Noticiario de la Revolución Pingüino-Tanguera-Milonguera.
(R.P.T.M. -Lease "repiteme??"- )

Redactada y elaborada por: PingüinEIO . (Su divinidad San Milongüino Tangoitia guarde por muchos años!!)



Menu de Navegación


San Milongüino Tangoitia
(Imagen representativa de San Milongüino Tangoitia en la ascensión al Orgasmo Celestial según una descerebrada representación de los lideres de la R.P.T.M.)




LAS FRASES DE MILONGÜINO TANGOITIA
Recopiladas y traducidas directamente del Pingüinés por PingüinEIO

"Hay más cercanía entre una pareja bailando tangos y un pibe escuchando a Tchaikovsky, que entre cualquiera de ellos y una pareja bailando vals".
De "Textos del Arrabal"

"El tango es un océano. Y en sus diversas orillas, disfrutando de las mismas aguas, residimos los diferentes seres tangueros, sin tener clara consciencia de los demás. Desde nuestra respectiva orilla somos incapaces de poder apreciar las sutilezas y reflejos que las aguas del tango puede presentar en función de la luz que las iluminen."
De "Elegía al anochecer tanguístico".

"El tango es un 50% de sexo y un 50% de misticismo, que coinciden con momentos de visceralidad e intimismo respectivamente."
De "Fisiología del tango"


LA AUTENTICA HISTORIA DEL TANGO
Por Milésimo Irigoyenecheberri (Antropólogo e Historiador)

La presente comunicación tiene por objeto el desmantelar la vulgar creencia que existe acerca del nacimiento del Tango hacía el último cuarto del siglo del siglo XIX en los alrededores de Buenos Aires (Argentina).
Trataré de dejar patente a través de númerosos documentos fotográficos inéditos que la realidad es muy distinta de la versión "oficial" que por oscuros intereses nos han vendido hasta el momento.
Antes de dar paso a los descubrimientos realizados en mis estudios de campo quiero resaltar la escasa colaboración que he obtenido de las entidades politico-administrativas de las zonas geográficas en las que he tenido que desarrollas mi labor.
Así mismo quiero agradecer a la Hermandad del Saber Simbiótico las becas concedidas que han hecho (Esto lleva "H"??) posible este trabajo.

LOS INICIOS

Los inicios del tango se remontan a las épocas en que el ser casi-humano desarrolla sus primeras actividades artístico-religiosas.
En el documento fotográfico que acompaña estas lineas se puede observar claramente una primitiva representación de San Milongüino Tangoitia, aunque es claro que en aquellos tiempos no era denominado de esa manera. La representación que podemos observar, imperfecta todavía, deja entrever con más o menos claridad la existencia en aquella época de un instrumento musical similar al utilizado hoy en dia, por lo que la historia del señor Band queda en entredicho: se sabe con absoluta certeza que el instrumento en cuestión recibía en los albores de la humanidad el nombre de PINGUINEON, que es como deberíamos llamarlo a partir de ahora.
No se sabe con exactitud si en aquellas épocas la representación hacía alusión al caracter festivo del banquete iniciático a base de suculenta carne de ciervo a la Bolognesa o al caracter divino que adquiere la figura hoy en dia.
Resulta innegable, no obstante, el caracter "poderoso" que adquieren los tres personajes del ángulo superior izquierdo. Osadas teorias derivan de estas tres figuras la posterior "Santísima Trinidad". No es evidente pero se habla, hoy en dia de las tres divinidades (Gardel, Piazzolla, Goyeneche).


Podemos apreciar en este bello relieve de la cultura Helénica como la figura se ha transmitido manteniendo los mismos atributos.
La hipótesis de más solidez apunta a que el personaje de nuestro estudio adquiere aqui un caracter de "arengador" lo cual enlazaría directamente copn la actual figura del "compadrito". Efectivamente, podemos observar que de la misma forma que el fueye hoy en dia anima a los compadritos a resolver viejas pendencias y/o a levantar las minas mas cercanas, en los tiempos de los que data el grabado nuestro personaje tambien arenga a sus tropas a resolver conflictos vecinales y/o a conquistar, no minas, sino nuevas tierras. Se supone que en el relieve que podemos observar las tropas helenas se dirigen a resolver algúna incierta pendencia entre Piazzollae y Luis Rizziano (por confirmar). Algunos estudiosos afirman que bajo este bello friso existía otro que rezaba de la sigueinte manera "Adios muchachos, compañeros de mi vida, barra querida de aquellos tiempos" , palabras que se supone enunciaba el arengador a modo de despedida de las tropas. En recientes excavaciones se han podido obtener restos inequívocos de la existencia de una serie de locales que conformaban la denominada "corralopolis", llamandose "tangosofía" y "milongología" las actividades practicadas en los citados lugares. Se da por cierto que las danzas practicadas en dichos lugares se realizaban más por motivos lúdico/festivos (Como celebración de las victorias obtenidas) que como ritos iniciáticos y/o divinos. Un buen colega de estudios, cuyo nombre no quiero acordarme, relataba lo siguiente: "Esas danzas lúdicas se componían de un cincuenta por ciento de sexo y un cincuenta por ciento de misticismo, coincidiendo con alternativos periodos de visceralidad e intimismo respectivamente".

En el siguiente documento gráfico podemos apreciar un bello jeroglífico en el que no cabe duda de la importancia adquirida por nuestro objeto de estudio en la vida del antiguo egipto.

No es muy dificil traducir fielmente el contenido del jeroglífico que se nos muestra:
"Mira.... y admirate tu que paseas bajo la luz del sol. La semilla de la cebada está plantada, y en su nacer recibirá las oportunas muestras de alegría por parte de los habitantes de los cauces de las eternas aguas. Los pájaros que vuelan por los buenos aires, los aires buenos que inflaman nuestros espíritus seran concedidos nuevamente por los sacerdotes que portan el divino fueye. Mira y disfruta y baila nuevamente celebrando el renacer del espíritu de la cebada. No te quedes sentado y acude como buen ciudadano de las aguas sagradas a los festejos."
Ciertamente interesante el presente fragmento, ya que se indica claramente que la función de nuestro personaje en la cultura egipcia es de maestro de ceremonias, ceremonias que con el devenir de los tiempos se convertiían en los actuales conciertos y milongas que se celebran en las distintas partes del mundo.
Por otra parte, y si cabe más interesante: se indica que no es la ciudad de Buenos Aires la cuna del tango, sino, que al contrario, es una ciudad que nace al amparo de las exploraciones de los egipcios para localizar nuevas tierras donde sembrar cebada. El nombre actual de la ciudad deriva de las exclamaciones festivas de los ciudadanos egipcios al ver a los maestros de ceremonias con el pingüineón: "Buenos Aires!", "Buenos Aires!", gritaba la masa enfervorecida reclamando para el deleite del alma los aires expulsados por el instrumento en manos de los sacerdotes. Y es asi como el enclave Egipcio en las américas recibió su nombre en memoria de las buenas cosechas de cebada.


LA MADRE DE TODAS LAS DESGRACIAS
Por Sivilgüina (Milonguera y bella persona)

No podía ser de otra manera, llegó un momento en que sacerdotes y primeros ministros descubrieron que una religión "comme il faut" precisaba de una imagen femenina santificada. Las clases bajas seguirían con mayor credulidad la bondad representada en esa figura, entre maternal y putañera, por la cual valiera la pena perder la vida en un encuentro atravesado por un facón, un tiro, o simplemente por la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser.
Así fue como, claro el objetivo y elegido el icono, La Negra Pingüina, también inmortalizada entre los creyentes como Flor de Fango del Nilo, inició su ascensión imparable hasta los abismos donde sólo viven los cocodrilos sagrados. Esto que parece una gran contradicción ni es tal, ni pudieron concebirla de otra forma los sumos sacerdotes.
La Negra Pingüina haciendo su aparición ante un grupo de milongueros
Cuanto más hundida en las cloacas de los peringundines suburbiales, más cerca de los dioses se encontraba la Paica; en cada tropezón que la aproximaba un poco más al hundimiento definitivo, ella daba otro tanto de sí misma a cafishios, macrós, clientes miserables, asesinos a sueldo, grandes estafadores y también, ¡cómo no!, también a laburantes tanos, gaitas, turcos y polacos que engrosaban las huestes que construirían las inolvidables pirámides del Imperio tanguero: Armenonvil, Palais de Glace o Pigall; así como obras menores en la concepción de los autores de los códices santos: Parque Japonés, lo de Hansen y aún El Viejo Almacén o Caño 14. Como cualquier madona, esta aspirante a madame de burdel pulguiento marcó la impronta: desdentada, pellejuda, amargada y mugrienta, se asentó en mesas de cafés y almacenes a los que su condición mística convirtió en altares para su mayor gloria. Los más ortodoxos especialistas en arte religioso afinan exageradamente sus precisiones al afirmar que no "se asienta en las mesas" --como se indicaba más arriba-- "sino que se derrama en ellas, sobre los restos de absenta, caña quemada legui o vino a granel, y aún sus propios humores internos".
La Negra Pingüina apareciendo en la Avenida Corrientes un extraño dia de viento.
Es así cuando la figura alcanza su valor excelso, amada y repudiada al tiempo, golpeada y explotada, convertida en motivo de risa/llanto por aquellos que la ayudaron en su descomunal viaje a los cielos. Sus glosadores la reconocen bajo mil nombres... Estercita, Yvonne, María las del tapado marrón, Renée la del teléfono, la costurerita que dio el mal paso, la del tapado de armiño, rubia de nuyor y, por supuesto, Milonguita, Margot, percanta amuradora, o cualquiera de tantas otras identidades con la que la santa es invocada según quién le rece, la llore o la maldiga. Sin embargo, en su imagen más venerada y menos estudiada --en todo caso, más unánimemente aceptada tal como hasta nuestros días ha llegado-- por los eruditos, pasa a tener las bondades maternales fundamentales y, entonces, es adorada cual virgen coronada con el nombre de Doña Berta. Es en esta última representación, en la única que la santa tiene todas las bendiciones de sus creyentes a pesar de haber llegado a la vejez; cosa sorprendente porque parte fundamental del mito es que en cualquier otra corporiedad que se le ha dado a lo lardo de sus cien años de existencia, es que el paso a la ancianidad fuerza a la risa desdeñosa o al llanto sumado de repugnacia y, aún más, a recordarle en un tuteo cargado de asco que cuanto haya tenido de bueno en su vida queda definitivamente enterrado en el pasado. Berta Gardés será entonces una "triste mendiga harapienta", y tendrá "una percha en el escote", allí, bajo la nuez. Porque, a diferencia de otras religiones, en el tango, a la santa no se le piden milagros, su función última es servir de culpable de todas las desgracias.

IMAGENES DE LA REVOLUCION


Observese en esta bella instantanea a San Milongüino Tangoitia arengando a sus tropas, quienes heroicamente comienzan a iniciar la invasión del mundo proclamando el Tango y la Milonga.
Regresar a la página EL TANGO ERRANTE
1