¿Quo Vadis Hominis montado en una V2?

¿QUO VADIS HOMINIS "MONTADO EN UNA V2"....?

El ir al espacio, "montado en una V2" (proyectil misilístico intercontinental creado y usado por Alemania a fines de la segunda guerra mundial) estuvo en la fantasía del hombre desde hace muy remotos tiempos, diríamos según constancias en las escrituras de la época; desde Cicerón, más o menos 100 años A. de C., donde se citan viajes espirituales a los planetas. Pero recién en el siglo XIX, con los aportes de Ticho Brae, Copérnico, Galileo y Newton y se vislumbra el camino que conduciría al espacio, basado en las teorías sobre el Universo y la  gravitación.
El primer paso se produce con la invención del cohete.
Durante el siglo XIX, se desarrolló gran interés en la aplicación de éstos artefactos con fines militares pero, luego de desalientos producidos por los primeros ensayos, la ciencia de la cohetería se reactiva nuevamente gracias a cuatro entusiastas: el Sovietico Konstantín Eduardovich Tsiolkovski (Fig. 1) el Estadounidense Robert Hutching,
el Rumano Herman Oberth (Fig. 2), Robert H. Goddard Fig. 3,  y el Francés Esnault Pelterie.

Fig. 1

Fig. 2

Fig. 3

Entre los años 1934 y 1940 el avance en el campo de la cohetería se desarrolló mucho en pos de la tristemente celebre V2, en la que, Wernher Von Braun (Fig. 4); -a quien los Estadounidenses no escucharon- participó en forma activa en el proyecto que culminó en el logro de esta temida arma, que bombardeó a Inglaterra en los finales de la II guerra mundial.

Al terminar la guerra citada EstadoUnidos aprovechó la experiencia Técnica de Von Braun y de otros expertos técnicos Alemanes, fué así que en 1949 el 1º proyectil acoplado a una V2, alcanzó una altura de 400 Km.

Ello no cubrió las necesidades esperadas por lo que nacieron los proyectos Viking y Aerobe. Con el mejoramiento del alcance y potencia  de estos cohetes en 1957, a los Estados Unidos ya le era posible poner en órbita un satélite artificial, sin

Fig. 4

embargo la Unión Soviética consiguió anticiparse, logrando iniciar la era espacial el 4 de octubre de 1957 con el Sputnik I, una esfera con 58 cm. de diámetro con cuatro antenas, (Fig. 5 ) y un transmisor que emitía señales pulsantes, en la banda de 10 m., las cuales fueron recibidas por el suscripto durante uno de los pasos sobre Buenos Aires, utilizando un receptor de comunicaciones valvular marca Geloso, para las bandas de aficionado, al que debió corrérsele la frecuencia de recepción para adaptarlo a la que emitía el satélite. Las baterias satelitales se agotaron después de 21 días de funcionamiento.

Fig. 5

Fig. 6

El Sputnik II fue puesto en órbita el 3 de noviembre de 1957 llevando por primera vez en su cabina hermética cilíndrica un ser viviente, La Perra Laika, ( Fig. 6), "tan animal como el mismo ser humano en cuanto a derechos", además de ser su más fiel amigo; aportó con su vida al mesquino interés del avance de la ciencia. 
A ella como a muchos otros debemos rendirle el mayor de los tributos.

Su paso por nuestro cielo también fué registrado opticamente por el fotógrafo aficionadoArgentino Oscar Pardo Leiguarda desde su domicilio en la calle Rivadavia 6168 a las 4,47 hs. del día 4 de noviembre mediante una expocisión de 2 minutos con una cámara Contax y un objetivo 1/1,5 (imagen tomada del diario La Prensa). (Fig.7)

A los dos primeros Sputnik le siguieron el III y IV que se desintegraron, el V fué recuperado después de 17 vueltas; llevaba en su interior 2 perras.

El VI y VII se desintegraron, el VIII ensayó la plataforma del Venusik, el IX y el X fueron recuperados con las perras Chernuchka y Vezdochka respectiva en marzo de 1961.

Fig. 7

Rusia asombró a la hunanidad con su primer nave tripulada por un ser Humano, el comandante de aviación Yuri Gagarin (Fig. 8) el 12 de abril de 1961, a bordo de un satélite, aterrizando en paracaidas luego de 108 minutos de vuelo satelital.

Gagarin murió a la edad de 34 años en el curso de un vuelo de entrenamiento.

Por su parte los Estados Unidos trabajaron en la exploración espacial por medio de sondas; ingenios lanzados al espacio por medio de cohetes, provistos de instrumentos de medición y equipos de radiocomunicación que permiten, explorar automaticámente el espacio con camaras fotográficas o de TV. Pudiendo posarse sobre algunos astros, con la precaución de hacerlo suavemente para no dañar el instrumental.

Fig. 8

En la puesta en órbita de un satélite se deben cumplir dos etapas operativas, la 1º elevarlo a una altura de un valor prefijado evitando fuerte rozamiento con la atmósfera y luego imprimirle velocidad orbital, siendo preferible que el momento de máxima proximidad a la tierra de su órbita elíptica (el perigeo) se mantenga evitando rozamiento con la atmósfera, vale decir a más de 300 Km. dado que ésta limitaría seriamente su duración.
La forma y el volumen juegan poderosamente sobre la potencia a desarrollarse en el momento de lanzarlo de la ojiva en que va colocado, como así también la aceleración a imprimirle, en virtud de las vibraciones y temperatura que deben soportar su instrumental en dicho instante.
La alimentación del sus componentes se basa en baterías eléctricas recargadas por energía solar por medio de paneles de células fotoeléctricas.
La propulsión de un cohete se funda en el PRINCIPIO DE ACCIÓN Y REACCIÓN que dice: "cuando sobre un cuerpo actúa un fuerza, éste opone una igual y contraria que anula la anterior".
En el caso de los cohetes, la acción la constituyen los gases que son expulsados desde las toberas de escape,  generando la aparición de una reacción en sentido contrario al caudal de gases que eyecta. Estos gases son el  resultado de una combustión que genera alta temperatura y gran velocidad de salida (ej. el disparo de un arma,  que produce un desplazamiento hacia atrás de la misma). En ello juega un importante papel la masa del cohete que opone gran fuerza, producto de la gravedad de la tierra, por lo que debe gastar gran cantidad de combustible. Una solución la aporta el dotar al cohete de varias etapas, que se van desprendiendo cuando han consumido su combustible alivianando la masa, ocasión en que se enciende la siguiente etapa que impulsará un masa menor, además de tener que vencer un menor valor de gravedad, ya que ésta va disminuyendo con el cuadrado de la distancia al centro de la tierra.
Una tercera etapa puede ser utilizada en operaciones en órbita.
El motor del cohete está compuesto por:
El sistema de suministro de combustible, la cámara de combustión y las toberas de eyección de los gases.
El combustible mezclado con el carburante se denomina (pergol)
Estos propulsantes pueden ser líquidos o sólidos y cada uno tiene su pro y su contra.
Los cohetes con propulsantes líquidos permiten una mayor posibilidad de control por cuanto permiten regular el impulso.
Los satélites se mueven sujetos a las mismas leyes de gravitación, por lo que describen órbitas elípticas. Una vuelta completa de un satélite se denomina período y su velocidad varía a lo largo de la órbita.

PRICIPALES VEHICULOS DE EE.UU. Y RUSIA

Fecha País Nave Historia
04/10/1957 Rusia  Sputnik 1 Primer satélite artificial, duró 21 días
03/11/1957 Rusia Sputnik 2 Llevó por 1º vez al espacio un ser vivo La perrita Laika
04/10/1959 Rusia Lunik 3 1º vehículo que circundó la Luna
28/07/1964 EE.UU. Ranger 1 Impacto lunar trasmitió 4000
fotografías de la superficie
28/11/1964 EE.UU. Mariner 4 Pasó a 5000 km. de Marte el 15 de 
julio de 1965 y fotografió la superficie de Marte
18/07/1965  EE.UU. Sonda 3 Fotografió la cara oculta de la luna
21/01/1966 Rusia Lunik 9 1º alunizaje suave de un vehículo lunar
30/05/1966 EE.UU. Surveyor 1 1º alunisage de vehículo lunar
americano
20/12/1966 Rusia Lunik 13 1º estudio de consistencia del suelo lunar
05/01/1969  EE.UU. Venera 5 Descenzo suave en venus; se apagó
antes de llegar al suelo
16/07/1969  EE.UU.  Apolo 11 Descemso del 1º hombre en la Luna, el 12 de Julio de 1969
12/09/1970  Rusia  Lunik 16

1º Sonda que recogió muestras lunares y regresó a la tierra

Fig. 9

Fig. 10

Actualmente, en los comienzos del año 2000, están en orbita la nave espacial Rusa Mir (Fig. 8) que realizó  multiples acoplamientos con naves de la serie Soyus y trasbordadores Americanos, la estación orbital  internacional ISS (Fig. 10) y otros ingenios como el telescopio espacial Hubble, (Fig. 11) el telescopio de Rayos X, Chandra (Fig. 12), el satélíte Argentino de radioaficiondos LU-SAT ó LO19 (Fig. 13) diseñado y contruido por AMSAT Argrentina y lanzado por la agencia ARIANE hace más de 10 años, cuyas señales de telemetría se continúan recibiendo; así como infinidad de otros satélites, que han cambiado la vida del hombre; el que,... quien sabe adonde vá!..."montado en una V2 ".

Fig. 11

 Fig. 12

Fig 13

Dr. José C. Caldararo

Colaboró en la compaginación el Sr. Eduardo De Tommaso