Santos acerca del Maestro.

Khamptul Rimpoche.

Es uno que alcanzo un alto nivel del desarrollo espiritual en el budismo tibetano de la escuela Kagiu. Es un santo que vive en Dharmasala y tiene un juicio alto del Maestro.

"Quiero decir que es un practicante de alto nivel del budismo. Tiene la conciencia de compasión, humanismo y no tiene avidez". Acá se presenta el dialogo que tuvo lugar entre el Maestro y Khamptul Rimpoche en mayo de 1991.

Maestro:
Quisiera hablar de mi situación. Desde hace poco tiempo a menudo veo con mi visión espiritual a los Gandarva o Naga, al dios Iama o al dios Brahma, a Indra o los Cielos de la Luz y el Sonido.

Khamptul Rimpoche:
Eso a menudo pasa con los practicantes de Tibet e India cuando el alma deja el cuerpo físico y va a otros mundos.

Maestro:
Hace poco visite el Mundo de Brahma. Allí estuvo un Guru volando en el aire, y yo comprendí que eso voy a ser yo en el futuro. Tambien allí hubo un tigre que podía transformarse en un humano, él era mi animal domestico. Muchos allá se dedicaban a la práctica espiritual. Pienso que era Mundo de Brahma. ¿Que dice usted?

Khamtul Rimpoche:
Sí, pienso que es así. Como es sabido, en ese mundo se puede cambiar la forma propia en la forma de un animal o humano.

Maestro:
Hablando de mi experiencia, se puede decir que se hace mas y mas profunda. La luz interna siempre es muy fuerte y es estable. Puedo enseguida comprender el Bardo de otra gente y cuando hago Poa (traslación de la conciencia a otras dimensiones), siempre puedo ver luz, la luz que se emite del lugar de destino, a donde tiene que llegar el alma.

Khamtul Rimpoche:
Según la tradición Ningma eso se llama "tuge". Esa luz o puntos pueden ver solamente quienes alcanzaron una Iluminación alta. Eso parece a lo que experimenté yo mismo.

Maestro:
Siento que el sistema de la práctica que me contó es muy valioso. Al final quiero hacerle una pregunta acerca del estado de mi conciencia. Siento que mi conciencia es clara y la experiencia esta detenida completamente. Por ejemplo, cuando como no recuerdo el sabor. No siento el dolor en el estado cuando tendría que sentir. O, si existe sufrimiento, yo no lo siento como un sufrimiento. No estoy seguro si podrá entender eso, pero es un estado, cuando la luz y conciencia se hacen más y más fuertes.

Khamtul Rimpoche:
Me alegra mucho escuchar esto. Estoy extraordinariamente contento. Es el estado que un hombre común no puede alcanzar. Es un estado divino llamado Eshe, con el cual practicante obtiene la absoluta, perfecta y la más alta sabiduría.

Maestro:
Entendí. Mucha Gracias.

Khamtul Rimpoche:
Le deseo una vida larga en este mundo. Usted, tiene que tomar la decisión de vivir mucho y ayudar a todos los seres vivos.

Maestro:
Mucha gracias.

Khamtul Rimpoche:
Voy a preparar el te.

Maestro:
Usted me dio el mejor te del mundo que se llama la Ley. Yo también deseo que usted viva mucho tiempo en este mundo para el beneficio de todos los seres vivos.

Khamtul Rimpoche:
Mucha gracias.

Svami Vihara Maharadja

Él alcanzó la Liberación tras siete años de la práctica de meditaciones y asanas.

El Reverendo Maestro en presencia de Svami Vihara Maharadja dio un shaktipat a un joven alemán. Antes el Maestro había escuchado hablar que el efecto de un shaktipat es semejante al efecto de una hipnosis. El decidió dar el shaktipat a ese alemán sin decirle nada. Después del shaktipat el alemán dijo así: "vi los colores del iris y me sentí muy cómodo, el cuerpo estuvo fijo. La energía subió del coxis hasta la coronilla". Son las palabras que dicen los que reciben un shaktipat. De esa manera fue demostrado que el efecto de un shaktipat se diferencia de una hipnosis.

Svami Vihara Maharadja observó eso en silencio. Se notaba que lo ocurrido lo impresionó mucho. Cuando el Maestro termino de rezar y salio del templo, Svami Maharadja siguió tras él y lo bendijo, poniéndole una guirnalda de flores. No hubo dicho ni una palabra, pero las santas almas se entendieron él uno al otro mediante vibraciones.

Kalu Rimpoche

Es el gran master de meditación de la escuela Kagiu del Budismo esotérico tibetano. En agosto de 1988 él llegó a Japón y leyó lecciones en cada centro de práctica.

7 de agosto. Fuji.

Estoy muy contento que puedo meditar con ustedes. Vamos a meditar juntos. Y vamos a consagrar todos los Meritos de la Ley a la Liberación e Iluminación de todas las almas. En particular, vamos a desear a su Guru que tenga una salud fuerte, una vida larga y ser útil lo más posible a otra gente contándoles la Ley.

Yo ya estoy viejo y no me queda mucho tiempo para vivir. Pero en cuanto a la Ley, sería magnifico si ustedes fueran consultando acerca de ella a su Guru, al Reverendo Maestro Shoko Asahara.

9 de agosto

Llegué a Japón y comprendí cuan admirable es su Guru. Es estupendo que ustedes tengan una fe fuerte en el Guru y perseveren en su práctica espiritual. También comprendí que ustedes poseen Bodhichita, o conciencia dirigida a traer provecho y felicidad a todos los humanos. Estoy muy contento de que he podido encontrarme hoy con ustedes. Es un gran placer, semejante a lo que experimenta un padre al encontrarse con su niño después de una separación larga.

En esta vida tenemos mucha suerte porque pudimos reencarnar al mismo tiempo cuando apareció un Buda y empiezo a predicar la Ley. Y ahora él esta presente aquí. Es mas, ustedes pudieron encontrarse con tal Maestro y tal Ley. Este Maestro es su Guru Shoko Asahara. Si no aprovechan de esa posibilidad, si no practican para alcanzar la Liberación, entonces será muy difícil para ustedes encontrar tal Ley y a tal Maestro en millones de vidas futuras.

13 de agosto. Nagoia.

Todos, que están presentes aquí, en sus vidas pasadas obtuvieron la Devoción al Buda, Dhama y Sangha. En sus vidas pasadas ustedes practicaron las Diez Buenas Acciones y dejaron las Diez Malas Acciones. Y conforme con la Ley budista, acerca de los enlaces kármicos, ahora reencarnaron de humanos. Y de nuevo creyeron en la Ley y encontraron a tal magnifico Maestro. Es muy importante dedicarse a esa maravillosa práctica, sobre todo, porque encontraron a tan admirable Guru, como El Reverendo Maestro Shoko Asahara.

Maestro Shoko Asahara posee una gran Sabiduría y comprensión de la Gran Ley. Él posee un enorme Amor y deseo salvar todas las almas. Si ustedes practican siguiéndolo, cumplen los Diez Mandamientos, reciben diversas iniciaciones, se dedican a diversas prácticas de Tantrayana y Vadjrayana, entonces, sin ninguna duda, van a alcanzar el estado de Buda en esta vida, o después de la muerte en el estado intermedio, o dentro de varias vidas. Es muy importante aprovechar de esta oportunidad.


A la página siguente
A la página principal
1