Flor de Invierno

Los vieron pasar corriendo

como dos niños traviesos.

Iban camino a la playa

empujados por el viento.

Ella agitaba la falda

como una paloma en celo

y él se reía, olvidado,

de los achaques y el tiempo.

¡Qué vergüenza!...¡Qué vergüenza!..

clamaron los fariseos.

"Esos dos están llamando

a las puertas del infierno".

¡Qué vergüenza! repetía

la buena gente del pueblo.

Hay que llamarlos al orden

para que guarden sosiego.

Pero ellos sólo escuchaban

la voz de los sentimientos

y entre suspiros y besos

juraban amor eterno.

El empuñaba el timón

para llegar a buen puerto

y ella, tendida en la arena

era doncella de nuevo

Regresaron caminando

de la mano y en silencio.

Con veinte años en el alma

y muchos mas en el cuerpo.

Y los demás les pusieron

la cara frente al espejo

para que no se olvidaran

que eran, tan sólo dos viejos.

Pero ellos sólo escucharon

la voz de los sentimientos

y plantaron una flor

en medio del invierno.

 

Carlos "Chango " Funes

Santa Fe - Argentina.

 

 

Poemas de Amistad Página Principal Poemas de Amor