Mía...

Cómo no quererte, si te pienso todo el día...
Te entrego el corazón en cada carta y a ti solo te ha causado gracia, envenenas mi voluntad.
Pero eres mía, completamente mía,
en el mundo de mis sueños, el rincón de mis lamentos.
Hora de irse, cada quien su camino y te veo alejarte como se alejan las
mañanas y regresas cada día como el mar a las orillas y yo cual faro
inamovible te veo desde lejos y no te alumbran mis sentimientos.
La ansiedad me llega a golpes y te llevas mi calma en tus oleajes, pero
yo, que decía que te olvidaría, se me olvidan mis palabras al ver tu
sonrisa y te siento mía.


Poemasdemistad Página Principal Poemas de Amor