ĦQué viva el Carnaval!

 

Ana Cristina Fernández

anacfernandez@hotmail.com

(Profesora PUC-SP)

 

Barranquilla, capital del departamento de Atlántico (situado en la costa caribeña de Colombia), es el escenario más cálido y rumboso que tienen los colombianos para festejar el Carnaval.

Son cuatro días de expresión intensa. Empieza un sábado y termina el martes siguiente. El sábado se realiza la Batalla de Flores, desfile en carrozas de las candidatas populares de los barrios barranquilleros, acompañadas de grupos de danzas y músicos. El domingo y el lunes son los días de la diversión callejera, La Gran Parada: los participantes -valiéndose de toda su creatividad- desfilan con disfraces representativos de El Mono, El Torito, El Rey Momo, Mandrake ("el de las tiras cómicas"), Cantiflas y otros, no menos populares, como La Muerte y El Hombre-Caimán ("mitad hombre, mitad reptil"). En el desfile a pie, los personajes (bañados por mucha maicena y confeti) avanzan a lo largo de varios kilómetros al son de la música. Es esta Parada que le permite a un comité evaluador de arte popular carnavalesco emitir su juicio para premiar, con dinero, a las distintas categorías de disfraces y danzas. El martes de Carnaval aparece la figura de José, más específicamente Joselito Carnaval, un muñeco vestido con frac. Por las calles de Barranquilla se ve, entonces, una mujer con crespones negros en el cabello, recitando al pie de un ataúd: "ĦAy José! ĦTe moriste Joselito!". Y así acaba el Carnaval...

Durante estos días de Carnaval también se puede disfrutar de las famosas verbenas, bailes realizados en las calles o avenidas, adornadas con banderolas multi-colores. Además no podría faltar el tradicional carro Picó, alegrando a la multitud al ritmo de los populares ritmos colombianos: vallenatos, cumbias, mapalés.

Salir por las calles de Barranquilla en pleno Carnaval es sentir la alegría de un pueblo amigo, un pueblo que en cada esquina disfruta de su música y que, desinteresadamente, te ofrece un trago de aguardiente en muestra de su amistad o que, simplemente, al verte te dice: "ĦQué viva el Carnaval!".

1