zazen                       última actualización:    domingo, 12 de diciembre de 2004

   a la Pagina principal

 

¿Qué es zazen?

Los 10 puntos principales:
 

El local

La ropa

 

Las   manos

La columna

La boca

Los ojos

El zafu

La respiración

Acomodando el cuerpo

Concentración

Kinhin (meditación caminando)

 Kinhin

 








 













 

El Zazen del cual hablo no es el aprendizaje de la meditación, no es otra cosa que el Dharma de paz y felicidad, la práctica-realización del Despertar perfecto. Zazen es la manifestación  de la última realidad.
 

Fukanzazengi   

                        

 

 





























 

textos

 

"genjokoan"

Fukanzazengi

 anapanasati

 
 
 

volver

La meditación Caminando y las postraciones

 

Kinhin es caminar meditando. Es un estilo Zen, de andar. En él, sabemos que estamos andando, somos concientes de cada paso. Mente y cuerpo siempre juntos. Generalmente, las personas andan apenas, con la cabeza; llenas de preocupaciones, ansiedades, dudas, pensando, pensando todo el tiempo, sin parar. Allí están, caminando por una calle cualquiera, pero sus mentes están lejos, fantaseando sobre lo que será dentro de unos minutos, días, o aún dentro de unos años. Van del pasado al futuro en un segundo, viendo imágenes de las cuales ya deberían haberse separado, o que forman parte de un mero juego especulativo (muchas veces formado por miedos y esperanzas), sobre "el mañana". Si bien, hasta saben adónde van con su cuerpo, infelizmente no tienen la menor idea de dónde, este tumulto interior, las va a llevar. Andando así, no consiguen darse cuenta ni del camino ni de sus maravillas. Hay muchos pequeños "milagros" visibles a cada paso que damos en esta vida, pero ellas no los pueden ver... Están allí pero no ven casi nada. Pierden el contacto con el momento presente, con el "ahora" de sus vidas, el único momento real, cuando todo está disponible y vivo, el momento en que una felicidad no condicionada puede emerger dentro de nosotros. Entonces, nuestro andar Zen es, con los pies. Es sólo andar. Caminamos cien por ciento. Nuestra mente no piensa, sólo camina, también. Ella ya no huye más hacia el pasado, o viaja hacia el futuro. Cuando caminamos así, no tenemos prisa, ya que ya llegamos! Recuerden, el primer paso ya es el último! Esto es muy interesante.

 

¿Cuál es el significado de nuestra práctica de las postraciones? Desde eras primitivas, muchos cultos prerreligiosos vieron la luz. Rituales mágicos, fetichismo, chamanismo, como cualquier religión, todos tiene su manera propia de culto. Es natural.

El Maestro Dogen dice: "Buda es su propio yo verdadero". Esto quiere decir que, cuando nos postramos ante una estatua de Buda, reverenciamos nuestra propia condición iluminada, aquella que ya poseemos. Por el momento, se está "gestando", pero estará pronta para nacer a través de nuestra práctica.

La reacción de uno de mis amigos cristianos, ante esta imagen, fue muy interesante, él dijo: "Esto me huele a narcisismo. Yo no soy perfecto, tengo muchos defectos, ¿cómo me voy a respetar tanto y rendirme culto de ese modo?" Pero no se trata de rendir culto a nuestro "ego".

 

Este es un malentendido muy común. Encuentro que, a través de la práctica de zazen, podemos desarrollar una comprensión adecuada de esas palabras de Dogen y nuestra postración se volverá más natural y espontánea.

En el budismo, los estudiantes se daban cuenta que, antes de encontrar el verdadero Dharma, sus proyectos personales y las experiencias previas sobre cómo vivir una vida real y feliz, habían sido, en realidad, un vagar sin destino, una gran confusión entre deseos ardientes y gran sufrimiento. Ellos descubrían, al encontrar las enseñanzas y un maestro verdadero, que habían estado perdidos, buscando la felicidad donde no podría ser hallada, exactamente como un viajero sin brújula a la deriva, a veces, en la dirección opuesta al rumbo fijado. Era como si, hasta ese momento, hubieran desperdiciado sus vidas. Percibiendo que la enseñanza les proporcionaba ahora, una dirección segura, alcanzados por un sentimiento de gratitud, respeto y reconocimiento, ellos se postraban.

El principal concepto de las postraciones budistas, es ofrecer completamente cuerpo y mente al camino, a la enseñanza y al maestro, sobre todo, por ser estos, los elementos necesarios para que alcancemos, finalmente, nuestra naturaleza original, o condición de Buda.

¿Cómo hacemos una postración (rai hai)? La hacemos junto con nuestra respiración, primero hacemos gasshô, inclinando, y se va espirando mientras se doblan las rodillas, hasta tocar el piso. Levantarse es más fácil, con un pequeño paso al frente. Los monjes están muy acostumbrados a hacer esto y, en general, no se balancean, pero cuando los novatos comienzan a hacerlo, se desequilibran - lo que no es muy bueno. Nos levantamos con calma, suavemente, y durante la inspiración. Como dije, es mejor usar las manos o dar un pequeño paso al frente para estar más estable. Encuentro muy bueno, hacer prosternaciones en casa. Es como hacer zazen.

Las pueden hacer al levantarse, o al irse a acostar. Recomiendo a mis alumnos que tengan un pequeño espacio en casa, para un altar. Así, a cualquier hora, pueden practicar zazen, ofrecer incienso, hacer postraciones o cantar sutras. También vemos eso en algunas casas tradicionales japonesas. La familia tiene un altar ( o "butsu dan") con tabletas con los nombres de los ancestros, personas que ya han muerto. Todas las mañana encienden un incienso, hacen gasshô y reverencias. Personas más devotas, ponen ofrendas de arroz y agua, y cantan un sutra. Si algún alimento fresco, o regalo, es traído al hogar, esto se pone, primero, en el altar por algún tiempo, antes de ser usado.

 


 

 

Pagina anterior

Pagina principal

Pagina siguiente

zazen

      enseñanza


 por cualquier consulta o corrección
  contactarse con el webmaster
racol55@yahoo.com

1