Personajes de Centenera. Hoy: Jorge Bonafont

“A muchos les molesta mi juego, pero yo soy así”

El 10 de Blasys, uno de los jugadores más ganadores del torneo, no se hace problema por lo que algunos piensen ya que el que lo conoce, sabe que los lujos son parte de su repertorio.

El caño es la forma más talentosa de ridiculizar al rival que viene a buscar una pelota que no le pertenece: se queda parado, como patinando en el lugar, con un vientito que le pasa fugazmente por entre las piernas. Sin tiempo para cerrarlas y evitar el goce ajeno. Pero para tirarlos, la parte virtuosa, hay que tener una técnica especial, sensibilidad en la suela y potrero en el chip de la memoria. Como Jorge Bonafont, dueño de una habilidad admirable para tirar un lujo y arrancarle una sonrisa o un aplauso al  mismísimo rival.

 Sus Inicios en el fútbol

-Me gusta el fútbol por naturaleza, a pesar de que mi viejo me lo inculcó de chiquito (siempre me llevó a jugar a todos lados) creo que me gusta desde que nací, es más, creo que lo primero que hice después de aprender a caminar fue patear una pelota.

Sus comienzos en Centenera

-Corría el año 2000, yo iba a la secundaria con Marcelo Ramos (Domingo 4) con quien jugábamos al fútbol en las clases de educación física o los días jueves en Parque Chacabuco con chicos que actualmente juegan el torneo, Claudio y Emma Arce, Mario Giménez, Guille Presedo y Pablo Parise (Sinca), Maxi Pérez (Net-Revolution) entre otros y siempre me comentaban del torneo. Hasta que un día Marce me mostró una revistita y me terminó de convencer. En ese momento tuve que esperar a que terminara el Apertura. Por eso con Fuxan empezamos a jugar en el Clausura. Traté de armar un equipo con la gente que yo conocía y amigos de mi cuñado.

Sin lugar a dudas ese Fuxan marcó una época, Campeón del Clausura 00, Copa de Verano 01 y Clausura 01, Todavía hoy se recuerdan los triunfos y los campeonatos que logró aquel gran equipo entre los que estaba Jorge, pieza clave para el andamiaje de ese súper campeón.

Fuxan

-Sinónimo de ganar, buen fútbol y garra, esas tres palabras abarcan lo que fue Fuxan.

Gané mi primer campeonato en mi vida, sentí las primeras pataditas que no se sienten cuando jugás entre amigos, aprendí mucho.

Blasys

-Es distinto, son sentimientos encontrados. En Fuxan jugaba con conocidos y familiares. Era otro el objetivo, era ganar, mucho más competitivo. Blasys es otra cosa, es un sentimiento, es encontrarme con mis amigos y compartir algo, aunque a veces nos “caguemos” a trompadas (risas). Es otra manera de divertirme. Por ejemplo en Fuxan no me pondría una peluca para jugar, cosa que si hago en Blasys.

Mejores equipos

-Actualmente el mejor es São Caetano, creo que los resultados lo dicen todo, Sinca se armó un gran equipo, pero lo mata la noche. Por ejemplo Pablo Parise toca en una bandita y se acuesta muy tarde (risas) Pero de toda la historia creo que Fuxan fue el mejor.

-De todas maneras creo q antes había un mejor nivel de equipos y los torneos se festejaban mucho más. No me olvido más la final que jugamos contra Vinazzi. Nunca más volví a ver a Centenera como aquel día, estaba lleno de gente, un clima bárbaro.

Aunque ahora se mejoró mucho en la parte organizativa, el nivel de juego creo que era mejor el de hace unos años.

Mejor Jugador

-Un gran jugador es Dagna (São Caetano), tiene velocidad, dominio, lujos, muy completo, es alguien que me encantaría tener en mi equipo…El tema es que si juega el en mi equipo, no se si me pondrían a mí…(risas)

También hay grandes goleadores como Lucas Ávila (Sinca), aunque hay veces que hace alguna cosa de más que molesta al rival, lo que no quita que sea un muy buen delantero, tiene el arco entre ceja y ceja.

Y antes…

-Oxley (La Renga), muy buen jugador y Krávetz (Vinazzi) creo que sin él su equipo no hubiera llegado a donde lo hizo (campeón Apertura 2000, primer torneo). Emmanuel Boncor (Fuxan), tiene muy buena técnica, es rápido y pone mucho huevo.

Rival más complicado

-Fuxan tenía tres clásicos: La Renga, Club de Médicos y Simón Bolívar, pero el gran rival siempre fue Club de Médicos. Siempre nos costó mucho. Yen Blasys los partidos que mas me gusta jugar son contra Domingo 4 y Sinca, no por rivalidad sino por amistad.

Mejor Arquero

-Creo que el mejor es Matías Felman, antes había buenos arqueros, pero ninguno me complicó tanto como Mati. No se si será porque me conoce, pero tiene grandes reflejos y tiene algo fundamental, que no todos lo tienen, tiene un muy buen manejo con los pies, ya que al puesto de arquero llegó por accidente. Creo que ni el sabía que atajaba tan bien. Y creo que el otro gran arquero lo tenemos nosotros, aunque lo único malo que tiene es que cuando corre parece que tuviera el freno de mano puesto. (Risas) Pero creo que junto a Felman son los 2 mejores. Nosotros hemos ganado partidos gracias a él y no digo uno, sino muchos. Saca pelotas increíbles que no podés creer como llegó a sacarla. También sabe manejar los pies, aunque así como te pone una pelota en el pecho, a veces se la tenés que pedir por correo (risas).

Mejor Defensor

-El que más me costó fue Pablo Parise. A pesar que en el último partido le tuvieron que dar una cámara de fotos en el entretiempo porque no veía la bocha. Creo que es tan buen defensor porque tiene la facilidad de leer la jugada antes de que pase. Sinceramente cada vez que tengo que enfrentarlo, la noche anterior no salgo.

Goles

El que más gritó

-Fuxan-Vinazzi, final, día de semana a la noche, la cancha llena de papelitos. Esa noche fue inolvidable, íbamos 2-2 y luego de un quite, y de sacarme de encima a uno le definí al arquero. No fue espectacular, pero significó mucho para mí porque valía un campeonato y fue cerca del final. Lo grité con el alma.

El que más le gustó

-Otro muy buen gol, lo hice jugando para Domingo 4, en un partido complicado contra Tito, antes de comenzar el segundo tiempo me acerqué a Marcelo Ramos y le dije: “mirá el segundo tiempo que hago un gol de chilena” Y la clavé.

-También uno espectacular fue jugando para Fuxan, de tiro libre, por afuera de la barrera desde mitad de cancha.

-En Blasys, uno muy lindo fue en la primer temporada nuestra en primera. Tras un córner al ras del suelo, le dí como venía con tres dedos y la pelota dio en un palo, en el otro y se metió

Autocrítico, Jorge reconoce cuales son sus defectos y virtudes y reconoce que a veces es un poco egoísta.

-Si es cierto, de todas maneras mejoré mucho con respecto al tema de hacer siempre la individual, pero creo que si le preguntás a cualquier delantero del torneo todos te van a decir lo mismo, es una cuestión instintiva. Uno tiene el arco ahí y siempre quiere romperlo.  A mi me gusta el buen fútbol y quizás por eso mi forma de jugar molesta un poco, aunque me parece que en este tiempo los rivales ya me conocen y han entendido mi forma de juego. Saben que no soy de sobrar a nadie, es mi manera de jugar. Incluso mis propios compañeros me putean cuando por ejemplo vamos perdiendo y tiro un caño en mi propia área, pero sinceramente es más fuerte que yo.

Defectos

-Soy consciente de que no bajo demasiado a defender, algunos van a decir que directamente no bajo (risas)  Soy un poco egoísta como decía anteriormente y se que el juego aéreo no es mi fuerte.

Virtudes

-Creo que tengo un buen dominio de pelota y sobre todo me divierto. Nunca voy a gozar al rival que me parece que es una cualidad importante, pero creo que lo bueno mío no lo tengo que decir yo sino los demás.

-¿Qué te produce que algunos te pongan como el mejor?

-Una alegría muy grande, obviamente que a uno le gusta que lo elogien porque uno se siente importante y me produce una gran satisfacción que a la gente le guste mi forma de jugar, de todas maneras soy consciente que a todos no les gusta el juego q hago, pero bueno soy así y así voy a morir.

Centenera

-Me dio muchas cosas. Me dio la posibilidad de sentir esas ganas de que llegue el domingo para jugar a la pelota. También me dio las ganas de competir, esas ganas de jugar y ganar. Y por sobre todo muchos conocidos y amigos, que creo que me aprecian tanto como yo a ellos.

Quizás ahora se complica más el tema de hacer amistades por como creció el Torneo y hay tantas categorías y equipos, pero creo que Centenera es una gran familia.

Cuestionado por propios y extraños por su polémica forma de entender y jugar al fútbol, “Chorch”  no se achica y vuelve a pedir la pelota para sacar otro conejo de la galera, de esos que saca todos los domingos en Centenera.

A Jorge Bonafont, podrá tomarlo o dejarlo, pero jamás podrá serle indiferente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 1