh para disfrutar de la paz y la tranquilidad. Sin embargo se lo ve cada tanto haciendo vida nocturna en Avellaneda y rescatando más de un suspiro femenino cuando baila marcha.
Los Demonios es un equipo que nació allá por agosto de 1994 en nuestra ciudad de Avellaneda. Fiel al estilo guayinista tuvo suerte dispar en las distintas competencias que participó. La base de este equipo jamás residió en la capacidad futbolística de sus integrantes (esto quedó claramente demostrado) sino en la amistad existente entre los jugadores.

1

Notas e informes periodísticos

      

Sponsor Oficial de Los Demonios

1