SIMPLEMENTE SAXO, SOBRAN LAS PALABRAS