a la Pagina principal  
Palabras del  Dharma 
                Sanshin:
       Las tres actitudes del espíritu del practicante de la Via


Tomar  los preceptos :
       
Recibir un rakusu

El Sutra de las comidas: 

Maka Hannya Haramita Shinghyo :
           El Sutra del
 Corazón de la Gran Sabiduría

 Sanshin
 las tres actitudes del espíritu del practicante de la Vía
espíritu vasto DAISHIN
espíritu alegre KISHIN
espíritu amoroso KOSHIN

Shin  

         

 texto del Maestro Moriyama, de acuerdo a las "Instrucciones para el Tenzo
(cocinero del templo)" del
Maestro Dogen

Volver

Sanshin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver

Sanshin

 

 

 

 

 

 

 

Volver

Sanshin
  

 

 
DAISHIN
                


          El espíritu vasto como el océano: recibe todas las aguas y los ríos sin descartar ninguno.
Es el espíritu de aquél que ve una situación de la manera más amplia, sin tomarse él mismo como punto de referencia. Generalmente reaccionamos de acuerdo a nosotros mismos: esto me gusta, esto no me gusta. Entonces, vemos siempre el mundo como externo a nosotros mismos, y lo dividimos en  bien/no bien: aquello  que va en el sentido de nuestros deseos o en contra   

Tenemos la impresión de estar en el centro, las cosas y la gente giran alrededor nuestro y pasamos todo el tiempo tratando de rechazar o acercar hacia nosotros; es una situación muy fatigante y que consume mucha energía.

El maestro Dogen dijo : "Poco importa donde estemos y las circunstancias, siempre  expresamos  nuestra vida. Una persona estúpida ve su propia vida como la  de algún otro, sólo un sabio comprende que mismo en las relaciones con  los demás , él expresa su propia vida en el  interior de esas relaciones "

El espíritu vasto  es el del no-ego, del  no- apego. Desde el momento que no nos identificamos más a un Yo preciso (aquel que ama tal cosa o detesta tal otra), podemos vivir en armonía con todo lo que se nos presenta. Desde el momento que no planteamos más juicios (bueno/malo), podemos trabajar con todas las situaciones. Ellas todas serán fuente de alegría y experiencias.  

Imaginen una persona, a la que sólo le gustara el azúcar...¡qué descorazonamiento
al cabo de algún tiempo !.. ¿Porqué privarse de todos los gustos de la vida? amargos o suaves, fuertes o dulces

El espíritu vasto no se perturba por las circunstancias; el Maestro Dogen prosigue : " No se dejen llevar por los sonidos de la primavera, no tengan el corazón sobrecogido frente a los colores del otoño!"

Sino, su vida va de arriba a abajo, de la excitación a la depresión, como un yo-yo!. El espíritu vastoes estable como una gran montaña, como la postura de zazen, es la inmensidad y la tolerancia.

Desde el momento en que el espíritu no está más abrumado por las ilusiones del "yo", por las clasificaciones y las ideas preconcebidas
, desde el momento que nos 
paramos de tratar de agarrar el mundo para sacar provecho, entonces puede aparecer  KISHIN, el espíritu alegre, dichoso
KISHIN es la alegría  profunda que viene de la realización, la unidad entre el exterior y el interior; no es una alegría febril, relacionada con la obtención de alguna cosa deseada, sino que es la plenitud de ser, la armonía vivida afinándose (como se afina un instrumento de música) en cada minuto de nuestra vida.
Esta alegría, es la realización de nuestra naturaleza profunda, nuestra naturaleza de buddha, vacía de toda ilusión

Es el canto del río, el ruido del viento en los pinos, la música de los pájaros : es una alegría en movimiento, englobando y penetrando todas las cosas.
Desde el momento en que vida y muerte, dicha y desdicha son profundamente comprendidos.- y aceptados - esta alegría puede aparecer y difundiéndose  alrededor de nosotros y beneficiando así  a todos los seres

Porque  ni el espíritu vasto, ni el espíritu alegre pueden existir sin
KOSHIN, el espíritu amoroso, la realización de la compasión; no se trata de perder los sentimientos, como una piedra, ni de parecer un "imbécil feliz", sino de realizar plenamente nuestra relación de interdependencia y de interacción con el mundo: existimos porque todos los seres y todas las cosas existen.

No hay pedacito de tierra por más chico que sea, que no sea necesario a nuestra existencia

¿Cómo distinguir entonces entre uno mismo y otro? "Con el correr del tiempo, nos volvemos los otros y los otros se tornan nosotros mismos. ¿Cómo no compartir sus alegrías y sus sufrimientos? El hombre estúpido se equivoca, dice el maestro Dogen, al imaginarse que ocupándose primero de los otros, sus propios intereses se comlicarán"

Cada gesto de amabilidad y de amor es compartida por todo el universo

Espíritu vasto, espíritu alegre , espíritu amoroso : la actitud del discípulo de Buddha.
Más allá del mundo de los deseos y de las formas, nosotros practicamos abandonándonos a nosotros mismos. Es a través de nuestra practica que aparece la practica de todos los Buddhas y que la Gran Vía los reúne

Podamos nosotros realizar así el Despertar con todos los seres 



  Esta página fue traducida y adaptada de la página de La Deumeure sans Limites:  
   

Pagina anterior

Pagina principal

Pagina siguiente
              Maestros   Toma de preceptos

 

 por cualquier consulta o corrección
  contactarse con el webmaster
racol55@yahoo.com

1