Embriophyta vel Plantae

Reino PLANTAS (Embriofitas)

División Riniofitas (fósil)
División Briofitas
                    Clase Antocerotópsidas
                    Clase Hepaticópsidas
                    Clase Briópsidas

División Pteridofitas
                    Clase Psilotópsidas
                    Clase Licópsidas o Licopodiópsidas
                    Clase Equisetópsidas o Esfenópsidas
                    Clase Filicópsidas o Polipodiópsidas

División Espermatofitas (Fanerógamas o Antofitas)
         Subdivisión Coniferofitinas
                    Clase Ginkgópsidas (=Ginkgoatas)
                    Clase Pinópsidas (=Pinatas)
                         Subclase Cordaítidas (fósil)
                         Subclase Pínidas o Coníferas
                         Subclase Táxidas
         Subdivisión Cicadofitinas
                     Clase Pteridospermas (fósil)
                     Clase Cicadópsidas (=Cicadatas)
                     Clase Benetitópsidas (=Benetitatas) (fósil)
                     Clase Gnetópsidas (=Gnetatas)
                           Subclase Efédridas
                           Subclase Gnétidas
                           Subclase Welwítschidas
         Subdivisión Angiospermofitinas o Magnoliofitinas
                    Clase Dicotiledóneas o Magnoliópsidas
                            Subclase Magnólidas
                            Subclase Ranuncúlidas
                            Subclase Cariofílidas
                            Subclase Hamamelídidas
                            Subclase Rósidas
                            Subclase Dilénidas
                            Subclase Lámidas
                            Subclase Astéridas o Sinandras
                       Clase Monocotiledóneas o Liliópsidas
                            Subclase Alismátidas o Helobias
                            Subclase Lílidas
                            Subclase Cingibéridas
                            Subclase Comelínidas
                            Subclase Arécidas o Espadicifloras



PLANTAS. Las plantas verdaderas, o embriofitos, son eucariotas adaptados a la vida terrestre, con un cutícula que reduce la evaporación (regulada a menudo por estomas). Sus células poseen cloroplastos, orgánulos con clorofila y otros pigmentos, responsables de la transformación de la energía lumínica del Sol en energía orgánica (materia viva). La reproduccíón sexual es muy importante. Presentan alternancia de generaciones más o menos evidente; a diferencia de los que sucede en hongos (predominio de la fase haploide) y animales (predominio diploide), las plantas muestran bien las dos fases: el gametófito (más desarrollado en briofitos) y el esporófito (dominante en el resto de plantas). Tanto los esporangios como los gametangios están protegidos por una cubierta de células estériles. Las plantas más primitivas realizan todavía la fecundación mediante espermatozoides móviles que nadan libremente en el agua, las otras se sirven del tubo polínico; esta característica sirvió a Engler para dividir a los embriofitos en dos grupos de organismos: los "asifonógamos" (briofitos y pteridofitos, equivalentes a las arquegoniadas de Wettstein) y los "sifonógamos" (equivalente a los antofitos de Wettstein). El zigoto, diploide, se desarrolla formando un embrión multicelular que es soportado y alimentado por la planta madre. El término de cormobiontes, que también se les aplica a las plantas verdaderas, hace referencia a la presencia de un cormo: cuerpo vegetativo con raíces, tallos y hojas, u órganos análogos (rizoides, cauloides y filoides); incluye a los briofitos, a veces considerados "protocormofitos" en oposición al resto llamados "traqueofitos". En los traqueofitos existen dos tipos de haces conductores: el xilema, transportador de savia bruta -agua y sales minerales- desde las raíces, y el floema, de savia elaborada -azúcares y otros nutrientes- desde las partes verdes fotosintéticas; por ello se les conoce también como plantas vasculares. Las formas que dieron origen a las briofitas son desconocidas, pero segúramente erán más primitivas que las riniofitas, antecesoras de las traqueofitas actuales; desde luego todas ellas descienden de un antepasado común de tipo clorofito. Por otra parte, hay que destacar que aunque los licopodios se clasifican dentro de las pteridofitas, pudieron tener un origen diferente (lo que justificaría situarlos en una nueva división: los licopodofitos).
1