Narraciones

-->No me hago cargo de la bosta que se publique acá.

La oscuridad de la muerte

Ayer me preguntaron que se sentía morir. Respiré hondo... suspiré... solté el aire que tenía contenido... quizás lo había contenido durante mucho tiempo... quizás más del que me puedo imaginar... tal vez era la primera vez que soltaba aire... no lo sabía. Durante un rato me detuve a pensar la pregunta... ¿Qué se sentía morir? Era como si el cuerpo se despegara del alma... como si ya no perteneciera a ese elemento superficial... del cual mi vida dependía, del cual la sociedad tomaba gran parte del modo en que me juzgaba... quizás si viviéramos en forma de alma las cosas serían muy diferentes, no lo sé. Y cada vez voy tomando más conciencia de lo que sé, y lo que no sé, y entonces me voy dando más cuenta de que cuanto más creemos saber, menos sabemos, la máxima sabiduría esta en tomar conciencia de que no sabemos nada... Retorné a la pregunta que me habían hecho, era difícil. De repente esa persona me miró y se contuvo a simplemente decirme: Nunca sabrás lo que se siente morir si jamás intentaste vivir.

By Sylha (Y encima me da la cara para poner el nombre , decadente ¬¬)

El ave que intentaba volar

Abrí mis ojos. Vi un enorme cielo... un enorme firmamento azul... con esas grandes manchas blancas. Quería llegar allá... quería poder volar con mis amigos, atravesar esas burbujas espumosas... esos pomposos regalos blancos. Yo puedo... yo puedo, se que podré. Imaginar que volaré, que despegaré , que podré tocar esas nubes, y cuando el sol se esconde, esas lucecitas... llamadas estrellas, aquellas hermosas diademas blancas que siempre están brillando, salpicando un cielo negro de manchitas luminosas, de pequeñas flores de luz. Pensar que podré navegar por ese mar celeste, navegar en un mar que no moja, y ver desde lo alto todo el verde espacio, todos mis bosques... los sitios donde solos los simples humanos pueden estar y jamás desplegarán sus alas. Quizás los humanos no tienen alas porque sean demasiado pesados, quizás el odio, el egoísmo, la avaricia... son todas cosas que les impiden volar, y necesitan de enormes cosas, tan pesadas como ellos, tan rudas y grandes como ellos, tan sucias como ellos y tan ruidosas como ellos para poder volar. No lo dudé más... debía volar, debía tocar aquel firmamento y sentir el viento acariciar mis alas... sentir la brisa hacerme cosquillas en las plumas, pero sin prisa... los verdaderos sueños se cumplen cuando estamos listo para manejarlos... por eso debo esperar... hasta que florezcan las hermosas plumas y ahí estaré listo. no tengo prisa, se que volaré. La paciencia es el primer paso a cumplir nuestros sueños... jamás conseguiré volar apenas lo pido.

By Sylha (No no no, hagan que no leyeron xD)

Lo triste del amor

Como cada tarde y cada minuto de mi vida no pude evitar pensar. El amor... el amor es una triste melancolía, un nuctuoso sentimiento, al espera de lo que nunca llegará... asumiéndolo y carcomiéndome por dentro. Las lagrimas que derraman los corazones que le pertenecen a personas que apenas saben lo que tienen, esas lagrimas que harían un mar si todas se juntaran. Pensé... pensaba... navegaba en mi caudal de pensamientos... siempre estabas ahí... pero recordaba que yo estaba aquí, lejos de tí, y aunque estuvieras a solo pasos de distancia, seguirías estando a una infinidad de kilómetros para mi... un abismo enorme, grande que jamás podré saltar, y aunque muchas veces caigo dentro del abismo... intentando saltar... aún sigo cayendo dentro, no aprendo del error. La ansiedad de algún día llegar al otro día... pero aunque salte y salte, se que nunca llegaré... un abismo imposible para mí, un enorme pozo negro. Se siente triste la soledad... pero más triste es aún si tu no estás aquí, porque la soledad que nada extraña nada sufre, el verdadero dolor esta en la soledad que extraña a nuestros seres queridos. Pensar... llorar... sufrir... rutina diaria.

By Sylha (Nuuu lloreeeen hermanus mios xD)

Martes 13

En la mañana de un Martes 13 me desperté. Divagué por las calles viendo como algunos seres estúpidos se atemorizaban por un fecha, sin tomar conciencia de que la verdadera mala suerte es el producto de su propia idiotez, de la propia maldad y de una inocencia perdida desde el momento en que les tocó ser humanos. Quizás a mi me gusten estas fechas, de ajena a lo predispuesto por la sociedad que quiero ser. Quizás sea para diferenciarme, para no ser una más del montón. Desteto pertenecer a la sociedad, porque una vez que entras en ella, no soy dueño de lo que hago en la  sociedad si no la sociedad es dueña de mis acciones. Cada vez temo más la reacción humana. Un Martes 13, un día mas. Para mí sin el todos los días serían un Martes 13, es por eso que no creo ni en el martes 13 ni en que el me pueda amar.

 

 

 

1