ESCUELA DE EDUCACIÓN

MEDIA Nro. 9

 

Trabajo Práctico Taller de Internet

TOXOCARA

Inicio
Manifestaciones
Ciclo biológico
Patología
Vida interior
Tratamiento
Ciclo biológico

La ingestión del huevo embrionado produce la parasitosis. Los perros defecan en el suelo y depositan junto con las materias fecales los huevos del agente; éstos son más redondos que Asacaris lumbricoides. Los huevos necesitan condiciones típicas adecuadas para la formación del embrión o de la larva: temperatura adecuada, suficiente humedad, suelos arenosos y sombreados. Los huevos en esas condicionan embrionan y luego este huevo embrionado será ingerido por un humano. El humano en este caso tampoco es un huésped adecuado, porque éste es un parásito de animales (es una zoonosis). Los huevos embrionados del parásito llegan al intestino delgado, en donde se rompe su cubierta. Estos huevos entonces liberan larvas que se van luego por la circulación se va a los diferentes órganos, principalmente el hígado. Estas larvas no se desarrollan a parásitos adultos en el hombre. En esos diferentes órganos va a formar diferentes granulaciones, granulomas, por lo que la enfermedad recibe también el nombre de Granulomatosis parasitaria. En los órganos la larva se enquista, y estos quistes son los llamados granulomas.

En el perro se habla de dos ciclos biológicos: (a) los huevos embrionados son la forma infectante, y éstos son también ingeridos por los perros. Estos liberan larvas en el intestino, las cuales por vía sanguínea llegan a los pulmones y siguen dos vías diferentes de acuerdo a la edad del perro: en cachorros menores de dos meses, esta larva atraviesa los alvéolos pulmonares (pared alveolar) y luego, por vía ascendente, ascienden hasta la faringe, son deglutidos y regresan otra vez al intestino delgado en donde se desarrollan los adultos y se completa el ciclo. Los adultos copulan, la hembra realiza la ovipostura y después los huevos se excretan nuevamente en las heces y sigue el ciclo. Los huevos maduran para poder ser ingeridos por otro perro para formar la parasitosis intestinal o por el huésped humano, que no es adecuado, y producirse Toxocarosis o Granulomatosis parasitaria. Si es un perro mayor de 2 meses, estas larvas llegan a la circulación arterial a partir del pulmón y luego se localizan en las vísceras en donde se enquistan y producen granulomas.

(b) El otro ciclo biológico que realizan estos parásitos en los huéspedes naturales, es el que se realiza por vía transplacentaria. En este existe una infección congénita: la madre tiene la larva alojada y luego al quedar preñada esta larva atraviesa la placenta, gracias a que las larvas en este momento tienen una gran movilidad. Los cachorros ya nacen con la enfermedad, los perritos ya nacen con las larvas.

Epidemiología

  • Niños > 5 años
  • Escaso saneamiento ambiental

El hombre se contamina a través de la ingesta de huevos embrionados. Este huevo puede ser adquirido a través de los utensilios, alimentos, agua o directamente por medio de las manos. Esta enfermedad es muy frecuente en niños menores de 5 años porque a ellos les gusta jugar con los animales y el suelo; un factor predisponente para que se de en niños es la pobre higiene ambiental y personal. Resumiendo, enfermedad muy frecuente en niños menores de 5 años y esto se produce primero porque los animales no han sido desparasitados, hay poca higiene en el ambiente, y también porque a los niños no se les asea o no se les acostumbra a lavarse las manos antes de comer y se llevan las manos a la boca después de andar por los suelos.