El sacrificio y la expiación




 

1º Tesis

En el Antiguo Testamento, la expiación fue el paso del pecado al sacrificio por imposición de manos sobre la cabeza de la victima.

En el Antiguo Testamento, la expiación fue normalmente usada a través del sacrificio de un animal. (ej. Éxodo 30:10, Levítico 1:4, 4:20-21

En el Antiguo Testamento: La palabra ‘expiación’ es usada más o menos 100 veces y es siempre expresado como (ej, Levítico 23:27, 25:9, Números 5:8) ‘kaphar’ en Griego ( normalmente escrito como ‘hacer una expiación’).

La expiación es la traducción de una palabra del Hebreo que significa el paso del pecado al imponer las manos sobre la cabeza de un chivo vivo y confesar todas las iniquidades de los hijos de Israel (Levítico 16:20).

En el Antiguo Testamento, la expiación fue normalmente usada a través del sacrificio de un animal. (ej. Éxodo 30:10, Levítico 1:4, 4:20-21

En Hebreo, esto significa el día de ‘cubrir’ o ‘armonía’. El día más importante para los judíos fue el Día de expiación en el décimo día del séptimo mes (Levítico 23:27, 25:9). Podemos ver en Levítico 16 que aun el sumo sacerdote no podía entrar el Lugar Santísimo, excepto por los ritos específicos.

El propio Lugar Santísimo necesita expiación, igual que el pueblo de Israel; el sumo sacerdote tuvo que ofrecer el sacrificio a fin de quitar el pecado al imponer sus manos en la cabeza del sacrificio. Los hijos de Israel pensaban sobre la Santidad de Dios y sobre su pecado en el Día de Expiación.

Entonces se ofrecían como 15 ofrendas (incluyendo Azazel), 12 holocaustos y 3 ofrendas de expiación eran puestas ante Dios (Levítico 16:5-29, Números 29:7-11). Si contamos ‘el otro cordero’ mencionado en Números 28:8, hay 13 holocaustos y 4 ofrendas de expiación.

El día en que Israel expió los pecados anuales fue el décimo día del séptimo mes. Por la misma señal, el día de expiación para todo el mundo fue el día en que Jesús fue bautizado por Juan el Baptista. Esto fue el Día de Expiación (Mateo 3:13-17). Esto fue el día en que Dios quitó todo el pecado del mundo (Mateo 3:15). Esto fue el Día de Expiación en el cual Dios dijo: “para que así...  Cumplamos toda justicia.”

En el Antiguo Testamento: Al igual que otros sacrificios, el sacrificio de consagración fue ofrecido en el tabernáculo. El sumo sacerdote se lavaba y se vestía con la túnica de lino consagrada en vez del traje formal para los ritos y seleccionaba un novillo para el sacrificio de expiación y como holocausto por el mismo y por su familia (Levítico 16:3-4). El sumo sacerdote imponía sus manos sobre la cabeza de las ofrendas para quitar el pecado.

Imponer las manos es una parte esencial del Día de Expiación. Si esto no se realizaba así, las ofrendas del sacrificio no se hubieran podido llevar a cabo pues la expiación por el pecado no podía cumplirse sin imponer las manos, por eso podían pasar los pecados anuales de Israel al sacrificio de expiación.

En Levítico 16:21, “Y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto.”

Después tomará los dos machos cabríos, los presentará delante del Señor a la entrada de la tienda de reunión, y echará sobre ellos suertes; uno será para el Señor y otro será un chivo expiatorio.

El del Señor fue ofrecido como el sacrificio de expiación y el chivo expiatorio fue ofrecido vivo ante el Señor para expiar los pecados anuales del pueblo de Israel y después enviarlo al desierto. (Levítico 16:7-10)

Los pecados de Israel tuvieron que pasarse al chivo expiatorio a través de la imposición de manos. Después el chivo expiatorio que tomó todos los pecados de Israel, fue enviado al desierto para restablecer la paz entre los hombres y Dios. Entonces los pecados anuales de Israel eran quitados.

En el Antiguo Testamento, Aarón ofrecía el novillo de sacrificio por su propio pecado y hacía el rito de expiación por sí mismo y por su familia (Levítico 16:11). Luego tomaba del altar de delante del Señor un incensario lleno de carbones encendidos y dos puñados de incienso aromático pulverizado para introducirlo todo detrás del Señor, de suerte que la nube de incienso cubría la plancha de oro que estaba sobre las tablas del testimonio y así no moría. Después tomaba parte de la sangre del novillo, rociaba con el dedo el lado oriental de la plancha de oro y por delante hacía siete aspersiones de sangre con el dedo. (Levítico 16:12-19)

En Día de Expiación, el imponer las manos de Aarón sobre la cabeza de la ofrenda no podía ser omitido. Aarón imponía sus manos sobre el chivo y pasaba todos los pecados y todas las iniquidades de Israel sobre su cabeza. Después un hombre designado enviaba al chivo expiatorio al desierto. El chivo expiatorio andaba vagando por el desierto con los pecados de Israel y moría por estos al final. Esto fue el sacrificio de expiación en el Antiguo Testamento.

Es lo mismo en el Nuevo Testamento, excepto que el chivo expiatorio fue Jesucristo, quien quitó todos los pecados de los hombres a través de su bautismo y derramamiento de su sangre en la Cruz, muriendo por nosotros.

En el Nuevo Testamento: De la misma manera en el Nuevo Testamento, Jesucristo fue bautizado por Juan el Bautista ( poner las manos del Antiguo Testamento) y quitó todos los pecados de los hombres como el chivo expiatorio para cumplir la salvación de Dios (Levítico 20:22, Mateo 3:15, Juan 1:29,36).

Por eso ahora, la salvación de todos los pecados no puede realizarse sin el bautismo y crucifixión del más alto sacerdote, Jesucristo. Este es el cumplimiento de salvación de ser nacido nuevamente con agua y el Espíritu.

En el Nuevo Testamento, esto significa el bautismo de Jesús por Juan el Bautista. En Hebreo y en Griego, esta palabra significa el paso de pecado a Jesucristo, por eso los pecadores pueden tener justas relaciones con Dios. El Nuevo Testamento ilustra bien la ofrenda por la expiación: el bautismo de Jesús y su muerte en la Cruz.

En el Nuevo Testamento: La expiación está relacionada con una palabra árabe ‘kpr’ que significa ‘para cubrir’. Esto significa el bautismo de redención de Jesús. Jesús vino a este mundo y fue bautizado a la edad de 30 años para cumplir con la salvación de los hombres.

En el Nuevo Testamento, el concepto del sacrificio de expiación del Antiguo Testamento fue mantenido, pero la redención de los hombres está relacionada con Jesucristo. El Apóstol Pablo dijo que Jesucristo murió por nuestros pecado (1 Corintios 15:3). La palabra ‘expiación’ fue usada no sola para referirse a la muerte de Cristo para expiación del pecado original, sino para quitar todo el pecado de los hombres. Y después del bautismo por el cual el pecado de los hombres fue pasado a Jesucristo (Mateo 3:15). El salvó al ser humano por Su Sangre en la Cruz (Levítico 1:1-5, Juan 19:30).

El Apóstol Pablo explica en 2 Corintios 5:14 que ‘uno murió por todos’ y en el verso 21, ‘por nosotros’, en Gálatas 3:13, ‘habiéndose hecho maldición por nosotros’. Entre los versos del Nuevo Testamento que se refieren a Jesús como el Sacrificio. (ej. Efesios 5:2), está Juan 1:29,36 (‘Cordero’-Juan el bautista) y 1 Corintios 5:7 (‘nuestra pascua’-el Apóstol Pablo).

Pero Pablo especificó que el bautismo de Jesús en el Jordán fue la expiación de todos los pecados del mundo. Él explicó en Romanos 6 que todos los pecados de los hombres fueron pasados a Jesús a través del bautismo de Jesús por Juan el Bautista.

Él continuó explicando que la crucifixión de Jesús fue el juicio y el pago por el pecado, que el sacrificio de expiación fue ofrecido por las almas de los humanos.

La muerte de Jesús nos significa el sacrificio de expiación en el Antiguo Testamento. El imponer manos en el Antiguo Testamento Y El bautismo de Jesús en el Nuevo Testamento están de acuerdo con la ley de Dios (Isaías 53:10, Mateo 3:13-17, Hebreos 7:1-10,18, 1 Pedro 3:21).

El Nuevo Testamento no termina con el bautismo y la muerte de Jesús pero continua diciéndonos que el cumplimiento de salvación es ser bautizado para vincularnos a Cristo y morir con El (Romanos 6:3-7, Gálatas 2:19-20).

Esto nos dice que Jesucristo fue bautizado por Juan el Bautista para quitar todos los pecados del mundo y que Él fue crucificado por consecuencia. Jesucristo, a través de Su bautismo y sangre, no sólo quitó el pecado de los hombres y toleró el dolor, sino también salvó a los hombres del poder de Satán y les hizo volver al poder de Dios al aceptar el castigo en lugar del ser humano.

Entonces la redención de Jesús resolvió el problema de pecado que estaba bloqueando a los hombres para con Dios, después restaurando paz y armonía entre los seres humanos y Dios, trayendo consigo salvación, reconciliación (Romanos 5:11), vida (Romanos 5:17-18) y redención (Mateo 3:15, Juan 1:29, Hebreos 10:1-20, Efesio 1:7, Colosenses 1:14) al mismo tiempo.

 

2º Tesis

La Biblia habla de la ofrenda de sacrificio (despojarnos de algo) que producía el perdón de los pecados (expiación). La palabra ofrenda significa aproximarse, o sea que es por medio de la ofrenda que un individuo se aproxima a DIOS. En el antiguo testamento, en  el pueblo de Israel, un pecador (quien no se podía acercar a DIOS) debía traer un animal  sin mancha y sin defecto, poner sus manos en la cabeza de este para pasar sus pecados, debía degollarlo y dar su sangre al sacerdote. El sacerdote tomaba un poco de la sangre del animal y lo ponía en los cuernos del altar de las ofrendas quemadas y derramaba el resto sobre la base del altar. Así él era perdonado de los pecados de un día. La imposición de manos era la manera en que un pecador pasaba sus pecados al sacrificio. DIOS fijo también el día de expiación para que el pueblo pudiera hacer la expiación por los pecados cometidos en el curso de un año entero. El sacrificio tenia lugar el décimo día del séptimo mes. Dios puso a Aarón, el sumo sacerdote y a sus descendientes de la tribu de Leví, para pasar los pecados del pueblo de Israel sobre la victima propiciatoria. El ritual se llevo a cabo de acuerdo con las instrucciones que DIOS dio.

"Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno de entre vosotros  presente una ofrenda al Señor, podrá hacerla de ganado vacuno u ovejuno. Si su ofrenda es un holocausto vacuno, ofrecerá un macho sin defecto; lo ofrecerá a la puerta del Tabernáculo de reunión, para que sea aceptado por el Señor. Pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto, y le será aceptado como expiación. Entonces degollara el becerro en la presencia del Señor; los hijos de Aarón, los sacerdotes, ofrecerán la sangre y la rociaran sobre los lados del altar, el cual esta a la puerta del Tabernáculo de reunión."

Levítico 1.2-5

"Ofrecerás tus holocaustos, la carne y la sangre, sobre el altar del Señor, tu DIOS; la sangre de tus sacrificios será derramada sobre el altar del Señor, tu DIOS."

Deuteronomio 12.27

"Cuando haya acabado de expiar el santuario, el tabernáculo de reunión y el altar, hará traer el macho cabrio vivo. Pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrio vivo y confesara sobre el todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados."

 

Levítico 16.20,21

 

El origen de la expiación comenzó en el Edén con el ritual del sacrificio, realizado por el mismo DIOS para cubrir la desnudez de Adán y Eva (cubrirlos del pecado).

"Y el Señor DIOS hizo para el hombre y su mujer túnicas de pieles, y los vistió."

Génesis 3.21

Los sacrificios de animales, continuaron hasta el año 70, cuando el templo de Jerusalén reconstruido por Herodes fue destruido. Los judíos ortodoxos esperan que el templo sea reconstruido para continuar con su practica.

Jesucristo vino a este mundo como una ofrenda por el pecado. Jesús se ofreció a si mismo y llevo todos los pecados del mundo una vez y para siempre. Jesús fue bautizado por Juan para asumir todos los pecados. 

Bautismo significa 1)ser lavado 2) ser enterrado (ser sumergido) y en significado espiritual 3) pasar el pecado por imposición de manos, como se hacía en el Antiguo Testamento. 

En el Nuevo Testamento, el bautismo de Jesús por Juan el Bautista fue para quitar todos los pecados de los hombres. 'El bautismo de Jesús' tiene el significado de llevarse los pecados del ser humano, para lavar con agua los pecados del mundo. Jesús fue bautizado por Juan el Bautista, el representante de todo ser humano y el sumo sacerdote según la tradición de Aarón, y llevó todos los pecados del mundo sobre Sí Mismo. Este fue el propósito de Su bautismo. En la palabra 'el Bautismo de Jesús' se tiene un significado espiritual de 'pasar, ser enterrado'. Esto significa que todos los pecados fueron pasados a Jesús y que Él fue juzgado en lugar del ser humano. A fin de salvar al ser humano, Jesús tuvo que llevar los pecados de los hombres y morir por ellos. Por eso su muerte es también la muerte de nosotros, todos los pecadores del mundo, y Su resurrección es la resurrección de todo el mundo. Su sacrificio es la salvación de los pecadores y Su bautismo es el testimonio de lavar con agua todos los pecados del ser humano. El bautismo de Jesús es la manera justa de salvar al ser humano a través del lavamiento con agua de todos sus pecados.

"Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él. Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tu vienes a mi? Pero Jesús le respondió: Deja ahora porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejo. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de DIOS que descendía como paloma, y venia sobre Él. Y hubo una vos de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia."

Mateo 3.13-17

"Al siguiente día vio Juan a Jesús que venia hacia el, y dijo: ¡Este es el Cordero de DIOS que quita el pecado del mundo!"

Juan 1.29

"El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias del cuerpo, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia DIOS) mediante la resurrección de Jesucristo."

1 Pedro 3.21

 

Jesús tuvo que aceptar todos los pecados del mundo en su carne y ser juzgado por ellos, para cumplir el  plan de DIOS y expresar su amor hacia a la humanidad hasta la muerte. Jesús fue la ofrenda y expiación que DIOS-Padre ofreció por la salvación de toda la humanidad, y al mismo tiempo la puerta de entrada a su Santa Presencia.

"De tal manera amo DIOS al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que cree no se pierda, sino que tenga vida eterna."

Juan 3.16

"Y según la ley, casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay remisión."

Hebreos 9.22

"Así que hermanos, teniendo libertad para entrar al lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que Él nos abrió a trabes del velo, esto es, su carne, y teniendo un gran sacerdote en la casa de DIOS acerquémonos con corazón sincero en plena certidumbre de fe, purificando los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura."

Hebreos 10.19-22

 

Jesús vino como el cordero de DIOS, para salvarnos de la muerte y la condenación eterna.

"Porque la paga del pecado es muerte, pero la dadiva de DIOS es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro."

Romanos 6.23

Todos teníamos la única opción de morir por nuestros pecados, nadie tenia la remota esperanza de entrar en la Presencia de nuestro DIOS y menos aun en su Reino.

 

"Pues por cuanto la muerte entro por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos,. Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados."

1 Corintios 21,22

"El cual se dio así mismo por nuestros pecados para líbranos del presente siglo malo, conforme al voluntad de nuestro DIOS y Padre, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amen."

Gálatas 1.4,5

 

La Misión Nueva Vida (New Life Mission) está compartiendo la serie de libros Cristianos del Rev. Paul C. Jong absolutamente GRATIS.
Usted puede leer los libros de este autor en e-books (libros electrónicos en internet), por favor navegue en la siguiente
URL:  www.bjnewlife.org


      ¡Características de la series del Rev. Paul C. Jong!

            1. Mensajes Llenos de Fe que llevan el testimonio de la verdad, la que nos permite recibir la vida en el Espíritu.
            2. Libros ganadores de Almas que muestran claramente el camino para nacer de nuevo del agua y el Espíritu (Juan 3:5).
            3.Usted puede recibir este servicio absolutamente gratis sin cargo alguno. Sin ninguna obligación de su parte.

Después de revisar los libros en e-books, usted puede solicitar la versión impresa (libros en papel) de los títulos de nuestra organización.
Nosotros se los enviaremos gratis también.

Le agradeceremos mucho si usted fija nuestro "bandera de libro electrónico gratuito" en su sitio de web con un corazón para participar en el trabajo del Señor.
Y estoy seguro que la bandera enriquecerá su sitio de web tanto como el de nosotros. Por favor visite la página de web abajo.
Allí usted puede conseguir la bandera HTML. http://www.bjnewlife.org/spanish/about/take_banners.php

¡Dios le puede bendecir ricamente con la serie de libros Cristianos del Rev. Paul C. Jong!

¡ Que Dios te bendiga !

Misión Nueva Vida
(The New Life Mission)
Website : www.bjnewlife.org                El bello Evangelio
E-mail : newlife@bjnewlife.org

 

 


1